Noche Oscura

Noche oscura

En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que la alborada!
¡Oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!

En mi pecho florido
que entero para él sólo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.

Feliz día de San Juan.

Catalina de Bolonia

Catalina de Bolonia en Museo Las Claras de Murcia

Catalina de Bolonia en Museo Las Claras de Murcia

Catalina Vigri es considerada la patrona de las artes liberales; disciplinas, oficios y profesiones cultivadas por los hombres libres. En el Medioevo se enumeraron estas artes en siete, subdivididas en dos grupos. El Trivium compuesto por tres vías relacionadas a la elocuencia; gramática, dialéctica y retórica. El segundo grupo, el Quadrivium integrado por cuatro caminos asociados con las matemáticas; aritmética, geometría, astronomía y música.

Catalina perteneció a una familia patricia relacionada a los señores de Ferrara, lo que le permitió una educación completa del trivium y el quadrivium, combinada con cursos de filosofía y caligrafía. Catalina también fue capaz de leer y escribir latín y aprendió pintura y el arte de la miniatura religiosa. Un temprano ejemplo de una humanista por excelencia.

Catalina de Bolonia, Maria und das Jesuskind mit Frucht. c. 1440.

Catalina de Bolonia, Maria und das Jesuskind mit Frucht. c. 1440.

Catalina es descrita como amante de la soledad y de espíritu taciturno. Su rotundo rechazo al matrimonio la convirtió en una devota de la religión, maestra de novicias y Abadesa de las Clarisas.

Las historias cuentan que fue favorecida con visiones y éxtasis, conociendo y alcanzando el misticismo. Curiosamente el número siete de las artes liberales coinciden en los siete años que vivió en Bolonia hasta su muerte.