Temiscira: la isla que se repite

Themyscira1111Themyscira, en español Temiscira, fue una antigua ciudad griega de la cual no se han encontrado ruinas, pero la mayoría de las teorías indican que fue una ciudad suroriental al Mar Negro en el territorio de Anatolia, correspondiente a la actual ciudad turca de Ünye, en la provincia de Ordu.

Ünye, Turquía

Provincia de Ordu, Turquía

Temiscira es mencionada desde la antigüedad por autores como Heródoto. Según Claudio Ptolomeo, que estuvo de acuerdo con Heródoto, la ciudad de Temiscira estuvo ubicada entre el río Iris (actual río Yeşilırmak) un poco más al este de Ünye.

Río Yeşilırmak

Río Yeşilırmak

Otros historiadores coinciden con arqueólogos e indican que a dos días del río Kizil Irmak, en los límites fronterizos de la antigua Galacia, en o cerca de la ciudad de Terme, en la desembocadura del río Termodonte fue el asentamiento de la antigua Temiscira.

mapa-de-turquia

río Kizil Irmak

Temiscira comenzó a aparecer en la mitología griega como un paraíso místico,en ocasiones como un refugio u oasis para los dioses, hasta que el historiador griego Diodoro Sículo, indicó que la ciudad-estado de Temiscira fue construida por las  fundadoras del reino de las Amazonas; las hermanas Hipólita y Antíope. Temiscira fue el hogar, y la capital, de esta tribu de mujeres guerreras dotas de fuerza física, belleza y sabiduría.

Lucy Lawless as Xena

Lucy Lawless as Xena

Ares, el dios de la guerra, a pesar de ser considerado el padre de las amazonas por algunos griegos, paulatinamente pasó a ser el oponente principal de las guerreras y por medio de artimañas logró que Heracles y Teseo unieran fuerzas para atacar a Temiscira. Heracles por vía de seducción conquistó a Hipólita haciendo que sus fuerzas entraran a Temiscira y esclavizó a las amazonas.

Sin embargo, las cautivas, que fueron agraciadas con fuerza y sabiduría, por medio de sus dones lograron liberarse y en poco tiempo acabaron con la mayoría de los intrusos, aunque Temiscira se convirtió en una ciudad en ruinas.

Tras la liberación de las guerreras, Antíope lideró una facción de amazonas en busca de venganza contra Heracles y Teseo. Mientras que las diosas: Artemisa, Atenea, Deméter, Hestia y Afrodita, ordenaron a Hipólita llevar a las demás amazonas a una remota isla, donde cumplirían su penitencia por fallar como mentoras de la paz. Las amazonas se convirtieron, desde ese momento, en las guardianas de la Puerta del Destino; entrada al Tártaro, a cambio de este servicio las mujeres contarían con juventud y vida eterna.

Otros mitos narran que Teseo acompañó a Heracles en uno de sus doce trabajos; obtener el cinturón de la reina Hipólita. En esta versión el enfrentamiento entre Heracles e Hipólita culminó con la muerte de la reina y la victoria de Heracles, lo que llevó a una Hera encolerizada a provocar los deseos de Teseo sobre Antíope, raptándola y comenzando la guerra que llevó a las amazonas a marchar contra Atenas.

Themyscira, exterior

Themyscira, exterior

La isla paraíso a la que pasaron a vivir las amazonas fue nombrada nuevamente como Temiscira. Así transcurrieron algunos siglos en un estado de perfecta armonía y una vida pacífica.

La sociedad matriarcal de Temiscira no pensaban en términos de género por lo que en su estado la homosexualidad era aceptada. Muchas amazonas preferían mantenerse castas como halago a sus diosas, mientras otras salían de la isla sólo para reproducirse. Varios mitos apuntan que los vástagos de las guerreras eran sacrificados si nacían varones, mientras que a las niñas se les criaba y enseñaba el arte de la guerra.

La aceptación de la homosexualidad en Temiscira, llevó a historiadores modernos a cargar nociones contemporáneos e idealizadas del lesbianismo y por lo tanto considerar que la isla de Lesbos fue el asentamiento de las amazonas y por consiguiente un sinónimo de Temiscira. Más allá de la connotación actual que menciono, la proximidad de la isla de Lesbos a la península de Anatolia, le da un por ciento de probabilidad de acierto a estas interpretaciones.

737_w

Themyscira

Themyscira

Las amazonas fueron religiosas devotas siendo Afrodita, Artemisa y Atenea sus diosas principales. Cada año tenía lugar la Fiesta de las cinco, en conmemoración a las cinco diosas que les dieron vida: Artemisa, Atenea, Deméter, Hestia y Afrodita. Aunque también hacían sacrificios y plegarias a las diosas madres Gea y Rea.

Las amazonas también se relacionaban con ninfas como las Nereidas, pactando con ellas que las niñas que salvaran de morir en las aguas fueran entregadas para su guardia y enseñanza. La hechicera Circe era otra de las aliadas de las amazonas, siendo esta quien confeccionaba sus uniformes y vestimentas.

Isla paraíso, posterior Themyscira

Isla paraíso, posterior Themyscira

Otros mitos reseñan que el regreso a Temiscira de Antíope y sus guerreras, le dio a Circe una forma de conspirar contra las amazonas, enfrenando a los dos bandos en una guerra civil que no dio tregua por varios años. Sin embargo, las amazonas fueron capaces de dejar sus diferencias y volver a ser la tribu unida que una vez fueron.

En el mundo contemporáneo Temiscira entró a la atmósfera imaginaria en 1941, luego de que DC Comics la empleara como el hogar de la princesa Diana; la Mujer Maravilla.

Themyscira, DC Nation

Themyscira, DC Nation

DC Nation presentó un reino gobernado por Hipólita y llamado por primera vez Isla Paraíso y posteriormente Temiscira. La génesis de los cómics no está alejada de la realidad mitológica pues Diana es una amazona y el personaje de Hipólita, como ya mencioné, es famoso en la mitología griega.

El universo de DC Comics narra una segunda guerra civil en la cual Temiscira es elevada a la atmósfera de la Tierra, como último bastión de defensa. Al final de la batalla Temiscira fue destruida y la muerte de Hipólita trajo la unión de todas las amazonas.

Themyscira flotanteLas cinco diosas de las amazonas reconstruyeron la isla llamándola la Nueva y Unida Temiscira, volviendo a su origen y siendo ahora un lugar de paz en el que podían vivir hombres, mujeres y otras especies. Incluso había un espacio para que villanos intentaran reformarse. Pero ese no fue el final rosa de Temiscira.

Una de las aventuras de Zeus con una amazona, culminó en un arranque de celos de Hera y como resultado la isla fue destruida casi en su totalidad. La decisión final de los dioses fue la apoteosis de las amazonas, encontrando su paz en el mundo divino y reconstruyendo una nueva Temiscira olímpica.

Themyscira Olímpica

Themyscira Olímpica

Pero ni siquiera en  el Olimpo acabó la morada pacífica de Temiscira. Nuevamente, Circe por medio de magia y colaboraciones de otros dioses regresó la isla de Temiscira a la Tierra.

