Cuadrado, círculo, cuadrado, círculo, círculo, cuadrado

Kazimir Malévich, Composición Suprematista: Avión en Vuelo. 1915.

Kazimir Malévich, Composición Suprematista: Avión en Vuelo. 1915.

La otra corriente artística que surgió en la Rusia Bolchevique fue el Suprematismo, este movimiento artístico se desarrolló entre 1915 y 1916. Muchos de los artistas que formaron parte del Constructivismo emigraron o “evolucionaron” al Suprematismo. Sin embargo, es un error común clasificar al Suprematismo como una expansión, alargación o una rama dentro del constructivismo. Ambos estilos nacieron paralelos en Rusia y aunque recibieron una retroalimentación, yo diría que suprematismo y constructivismo son más independientes él uno del otro que movimientos como el expresionismo y el die brücke en la Alemania del norte.

Kazimir Malévich, Círculo Negro.

Kazimir Malévich, Círculo Negro.

El Suprematismo se enfocó en las figuras geométricas con especial atención al círculo y el cuadrado. El padre de este movimiento o la gran mente, como lo llaman algunos, fue Kazimir Malévich. Las ideas de Malévich se alejan por completo de la funcionalidad y labor social que pregonaba el constructivismo, pues basándose en las figuras geométricas y el arte abstracto, proponía representar y plasmar lo más puro del arte.

El objetivo de Malévich, y dónde está la génesis del nombre del movimiento, era darle supremacía a la nada para así llegar a la representación del universo sin objetos. Los suprematistas rechazaron el arte tradicional y no les interesó seguir los estilos y modelos que se venían copiando en el mundo artístico desde antaño.

Suprematism.

Suprematism.

El suprematismo, al igual que el fauvismo, fue de las pocas vanguardias del siglo XX que no difundió mensajes sociales y no se comprometió con ninguna causa o sector social. Muchos críticos juzgan y clasifican algunas obras de Aleksandr Ródchenko como suprematistas. En adición a Kazimir Malévich otros artistas destacados del suprematismo fueron Liubov Papova, El Lissitzky y Naum Gabo.

El cubismo trabajó con las facetas y perspectivas de las figuras geométricas, pero fue el suprematismo el movimiento que se encargó se la representación tridimensional de la geometría. Las técnicas artísticas en ocasiones se mezclaron con tradiciones del folclore ruso como situar las obras en la unión de dos paredes, espacio tradicionalmente designado para los íconos religiosos.

El Lissitzky, URSS in costruzione.

El Lissitzky, URSS in costruzione.

El Lissitzky trabajó con materiales no tradicionales intentando sacar el arte de las dos dimensiones y creó el término proun; concepto que usó para las obras que combinaban elementos de la pintura, la arquitectura y el diseño gráfico. Lissitzky destacó también en la técnica del collage y los carteles, siendo un artista destacado en la futura Segunda Guerra Mundial.

Naum Gabo, Cabeza de Mujer.

Naum Gabo, Cabeza de Mujer.

Naum Gabo, considerado por la crítica como  la antítesis de Vladimir Tatlín, a nivel teórico se opuso a las ideas del espacio que proclamó el constructivismo y escribió un manifiesto en contra de Tatlín. El argumento de Gabo indicó que el enfoque de los artistas debía ser en lo real, algo que trascendía más allá de la Faktura. Gabo se concentró más en las fórmulas matemáticas. En sus teorías hay confusión de términos, en ocasiones compartió puntos que le criticó a Tatlín.

Es importante señalar que las construcciones suprematistas debían ser hacia afuera, dándole al artista libertad de representación. Para los constructivistas las construcciones eran hacia dentro, condicionadas a la sociedad y la funcionalidad.

Kazimir Malévich, Composición Suprematista, 1915

Kazimir Malévich, Composición Suprematista, 1915

Ambos movimientos, aunque diferentes e incluso antagónicos, prepararon e hicieron caminar, no solo a la Rusia Bolchevique, sino también a toda la Unión Soviética en su inicio. Mientras el constructivismo preparó tecnológica e industrialmente a Rusia, el suprematismo lo hizo cultural y artísticamente. No olvidemos que algunas de las raíces de la futura abstracción y el xxpresionismo abstracto están presentes en el suprematismo.

La Construcción del Mundo

Aleksandr Rodchenko, Lila Brick poster.

