Gone Girl (2014)

Fincher-Gone-Girl-posterAquí vamos, hoy decidí que los estudios pueden esperar y con los premios Óscar a la vuelta de la esquina me puse a ver Gone Girl, que estaba en mi lista de pendientes, para dar mi opinión sobre si Rosamund Pike merece el codiciado galardón. Más allá de algunos comentarios de una colega, no leí mucho, ni siquiera sinopsis, para no ir condicionado a la hora de ver la película. Como dato general comento que esperaba un film de suspenso tipo thriller en el cual me cubriría los ojos con las manos evitando ver escenas de contenido explícito y fuerte.

De primeras ver que la película dura dos horas y poco más quita un poco los ánimos, pues para mí dos o tres horas son un rito único para El Señor de los Anillos. No obstante, la trama fluye de manera amena y la noción del tiempo no es un factor a tener en cuenta mientras ves la película. El comienzo es pintoresco, de un lado vemos una historia de amor color de rosa sumada a toques contemporáneos con sátiras y un poco de humor negro hacia la cultura hipster y engolada. Por otra parte, algunas de las pistas para resolver el supuesto crimen son presentadas en escena desde los primeros minutos.

girlUna vez comienza la acción, entiéndase la supuesta desaparición, la película a mi criterio hace una crítica a nuestra sociedad contemporánea y morbosa. Los adelantos tecnológicos, los avances en los medios de comunicación y redes sociales han sido de vital ayuda en nuestro desarrollo y crecimiento, eso no lo discuto. Sin embargo, se nos muestra como la morbosidad se ha apoderado de nosotros en casos como crímenes, desapariciones, enfermedades y demás. La familia de Amy hizo un evento público por la desaparición de su hija, incluyendo página web, número telefónico, pines y camisetas, es un retrato puro y duro de las redes sociales de hoy día donde se publican suicidios, se da like al dolor ajeno y se comparten fotos de niños con tumores, personas sin extremidades y otras imágenes que ni hacen donaciones a la causa ni sensibilizan a las personas.

gone-girlSin hacer la entrada muy larga, comparto las opiniones que dicen que una vez sabemos la verdad tras los sucesos la película pierde un poco de intensidad. Aun así no comparto los juicios que debaten la irrealidad de los sucesos. Aquí veo y señalo la doble moral que indirectamente cobija a esta sociedad patriarcal y machista. Estamos acostumbrados a películas de asesinos en serie, psicópatas y criminales que son irreales en argumento y desarrollo, pero al ser hombres los aplaudimos y hasta nos identificamos con ellos, con una mujer cuesta reconocer que puede ser mejor calculadora y más perversa que un hombre. Es un caso similar al de los superhéroes.

Finalmente, y siguiendo la línea argumentativa de la irrealidad y la figura femenina, veo una crítica directa que hace la película y es imperante mencionar. Los sucesos, aunque en una magnitud menor, sí pueden ocurrir, pero lograr y mantener el fin de los mismos, es algo que no depende de la mente o el sexo del sujeto, sino más bien del estatus social y el nivel de riqueza que tenga el gestor. Una ama de casa de clase media seguramente no podría lograrlo, ese no es el caso de Amy. En esa misma trayectoria, les recuerdo que la película es estadounidense, país en el cual casi condenan a muerte a un hombre afroamericano, sólo porque una mujer rica y rubia lo acusó de robarle el coche con sus tres hijos dentro. Una semana antes de la condena la mujer confesó que en un ataque de locura aventó el coche con sus tres hijos a un lago.

Situaciones como las de la película, a mi criterio, si pueden existir. Grandes mentes pueden inventar un teléfono inteligente, crear aparatos y también planificar un crimen. En general veo muy bien las críticas sociales de la película, esos amores enfermizos y obsesivos nos controlan a todos en algún momento y bueno en un microsegundo del final apreciamos los pechos de Rosamund Pike y la polla de Ben Affleck, eso en definitiva es un plus. La actuación de Rosamund, así como el personaje de Amy, sí me parecen dignos de un Óscar.

Califico esta película con un 9/10.

Dallas Buyers Club (2013)

Dallas Buyers Club Poster

Dallas Buyers Club Poster

Titulada en algunos países hispanos como El club de los desahuciados, esta película biográfica presenta la vida del vaquero, drogadicto y homófobo Ron Woodroof. Para el 1992 Ron fue protagonista de extensos reportajes y demandas por usar y vender fármacos y tratamientos contra el VIH que proporcionaron una mejor calidad de vida, e incluso un lapso de vida mayor a los diagnósticos de los doctores, pero que no estaban autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA  por sus siglas en inglés.

La película da inicio con el diagnóstico de SIDA a Ron Woodroof y la noticia de que vivirá unos aproximados 30 días. Es visible la reacción clásica  de los años ochenta ante estas nuevas; acusar a los doctores de mentirosos y decir que los resultados han sido confundido con los de otra persona.

También se presenta una tendencia que sobrevive hasta nuestros días; el VIH y su evolución al SIDA son enfermedades exclusivas de los homosexuales. Aun cuando un heterosexual es contagiado su círculo de amistades lo tratan de raro y maricón. El machismo no sólo es apreciable en esa conducta, sino también en situaciones como el desprecio a la figura femenina de la Dra. Eve, según se creía la mujer era inferior e incapaz de llegar a ser una doctora.

Sin embargo, más allá de las críticas sociales a la homofobia y el machismo, lo realmente impactante es ver como se trafica con la salud tal y como se hace con las drogas ilícitas. No es algo revelador, puesto que muchas personas se mantienen al día con lecturas y noticias internacionales que van más allá de los diarios nacionales de sus países. Dallas Buyers Club, presenta a los humanos utilizados como conejillos de india, en la mayoría de los casos violando todos los derechos humanos. También muestra la lucha que enfrentan muchos de los doctores y estudiantes de medicina entre hacer lo correcto o dejarse seducir e intimidar por el poder y el dinero.

El punto impactante de la película llega al enseñar como otros tratamientos y fármacos son más efectivos contra enfermedades y el gobierno por no destruir grandes empresas y corporaciones simplemente se hace de la vista larga, omite información e incluso continúa con proyectos nocivos para los ciudadanos. El negocio de la salud no es noticia, sabemos que muchos alimentos y suplementos son efectivos para trabajar enfermedades como el cáncer, pero se quedan en “remedios caseros” o “ayudas de curanderos” ya que al gobierno no le conviene acabar con empresas dedicadas a supuestas búsquedas de una cura.

Cuba, Canadá y Rusia han mostrado grandes adelantos en la lucha contra el cáncer y el VIH, mientras grandes gobiernos como el estadounidense clasifica la información como secreto de estado o le cierran los caminos a naciones enemigas para impedirle elaborar y concluir los proyectos. Nos encontramos en un ciclo de corporaciones y fundaciones buscando una cura que no consiguen y rechazando la ayuda del vecino por prejuicios y asuntos económicos. Mientras este ciclo continúa con su repetición a diario varias personas fallecen por causa de “enfermedades terminales,”  logrando sólo el lucro de un sector y el sufrimiento de miles.

Califico esta película con un 10/10.