En esta ocasión las amazonas son hechizadas y obligadas a luchar y asesinar inocentes. Por esos crímenes son despojadas de sus gracias y condenadas a errar por la Tierra sin recuerdos de su pasado. La reina Hipólita, resucitada por Circe, fue condenada a estar sola en Temiscira.

Dc Comics narra entonces que tras la amenaza de la sociedad de villanos, Diana regresó a Temiscira y rescató a Hipólita. Dándose a conocer a cuatro malvadas amazonas que custodiaban a su madre y fueron encerradas en el centro de Temiscira.

Zeus y otros dioses descendieron a la Tierra y regresaron a las amazonas de la facción de Hipólita a Temiscira. En esta ocasión Zeus les concedió la mortalidad a las guerreras y creó una nueva isla; Talarion. La paz duró poco dado que Zeus designó a Aquiles como el nuevo rey de Temiscira.

Themyscira recobrada

Themyscira recobrada

Aprisionadas, Hipólita y Diana, las amazonas de la facción de Antíope vuelven a la isla dirigidas por la diosa Artemisa. Aquiles en consciencia de su error liberó a Diana y los Talarianos se unieron a la guerra logrando la restitución de Hipólita como reina de Temiscira.

Aunque todo indicaba un respiro para la caótica isla de Temiscira entre los jardines cinco Amazonas dieron a luz hijos del dios Ares y un futuro incierto se queda abierto y a la espera del futuro.

Tanto en el mundo mitológico, como en el universo fantástico del cómic, está tierra sagrada a menudo es referida como un nirvana. La glorificación y exaltación de Temiscira poco a poco fue evolucionando hasta que gracias a DC Nation y estudios de género que consolidan la Isla de Lesbos como la cuna de las amazonas, se gestó la idea de la idea de Temiscira como un paraíso.

En ambos universos hallamos estados matriarcales y espacios completamente femeninos en los cuales la presencia del hombre estuvo prohibida. Tanto la ciudad mitológica como la isla paraíso contaron con leyes severas que vetaban la presencia masculina, siendo su localización un completo secreto e incluso un misterio. El romper las normas tenía consecuencias terribles como le sucedió a la princesa Diana, que por bondad introdujo a sus amigos a Temiscira para evitar la destrucción de la misma, pero ese hecho le costó el destierro.

Es impresionante destacar que muchos factores del paraíso judío-cristiano convergen con las ideas de lo que fuera Temiscira. Es bastante probable que el mito de esta isla estuviera presente en la mente de las civilizaciones posteriores. En esa misma dirección, y algunos siglos después, considero que los postulados que llevaron el 14 de junio de 2004 a establecer el Reino de las Islas del Mar del Coral tienen su raíz en la atrayente Temiscira, una isla errante que como demostré en esta entrada se repitió en más de cinco ocasiones.

Themyscira

Themyscira, templo

Ostara

¿Qué hay más lógico que celebrar, admirar, venerar y temer a lo que nos rodea y vemos cada día?

Ostara_by_Johannes_GehrtsOstara, Eostre en inglés antiguo, es la diosa germánica de la primavera. El mes de abril para los anglosajones era llamado eosturmonath y en el inglés contemporáneo Easter también tiene su génesis en esta diosa.

Desde un punto de vista filológico y analizando la etimología del nombre es muy evidente el vínculo y la conexión con Eos, la diosa griega del amanecer y a la que los romanos llamaron Aurora.

Ostara es asociada a la fertilidad, es la diosa que da inicio a la primavera, siendo la augur del amanecer y el germinar y florecer de las fuerzas. En los pueblos germanos del norte es también la diosa de la bruma. Muchos mitos coinciden en que Ostara nació de la unión del dios Sol y la diosa Tierra.

En la actualidad Ostara es también una festividad moderna de las religiones neopaganas como el odinismo y la Wicca que se guían por la Rueda o Cruz del año. Ostara es una de las celebraciones marcadas por la energía de días especiales como los solsticios y los equinoccios.

Los ritos y ceremonias principales son durante el día o a plena luz solar, marcando el fin del invierno y el renacimiento de la primavera. En muchos territorios también se honra a las diosas Frigga y Freya. La celebración principal contemporánea consiste en comer tortas, principalmente frutales, y tomar cerveza. En la antigüedad se hacia un sacrificio a una de estas diosas.

6c673334da43735038b6fd9adc4eecd6Algunos mitos y preceptos también señalan que la llegada de la primavera es la unión de la diosa Ostara con su consorte y amante que pasa los meses del invierno en la muerte. Aquí entonces estamos ante otro paralelismo que no es tan mencionado o estudiado.

Si bien es cierto que la raíz Eos, y la representación de un amanecer son referencias directas a la diosa del amanecer griego, lo antes mencionado nos coloca frente a un vínculo directo entre Ostara y las diosas griegas Perséfone y Deméter (Proserpina y Ceres en Roma).

Deméter es la diosa de la agricultura y la tierra cultivada, Perséfone es su hija junto con Zeus. En una de las aventuras de Perséfone descendió al inframundo y Hades le dio a comer del fruto prohibido, cualquier vivo o muerto que consume el mimo no puede abandonar nunca el inframundo. Tras la treta de Hades, Deméter, su hermana, decide no cultivar más la tierra. Ante la miseria a la que se enfrentan las personas Zeus decide que Perséfone pase seis meses en el Hades (otoño-invierno) y seis meses con su madre (primavera-verano). Siendo los meses de primavera y verano los más fructíferos y fértiles para la agricultura.

American-Gods-Easter-Featured-06172017Como ven es clara la simbiosis entre Perséfone y Ostara. En el zoroastrismo la festividad No Ruz (nuevo día) también coincide con Ostara y no olvidemos la Pascua judeocristiana. Aquí menciono entonces la intriga que de niño siempre me causo estrés: “por qué el conejo de pascuas pone huevos”.

imagesUna leyenda popular cuenta que Ostara encontró un pájaro herido a finales de invierno y para salvarlo lo transformó en liebre, pero la metamorfosis no salió del todo bien. El ave tomó el aspecto físico de la liebre con la particularidad que podía poner huevos, los cuales decoraría y se los regalaría a Ostara en la primavera.

Ostara es el tiempo de que el calor de la primavera se lleve el frío y dé vida a la fortaleza para iniciar un nuevo ciclo. Es un buen momento para meditar y renacer en muchos ámbitos y aspectos. Incluso personas gélidas, como yo, necesitamos tomar ese ardor.

Hoy es un día para celebrar la primavera y una noche para contemplar la luna llena. Como escribió Alfonsina Storni (…)La primavera dulce que me enseñara a amarte, la primavera misma que me ayudó a lograrte. 

¡Feliz equinoccio!

