Ideas para ratones de biblioteca

Como todo buen Ravenclaw una de mis actividades principales es la lectura. Soy del tipo de persona que siempre que ve una librería entra y compra uno o dos o tres libros, aun cuando tengo en los estantes de mi habitación y los archivos de la tablet, muchos libros que todavía no he leído. Y es que ya sea por títulos, portadas o recomendaciones, cada día tengo al menos un nuevo libro que quiero leer.

Sin liarme más a lo que voy. En este proceso que os cuento me enfrento muchas veces a un fenómeno particular: muchos libros por leer, pero no saber cuál escoger. Es una dicotomía horrible y en esa lucha por seleccionar “el libro siguiente” a veces pasan días, semanas, incluso meses, en los que no leo por no saber cuál leer.

En suma a esto, trato cada día que pasa en convertirme en una persona minimalista, pero por ahí voy por la vida comprando muchas cosas innecesarias y dándole valor emotivo a objetos que me cuesta mucho desechar. En estos dos senderos caóticos de mi vida, encontré una unión en una fotos que estaba viendo el otro día así que dije: manos a la obra.

Hace varios años que practico la aromaterapia y comprar velas de aceites esenciales se convirtió en parte de mi estilo de vida. Más allá del factor económico, lo que me afecta muchas veces es que quedo cautivado con los tarros y se acaba la vela y no lo quiero tirar a la basura. Es aquí donde el internet me hace la serendipia en una foto y encuentro una forma divertida y pragmática de reciclar este envase y por aquí os la muestro.

A9162D48-A84C-40E1-B2EA-DDC9D39C3BE0Lo primero es seleccionar el tarro. Luego hacer una lista de todos los libros físicos y electrónicos que tengan y no han alcanzado a leer, una vez hecha se recortan los títulos. Sin son como yo, recomiendo dejar algunos trozos de papel en blanco para seguir añadiendo títulos a medida que pasen los días.

También señalo que por cuestión de orden y sentido, las sagas de libros sólo escriban el título del siguiente que les corresponde cronológicamente. Todos los recortes se doblan para no ver el título y se depositan en el tarro que finalmente se cierra, se agita un poco y luego que el azar nos diga cual es el siguiente libro que empezaremos a leer.

IMG_0769Aquí comparto con vosotros mi siguiente lectura y espero seguir con los ánimos para reseñarlo por aquí una vez termine el libro.

 

Saludos a todos.

Cuando quiero llorar no lloro

Cuando quiero llorar no lloroEsta novela del venezolano Miguel Otero Silva, se publicó en 1970. Es un buen ejemplo del desarrollo de la literatura venezolana y sus influencias. Es palpable como al igual que con las artes plásticas se creó un prototipo de lo que debía ser y como poco a poco se rompió y desprendió  de la vieja escuela. Noto también a simple vista congruencias con la novela picaresca; sus personajes no necesariamente son los famosos protagonistas y arquetipos principales de la literatura del momento, en adición la novela carece de un héroe.

El estilo de la novela deja entrevisto la amplia formación de Otero Silva y su gran trabajo con los géneros literarios novela policial y novela negra. El autor hace una meticulosa investigación y narración como la de un fiscal o un detective en un caso. Una de las grandezas de Otero Silva en esta novela, mencionada en el prefacio, es que al igual y como en un momento hizo Julio Cortázar al poner a los franceses a pensar como argentinos, Otero Silva lleva al lector a pensar como venezolanos. Algo aún más maravilloso es que si eres latino sientes que la realidad venezolana es muy similar y congruente a la de tu país.

La obra cuenta la historia de tres jóvenes que llevan el mismo nombre; Victorino, nacen el mismo día;  8 de noviembre de 1948, e incluso mueren el mismo día; 8 de noviembre de 1966. Sin embargo, más allá de todas estas similitudes los personajes son tres mundos opuestos. Cada uno está localizado en una de las clases sociales tradicionales; alta, media y baja. Aquí apreciamos una realidad latinoamericana común a la mayoría de sus países; la clase social en la que naces es, sin lugar a dudas, un factor vital en el desarrollo de tu vida y tu futuro.

