Liber Lilith

Liber LilithEl Liber Lilith es un grimorio gnóstico del cual se sabe muy poco y se especula demasiado. Las copias que sobreviven a nuestros días son el resultado de las recopilaciones y traducciones de Steiger, que tradujo al inglés y alemán directamente del latín, mientras que Donald Tyson intercambió correspondencia con Steiger y antes de él suicidarse le envió su diario personal y las copias del Liber Lilith.

De antemano debemos tener presente, que es muy posible, que nos hallemos ante traducciones alteradas o modificadas, tanto por Steiger como por Tyson. No hay una prueba científica de lo que se nos menciona y nociones como las de que Steiger era xenófobo y antisemita, pueden alterar las traducciones y codificaciones del grimorio original. Lo que más me resultó curioso es que el autor, pese a su gnosticismo y lo que nos escribe, en el inicio de su aventura se invoca y nos deja claro que es un fiel creyente de dios.

El Liber Lilith es un libro original en latín que tiene como motor la invocación de los espíritu. El título original es Liber Lilith sive de coitus larvis “El Libro de Lilith o sobre la copulación con los Espíritus”. En la Introducción del libro, Steiger nos narra la historia sobre como obtuvo el escrito, una historia interesante, pero que raya entre la ficción y la realidad dejándonos confusos o al menos desnortados. A continuación, reseño un poco este magnífico libro.

I – Parte: El Grimorio

Lilith se presentó ante Lamec en sueños y le contó la verdad; “el dios de los hijos de Adán no es el monarca más alto” hay un dios más grande y su grandeza no puede ser medida ni mencionada puesto que en su nombre están pronunciados todos los nombres y decirlo conllevaría el fin del universo. Es un dios ni hombre, ni mujer, la mente del hombre no puede describir sus cualidades porque es incognoscible. Es el Padre/Madre de los Eones.

Este dios se vio solo y en su propio resplandor envío su semilla impregnando su imagen y surgiendo una nueva que fue llamada Barbelo, el Adán Celestial y Reina de los Eones. El Padre/Madre envío una chispa que se incendió en el vientre de Barbelo y nació el Autogénito, con menor luz que su padre. El Unigénito tenía una mente para poder conocer la verdad y fue llamado Mashia, de su mente vino la existencia del hombre celestial llamado Geradamas. Celosa de la belleza de Geradamas, Barbelo concibió por su propio deseo y pensamiento un hijo. Fue una masa retorcida que se transformó en una serpiente con cabeza de león. Barbelo avergonzada creo un trono y ocultó a su hijo que creció con fortaleza y fue llamado Samael, el primero de los Arcontes.

La lujuria creció en Samael que ansiaba la luz de su madre, distorsionando su ardiente corazón formó a una consorte a imagen de su madre y fue llamada Lilith. Pero un Dragón ciego fue puesto entre Samael y Lilith impidiéndole copular. Samael pobló los reinos que le había mostrado a Lilith como suyos y blasfemó llamándose el único Dios. La nube de luz de su madre lo abandonó. Barbelo recibió el perdón del Unigénito y este envió a Armozel, el ángel de la luz, para destruir al Dragón, castrándolo con su espada llameante para que no pudiera hacer ni deshacer.

Por medio de los anillos del Dragón era que Samel y Lilith podían unirse, ahora estaban destinados a ser separados. El Unigénito mostró en las aguas el reflejo de la figura de un hombre ante Lilith que recogió barro y hojas putrefactas y creó una figura parecida a la de las aguas, pero sin vida. Armozel descendió y le murmuró lo que ella hizo. Lilith llamó a Samael que al ver la figura, guiado por la palabras del ángel en la voz de Lilith, se unió al cuerpo hasta darle el soplo de la vida y llamarlo Adán.

Celosos los ángeles y arcontes de la belleza y sabiduría de Adán, lo llevaron al Paraíso donde le indicaron que comiera en abundancia. En el centro del Edén estaba el árbol cuyas hojas eran mentiras, sus raíces corrupción, su semilla deseos, sus flores pecado y su fruto muerte. La sombra del árbol era el odio, este era el árbol de la vida. También estaba el árbol del conocimiento del bien y del mal, el árbol de la pura luz, sus hojas eran música, su semilla promesa y su fruto era el conocimiento que elevaba a los Eones.

lilith__the_screech_owl_by_buechnerstod-d46mds7Los arcontes dejaron sin protección el árbol de la vida y con sus alas escondieron el árbol del conocimiento. Samael tomó una muestra del costado de Adán y creó a Eva. Samael tenía intenciones de yacer con Eva. Lilith estaba envuelta en celos porque Eva era más hermosa, la belleza de Eva era de Luz y la de Lilith de Oscuridad. Lilith se transformó en búho y guió a Eva hasta el árbol del conocimiento y retomando su forma de serpiente le extendió el fruto y Eva comió y le llevó a Adán, una vez saciados tuvieron vergüenza de sus desnudez y fueron expulsados del paraíso por Samael que colocó a un arconte en la entrada para que nunca pudieran regresar.