 

Cosmogonía Sumeria

Aprovecho para desearles un feliz año a todos (algo tarde), pero de vuelta con las ganas de retomar estos lares y una de las actividades que más me apasionan, así que aquí voy. Mucho se cuenta sobre la cosmogonía y mitología sumeria como el origen y génesis de los mitos universales que pasaron a convertirse en cánones o prototipos para las religiones de civilizaciones posteriores.

nineveh02

Níniveh

Al sol del día de hoy tenemos un número abarcador de eruditos que entienden que el diluvio universal, los primeros entes sobrenaturales y la creación del hombre, si bien se adaptaron a las realidades geográficas y sociales de los diferentes espacios orientales y occidentales, el tronco o médula para esta evolución se encontró en la que sería la ciudad de Níniveh, en el actual territorio de Iraq.

Vamos a tener presente, antes de emitir cualquier juicio valorativo, las múltiples traducciones por las que pasaron las tablillas sumerias y la fuerte mutación a las que se enfrentaron tras el apogeo del judeo-cristianismo y el auge del monoteísmo. Hoy quiero abarcar un poco sobre la cosmogonía expuesta en las  tablillas sumerias y abordar la interpretación y traducción de Zecharia Sitchin.

annu11Según las traducciones de Sitchin, en su libro perdido, lo que hoy es la Tierra, era un planeta de mayor tamaño conocido como Tiamat, que significa “dadora de vida”, y el cual sufrió una colisión con el planeta Nibiru dividiendo en dos partes a Tiamat, quedando lo que sería la Tierra y de la segunda mitad la luna y el cinturón de asteroides.

La Tierra estaba en ese momento carente de civilizaciones y llegaron, tras la colisión, seres procedentes de Nibiru con la encomienda, o castigo, de extraer oro; necesario para restablecer la atmósfera dañada de su planeta.

142_planeta_x_013

Nibiru

Los nuevos seres conocidos como los Anunnaki (descendientes de Anu) construyen siete ciudades a lo largo de Mesopotamia siendo estas: Eridú, Bad Tibira, Laraak, Sippar, Shurruppak, Nippur y Lagash. Todavía en este momento no hay ninguna mención sobre el hombre. Estos seres dotados de fuerza y longevidad pasaron a ser vistos como dioses o entes sobrenaturales, desprovistos totalmente del maniqueísmo posterior, dado que no son apreciados en tonalidades de buenos ni malos.

sumerian_god__anu_by_snowwolf10-d81wun8

Anu

Fueron tres los hijos de Anu que protagonizan esta historia: Ea (luego llamado Enki), Enlil (el encargado de la misión en la Tierra) y Ninki. La mayor hazaña de los Anunnaki fue la creación de seres inteligentes como sus “ayudantes” en la extracción de oro. Hago hincapié en la palabra ayudantes, en el libro perdido, se detalla como rechazan la esclavitud que ya había sido abolida en su planeta originario. Vemos entonces una dicotomía peculiar; un escrito de más de seis mil años condena la esclavitud y sin embargo todas las civilizaciones posteriores emplearon esta institución es sus sistemas de gobierno.

El proceso creador de los Anunnaki fue interesante, ellos mencionan que no van a crear vida a partir de la nada ya que mencionado mecanismo es una facultad de su Ser Supremo. No queda claro si este ente superior es Anu o una deidad mayor de Nibiru. Proceden entonces a usar la simiente de los Anuannaki en homínidos que caminaban por la Tierra. Su misión era la de favorecer la evolución haciendo una criatura más a su imagen y semejanza.

El proceso se llevó a cabo mezclando una hebra Anunnaki y una de homínido. Podemos interpretar este dato como una manipulación genética presente en un texto de más de seis mil años de antigüedad, pero mejor dejamos el asombro para el final.

adamu

Adamu

El cruce de las hebras fue colocado en la matriz de Ninki y dio vida a Adamu (el Adán del Antiguo Testamento). En Adamu se enlazó la esencia del Cielo y la Tierra. Adamu y los trabajadores primitivos, creados por el mismo procedimiento, eran incapaces de reproducirse y para continuar con la propagación de este nuevo enlace es que crean de una costilla de Adamu a una mujer y la llaman Tiamat “dadora de vida” el nombre original del antiguo planeta. A su vez Enki tiene dos hijos Adapa y Titi que luego se unirán y engendrarán a Kain y Abael.

eridu

Eridú

La creación del hombre trajo el conocimiento y los valores humanos, con ellos llegaron conflictos y diferencias que fueron dividiendo a los Anunnaki y sus creaciones en dos clanes unos en torno a Enki y otros al lado de Enlil que aunque era el encargado de la misión de la Tierra fue resintiendo y maldiciendo la creación de los hombres.

Cada vez que el planeta Nibiru se acerca a la órbita terrestre ocurren situaciones peligrosas y eventos geológicos y climatológicos desastrosos en ambos planetas. Fue el momento que Enlil encontró perfecto para decretar el fin del hombre por medio del diluvio universal.

Álvaro.diluvioNo obstante Enki salvó a Ziusudra y su familia junto a animales y semillas dentro de un arca. Kain, que había sido desterrado por asesinar a su hermano Abael, también se salvó del diluvio junto a muchos de sus descendientes y ya este mito es tema para trabajarlo en otra entrada.

Analistas contemporáneos, amantes de la tecnología y la ciencia ficción ven en la alteración genética que mencionan estas tablillas sumerias, un cúmulo abarcador de posibilidades que incluso cuestionan nuestra naturaleza humana ya que somos, según el escrito, descendientes directos de los Anunnaki y la mayoría de las opiniones coinciden en señalar o apuntar a estos entes como dioses.

nippur

Nippur

Por otro lado las tablillas del destino, que se entiende estaban custodiadas en la ciudad de Nippur, son interpretadas como microchips llenos de información sobre rutas galácticas, armamentos, leyes y como bien dice el nombre el destino escrito de cada uno de nosotros, siendo entonces el posible génesis de la interpretación del islam que entiende que el destino de cada uno ya está escrito por Alá.

Esta cosmogonía no suele ser presentada de forma uniforme. El judaísmo sintetizó muchas de estas ideas en el Antiguo Testamento y con su futuro auge se alteraron muchas de las traducciones. En esta misma dirección los estudiosos contemporáneos cargados de una pasión desenfrenada por la ciencia-ficción y una obsesión ciega por la tecnología también alteran un poco las traducciones para vanagloriar sus teorías y presentarnos una historia alterna a lo Star Wars.

A manera de conclusión señalo que considero muy válida la aseveración donde se indica que en la cosmogonía y mitología sumeria hallamos el epicentro de las religiones que serán adoptadas por las civilizaciones posteriores. Encontramos muchos personajes recurrentes que si bien cambian de nombres, dependiendo el espacio geográfico, su rol histórico es congruente. En esa misma dirección los pilares de teogonías y muchos de los libros sagrados están salpicados con diferentes dosis de la gran cosmogonía sumeria.

