Un camino diferente

En 2020 octubre 22 – 28 es la Semana de la Conciencia Asexual. Esta campaña se celebra anualmente con el objetivo de educar y hacer visibles a las personas asexuales, arrománticas, demisexuales y gris-asexuales. Durante estos días la comunidad asexual organiza diferentes actividades con los objetivos principales de promover la comprensión, ayudar a los miembros de la comunidad que se sienten solos o perdidos, desmentir los mitos sobre la asexualidad, difundir información sobre la comunidad asexual, ayudar a disminuir el acoso sexual y difundir información de contacto y apoyo a las personas que lo necesitan.

Algunos estudios estadísticos del pasado, señalan que un 1% de la población son personas que no sienten la necesidad de tener relaciones sexuales o en algunos otros casos no sienten atracción sexual hacia las personas, definiéndose así como asexuales. Poco a poco se enmarcaron diferentes ámbitos de la asexuaidad como una orientación sexual por lo cual la asexualidad no respondería a causas o razones.

De forma general no se debe confundir la vida en celibato y el miedo al sexo o a las enfermedades de trasmisión sexual como conductas asexuales. La comunidad asexual entra dentro del colectivo LGBT como una minoría no identificada, considerada por muchos, incluso los propios miembros del colectivo, como personas anormales.

La diferencia principal entre el celibato, la abstinencia sexual y la asexualidad es que las primeras son conductas o creencias personales y religiosas mientras que la asexualidad se considera una orientación sexual de caracter duradero. No obstante, muchos asexuales aún sin sentir la atracción sexual suelen experimentar actividades sexuales por diferentes motivos como los de tener hijos, complacer a una pareja romántica y ceder ante presiones sociales.

Es posible que uno de los puntos que más dificulta la comprensión de la asexualidad sea el hecho de que los asexuales pueden sentir atracción romántica hacia otras personas que pueden ser bien de su mismo género o de cualquier otro género. De acuerdo a la orientación romántica los asexuales se pueden definir como heterorrománticos, homorrománticos o birrománticos.

Pero la senda asexual, como todas, no es una estática, dentro de la comunidad asexual existe una variación significativa de personas que se identifican a sí mismas de diferentes formas. Algunos llaman a un espectro de la asexualidad como grisexualidad que sería un punto medio entre la sexualidad y la asexualidad. Es una zona gris en las cual la persona puede experimentar relaciones sexuales en ciertas ocasiones y bajo circunstancias específicas, en el mundo anglosajón a estas personas se les llama gray-a o gray ace.

Bandera grisexual

Un ambito dentro de la grisexualidad, fuera de la misma para otros, es la demisexualidad. Un demisexual es una persona asexual capaz de sentir una atracción sexual sólo hacia una persona con la cual ha entablado un vínculo personal, emotivo y romántico.

Bandera demisexual

Tambien dentro de la comunidad existen los asexuales arrománticos que no sienten atracción sexual ni atracción romántica hacia las personas.

Bandera arromántica

Muchas comunidades asexuales encontraron una voz en los medios cibernéticos para hacerse visibles ante la sociedad y educar sobre la asexualidad. En este camino se creó la comunidad AVEN (Asexual Visibility and Education Network) fundada en 2001 por David Jay.

David Jay

La web AVEN nos señala que la identificación personal como asexual es un factor decisivo en la asexualidad. También reseña que una minoría de la población se identifica como asexual mientras explora y cuestiona su sexualidad. En la actualidad es cierto que se ha hecho visible la comunidad asexual, pero también es cierto que los llamados nuevos asexuales han creado foros y propagandas en la que suelen “enumerar” requisitos o hacer un quiz para saber si eres o no asexual y brindan una falsa concepción sobre los asexuales que si queremos ayudar y educar a la sociedad.

An ace group marches at the Toronto Pride Parade on June 24, 2018.

Sobre esto que hablo la comunidad AVEN menciona que «la asexualidad es como cualquier otra identidad —en su núcleo, es sólo una palabra que usa la gente para ayudar a descifrarse a sí misma—. Si en algún momento alguien encuentra la palabra asexual útil para describirse a sí misma, los alentamos a usarla por el tiempo que tenga sentido hacerlo».

