Las “Odas al suicidio contemporáneo”

Se suponía que esta entrada sería sobre mis vacaciones y las mejores fotos. Al final se extendió el descanso más de lo deseado y tengo el trabajo editorial en los hombros pues como comenté anteriormente el 7/ (7) /2017 por fin será el lanzamiento de Letras del Cielo y del Infierno: Pandemónium. Pero no, hoy no toca escribir de nada de esto, debido a que en la última semana me ha tocado vivir de cerca el misterioso mundo del suicidio.

Antes que nada debo mencionar que, como ya muchos también saben, me considero un vástago del Romanticismo puro y duro, por lo tanto el suicida siempre lo he visto como un héroes incomprendido y rebelde que en su último desafío se lleva consigo el vaho enigmático e indescifrable de la vida, tal como pasó con Virginia Woolf, Alfonsina Storni, mi amado amigo y muchos tantos seres que admiro y persigo.

Pero claro una cosa es lo que creemos y lo que pensamos gracias a la literatura y otra muy distinta es vivirlo de cerca, casi en primera persona. Como sucedió en esta ocasión, el suicida no suele anunciar su acto, haciendo honor al refrán popular que dice quien mucho se despide, pocas ganas tiene de irse. Quedando ahora las miles de preguntas en el aire y abriendo la puerta a la especulación de las respuestas.

No obstante, también en estos días me he topado con la moda del suicidio. Ahora hay un macro de blogs suicidas, entradas incoherentes, supuesta filosofía negra y existencialista y una horda de particularidades que mejor no sigo repitiendo. Es aquí donde llega la sal a mi herida, pues te pienso y te pienso, tratando de dar con alguna respuesta y no creo que sea nada de lo que estos imbéciles escriben en las redes y los nuevos libros de best seller.

Nuestra cultura popular, nunca ha enterrado al Romantacismo, si tengo algún realista o naturalista entre mis lectores me refutará mi argumento, mas no entrare en disputas tribales. Esa médula romantisch sigue latente desde nuestro nacimiento y nos acompaña por el resto de nuestra existencia. El punto al que quiero llegar es, que desde hace algunos años, se ha comenzado a estudiar mal y a popularizar cualquier idiotez que venda y acapare la mentes autómatas del presente.

En este barco, temas como el bully y el suicidio entran en el top 10 list y tenemos esas éxitos que van desde casos de la vida real, reality shows, películas y como no la exitosa 13 reason why. Apelando a lo que no se entiende, y buscando llegar al llanto y la emoción, se mercadea un éxito social que moldea la visión de mundo de masas y el modo de percibir el devenir.

No quiero decir con esto que el suicidio deba ser un tema taboo, pero tampoco creo que vendiéndolo y haciendo mercadeo masivo lleguemos a entenderlo o explicarlo. Ahora están de moda los diarios suicidas, poniendo fechas, horas, comparaciones, analogías baratas o siendo tan clichés como escribo estas letras tomando mi café o fumando un cigarro, 3:23 a. m. no puedo dormir todo retumba… etc. etc. etc…

Casos como el de Michigan State University en el que el joven documentó todo su suicidio e incluso hizo como una especie de juego a lo películas de Saw, si bien pueden ser inquietantes y alarmantes, reflejan un sinnúmero de trastornos. Pasa igual con estas series y películas del boom momentáneo, que nos hacen llorar, erizar la piel e incluso identificarnos.

No creo que nada de esto haya sido el caso de mi amado amigo, a quien certeramente extrañaré hasta el día de mi partida. Pero una cosa si creo, con tanta oda al suicidio, tantas mentes perturbadas y tantos jóvenes con acceso a estos medios, bien podríamos estar entrando en una nueva era suicida. Sólo que ahora supongo que se podrán hacer eventos en Facebook, trasmitir en vivo el suicidio e incluso tener stories del día S en todas las redes sociales. Y ya dejaré de escribir porque sólo me apetece dormir.

 

En memoria de LA.

Historias de la playa VII

Soy una caja de raras e inusuales especias.
Lleno de asombro y sed.
No soy contagioso y nunca quiero serlo.
Estoy lleno de tesoros si tú ves suficientemente bien.
Estoy lleno de emociones si tú aprecias primero la inmensidad.

No soy más que sabores y visiones.
Nada más que una caja vacía de ilusión.
Se trata de metáforas y hacer creer.
Soy una caja y nada más.
Una caja llena de historia,
Pero mi nombre no está en los libros, ni en las leyendas, ni en las oraciones.
Mi nombre está en los que se esconden en mis sueños,
En los que duermen debajo de mis palmeras y respiran mi aire pálido.