Aleksandr Rodchenko, Lila Brick poster.

Luego de la Revolución de Octubre de 1914, en la Rusia bolchevique surgieron dos tendencias artísticas de forma paralela. En la entrada de hoy me concentro en la construcción del mundo ruso o como en la historia del arte llamamos al movimiento artístico: el Constructivismo ruso.

La Rusia de las vanguardias fue el producto de climas de guerra desde antes de 1917. La Revolución Bolchevique o Revolución de Octubre derrocó al gobierno provisional e instaló un gobierno bolchevique que anexó una inmensa cantidad de territorios formando así la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

El objetivo de la revolución fue mostrar el poder de las masas al mundo. El gobierno central ruso comenzó a utilizar el arte, y sobre todo la arquitectura, como herramienta educativa. Cabe señalar, que antes de la formación de la URSS el gobierno bolchevique y los comunistas hacían uso del llamado Agit-prop; arte como propaganda de agitación. Tampoco debemos pasar por alto que el urbanismo y la Revolución Industrial, llegaron tarde a Rusia que se mantuvo aislada de todo el mundo.

Los avances tecnológicos moldearon en la Rusia bolchevique la concepción del arte al servicio de la política. El constructivismo ruso, por tanto, rechazó todo lo tradicional. Los cuadros y las esculturas eran vistos como una conexión con la burguesía a la que ellos intentaban aplastar.

Vladimir Tatlin – Monumento a la tercera internacional – 1919.

Vladimir Tatlin – Monumento a la tercera internacional – 1919.

En la maqueta del Monumento a la tercera internacional, se hacía homenaje al progreso logrado gracias a la unión de la ciencia, la tecnología, la industria y el arte. Podríamos decir que aunque se aisló al arte de sus “funciones” y cánones tradicionales, en compensación se le integró al mundo primario dándole un valor funcional y vital en igualdad de condiciones con doctrinas, a veces antagónicas, como la ciencia.

En el constructivismo ruso algunos de los aspectos más importantes eran el espacio y el tiempo, que condicionaban al arte haciéndolo productivo, masivo y funcional. Más que artistas estas personas fueron teóricos en la creación de las posibilidades. Fue en Rusia donde la escultura moderna se fundió por fin con los profundos cambios sociales y políticos operados por la Revolución de Octubre dando como resultado la elaboración de grandes y ambiciosos proyectos.

Ninguno de los portavoces y miembros del constructivismo poseía formación escultórica. Los constructivistas crearon arquitecturas más radicales que cualquier otra tendencia de la época. Hacían una referencia especial a reorganizar el sentido visual en función del tacto. En mi opinión, diría que a pesar de romper con los cánones renacentistas, barrocos y neoclásicos hay una raíz medievalista en el constructivismo, vale recordar que el arte Medieval surgió como uno de comunidad, donde desaparecían los protagonistas y se aprovechaba y adaptaba las creaciones al espacio trabajado.

Georgia

Georgia

Los teóricos constructivistas más influyentes se oponían al idealismo, ya que todo se ponía a disposición de la creación de objetos útiles para la sociedad y la industria. A diferencia de movimientos como el Die Brücke, el constructivismo tenía una visión más optimista del hombre.

Cuando hablamos del arte no debemos pasar por alto el concepto Faktura: parte material y visible de la obra. El aspecto físico material, lo táctil del mismo y los distintos tipos de materiales son los cimientos de la vida cotidiana del Constructivismo.

En el ámbito de la propaganda y agitación destacó la figura de Aleksandr Ródchenko, un teórico que escribió un ensayo sobre la línea y que declaró que el color y la pincelada habían muerto. Ródchenko criticó a los artistas que se desplazaron hacia la otra tendencia artística; el Suprematismo y que alegaban que el arte era una manera de plasmar los sentimientos puros.

rodchenko3_122341sA manera de conclusión recalco que el arte del Constuctivismo tenía que ser algo pragmático. Los artistas como constructores pasaron de la bidimensionalidad a la tridimencionalidad. La Revolución Bolchevique y la Rusia Comunista, más allá de las demonizaciones y críticas que recibimos en Occidente, significó el cambio y la evolución de Rusia. En mis palabras diría que fue también la que preparó a Rusia para competir con las potencias europeas del momento.