En el entorno de la comunidad LGBT la asexualidad suele ser uno de los sectores más rezagados debido en gran medida a la incomprensión de la asexualidad. La mayoría de las personas piensa en los asexuales como personas rotas, que han sido víctimas de alguna violación o simplemente como ya señalé, como personas anormales. Es curioso que a medida que la promiscuidad se va viendo más como parte de la cultura y es aceptada en la misma dirección que el poliamor, las triadas, las relaciones abiertas, etc., la asexualidad siga siendo tan difícil de entender.

Desde un punto de vista sociológico entiendo que es más fácil, personal y socialmente hablando, salir del armario como homosexual y no como asexual. Como nos mencionan los miembros de la comunidad AVEN la asexualidad es una orientación sexual que bien puede aparecer desde temprana edad, ser un estado transitorio mientras te defines y conoces como persona o también puede ser un camino diferente que escoges porque así es como mejor te sientes.

En la cultura popular se especula sobre la asexualidad de personajes históricos emblemáticos como Jorge Luis Borges, Salvador Dalí, Adolf Hitler, Isabel I de Inglaterra, entre muchos más. En el mundo literario y cenéfilo han aparecido varios personajes abiertamente asexuales y se ven algunos espectros que dan a entender su asexualidad siendo una temática que aunque no es muy común comienza a ser visible con más frecuencia.

Bandera asexual

A todos los que me leen los invito a ser más comprensivos y tolerantes con las otras personas que no son o no se sientan identificados de la misma forma que usted se siente. El no conocer de algo muchas veces genera temor y burla, el sentimiento de identidad personal es uno que se construye y que es diferente en cada persona. Para muchos de nosotros formar esa identidad no es fácil y cuando la encontramos sólo necesitamos comprensión, en muchas ocasiones lo que encontramos es odio incluso por los que se dicen llamar igual a nosotros. En estos casos, como en muchos otros, sólo nos queda amarnos a nosotros mismos como un arma de defensa propia.

¡Jamás pensé!

Amigos de verdad que jamás pensé que escribiría esta entrada. Y es que llevo años y años (pero muchos años) dando vueltas y vueltas con todas estas letras en mi cabeza y en mis cuadernos y por fin le di forma y aquí me llegó ayer la copia/borrador de la historia que he estado trabajando por años y antes publicaba por aquí de forma semanal. Bueno voy a darle una última revisada y ya pronto espero liberarla en formato físico y electrónico.

A todos los que siempre me animaron a continuar la historia, leyeron alguna epístola y me dejaron un comentario de aliento les quiero dar las gracias y espero que el producto final sea de su agrado. Por motivos un poco evidentes y de seguridad me he visto en la obligación de ir restringiendo y eliminando entradas del blog y les cuento que en la última revisión cambié varias cosas, pero en fin ¡me siento feliz y espero tener más noticias de este tema muy pronto!

Temiscira: la isla que se repite

Themyscira1111Themyscira, en español Temiscira, fue una antigua ciudad griega de la cual no se han encontrado ruinas, pero la mayoría de las teorías indican que fue una ciudad suroriental al Mar Negro en el territorio de Anatolia, correspondiente a la actual ciudad turca de Ünye, en la provincia de Ordu.

Ünye, Turquía

Provincia de Ordu, Turquía

Temiscira es mencionada desde la antigüedad por autores como Heródoto. Según Claudio Ptolomeo, que estuvo de acuerdo con Heródoto, la ciudad de Temiscira estuvo ubicada entre el río Iris (actual río Yeşilırmak) un poco más al este de Ünye.