La cosmogonía nórdica (esencial)

Hoy me han lanzado el reto de explicar la cosmogonía nórdica en diez minutos y de manera que los chicos de entre 10 a 15 años retengan algunos conceptos e ideas. Así que sin mucho afán en el decoro o la estética física me lancé a representarles el fresno Yggdrasill (Yggdrasil), el árbol de la vida que mantiene unidos los nueve mundos de los mitos nórdicos y escandinavos.

 img_4349

 

Los dioses y la geografía

odin_mythology_ravens_gods_paganism

Odín

Como ya he comentado en entradas anteriores, la geografía (y aquí también), juega un rol importante en muchos de los aspectos y ámbitos que están presentes en nuestro día a día. Hoy me deslindo un poco de la parte científica y racional de la disciplina y me voy a lo que apasiona; la mitología y el mundo antiguo.

Podemos afirmar que la génesis geográfica tiene sus pies, aunque sean de barro, en los mitos, los dioses y las respuestas sobrenaturales que nuestros antepasados daban a diversos fenómenos que no podían comprender o analizar. Es por esta misma razón de desconocimiento, que no hallamos en ninguna mitología una deidad que sea exclusiva de la geografía como hoy la conocemos. Por el contrario hallamos una diversidad de entes y seres que controlan los diversos aspectos que hoy agrupan el campo geográfico.

El clima y los espacios fueron factores claves en la configuración de las primeras nociones e ideas religiosas. La cuestión que planteo es tan significativa que marcó las diferentes mitologías y sus dioses. Hoy presento algunos ejemplos para sustentar esta teoría.

Valhalla_Palace

Castillo Valhalla (Saint Seiya)

El crudo invierno de los países nórdicos se une a una diversidad geográfica en la que priman el frío, la escasez y los infortunios. Como efecto de las causas que menciono, al estudiar mitología escandinava o nórdica nos hallamos ante un cúmulo de grandes tragedias. Los dioses y personajes principales en estos mitos suelen ser personajes grandiosos, altivos, frívolos, guerreros y sobre todo muy férreos.

Caribe

Caribe

En contraparte, si echamos un ojo a las islas del Caribe nos encontramos con mitologías donde se presenta a su ser supremo y deidades muy opuestas a las principales divinidades occidentales. Si Analizamos al dios Yúcahu, por ejemplo, encontramos que no es un don Juan como Zeus, ni un guerrero como Odín y mucho menos un ente vengativo como Yahvé. Entendiendo que sus creadores fueron pueblos que habitaban islas paradisíacas, Yúcahu fue un dios pacífico y benevolente. Las funciones de este dios se ligaron casi de forma exclusiva a la ecología del Caribe, controlando las fuerzas de la tierra y el mar.

good_and_evil

Maniqueísmo

En esta misma línea podemos reflexionar más allá de la geografía. Para los taínos y caribes la muerte era un periodo transitorio que los llevaría a una nueva morada. Es probable que la simplicidad de su cotidianidad, así como unos valores que apuntan más a sociedades matriarcales, donde el líder heredero era el hijo de la hermana del cacique y no el hijo de su esposa, se unan a otros factores sociales y como resultado den una sociedad que si bien tenía nociones y creencias religiosas carecía de una mitología maniqueísta.

Existieron deidades malignas como el mal estudiado dios Juracán. No obstante, los elementos y componentes geográficos hicieron de estas sociedades, y otras, unas pacíficas en las que no hubo conflictos de corte religiosa y donde no existió la necesidad de un Paraíso o Infierno, dado que la vida era entendida como una cuestión transitoria que ayudaba al orden y flujo cósmico.

Triadas principales en la Mitología Griega

Una triada es un conjunto de tres elementos con especial vinculación entre ellos. Este concepto de antaño destaca y sobresale en la inmensa mayoría de las culturas terrestres, siendo el campo de la religión el que más abarca y brinda ejemplos de la agrupación “triádica”.

Desde Mesopotamia, hasta las orillas del Indo y el Nilo, incluso en los alrededores de la cuenca Mexica podemos establecer zigurats o pirámides religiosas entre tres dioses diferentes, pero que comparten un vínculo particular. Aquí, nuevamente, es la mitología griega la que más destacó en la elaboración de triadas divinas. A continuación presento las principales triadas que he identificado en mi trayecto como friki de la mitología griega.

Masculina:

  • Zeus: padre de los dioses y los hombres, soberano del Olimpo.
  • Poseidón: dios de los mares.
  • Hades: dios del inframundo.

Femenina:

  • Hera: diosa del matrimonio.
  • Hestia: diosa del fuego del hogar.
  • Démeter: diosa de la tierra cultivada.

Los Cíclopes:

  • Brontes: el rayo.
  • Estéropes: el trueno.
  • Arges: el relámpago.

Los Hecatónquiros

  • Briareo
  • Giges
  • Coto

Las Erinias

  • Alecto: la cólera.
  • Tisífone: la vengadora del crimen.
  • Mégera: los celos.

Las Horas: (Estaciones del año)

  • Talo: la primavera.
  • Auxo: el verano.
  • Eunomia: el invierno.

Las Horas: (Orden y Justicia)

  • Dice: la justicia y la moral.
  • Eirene:la paz
  • Eunomia: la legislación y el buen orden.

Las Moiras:

  • Cloto: la hilandera.
  • Láquesis: la devanadora.
  • Átropos: la cortadora.

Las Cárites:

  • Aglaya: la belleza.
  • Eufrísine: el júbilo.
  • Talia: la floreciente.

Los Jueces del Hades:

  • Minos: el voto decisivo.
  • Radamantis: juez de las almas orientales.
  • Éaco: juez de las almas occidentales.

Virginal:

  • Hestia: diosa del fuego del hogar.
  • Atenea: diosa de la sabiduría.
  • Artemisa: diosa de la caza y el amor puro.

Lunar:

  • Selene: diosa de la luna.
  • Hécate: diosa de la magia.
  • Artemisa: diosa de la caza y el amor puro.

Las Grayas:

  • Dino: el temor.
  • Enio: el horror.
  • Pefredo: la alarma.

Las Gorgonas

  • Esteno
  • Euríale
  • Medusa

Héroes Legendarios

  • Heracles
  • Teseo
  • Perseo

Las Harpías:

  • Aelo
  • Celeno
  • Ocípete

Los Erotes

  • Eros: el amor.
  • Hímero: la lujuria.
  • Poto: la pasión.

Epítome – La Teogonía (Hesíodo)

“Hablan las musas a Hesíodo para contarle las cosas pasadas y futuras”.[1] Con estas palabras Hesíodo comenzó su relato. Utilizó el llamado de las musas para dar veracidad y autenticidad a su escrito. Lo que él va a contar fue lo que sucedió en el panteón griego y no se puede discutir puesto que son palabras directas de los dioses.

La Teogonía de Hesíodo es la fuente de la que se nutren casi todos los mitos griegos. Ya desde el siglo VIII a. C. Hesíodo tuvo la fama de ser él quien ordenó los mitos religiosos y organizó la genealogía de los dioses.