Samael persiguió a Eva hasta quitarle su virginidad, el ángel fue enviado a quitar la luz de Eva, pero la serpiente de Samael montó a Eva de igual forma y cuando Adán volvió a sus muslos vio la primera mancha menstrual de Eva, sinónimo de su maldición eterna. Eva sedujo a Adán hasta yacer con él, luego nació un niño al cual no se le oyó reír nunca y fue llamado Caín. Adán pensó que era su hijo, pero era fruto de la serpiente y Eva. Pasó el tiempo y nació Abel y Caín mató a Abel y Samael lo maldijo y lo marcó.

Caín tomó a Yoko, hija de Lilith y Samael, por esposa con ella engendró a Enoc que engendró a Matusalén que engendró a Lamec. Lamec tomó a dos demonios por esposas a Adah y Zillah. Lamec y Adah tuvieron al sabio Jabal y al músico Jubal como hijos. Zillah y Lamec engendraron a Tubal-caín, que enseñó las armas de guerra, y a Naamah, hechicera y maestra de encantamientos. Naamah sedujo a su hermano y a su padre y se marchó con regocijo. Lamec consciente del incesto cometido buscó a Caín y lo mató, concluyendo el juicio de Samael contra Caín.

Luego del asesinato de Abel, Adán estuvo 130 años sin intimar con Eva, Lilith lo visitó en sueños y estuvo con él y engendró demonios. Naamah también yació con Adán y recogió su semilla en una copa y la llevó a las aguas del Mar Occidental y allí engendró demonios. Tras la muerte de Caín, Armozel descendió y purificó a Eva. Adán volvió a ella y al tiempo nació un hijo más brillante y fue llamado Seth.

*******Aquí culminan los aspectos básicos de la “Teogonía” del Liber Lilith*******

Los nombres de Lilith:

  • Norteña: porque todos los males descienden del norte.
  • Ser Impío: porque nunca está satisfecha.
  • Abuela Lilith y Anciana Lilith: porque es más vieja que la humanidad.
  • Madre de los Abortos: porque odia la fertilidad de las hijas de Eva.
  • Escasa Medida: porque toma las semillas de los hombres  y engendra monstruos.
  • Bruja Nocturna: porque succiona la respiración de los besos.
  • Estranguladora de niños: porque intenta entrar en ellos para poseerlos y los mata.
  • La Prostituta Escarlata: porque lleva un vestido rojo para despertar pasiones.
  • Reina de las Rameras: porque todas las prostitutas le rinden culto.
  • Mujer Extranjera: porque es la corrupta sirvienta que se interpone entre el esposo y su mujer.
  • Doncella: porque aparece con cara modesta.
  • Mensajera de Dios: porque proclama su victoria a los Eones.
  • Destructora: porque es enviada a las malas naciones de la tierra.
  • Princesa de los Chillidos: porque chilla en el desierto.
  • Cáscara Brutal: porque no tiene piedad.
  • Lilith la Gran Consorte de Samael.
  • La Pequeña Lilith hija de Caín y Zillah.
  • El fin de la Carne: porque corrompe.
  • El fin de los Días: porque lleva maldición.

Los primeros hijos de Lilith con Samael:

Las doce autoridades:

  1. Athoth
  2. Harmas
  3. Galila
  4. Yobel
  5. Adonaios
  6. Caín
  7. Abel
  8. Abrissina
  9. Yubel
  10. Armoupiael
  11. Melcheir
  12. Belias

Los segundos hijos:

Los siete reyes (cielos)

  1. Athoth (oveja)
  2. Elaoios (asno)
  3. Hastaphaios (hiena)
  4. Yao (Hidra)
  5. Sabaoth (dragón)
  6. Adun (mandril)
  7. Zabbedias (llama)

Los siete arcángeles:

  1. Miguel
  2. Ouriel
  3. Asmenedas
  4. Saphasatoel
  5. Aarmoniam
  6. Rickramas
  7. Amiorps

Los cinco espíritus:

  1. Phloxopha (calor)
  2. Ororothos (frío)
  3. Erimachos (sequedad)
  4. Aethuros (humedad)
  5. Onorthochras (quintaesencia)

Los cinco demonios:

  1. Ephememphi (placer)
  2. Yoko (deseo)
  3. Nenentophni (sufrimiento)
  4. Blaomen (miedo)
  5. Ouchepiptoe (gobernador de todos)

 

II – Parte

La Segunda Parte del Liber Lilith es el Diario de Karl Steiger desde el 12 de marzo de 1990 hasta el 22 de junio de 1990. Estas son las fechas en las que el ocultista comienza con los ritos e invocaciones para yacer con Lilith. Es posiblemente la parte más atractiva y perturbante de todo el libro. Las descripciones que nos ofrece Steiger son bastante gráficas y podrían incluso resultar obscenas o irritantes para algunos. Es meritorio recordar que nos enfrentamos a la traducción de Steiger junto con sus notas personales y a un segundo filtro que es el del autor. Los procesos para obtener el aceite de Lilith así como los polvos blancos y rojos, son detalles que no esbozaré para despertar la curiosidad entre los lectores y animarlos a leer el libro.