Río Yeşilırmak

Río Yeşilırmak

Otros historiadores coinciden con arqueólogos e indican que a dos días del río Kizil Irmak, en los límites fronterizos de la antigua Galacia, en o cerca de la ciudad de Terme, en la desembocadura del río Termodonte fue el asentamiento de la antigua Temiscira.

mapa-de-turquia

río Kizil Irmak

Temiscira comenzó a aparecer en la mitología griega como un paraíso místico, en ocasiones como un refugio u oasis para los dioses, hasta que el historiador griego Diodoro Sículo, indicó que la ciudad-estado de Temiscira fue construida por las fundadoras del reino de las Amazonas; las hermanas Hipólita y Antíope. Temiscira fue el hogar, y la capital, de esta tribu de mujeres guerreras dotas de fuerza física, belleza y sabiduría.

Lucy Lawless as Xena

Lucy Lawless as Xena

Ares, el dios de la guerra, a pesar de ser considerado el padre de las amazonas por algunos griegos, paulatinamente pasó a ser el oponente principal de las guerreras y por medio de artimañas logró que Heracles y Teseo unieran fuerzas para atacar a Temiscira. Heracles por vía de seducción conquistó a Hipólita haciendo que sus fuerzas entraran a Temiscira y esclavizó a las amazonas.

Sin embargo, las cautivas, que fueron agraciadas con fuerza y sabiduría, por medio de sus dones lograron liberarse y en poco tiempo acabaron con la mayoría de los intrusos, aunque Temiscira se convirtió en una ciudad en ruinas.

Tras la liberación de las guerreras, Antíope lideró una facción de amazonas en busca de venganza contra Heracles y Teseo. Mientras que las diosas: Artemisa, Atenea, Deméter, Hestia y Afrodita, ordenaron a Hipólita llevar a las demás amazonas a una remota isla, donde cumplirían su penitencia por fallar como mentoras de la paz. Las amazonas se convirtieron, desde ese momento, en las guardianas de la Puerta del Destino; entrada al Tártaro, a cambio de este servicio las mujeres contarían con juventud y vida eterna.

Otros mitos narran que Teseo acompañó a Heracles en uno de sus doce trabajos; obtener el cinturón de la reina Hipólita. En esta versión el enfrentamiento entre Heracles e Hipólita culminó con la muerte de la reina y la victoria de Heracles, lo que llevó a una Hera encolerizada a provocar los deseos de Teseo sobre Antíope, raptándola y comenzando la guerra que llevó a las amazonas a marchar contra Atenas.

La isla paraíso a la que pasaron a vivir las amazonas fue nombrada nuevamente como Temiscira. Así transcurrieron algunos siglos en un estado de perfecta armonía y una vida pacífica.

Themyscira, exterior

La sociedad matriarcal de Temiscira no pensaban en términos de género por lo que en su estado la homosexualidad era aceptada. Muchas amazonas preferían mantenerse castas como halago a sus diosas, mientras otras salían de la isla sólo para reproducirse. Varios mitos apuntan que los vástagos de las guerreras eran sacrificados si nacían varones, mientras que a las niñas se les criaba y enseñaba el arte de la guerra.

La aceptación de la homosexualidad en Temiscira, llevó a historiadores modernos a cargar nociones contemporáneos e idealizadas del lesbianismo y por lo tanto considerar que la isla de Lesbos fue el asentamiento de las amazonas y por consiguiente un sinónimo de Temiscira. Más allá de la connotación actual que menciono, la proximidad de la isla de Lesbos a la península de Anatolia, le da un por ciento de probabilidad de acierto a estas interpretaciones.

737_w

Las amazonas fueron religiosas devotas siendo Afrodita, Artemisa y Atenea sus diosas principales. Cada año tenía lugar la Fiesta de las cinco, en conmemoración a las cinco diosas que les dieron vida: Artemisa, Atenea, Deméter, Hestia y Afrodita. Aunque también hacían sacrificios y plegarias a las diosas madres Gea y Rea.

Themyscira

Las amazonas también se relacionaban con ninfas como las Nereidas, pactando con ellas que las niñas que salvaran de morir en las aguas fueran entregadas para su guardia y enseñanza. La hechicera Circe era otra de las aliadas de las amazonas, siendo esta quien confeccionaba sus uniformes y vestimentas.