Todo inició con la aparición del Caos, un vació confuso, ya que no queda claro lo que es, salvo que es informe, amorfo e incoloro, en definitiva, difícil de describir, pero que no suele ser catalogado como un ente divino. De ese Caos surgió Erebo; el dios de las tinieblas, Nyx; la diosa de la noche y Gea; la gran diosa y madre de la tierra. También surgió Eros; el amor. Interpretaciones posteriores entran en disputas sobre si Eros surgió como un dios o como la representación de un sentimiento.

Erebo procedió a tomar a Nyx por esposa y de su unión por Eros engendraron un conjunto de divinidades maléficas: Éter; dios de la luz, Hemera; la diosa del día, Momos; dios de la burla y el sarcasmo, Oizyx; dios del lamento, Némesis; la diosa de la venganza y la justicia retributiva, Apate; el engaño femenino, Dolos; la representación masculina del engaño, Filotes; la ternura, Gera; la vejez y finalmente a la malvada discordia; Eris.

Meighan Desmond as Discord

Meighan Desmond as Discord

Eris a su vez acabó procreando los restantes daimones por sí sola. Sin necesidad de ningún varón, engendró a Ponos; la pena, Leteo; el olvido, Lemo; el hambre, Aglos; el dolor, Fones; el asesinato, Ate; la fatalidad y Horcos; el Juramento. Hesíodo también hace mención de los daimones principales, los cuales engendró Nyx por sí sola, sin intervención alguna de Erebo, concibió a la condenación; Moros, a las muertes violentas; las Keres, a la muerte no violenta; Tánatos y a los sueños; Hypnos y Brizo. Acabando ahí la primera prole maléfica.

Ponos

Al mismo tiempo Gea engendró por si sola a Ponto; el mar estéril y a Urano; el cielo estrellado. De la unión de la tierra con las aguas nacieron: Nereo; las olas, y otras divinidades marinas como Taumante, Euribia, Forcis y Ceto. Posteriormente Forcis se unió a Ceto y engendraron un conjunto de monstruosidades entre ellas: Escila, las ancianas Grayas,–Dino, Enio y Pefredo– las horrendas Gorgonas; –Estreo, Euriale y Medusa– y el dragón Ladón.

Medusa

Gea tomó por esposo a su hijo Urano y de su unión por Eros, nació la gigante prole de primer orden. Nacieron primero los cíclopes, gigantes fuertes y con un solo ojo en la frente, siendo ellos; Brontes; el rayo, Steorpes; el trueno y Arges; el relámpago. Luego nacieron los Hecantonquiros, gigantes de cien brazos y cincuenta cabezas y descritos por Hesíodo como los hijos más fuertes de Urano, siendo ellos: Briareo, Cotos y Gíes.

La tercera raza de hijos del Cielo y la Tierra fueron seis hombres llamados Titanes y seis hembras llamadas Titánides. Los Titanes fueron: Océano; el tempestuoso dios de las aguas y los remolinos, Ceo; el brillante guardián de la inteligencia, Crío; el de los vasallos, rebaños y manadas, Hiperión; el fuego astral, Japeto; la fuerza y el menor Cronos; el tiempo. Las Titánides fueron: la mayor, Tea; la diosa de la vista, Temis; la ley y la justicia, Tetis; la diosa del mar, Febe; la de la corona de oro, Mnemosine; la memoria y Rea; la reina de los dioses.

Cronos

Cronos

Urano asustado por la fuerza de sus vástagos, consultó el oráculo y recibió la respuesta que sería destronado por uno de sus hijos, temeroso de perder el poder, encerró a toda su descendencia encadenada en las profundidades del Tártaro. Seguido de estos sucesos comenzó en la península helénica una tiranía a manos de Urano. Gea, cansada del absolutismo de su esposo, incitó a sus hijos a revelarse contra su padre. Ninguno de los hijos aceptó con excepción del pequeño Cronos. Gea le facilitó una hoz con la que procedió a poner fin al reinado de su padre.

Cronos castró a su padre con la hoz y este le confesó que, según el oráculo, de igual forma como pasó con él, uno de sus hijos lo destronaría en el futuro. De la sangre vertida de Urano en la tierra nacieron las ninfas veladoras de los fresnos; las Melias. Gea recogió unas gotas y con ellas engendró a las Erinias, las diosas de la venganza; Alecto; la cólera, Megara; los celos y Tisífone; la vengadora del crimen. Al final, luego de caer el órgano sexual de Urano sobre la espuma del mar nació la diosa Afrodita.

Afrodita

Afrodita

En el segundo periodo, los Titanes procedieron a desposarse con las Titánides y otras divinidades, dando paso a los dioses de segundo orden, cabe mencionar que sólo los Titanes y Titánides controlaron el mundo mediterráneo, los Cíclopes y Hecantonquiros, permanecieron encerrados en el Tártaro.

De la unión de Océano con Tetis nacieron alrededor de 3,500 vástagos entre los que se encuentran los ríos, mares, estanques y lagunas los hombres son llamados Oceánaides y las mujeres Oceánidas entre las más conocidas están Clímene, Asia, Europa, Metis, Eurinome y Stigia.

Oceanidas

De la unión de Ceo con Febe nació la brillante Asteria, que posteriormente engendrará a la hechicera Hécate, y a la dulce Leto; madre de los gemelos Apolo y Artemisa. Crío tomó por esposa a su prima Euribia y engendraron a Astreo, Perses y Palante. De la unión del fuego astral; Hiperión con Tea nacieron el sol; Helios, la luna; Selene y el amanecer; Eos. Japeto se unió con Clímene y nacieron Atlas, Amenetio (Menecio), Prometeo y Epimeteo.

Hécate

Hécate

Cronos tomó por esposa a Rea y en su intento por incumplir el oráculo, tomó la precaución de devorar sus hijos tan pronto nacieron, corriendo esta suerte Poseidón, Hestia, Hera, Deméter y Hades. Rea hastiada de la crueldad de Cronos, consultó a su madre. Gea le aconsejó entregar una piedra envuelta en pañales cuando naciera su próximo hijo. Así sucedió el día del nacimiento de Zeus, Cronos devoró la piedra como si fuera su hijo y Zeus fue enviado a Creta donde lo crío la cabra Amaltea.

Liam Neeson as Zeus

Liam Neeson as Zeus

Zeus adulto decidió tomar represalias contra su padre y emprender un viaje al Olimpo. En su travesía pasó por el Tártaro y liberó a los Cíclopes y Hecantonquiros, sus aliados contra los Titanes, iniciando la guerra conocida como la Titanomaquia. La guerra dividió los Titanes en dos bandos, en un lado Ceo, Crío, Hiperión, Japeto, Cronos y otros vástagos de Urano y en el otro lado Océano y las Titánides que permanecieron neutrales en el conflicto. Zeus bajo engaños logró que su padre tomara una pócima que lo hizo vomitar y traer a la vida a todos sus hermanos en etapa ya adulta. Quedando los Titanes contra Zeus y sus hermanos llamados Olímpicos.