El prólogo de la novela se desarrolla en el Imperio Romano, Otero Silva usó una técnica de mezclar tiempos y espacios, usada mucho por escritores como Julio Cortázar y Horacio Quiroga. Conjunto a la mencionada técnica en la novela conviven múltiples voces narrativas, esto va de la mano de un lenguaje a veces regional y con frecuentes frases en diferentes lenguas como latín, francés e italiano, lo que dificulta un poco la lectura y requiere una concentración absoluta en ella.

El humor es un elemento, a mi interpretación, clave en la historia. Tal como ocurre con el Realismo Mágico, el día a día y las situaciones en Lationoamérica si son contadas de forma realista no son creídas o no alcanzan un meollo social. Muchos de los escritores tienen que recurrir a diversas técnicas y elementos en los que está la fantasía, para que pueda llegar el mensaje de la realidad latina. Otero Silva presenta desde el prólogo la paranoia de los gobiernos desde la antigüedad y se burla del historicismo empleando sarcasmo y cinismo.

En el ámbito social la novela no sólo queda en la crítica a las clases sociales, muestra también mitos, que al día de hoy siguen vigentes no solo en América, sino a nivel mundial, como la superioridad de la raza británica y la visión de los sirios y descendientes árabes como tacaños y estafadores. Otero Silva es contundente en aspectos sociales que no sólo afectan a Venezuela, por ejemplo lanza críticas directas a Estados Unidos comparándolos con la institución de la Santa Inquisición. Ridiculiza el tema de los linajes y los apellidos, que es común a toda la América hispana donde ponerle la preposición de previo al apellido indica superioridad, así pues un Luis de Rivera vale más que un simple Luis Rivera.

Es brillante apreciar la sabiduría y el conocimiento de Miguel Otero Silva en esta obra literaria. Es mencionado el mito de Fausto y Mefistófeles, grandes aspectos de la historia romana e incluso movimientos artísticos como el Neoplasticismo. Sin embargo las ya mencionadas múltiples voces narrativas, el lenguaje en ocasiones engorroso y temas como la figura femenina y la misoginia, aunque se tiene la conciencia de que el autor está satirizando y criticando el sistema, como dice el refrán “lo poco divierte, lo mucho enfada.” Es una novela corta por lo que quizás yo me enfadé un poco antes de tiempo. Aun así no dejo de considerarla una excelente novela y a Miguel Otero Silva uno de los mejores escritores americanos del siglo XX. Los animo a leerla. 2014

Califico este libro con un 4/5.

El infinito en la palma de la mano

El infinito en la palma de la manoGioconda Belli recurrió a una serie de libros y referencias que fueron más allá de la Biblia y la escolástica tradicional. Combinando las sagradas escrituras cristianas, textos judíos y cuentos de la cultura popular, Belli creó una historia de Adán y Eva diferente, en la que se cuestiona el machismo patriarcal recurrente y constante de los mitos judeo-cristianos e intenta mermar la misoginia abundante que caracteriza a estas historias.

Nos enfrentamos a una Eva decidida, tenaz, elocuente y sobretodo curiosa, que se opone a un Adán sumiso, enamorado y un poco blandengue. Esta novela inmiscuye y abunda en uno de los temas más llamativos y estudiados; la creación del mundo.

Más  allá de la fecha y aproximaciones sobre el mito, la autora nos presenta una primera pareja que se ajusta bastante a los estándares y cánones modernos. En contraparte se presenta una percepción de un Otro (Dios), ausente, distante, creador, pero desanimado, responsable de acciones incomprendidas y que toma decisiones que dejan mucho que pensar, tal cual muchos se cuestionan hoy día.

Giocanda Belli desarrolló una relación de miedo, complementación e ironía entre las diferentes partes de la creación, teniendo como resultado constantes preguntas sin respuestas, o respuestas ambiguas que no pueden ser contestadas con un criterio firme o ineludible.

Esta novela elabora una serie de conflictos modernos como la belleza y su poder, el incesto y sus repercusiones, la noción y superioridad humana sobre la naturaleza, entre muchos otros temas. Quizás en un intento por eludir la tradicional visión de culpa y menosprecio hacia la mujer, presentada desde la antigüedad, la autora martiriza y engrandece un poco la figura femenina. Aún así no le resta grandeza a esta historia. Mitología, cientificismo y conflictos contemporáneos, son sólo algunos de los elementos que barajó Belli y que dio como resultado esta magnífica novela.

2014Califico este libro con un 5/5.