Otros mitos reseñan que el regreso a Temiscira de Antíope y sus guerreras, le dio a Circe una forma de conspirar contra las amazonas, enfrenando a los dos bandos en una guerra civil que no dio tregua por varios años. Sin embargo, las amazonas fueron capaces de dejar sus diferencias y volver a ser la tribu unida que una vez fueron.

Isla paraíso, posterior Themyscira

En el mundo contemporáneo Temiscira entró a la atmósfera imaginaria en 1941, luego de que DC Comics la empleara como el hogar de la princesa Diana; la Mujer Maravilla.

Themyscira, DC Nation

Themyscira, DC Nation

DC Nation presentó un reino gobernado por Hipólita y llamado por primera vez Isla Paraíso y posteriormente Temiscira. La génesis de los cómics no está alejada de la realidad mitológica pues Diana es una amazona y el personaje de Hipólita, como ya mencioné, es famoso en la mitología griega.

El universo de DC Comics narra una segunda guerra civil en la cual Temiscira es elevada a la atmósfera de la Tierra, como último bastión de defensa. Al final de la batalla Temiscira fue destruida y la muerte de Hipólita trajo la unión de todas las amazonas.

Themyscira flotanteLas cinco diosas de las amazonas reconstruyeron la isla llamándola la Nueva y Unida Temiscira, volviendo a su origen y siendo ahora un lugar de paz en el que podían vivir hombres, mujeres y otras especies. Incluso había un espacio para que villanos intentaran reformarse. Pero ese no fue el final rosa de Temiscira.

Una de las aventuras de Zeus con una amazona, culminó en un arranque de celos de Hera y como resultado la isla fue destruida casi en su totalidad. La decisión final de los dioses fue la apoteosis de las amazonas, encontrando su paz en el mundo divino y reconstruyendo una nueva Temiscira olímpica.

Themyscira Olímpica

Themyscira Olímpica

Pero ni siquiera en el Olimpo acabó la morada pacífica de Temiscira. Nuevamente, Circe por medio de magia y colaboraciones de otros dioses regresó la isla de Temiscira a la Tierra.

En esta ocasión las amazonas son hechizadas y obligadas a luchar y asesinar inocentes. Por esos crímenes son despojadas de sus gracias y condenadas a errar por la Tierra sin recuerdos de su pasado. La reina Hipólita, resucitada por Circe, fue condenada a estar sola en Temiscira.

Dc Comics narra entonces que tras la amenaza de la sociedad de villanos, Diana regresó a Temiscira y rescató a Hipólita. Dándose a conocer a cuatro malvadas amazonas que custodiaban a su madre y fueron encerradas en el centro de Temiscira.

Zeus y otros dioses descendieron a la Tierra y regresaron a las amazonas de la facción de Hipólita a Temiscira. En esta ocasión Zeus les concedió la mortalidad a las guerreras y creó una nueva isla; Talarion. La paz duró poco dado que Zeus designó a Aquiles como el nuevo rey de Temiscira.

Themyscira recobrada

Themyscira recobrada

Aprisionadas, Hipólita y Diana, las amazonas de la facción de Antíope vuelven a la isla dirigidas por la diosa Artemisa. Aquiles en consciencia de su error liberó a Diana y los Talarianos se unieron a la guerra logrando la restitución de Hipólita como reina de Temiscira.

Aunque todo indicaba un respiro para la caótica isla de Temiscira entre los jardines cinco Amazonas dieron a luz hijos del dios Ares y un futuro incierto se queda abierto y a la espera del futuro.

Tanto en el mundo mitológico, como en el universo fantástico del cómic, está tierra sagrada a menudo es referida como un nirvana. La glorificación y exaltación de Temiscira poco a poco fue evolucionando hasta que gracias a DC Nation y estudios de género que consolidan la Isla de Lesbos como la cuna de las amazonas, se gestó la idea de la idea de Temiscira como un paraíso.