Como resultado de la Titanomaquia los Olímpicos fueron vencedores, encerrando nuevamente a los vencidos en el Tártaro. Zeus procedió a tomar a Metis por esposa, no sin antes consultar el oráculo y saber que Metis traería un hijo que alumbraría a los dioses. Zeus temeroso devoró a Metis en un intento por adquirir él la ciencia del bien y del mal y tomó por esposa su tía Temis.

De la unión de Zeus con la justicia divina nacieron las Moiras; diosas del destino y las únicas a las que tanto mortales como dioses estaban sujetos. Representadas como tres ancianas fueron: Cloto; la que hilaba, Laquesis; la que devanaba y la cruel Átropos; la encargada de cortar el hilo de la vida.

Las Moiras

También con Temis Zeus tuvo a las Horas; las diosas de las estaciones del año, siendo ellas: Talia; la primavera, Aglea; el verano y Eufrania; el invierno. En un inicio el año griego solo se dividió en tres estaciones más tarde llegó Carpo el otoño.

Finalmente, su última esposa fue su hermana Hera, la diosa del matrimonio y la fidelidad. Junto a ella Zeus engendró a Ares; la guerra, Hebe; la juventud e Ilíta; la diosa de los partos. Llegado el día de cumplirse el oráculo, Zeus recibió un golpe en la cabeza del cual nació Atenea; la diosa de la sabiduría.

Izabella Miko as Athena

Atenea

Hera en un ataque de cólera al ver que Zeus tuvo un hijo sin necesidad de una fémina, por si misma engendró a Hefestos el dios del fuego y la metalurgia, Zeus airado lo lanzó destronado del Olimpo, provocándole una cojera eterna.

Zeus entregó a Poseidón junto a su esposa Anfitrite el control de las aguas circundantes a la Península Helénica, dado que Océano permaneció neutral en la contienda, las aguas profundas y distantes eran posesiones de Océano. Hestia se mantuvo virgen y pura como la diosa del fuego del hogar. Pero las muchas infidelidades de Zeus dejaron una gran prole tanto con diosas como con mortales, con su hermana Deméter, la diosa de la agricultura, engendró a Perséfone. Hades bajo engaños acabó como encargado del inframundo y los muertos, raptando y tomando por esposa a su sobrina Perséfone.

El rapto de Perséfone

Junto a Leto Zeus tuvo a los gemelos Apolo; dios del oráculo y Artemisa la diosa de la caza y el amor puro. La titánide Mnemosine se unió a Zeus durante nueve noches y engendró a las nueve musas; las diosas de las artes y las ciencias, siendo ellas: Calíope; la musa de la poesía épica, Clío; la musa de la historia, Erato; la musa de la poesía amorosa, Euterpe; la musa de la poesía lírica, Melpómene; la musa de la tragedia, Polimnia; la musa de la geometría, Thalía; la musa de la comedia, Terpsícore la musa de la danza y Urania la musa de la astronomía. Otros de los destacados descendientes de Zeus son: Helena, Pólux, Héracles, Minos, Dionisio, Hermes, entre muchos otros.

Luke Evans as Apolo

Apolo

Así culmina La Teogonía, con una paz en el Olimpo y el mundo helénico. Procediendo los habitantes a adorar a doce divinidades principales que moran en lo alto del Monte Olimpo y que se convirtieron en las divinidades principales de su día a día. Siendo estos: Zeus, Poseidón, Hades, Hera, Deméter, Hestia, Atenea, Apolo, Artemisa, Afrodita y Hermes. Estudiando las doce divinidades helénicas encontramos nuevamente el factor disidente, algunas fuentes incluyen a Dionisio entre los doce y otras a Hefestos.

Olimpo

Los griegos crearon una relación con sus dioses interesante y fascinante a lo largo de toda la época antigua. Más allá del alto grado de tangencias que existe en los mitos, la religión y los dioses griegos fueron factores claves en el desarrollo y la evolución de lo que hoy conocemos como Grecia.

Para cerrar cito a Eurípides quien menciona “si un dios hace y permite el mal, no es dios; si desea algo no puede ser dios puesto que Dios es perfecto, completo y omnipotente”.[2] Si seguimos esta línea de pensamiento concluiremos que los griegos no tenían dioses puesto que la mayoría hacían y permitían el mal. Al estudiar otras civilizaciones y sociedades, también llegaríamos a la misma conclusión.

Cerrada la pequeña introducción a los inicios de la mitología griega y el breve paso por La Teogonía, procederé en futuras entradas a un pequeño léxico sobre dioses, semidioses, mortales y criaturas protagonistas y relevantes en la cosmogonía griega.

Este proyecto lo comencé desde temprana edad anotando en papeles y cuadernos cada nuevo personaje que conocía en algún libro, enciclopedia o búsqueda en Internet. También intentando hacer árboles genealógicos sobre los dioses fui acumulando personajes que a la vez que tuve contacto virtual se triplicaron. Intentaré cubrir de manera sencilla datos relevantes de parentesco, ubicación y relevancia en este mundo de dioses que tantos consideramos alucinante.


[1] La Teogonía, Hesíodo, siglo XVII a. C.

[2] Los Griegos, H. D. F., Editorial Universitaria de Buenos Aires, Novena Edición: mayo de 1977.

Introducción a la Mitología Griega

Clash of the Titans (1981)

Clash of the Titans (1981)

Decidiendo retomar un proyecto que tenía en pausa, intentaré desarrollar de manera directa y concisa el extenso mundo de la religión en la Antigua Grecia. Aclarando que en la antigüedad, lo que hoy llamamos Grecia aún no existía, y que sería más correcto e idóneo hablar de la Península Helénica o de las polis del Mediterráneo. Tomando como punto de partida la llamada mitología, más allá que intentar explicar la génesis mitológica griega, pretendo agrupar a la mayoría de los personajes que habitaron el mundo clásico heleno, tanto de forma real como de manera mítica y legendaria.

El mundo griego gestó una de las civilizaciones más amplias, con gran diversidad de adelantos y conocimientos en múltiples disciplinas. Los helenos acabaron siendo la gran civilización occidental cuna de las bellas artes y el humanismo por excelencia. La filosofía y la idea de democracia son sólo algunos ejemplos de lo que llaman “el legado griego”.

Muchos historiadores dividen el campo de la historia en edades para facilitar su investigación. Actualmente, en la cultura latina, estudiamos cuatro edades históricas: Edad Antigua, Edad Media, Edad Moderna y Edad Contemporánea. Cabe aclarar, que estas divisiones son meramente guías para ubicar el tiempo y el espacio a medida que la humanidad fue presentando cambios. Queda claro que las personas no se acostaron un día siendo antiguos y se levantaron al próximo día siendo medievales.

De la misma forma sucedió con la Península Helénica; usamos pequeñas divisiones para facilitar su estudio, conociendo como la Antigua Grecia el periodo que abarca desde el año 1100 a. C. –conocido por otros como la Oscura Grecia– hasta el año 146 a. C. que ocurrió la invasión y conquista romana de la península helénica, convirtiéndose en la Provincia de Arcadia.