III – Parte

La tercera y última parte del Liber Lilith es el trasfondo y análisis del libro. El Gnosticismo es un movimiento religioso que floreció en el Mediterráneo de los tiempos después de Cristo. Gnosis significa sabiduría y el propósito de esta corriente es elevar el alma después de la muerte. El universo gnóstico es una constante dualidad entre el bien y el mal, de la deidad suprema emana una diosa madre celestial que ha sido llamada Barbelo, Helena, Ishtar, Astarte, Atargatis y Cibeles.

En un rango menor aparece Sophia, cercana a los niveles del cielo que son llamados Eones. Para muchos gnósticos de la descendencia de Sophia surgieron los Arcontes, una mezcla del bien y del mal y donde están Yaldabaoth (el Yahweh hebreo) y Samael. Existe también un Adán Celestial cuya existencia data antes de la creación del mundo y él descendió voluntariamente como un guerrero que combatió las primeras fuerzas de la oscuridad. El hombre en esta teogonía es creado por los Arcontes.

Un detalle que menciona el libro y es completamente cierto, es que el cristianismo tiene mucho del gnosticismo. Contrario a lo que se piensa, el gnosticismo es más elitista que el cristianismo ya que sólo unos pocos son los que gozan del privilegio de la sabiduría. De la misma manera los gnósticos rinden culto a la serpiente por llevar el conocimiento a Eva, esa fue la génesis de la gnosis.

Como hemos entrevisto, del gnosticismo y otras culturas surgió la figura de Lilith, la protagonista de este libro. Culturalmente continuamos asociando una sombra negra de maldad al nombre de Lilith. El origen diabólico de Lilith se remonta a Babilonia donde se presenta como un demonio femenino, de cabello largo y alas. No es hasta el Alfabeto de Ben Sira dónde se menciona a Lilith como la primera esposa de Adán, creada al mismo tiempo que él. Esta última interpretación es la que más prevalece en las tradiciones judías.

En la Cábala y el Zohar Lilith es una de las cuatro diablesas madres de demonios:

  1. Naamah: gobierna Damasco (Este).
  2. Lilith: gobierna Roma (Norte).
  3. Mahalath: gobierna Egipto (Sur).
  4. Agrat: gobierna Salamanca (Oeste).

Otras tradiciones mencionan a Lilith como una divinidad andrógina mitad Lilith y mitad Samael, nacida del fuego de la Espada del Edén. El destino final de estas interpretaciones acaba mezclándose con el de Lilith como un vampiro súcubo nocturno, reina y consorte de Samael. Surgen entonces contemporáneas interpretaciones en las que Lilith y Samael son los dobles malignos de Adán y Eva. En el antiguo folclore inglés Lilith es la Dama de Satanás, mientras que en folclore alemán es la abuela de Satanás.

Como conclusiones finales destaco que el manuscrito en latín de 1568 es la única copia que sobrevive. Este libro es una compilación de escritos y hechos en el que participan diferentes manos. La teogonía que nos presenta el libro, está fuertemente influida por el Libro de Enoc, mientras que la parte de la invocación tiene destellos de la literatura ocultista, y hace un sincretismo de las historias del Talmud, la Midrash y la Cábala. En general las descripciones físicas que se nos presentan y sobreviven de Lilith están basadas en los monstruos griegos como Medusa, las Arpías, la Esfinge y muchos otros.

Califico este libro con un 4/5.

2016

La umbría Eva

¿Quién fue la primera mujer
La que se hartó de vivir para Adán
Y se marchó del Eden?
¿Quién fue la mujer que pasó
Del paraíso del bien y del mal
Y sin pensarlo se fue?
Ni heroina, ni princesa
Ni voluble, ni perversa
Crece libre y no se deja
Someter

Lilith, periodo de Isin

Lilith, periodo de Isin

El folclore judío dio a la historia una de las figuras más sombrías y lóbregas; Lilith. Sin embargo, el origen de Lilith indica estar en la mitología mesopotámica en los demonios femeninos Lilitu y Ardat Lili, llevando consigo estas creencias e incorporándolas al mundo judío los exiliados de Babilonia.

El mito de Lilith se comenzó a construir sobre la base del versículo 27 del primer capítulo del Génesis: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó.» Posteriores interpretaciones de rabinos consideran que junto con Adán se creó del polvo a la primera mujer; Lilith.