No es menos importante el rol social que este movimiento significó, empleando a miles de artistas en su momento. Los artistas se convirtieron en agentes de cambio social,  que no se podían quedar ajenos a las transformaciones sociales. En Rusia, aunque no sea así hoy día, se construyó el espacio con posibilidades de mejoramiento social. Generalmente, recibimos la crítica de que los artistas dejaron sus verdaderas vocaciones o talentos, por hacer infraestructura y labor comunitaria. Sin embargo, y como siempre ando diciendo, no debemos juzgar el pasado con los criterios del presente.

Si os interesa el tema del Constructivismo ruso os recomiendo la película Man with a Movie Camera, la misma muestra las dos vertientes del Constructivismo: la social-política y la estética-cultural. No es una película de cine tradicional por lo que va en contra de la burguesía y las clases sociales. Juega con el tiempo y el espacio, dándole a la cámara la cualidad de ojo humano y mostrándonos la enajenación de la Unión Soviética hacia el mundo.

Catalina La Grande

Virgilius Eriksen, Catalina II La Grande, Emperatriz de Rusia.

Virgilius Eriksen, Catalina II La Grande, Emperatriz de Rusia.

El 9 de julio de 1762 se coronó a Sophie Friederike Auguste von Anhalt-Zerbst como Catalina II, Emperatriz y Autócrata de todas las Rusias, Princesa de Anhalt-Zerbst, Duquesa de Curlandia y Semigalia. Catalina fue una noble menor que incluso tenía sangre aristócrata sueca. Como dictaban las normas de su época y su región, la mayor parte de su educación fue impartida por instructores franceses, factor significativo para la evolución y el reinado de Catalina.

El matrimonio de Catalina con el  Duque Pedro de Rusia, se dio como un acuerdo diplomático para solidificar las relaciones de Prusia y Rusia, mientras se debilitaban las pretensiones de Austria sobre la corona rusa. Muchos se especula sobre el papel de la madre de Catalina; Juana Isabel, para que su hija ocupara el trono ruso. Más allá de las grandiosas historias, eventos que llaman mi atención fueron por ejemplo que Catalina se obsesionó por aprender ruso y repasaba sus lecciones todas las noches descalza por las calles rusas. Otras versiones cuentan que las enseñanzas del idioma eran de sol a sol. Lo cierto es que en las palabras de sus memorias Catalina escribió que una vez llegó a Rusia formó su mente para hacer todo lo necesario que la calificara para llevar la corona.

Chaterine Zeta Jones as Catherine the Great

Chaterine Zeta Jones as Catherine the Great

Sofía Federica Augusta era luterana de nacimiento y se crío en un ambiente devoto al luteranismo. Para acceder a las nupcias con el Duque Pedro, Sofía se unió al catolicismo ortodoxo y fue bautizada con el nombre de Catalina. El matrimonio estuvo destinado al fracaso, se entiende que nunca fue consumado en los primeros años y tras doce años el duque tomó una amante y al menos tres hombres de la alta nobleza y política rusa circulan entre las listas de los amantes de Catalina.

La muerte de la Emperatriz Isabel ascendió al duque a zar de Rusia y convirtió a Catalina en emperatriz. Malas decisiones, la enemistad con la iglesia e intervenciones en ducados prusianos y el reino de Dinamarca, le ganaron la enemistad de la mayoría del pueblo y la nobleza. Luego de retirarse por unos días y dejar a Catalina sola en San Petersburgo, Griogori Orlov; amante de la emperatriz, dirigió la Guardia Imperial Rusa con el fin de un golpe de estado que proclamó a Catalina como la gobernante de Rusia. El conflicto concluyo sin derramamiento de sangre, el zar acepto los términos de la revuelta a cambio de una finca tranquila, su viejo violín y suministros vitalicios de tabaco y vino de Borgoña.

Torelli, Catherine II.

Torelli, Catherine II.

Seis meses después de los eventos antes mencionados, Pedro fue asesinado por Alekséi Orlov, hermano del amante de Catalina. La mayoría de los historiadores soviéticos entienden y acusan a Catalina de fraguar el asesinato. También se cree que conspiró para los asesinatos de posibles aspirantes al trono como Ivan VI y la princesa Tarakánova. Curiosamente al igual que Catalina I, ambas consolidaron su título y poderío tras la muerte de sus esposos los zares llamados Pedro (Pedro I, Pedro III).