Es en la Antigua Grecia, con influencia de otras civilizaciones, donde nacieron los pilares de la religión griega, fue allí donde comenzó a nacer lo que hoy día conocemos como la Mitología Griega. La pregunta que muy a menudo se hace es; ¿qué es la Mitología? Una explicación simple y concisa podría ser: el grupo de historias y relatos antiguos que fueron creados para explicar temas como la naturaleza y los orígenes del mundo.

No está mal está definición, sin embargo, hay que ir más allá de ella; ese es uno de los propósitos que intento demostrar. Aquí aclaro que una mitología generalmente involucra consigo una cosmogonía; origen del mundo, y una antropogonía; inicio de los seres humanos.

Clash of the Titans (2010)

Clash of the Titans (2010)

Podría decir, sin intención de menospreciar a otras, que la Mitología Griega es la más rica y extensa de las mitologías. Los helenos dejaron y perpetuaron un amplio legado sobre sus ideas de origen y formación. Aquí a algunos nos llegan preguntas como: ¿cuántos dioses tenían los griegos? ¿fueron todos los héroes semidioses? ¿cómo una sociedad tan politeísta logró una unificación y acabó en el monoteísmo? ¿por qué los mitos son tan diferentes? ¿existió Troya? ¿sobreviven hoy costumbres mitológicas? Estas preguntas, y un sinfín más, están activas en mi psique y fueron parte de la inspiración y motivación de este proyecto.

Tomando en consideración el carácter y la intervención sagrada, conocemos la diferencia entre los mitos y los cuentos populares. El estudio de la mitología y más aún el intento de agrupar y enumerar personajes y datos relevantes no es una tarea fácil. Aclaro la diferencia entre la mitología y la mitografía, mientras la mitología es la ciencia encargada del estudio y la interpretación de los mitos, la mitografía corresponde más bien a los alejandrinos que se encargaron de recopilar los mitos griegos y romanos. Este trabajo navega un poco entre la mitología y la mitografía, aun cuando no soy un alejandrino.

Intentando buscar el origen de la mitología y razonando un poco, entiendo que la evolución del hombre, su contacto con la naturaleza y el desarrollo de sus facultades, fueron los factores necesarios para que florecieran los mitos. Para Francesc L. Cardona; “El mito es el resultado de la operación de la imaginación ingenua sobre los hechos de la experiencia”.[1]

Sin embargo, la evidencia que dejó el hombre del Paleolítico, más allá del culto realizado a sus muertos, llevó a los historiadores a clasificar este periodo como uno desprovisto de mitos. Aun así, otros historiadores consideran ejemplos como las pinturas rupestres, un patrón con toque mítico.

Este fascinante tema es uno al que le falta mucha investigación y en el cual soy un neófito para abarcarlo. Al llegar al Neolítico el panorama cambió. Tras aprender el arte de la agricultura y el abandono de la vida nómada, llegaron los primeros asentamientos y con ellos nuevas ideas acompañadas de vacíos e incógnitas sobre el espacio que habitaron y lo medios que los rodearon. Fueron esos huecos y la necesidad de llenarlos lo que abrió paso a la creación de los primeros mitos.

Adentrando al mundo helénico, la mentalidad y visión de mundo de su sociedad fue más sencilla y limitada, razón por la cual los dioses griegos fueron concebidos como antropomórficos. Es decir los dioses eran humanos, al igual que ellos, pero dotados de un toque superior, gozaban de facultades como la inmortalidad y el control de la naturaleza.

Aunque lucían como humanos eran superiores e inalcanzables. Las respuestas a las fuerzas de la naturaleza fueron el punto inicial para la religión. Los astros, el comportamiento de la tierra y los fenómenos meteorológicos fueron ingredientes que cocieron la mitología.

Immortals

Immortals

La mitología griega, según R. Fuentes, “son creencias y rituales de los antiguos griegos, cuya civilización se fue configurando hacia el año 2000 a. C. consiste principalmente en un cuerpo de diversas historias y leyendas sobre una gran variedad de dioses”.[2]

En la preparación de un estudio sobre este campo es necesario seleccionar una serie de fuentes, escritas por algún poeta, filósofo, historiador o habitante de aquel entonces. Los poemas de Hesíodo y Homero tienden a ser las principales referencias para gestar la mitología griega. Los mitos no son estáticos, están sujetos a múltiples variantes por lo que no debe sorprender las diferencias entre la Afrodita de Hesíodo y la de Homero. Es vital comprender que los dioses aunque lleven el mismo nombre, su función, representación y culto puede variar dependiendo la fuente de información consultada o la polis enfocada.

Para Hesíodo, la religión griega tuvo la función de cohesión social, estando presente en todas las actividades y la vida cotidiana de los griegos. Dependiendo la polis griega, la religión iba a tener una inclinación hacia una divinidad particular, por ejemplo la guerra y el culto a Ares en Esparta y la sabiduría y la adoración a Atenea en Atenas.

La religión en la península helénica jugó un papel importante en el desarrollo de cada una de sus polis. Dentro de los propósitos de la religión griega Hesíodo recalcó dos principales que historiadores modernos y contemporáneos consideran como dos teorías. La primera es la representación de los poderes y causas naturales. Considero bastante cierta esta teoría, ya que en el análisis realizado a la Teogonía de Hesíodo, es visible que los griegos representaron mediante un dios no sólo los poderes y elementos de la naturaleza, sino que también todo tipo de sentimientos, valores e ideales.

La segunda teoría es la unidad y el orden en el mundo griego. Aquí hay dos variantes, el hecho de que todos los habitantes tengan la misma religión y recen a los mismos dioses, me parece convincente para la unidad política y el orden social. Sin embargo, como algunos historiadores modernos señalan, al existir tantos dioses, incluso más de una representación para un elemento, como por ejemplo el viento de acuerdo a la posición cardinal era encarnado por un dios diferente; Bóreas el viento del norte, Noto el viento del sur, Céfiro el viento del oeste y Euro el viento del este, tantas divinidades unido a las inclinaciones y relevancias a la hora de adorarlos, dificultan la unidad y el orden religioso.

En cuanto a las características de la religión griega, su base radicó en un politeísmo absoluto de divinidades antropomórficas “inmortales”, pero con un comportamiento humano. A diferencia de los dioses egipcios, aunque los griegos podían ser metamórficos, su representación y su estado natural era como hombres. Se cuenta que eran inmortales, pero al estudiar los mitos vemos como un dios puede asesinar, fulminar o simplemente desaparecer a otro, esto lo apreciamos en el caso de Asclepio; dios de la medicina, que muere fulminado por Zeus.

Algunos tebanos tenían el mito de que cada dios tenía un demonio que enfrentar el cual podía costarle la existencia. Sófocles mencionó en una de sus obras “cada dios tiene su talón de Aquiles”. Los dioses griegos padecían los mismos sentimientos que un mortal, para algunos helénicos los dioses envidiaban a los mortales ya que debido a la muerte vivían y sentían el amor de una manera especial. En cuanto a las penas que cargaran estas desaparecerían el día de su muerte. Los dioses al contrario tenían que cargar con las penas y las vergüenzas por toda la eternidad.