Soy un grupo de tiburones hambrientos con un sólo objetivos en sus mentes.
Soy las sombras frías de la luna que se deslizan en la superficie.
Yo soy el desplome de las olas contra la costa.

Yo no soy más que el mar, y tú puedes nadar sobre mí.
Soy la sal que se esconde en la arena.
Yo soy el miedo que miente entre nuestras tierras.
Soy misterioso como el fondo,
Pero hermoso como el horizonte en la compañía de los atardeceres ardientes.

Soy la noche llena de estrellas que brillan.
Nunca olvidaré quiénes fuimos en ese momento.
Éramos la última brisa, los últimos paseos,
los pensamientos tardíos, el humo tardío, las conversaciones tardías.

Nunca olvidaré la niebla y la bruma.
Nunca olvidaré la inexplicable hierba húmeda.
Nunca olvidaré el sonido del silencio de las calles.
Las sinfonías de los árboles y los secretos que me susurraban.
¡Oh, todos eran muy amables! ¿sabes?

Yo soy la nada, pero también el todo.
Yo soy el ruido, el silencio, los vivos, los muertos.
He probado el odio.
He dormido con mentiras y he despertado con la verdad en mi cara.
He hablado con la belleza, pero siempre he preferido la monstruosidad.
He vivido en la realidad, pero siempre me escapo a la fantasía.

Yo soy la luna, yo soy el sol.
Yo soy la tierra que caminas.
Yo soy el susurro del viento.
El amante de esas misteriosas luces.
Estoy suspendido,
Soy exclamación.
Soy interrogación.
Soy todo eso y un poco más.

friENDship

Una canción de Dorian dice:

abrí una puerta que se cerró tras de mí y no me duelen los amigos que perdí.

En los últimos años he comprobado la veracidad tras la aseveración. En el pasado recordaba con júbilo las fechas de cumpleaños de amigos y conocidos, sentía un ansia desenfrenada por felicitarlos a la media noche, enviarle alguna foto o mensaje que les mostrara que los tenía presente en mi día a día.

Escribir un mensaje de texto o simplemente compartir alguna canción o foto me llenaba de energía y ganas de vivir los momentos con un éxtasis y efervescencia que eran infalibles. Incluso decidir que era un chico Marvel y no DC resultaba más apasionante con las opiniones de mis amigos.

Me tomé la amistad como algo verdaderamente serio y veintiocho años después, y con creces, aprendí que es algo mágico y como sucede con la magia si no se cultiva desaparece. Me siento bien conmigo mismo y con la decisión de sepultar fantasmas del pasado, pero a veces pienso en ese ser de luz y amor que un día fui y me invade la nostalgia.

Es irónico que sienta felicidad y el tiempo me demuestre fortaleza y sosiego en mi devenir, mientras la vida y el porvenir se encargaron de matar la ilusión y la inocencia. Supongo que de esto se trata crecer o lo que algunos prefieren llamar madurar.

#20deEnero

9 ok

En algún libro o lugar del cual no recuerdo el nombre, leí que el hombre es un ser de costumbres y repeticiones. El 20 de enero es un estribillo de mi vida y una fecha que siempre recuerdo con especial emoción y añoranza. Es el día de San Sebastián para los católicos, mi santo, del que soy devoto incluso cuando en más de una ocasión me he cuestionado la existencia de Dios. Por otro lado soy de los que nunca olvida esa mirada buscando mi cara, la madrugada del 20 de enero saliendo del tren…

2014-09-28 22.34.33

La nota equivocada

¿Acaso sólo yo me daba cuenta de que en octubre llegaría lo peor?

scary-dark-forest-desktop     Me gustaría poder escribir por aquí algo bonito, pero en estos momentos no siento nada. Sólo un vacío con intenciones que no se encuentran. ¿Sueño y fe? ¿luz y suerte? Es como estar gritando sin voz, como dar un abrazo vacuo o esperar la redención en una danza pagana. Pareciera que los signos de exclamación abandonaron mi vida y no puedo escribir un suceso importante con interrogativas. Me hundo más y más en la oscuridad, incluso lo huelo en mi aliento.