El manifiesto de ascensión al trono de Catalina estipula la “elección unánime” de toda la nación rusa. Aunque tanto en teoría como en la práctica se sabía que era una mentira, la nobleza vio en ella un problema menor al que no se enfrentarían ya que había un heredero; Pablo el hijo de Catalina y Pedro III. Se contemplaron nuevos golpes de estado para destituir a Catalina y dar el poder a Pablo, pero nunca fueron ejecutados y Catalina II reinó por 34 años hasta el momento de su muerte.

Su política interior y exterior se caracterizó por el intentó de una europeización del país.Catalina leía mucho y se mantenía al día con los eventos que ocurrían en Rusia y toda Europa. Hay evidencia de correspondencia con grandes personajes históricos y literarios como Voltaire y Diderot. En su política interna fracasó en su intento de crear códigos similares a las ideas de Montesquieu. La crisis de la vida rural rusa también se sumaron a los fracasos del gobierno de Catalina.

Imperio Ruso bajo Catalina II

Imperio Ruso bajo Catalina II

La geopolítica de Catalina II se centró en la expansión territorial siendo Polonia y Turquía las grandes víctimas. Históricamente se señala a Catalina como una mujer inteligente, culta, sagaz, muy hábil, apasionada y con una vida privada peculiar. La educación afrancesada que recibió Catalina la convirtieron, sin lugar a discusión, en una regente y gobernante ilustrada o bien para no herir a algunos, es un ejemplo del despotismo ilustrado.

Rokotov Fyodor, Portrait of Catherine II

Rokotov Fyodor, Portrait of Catherine II

El reinado de Catalina II, a mi interpretación, sufrió una dicotomía y dualidad que afectó a muchos otros monarcas. De un lado es cierto que la situación de la servidumbre nunca mejoró, el pavor de la Revolución Francesa la llevó a tomar medidas radicales como el envío a Siberia de todos los acusados de revolucionarios. Tampoco es menos cierto, que como muchos desconocen, el antisemitismo estuvo en una de sus formas más crudas en la Rusia de Catalina II. Sin embargo, fue gracias a Catalina II que Rusia se convirtió en un país capaz de competir con sus vecinos europeos en las esferas militar, política y diplomática. También, e irónicamente gracias a ella, en Polonia se fueron cuajando las bases y los cimientos para el futuro nacionalismo polaco y las servidumbres de Ucrania y Bielorrusia fueron desapareciendo y abriendo nuevas clases sociales y ciudadanos.

Billete de 100 rublos con la efigie de Catalina II.

Billete de 100 rublos con la efigie de Catalina II.

El mecenazgo de Catalina dio la mayor evolución de las artes en Rusia, por encima de cualquier monarca ruso anterior o posterior a ella. Afiliada a los ideales de la Ilustración, se llamó a sí misma como “una filósofa en el trono”. Mostró preocupación por su imagen en el extranjero, y persiguió que fuese considerada en Europa como una monarca ilustrada y civilizada, a pesar de que en Rusia desempeñaba a menudo el papel de tirano. Proclamó públicamente su amor por los ideales de la libertad y la igualdad, pero ató al siervo a su tierra y a su señor más que cualquier otro zar o emperatriz.

Catherine the Great

Catherine the Great

La obsesión de Catalina por no dejar a Rusia atrás y competir contra Europa, la llevó a adquirir gran cantidad de obras y abrió colecciones privadas sobre el arte recopilado. Catalina también auspició a muchos artistas y programas que fomentaron el arte. Creó instituciones artísticas y ella de su puño y letra hizo comedias, obras de teatro y algunos poemas. Cuando el gobierno francés amenazó con frenar el proyecto de la Enciclopedia, Catalina se ofreció como auspiciadora y le habló de asilo a Diderot para que continuara con el proyecto. Por un lado alentaba las nuevas ideas de la Ilustración, pero no podemos olvidar que censuró a Aleksandr Radishchev cuando publicó su obra Viaje de San Petersburgo a Moscú.

No discutiré ni debatiré sobre la bondad o la maldad de Catalina, cada quien estudia los hechos y sobre la base de su criterio llega a una conclusión. Yo solo diré que Catalina II de Rusia, llamada Catalina la Grande, fue una reina para la historia a la que resulta interesante, cautivadora al estudio.