Reflexiones en tiempos de Pascua

La idea de retomar el blog con periodicidad está latente. No obstante, tengo muchos asuntos que poner en orden y matizar. Hace un par de días finalicé mi curso de Escritura Creativa y Comparada y como os había informado por aquí, ya sólo con algunas cuestiones editoriales, el próximo 7/7/2017 mi opera prima por fin verá la luz.

Soy la típica persona que hace listas y programa los días, incluso con una semana de antelación, y acabo no cumpliendo ni siquiera con la hora de levantarme. En estos dos años, desde mi regreso al Caribe, me siento la mayor parte del tiempo estancando en un círculo vicioso del cual la sociedad, la familia y los amigos inmediatos me impiden escapar.

Me crié en el seno de una familia fanática con la religión, por lo que la Semana Santa no sólo significa torrijas. El año pasado me aventuré por el centro de la isla y siendo casi un hiker amateur la muerte me rondó y lancé una promesa a San Sebastián que no podía ignorar.

File 4-18-17, 12 00 06 AMPor estas tierras hay más de cincuenta vírgenes y cientos de ermitas donde se camina y se hacen peregrinajes en la llamada Semana Mayor, incluso la de mi pueblo es la más famosa en la isla. Sin embargo, llamó mi atención una tradición en el Viejo San Juan.

La misma consta en visitar las siete iglesias ubicadas alrededor de la isleta de San Juan y entonar un cántico o una oración en cada una de las sedes. Así fue que decidí cumplir mis deudas, como los Lannisters, y sacar a pasear al historiador del arte que también me habita y ha estado entumecido en los últimos meses.

File 4-18-17, 12 00 18 AM

Amanecer borincano

El Sábado de Gloria y el Domingo de Resurrección me fui al mar, porque como dicen por ahí en el mar la vida es más sabrosa y el agua es una barrera natural contra conjuros, maleficios y algunos demonios.

Ya casi se va abril y sigo con ese desánimo, esa ilusión de fracaso, ese dolor de cabeza de tanto pensar en las veintemil cosas, esa atención esperada que cuando llega ya no quieres, ese pequeño detalle que no inspiras, que otro lo llena, que me quita el aire, que me da la punzada en el corazón.

Y aquí voy nuevamente, hecho mierda, hecho lágrimas, llorando existencias, queriendo dormir para siempre, deseando que otra persona exista por mí, prefiriendo estar en coma por unos días, usando el gerundio, deseando control, paz, perfección. o por lo menos algo mejor.

Pero también un poco mejor que ayer.

File 4-17-17, 11 59 54 PM

Echándole ganas a las Letras del Cielo y del Infierno

File 4-18-17, 12 00 31 AM

Mar Caribe