Los griegos tenían un poder supremo universal; las Moiras; diosas del destino, a las cuales tanto hombres como dioses estaban sujetos, por lo que no existía ningún dios omnipotente. La expresión de los griegos ante los dioses era la de no creer en ellos, sino reconocer su poder.[3] Según esta perspectiva no es una sorpresa que en Atenas al llegar los metecos y tener un contacto directo con los atenienses, estos reconocieran y asimilaran otros dioses que no fueran los suyos, creando una especie de convivencia pacífica entre dioses, ritos y creencias.

Los dioses griegos tenían como alimento la ambrosía, néctar siete veces más dulce que la miel, y el humo que emanaba de los sacrificios. De acuerdo a esta creencia los griegos tenían que mantener buenas relaciones con los dioses, lográndolas con constantes sacrificios que en su mayoría eran de corderos.

A la hora de hacer sacrificios a los dioses, no se debía prestar importancia a los mitos que existieran del dios. Una futura esposa debía hacer un sacrificio a Hera, la diosa del matrimonio, sin importar que ella fuera una diosa cruel, perversa y sumamente vengativa. Fueron muchas las mujeres, en ocasiones hombres, que enfrentaron la ira de Hera y podía constar desde verlos desquiciados, hasta ver morir a sus familiares e incluso ellos mismos asesinarlos.

La vida para los griegos era concebida como un momento de tiempo efímero cargado de miserias enviadas por los dioses, por lo que se debía mantener a los dioses felices al ritmo de plegarias y sacrificios para que estos disminuyeran las calamidades y maldiciones a los hombres. La relación de los mortales con los dioses era una de respeto, a diferencia de los egipcios que tenían un temor absoluto a sus dioses.

Los mortales y semidioses helenos en muchos mitos desafían a los dioses e intentan superar sus capacidades, esto se puede apreciar con el robo del conocimiento a los dioses, la ofensa de Níobe hacia Leto, el nacimiento de Ificles y Heracles, entre otros mitos.

Hesíodo en La Teogonía habla sobre la génesis de las divinidades griegas. Generalmente se conocen doce dioses que habitan en lo alto del Monte Olimpo, pero no siempre fue así, no siempre hubo una paz y un orden en lo alto del Monte Olimpo.

El lapso entre el origen del mundo y la subida al poder de los olímpicos, es llamado por algunos poetas como “el periodo oscuro”. Es este periodo en que Hesíodo en el siglo séptimo antes de Cristo nos describe en La Teogonía contando el origen del mundo y el linaje de los dioses. En una próxima entrada haré una síntesis de tan magnífica obra.


[1] Cardona, F. L. (1996), Mitología griega Barcelona, España, Edicomunicación S. A.,p. 7.

[2] Fuentes, R. (2009), Cultura General.

[3] Gómez Espelosín, F. (2001), Historia de Grecia Antigua ,Madrid, Ediciones Akal, S. A.

Purgación

Raiponce – Frimaire – 2013

.

Mon chère:

.

En el sueño desperté en el Purgatorio y no estaba Dante a mi lado. No me sorprendió que me encontrara en la séptima cornisa, allí dónde se purga la lujuria. Entre el humo y el castigo divisé a lo lejos a alguien que no logré descifrar, pero que sé que le quiero mucho, no sé si me explico. Me pedía a gritos ayuda y vi un inmenso y verde mar, pero al final resulta que no puedo hacer mucho, soy hijo de Atenea no de Poseidón.

La impotencia al ver sufrir a alguien que quieres es horrible, considero que es una de las peores sensaciones que podemos experimentar. Nuevamente la cobardía fue más valiente que mi curiosidad y decidí levantarme. Algún día espero saber como acabó esta historia.

P. D. Ni siquiera dormir se puede ya.

Barthélemy

The Infernal Devices: Clockwork Angel

The Infernal Devices: Clockwork Angel

The Infernal Devices: Clockwork Angel

En esta ocasión inicié el 2015 Reading Challenge con Cassandra Clare, esa magnífica escritora que me tiene atrapado en un mundo fascinante. The Infernal Devices, traducido al español como Cazadores de Sombras: los orígenes, es una trilogía previa a los sucesos ocurridos en la serie The Mortal Instruments. No obstante, al igual que como sucedió con historias como Star Wars, la génesis se creó posterior a la historia popular y primeramente publicada.

Los Orígenes aunque es una serie independiente a los Instrumentos Mortales la complementación y el hilo conductor de ambas series es enhebrado de manera eficaz, atractiva y cautivadora por Cassandra Clare. Siguiendo los consejos de amigos y la propia escritora, las series deben leerse de manera intercalada para una mejor comprensión de la historia y los personajes.

El primer libro de la saga The Infernal Devices, es Clockwork Angel (Ángel Mecanico) aquí continuamos con el mundo de los Cazadores de Sombras, mundanos, subterráneos y demás especies, pero cambiamos de escenario y ya no estamos en Nueva York, sino en Inglaterra, concretamente en el Londres de la época victoriana. Las constantes citas a autores de ese momento, como Oscar Wilde y Charles Dickens, al igual que las descripciones y paisajes pintados con letras, nos sitúan ante la literatura victoriana por excelencia, pero en nuestro día de hoy.

El motor y la trama principal de la trilogía son distintos al de los Instrumentos Mortales, pero no por ello se alejan del todo, al contrario, hay un proceso de complementación entre ambas series que a mí me resulta alucinante. Ahora conocemos la historia de Tessa, una joven que no es Cazadora de Sombras, pero que tras los hechos y situaciones que cambian su vida, se introduce en el mundo de los Instrumentos Mortales, así como las principales familias de ese mundo: los Lightwood, Herondale, Fairchild entre otras.

No me canso de alabar la capacidad de sincretismo de Cassandra Clare, en cada libro quedó más enganchado a la línea conductora y como se entrelaza no solo las religiones, sino también la cultura y la literatura. La riqueza intelectual de Cassandra me hace creer en que todavía existen buenos escritores, que aunque quizá no escriban un Quijote, dejan plasmadas obras ricas en conocimiento, entretenidas y apasionadas. No estamos ante meras obras baratas con contenido sexual explícito y del fenómeno del Best Seller.

No contaré la historia, os animo a todos a aventurarse en el mundo de los Cazadores de Sombras, eso sí enzarzaré a Cassandra Clare, nuevamente, porque creó personajes bien elaborados y para que nos enamoremos desde que sólo leemos sus nombres. Es agradable saber la relación de parentesco que existe entre Will y Jace, como uno es heredero de la picaresca y el humor perverso, pero a la vez son independientes y uno no es la copia o prolongación del otro. En suma nuevos personas como Tessa y Jem también nos abrazan en encantos, dulzura y pasión. Y no puedo no mencionar al brujo encantador Magnus Bane, también recurrente en esta serie.

Ahora me moveré a la Ciudad de los Ángeles Caídos y volveré a Jace y Clary. Ya les contaré…

Califico este libro con un 5/5

2015 Reading Challenge