Todos los mitos coinciden en que Lilith se convirtió en  la primera esposa de Adán, pero pocos concuerdan en que sucedió después. La mayoría de las historias y cuentos populares dicen que Lilith abandonó a Adán tras no doblegarse y sentirse igual a él y no inferior,  marchándose del Edén voluntariamente y trasladándose a los confines del Mar Rojo, lugar que  convirtió en su morada hasta el día de hoy. A medida que la sociedad avanzó, también lo hicieron las historias, poco a poco se gestaron diversas leyendas sobre la vida y el paradero de Lilith.

Samael en DeviantART

Samael en DeviantART

Entre los judíos una de las historias más aceptadas es que una vez en el Mar Rojo, Lilith se convirtió en amante de uno de los siete ángeles guardianes del cielo; Samael. El paso de los años trajo consigo una demonización de la figura de Lilith, se comenzó a apreciar como un demonio femenino que robaba niños en las noches y se unía sexualmente a los hombres mediante sus sueños como un súcubo, engendrando hijos (los lilims) con el semen que los varones derramaban involuntariamente durante las noches.

Otros mitos la hacen concubina del demonio Asmodeo. Cabe señalar que Samael en otras culturas no es un ángel, sino un demonio, siendo también otro de los nombres que recibe Lucifer.

El escritor de origen judío Primo Levi en la siguiente cita presenta un poco de la percepción judía sobre Lilith.

“A ella le gusta mucho el semen del hombre, y anda siempre al acecho de ver adónde ha podido caer (generalmente en las sábanas). Todo el semen que no acaba en el único lugar consentido, es decir, dentro de la matriz de la esposa, es suyo: todo el semen que ha desperdiciado el hombre a lo largo de su vida, ya sea en sueños, o por vicio o adulterio. Te harás una idea de lo mucho que recibe: por eso está siempre preñada y no hace más que parir”.

Cuando Adán comenzó a echar de menos a Lilith, Yahveh envió a tres ángeles en su búsqueda: Snvi, Snsvi y Smnglof. Ante la negativa de Lilith de regresar al Edén como castigó 100 de sus hijos morirían, otras versiones dicen que quedó estéril. Muchas tradiciones judías medievales dicen que La primera mujer entro en cólera y tomó venganza matando a los niños menores de ocho días, incircuncisos.

John Collier, Lilith. 1892.

John Collier, Lilith. 1892.

Las representaciones de Lilith son las de una mujer sumamente atractiva, enigmática, siniestra, fatídica, perversa, indómita e impetuosa. Siempre a la vanguardia por su independencia. Nifómana con ardientes deseos y un voraz apetito sexual. Generalmente, se muestra desnuda con una larga cabellera rojiza, en ocasiones rubia, en la que lleva enredados los corazones de los hombres que sucumbieron en sus hechizos y acompañada de una serpiente, símbolo alusivo a Samael o Lucifer.

El nombre de Lilith tiene su raíz en el hebreo Lil, traducido a las lenguas modernas como noche, en este sentido la cultura contemporánea define a Lilith como la nocturna o la oscura. La ausencia de luz pasa a convertirla en un demonio nocturno asociado a animales como la lechuza y el murciélago, siendo aquí la génesis de Lilith como la primera mujer vampiro. A esto se le añade que la única mención de Lilith en la biblia cristiana, en las futuras traducciones, fue cambiado]a por Lamia; vampiresa de los mitos grecorromanos.

Herbert James Draper, Lamia. 1909.

Herbert James Draper, Lamia. 1909.

Según pasaron los años Lilith ha tenido un sinfín de interpretaciones. En el siglo XVI y años posteriores una talla de un súcubo o una alusión a Lilith en una posada eran sinónimos de que ese lugar también fungía como burdel. Otras versiones medievales hacen de Lilith como la serpiente que se presentó y tentó a Eva.

La rebelión de ella, hacia Adán y la figura de un Dios (varón), llevó a grupos feministas a tomar a Lilith como símbolo de liberación sexual y lucha contra el patriarcado. Incluso páginas web de organizaciones promujeres llevan su nombre.

Muchos literatos quedan encantados con el enigma de Lilith, siendo un personaje recurrente en varios escritores de diferentes tiempos. La cultura popular usa el personaje y el nombre de Lilith en constantes películas, series televisivas e himnos musicales. Más allá de todo esto Lilith nos lleva a reflexionar sobre una etapa matriarcal.

Hoy día tendríamos una historia muy diferente si Lilith no hubiera evolucionado a un personaje maléfico, incluso atesoraríamos teologías completamente renovadas y carentes de misoginia.

Cornelis van Haarlem. The fall of man. 1592.

Cornelis van Haarlem. The fall of man. 1592.