En ambos universos hallamos estados matriarcales y espacios completamente femeninos en los cuales la presencia del hombre estuvo prohibida. Tanto la ciudad mitológica como la isla paraíso contaron con leyes severas que vetaban la presencia masculina, siendo su localización un completo secreto e incluso un misterio. El romper las normas tenía consecuencias terribles como le sucedió a la princesa Diana, que por bondad introdujo a sus amigos a Temiscira para evitar la destrucción de la misma, pero ese hecho le costó el destierro.

Es impresionante destacar que muchos factores del paraíso judío-cristiano convergen con las ideas de lo que fuera Temiscira. Es bastante probable que el mito de esta isla estuviera presente en la mente de las civilizaciones posteriores. En esa misma dirección, y algunos siglos después, considero que los postulados que llevaron el 14 de junio de 2004 a establecer el Reino de las Islas del Mar del Coral tienen su raíz en la atrayente Temiscira, una isla errante que como demostré en esta entrada se repitió en más de cinco ocasiones.

Themyscira

Themyscira, templo

Cómo me duele

Son muchos los que hoy se identifican con una causa y nos acompañan desde la distancia y las redes en el sufrimiento y el llanto. Aun así, son pocos los que saben lo que es vivir con miedo. Un terror que alcanza infinidades de magnitudes, que te acompañó en el colegio, te acompaña en el trabajo y te acompañará en cada lugar y en cada momento de tu vida sin importar la edad o la latitud en la que te encuentres.

Cómo me duele mirar al pasado y recordar las burlas y humillaciones que recibí no sólo de compañeros de la escuela, también de familiares, feligreses e incluso de amigos. Es un dolor crudo e incruento que vas sepultando dentro de ti, que intentas maquillar con sonrisas y gestos vacuos, pero que te desgasta y carcome por dentro.

Cómo me duele ver las redes sociales, leer los diarios y escuchar personas que alimentan doctrinas y pensamientos, por una fe vana y unos valores cuestionables. Esa hipocresía selectiva y colectiva es la que me enerva y más me enferma.

Pocas personas pueden alcanzar a imaginar la agonía y la angustia que envuelve mi dolor. Ese “maricón” que te gritaron en primaria, esa condena perpetua por parte de tus padres y familiares, dado que su “Dios” de amor, condena y castiga a los impuros e infieles, esas carcajadas que escuchas detrás de cada chiste o broma que involucra “gais” y es acompañada de un tono afeminado y burlesco, esa justificación social que hay a todo lo malo que nos sucede, porque simplemente “nos lo merecemos”…

Son tantas y tantas cosas las que me atormentan y en ocasiones como esta detonan. No importa el lugar adónde vaya, la sociedad me ha enseñado que debo agachar la cabeza o suprimir lo que siento y lo que soy, sólo por encajar en su estuche de valores de bolsillo y no ser una víctima de situaciones como la que hoy pasó en Orlando.

Soy un ciudadano más, que pagas sus cuentas, estudió, trabaja, rinde contribuciones y cada día que pasa se decepciona más del “sueño americano”. En conclusión, y como me ampara la constitución, soy uno más igual que el presidente, igual que una mujer de clase media o igual que una persona que con tanto celo grita y predica su heterosexualidad.

La persona con la que decida compartir  mi cama y mi vida no me hace ni mejor, ni peor persona que el resto. Es irónico como una persona en los Estados Unidos, y muchos otros países, puede pasearse con un arma de fuego y sentirse orgulloso y yo debo pensarlo dos veces antes de tomarle la mano a la persona que amo.

Cómo me duele este mundo intolerante y radical en el que estoy viviendo. Cómo me duele la incomprensión y la intolerancia. Pero también me duelen los “buscones”, los políticos de pacotilla y los “reyes” de las redes sociales que se aprovechan de mi dolor y de mis miedos para subir más alto en el escalafón social.

La mente me da vueltas y al final todo se resume en miedo. Miedo a salir por unas copas, miedo a ser quien soy, miedo a demostrar afecto a mis amigos, miedo a que en el trabajo se enteren, miedo a seguir siendo la burla que era en el colegio, miedo a pensar en que me espera el infierno, bueno como dijo Sartre “el infierno son los otros”. 

El infierno es esta sociedad enferma y este mundo cada día más repulsivo.