And if the storm
Howls through our land
I’ll be your shelter
I’ll be your shelter
If you’ll be my light
If you’ll be my light

And if the world
Should fall to winter
I’ll be your warmth
I’ll be your warmth
If you’ll be my light
If you’ll be my light

And if the skies
Should cloud to darkness
I’ll be your sun
I’ll be your sun
If you’ll be my light
If you’ll be my light

Halsey – Colors

Creo que a todos nos pasa, hay ocasiones en las que sin buscarlo hacemos una magna colisión con una canción y por algún motivo sobrenatural no podemos desligarnos de ella. Empieza entonces ese ciclo vicioso de escucharla y escucharla y escucharla en modo “repetición” sin cansarnos, sin desgastarnos y lastimándonos un poco. Aquí mi acaecimiento más reciente:

Your little brother never tells you but he loves you so
You said your mother only smiled on her TV show
You’re only happy when your sorry head is filled with dope
I hope you make it to the day you’re 28 years old

You’re dripping like a saturated sunrise
You’re spilling like an overflowing sink
You’re ripped at every edge but you’re a masterpiece
And now I’m tearing through the pages and the ink

Everything is blue
His pills, his hands, his jeans
And now I’m covered in the colors
Pull apart at the seams
And it’s blue
And it’s blue

Everything is grey
His hair, his smoke, his dreams
And now he’s so devoid of color
He don’t know what it means
And he’s blue
And he’s blue

You were a vision in the morning when the light came through
I know I’ve only felt religion when I’ve lied with you
You said you’ll never be forgiven till your boys are too
And I’m still waking every morning but it’s not with you

You’re dripping like a saturated sunrise
You’re spilling like an overflowing sink
You’re ripped at every edge but you’re a masterpiece
And now I’m tearing through the pages and the ink

Everything is blue
His pills, his hands, his jeans
And now I’m covered in the colors
Pull apart at the seams
And it’s blue
And it’s blue

Everything is grey
His hair, his smoke, his dreams
And now he’s so devoid of color
He don’t know what it means
And he’s blue
And he’s blue

You were red, and you liked me because I was blue
But you touched me, and suddenly I was a lilac sky
Then you decided purple just wasn’t for you

Everything is blue
His pills, his hands, his jeans
And now I’m covered in the colors
Pull apart at the seams
And it’s blue
And it’s blue

Everything is grey
His hair, his smoke, his dreams
And now he’s so devoid of color
He don’t know what it means
And he’s blue
And he’s blue

Everything is blue
Everything is blue
Everything is blue
Everything is blue

Colores sonoros escuchan mis ojos

Hoy he revivido un episodio con un amigo, así que os vuelvo a compartir esta entrada.

Mazorca triste con pelo largo de otra cosecha

»Después de comer alcachofas el agua tiene sabor a azul.«

A diferencia de muchos, en lo personal, guardo perfectamente eventos y sucesos de mi niñez e infancia. Mi lengua vernácula fue el español, al estilo castellano utilizando el vosotros que desapareció del español de América. Por otro lado mi padre para preservar sus costumbres y convertirme en alguien orgulloso de mis raíces me inculcó el català. Desarrollé mejor el español pues fue el idioma que escuché con más frecuencia. Cuando llegué al jardín de niños comenzó la introducción del inglés como segundo idioma. En mi caso el tercero.

Sinestesia, mis primeros años Sinestesia, mis primeros años

Me pude barajar básicamente bien entre blue, rojo, taronja. Para mí hablar español era hablar rojo. Pensar en catalán era pensar en naranja y escribir en inglés pues sencillamente; escribir en azul. Desde niño fui un estudiante bastante acorde y sobre la media por lo que no hablé…

Ver la entrada original 1.321 palabras más

Al Conde de Torralba

 

27 – mayo – 2015

 

Caro Conde:

large2

Era imposible que pasaras sin ser notado, tu altura, tus cabellos rubios como la cerveza y esos ojos celestes no pueden pasar desapercibidos. No recuerdo un día en el que fueras mal vestido, aunque mi mente te prefería desvestido. La obsesión creció cuando visitaba la biblioteca y allí estabas día tras día devorando un libro diferente. A quien pretendo engañar, me enamoré.

El tiempo nos acercó y resultó que bajo la fachada de hombre solitario y serio se hallaba un alma divertida, elocuente y encantadora. Mis desgracias nos unieron y gracias a ellas conocí esa parte de ti que a los demás escondes, tus malos hábitos, tus gustos canallas y ese tatuaje que quizás ni tu madre conoce.

Cada centímetro de ti me encantó. Te había glorificado, al final comprendí tu parte humana y más me atrapé en ti. Entendí que la soledad y la frustración crearon la coraza que te encierra. Mi misión ahora es que sonrías, pero no sólo conmigo, que sonrías con el mundo y para el mundo, a fin que yo nunca te gustaré como tú me gustas a mí.

 

Lo siento,

 

A


Fin de la Trilogía