El “Brexit” desde el otro lado…

Es poco, por no decir que vacuo, los efectos que la tendencia del momento #Brexit puede tener en América y más concretamente en América Latina. Acá a este lado con “Brexit” o sin Brexit continuaremos con las mismas vicisitudes y obstáculos. Y es que en los medios informativos se ha tornado una atmósfera catastrófica en las que se pretende mostrar una futura salida del Reino Unido como el apocalipsis o el armagedón.

En mis cursos de Unión Europea, también soy ciudadano europeo por ius sanguinis, y en los coloquios en Bruselas, Madrid y Maastricht aprendí bastante sobre el funcionamiento de la UE como organización y el gran mito que se construyó y levantó sobre el mismo. No debo olvidar que tanto profesores españoles como belgas, mencionaban las constantes peculiaridades británicas con un tono de recelo e ira. Incluso comentarios como “total para lo que componen los británicos” o “esos de UK siempre tan arrogantes” los escuché en más de diez o quince ocasiones.

Quizás duela ahora a ese corazón europeísta, pero considero que en la mentalidad común siempre se vio al Reino Unido como un aparte, que no se unió a la Eurozona y tampoco a la política de libre desplazamiento. Reconocemos que en varias ocasiones, pequeñas crisis, la Unión Europea ayudó y lanzó el salvavidas al Reino Unido, mas Estados Unidos infinidad de veces ha “ayudado” a  Medio Oriente, América Latina, África y la hermandad no ha seguido. Queda feo sí, pero no es un crimen internacional.

Si decimos llamarnos demócratas, debemos recordar que un referéndum es una de las máximas representaciones de la Democracia y pese a no ser una victoria abrumadora no olvidemos que decidimos seguir este modelo en el que la mayoría manda. Se acusa y señala una y otra vez la arrogancia británica como causa y ahora el caos en las redes es la caída de la libra.

Como he dicho, este análisis es desde el otro lado, aquí nuestras vidas siguen iguales, no hay guerra mundial, no hay guerra civil, aquí nos toca preocuparnos por el vecino que sigue en guerrillas, por las medicinas que no llegan a Venezuela, por la pobreza que hay que erradicar y la sociedad que hay que educar. Creo que tenemos problemas más severos de los que ocuparnos.

Lo que a mi juicio veo como gran lección o al menos como factor más importante de este referéndum es la caída del mito europeo. África, América del Sur, países asiáticos e incluso, aunque en menor medida, Norteamérica, siempre miraron a Europa como un ejemplo a seguir, una motivación e inspiración que más allá de conflictos como la crisis de Grecia o los refugiados, cosméticamente siempre era esperanzador y motivador.

Es el mismo conflicto psicológico que enfrentan muchos de mis amigos y allegados al ver como su ídolo se les cae o al menos cojea. Vuelvo y repito, no estamos en los Estados Unidos de América dónde si un Estado decide salir de la unión hay que ir a la guerra y si nos hacemos llamar países democráticos, como exige la Unión Europea para ser parte de su club, respetemos las decisiones que toman los otros y no comencemos una campaña de insultos raciales cargados de complejos y estereotipos históricos.

Historia de Hispanoamérica: Las Relaciones con Estados Unidos

USA LatinamericaEstados Unidos, desde hace muchos siglos ya, ha tratado de proteger y expandir sus intereses económicos y estratégicos en la zona de América Latina. Desde que se empleó la Doctrina Monroe se vio todo el territorio de América como un apéndice económico de los Estados Unidos.

Estados Unidos ha tenido una amplia flexibilidad para ajustarse a los cambios en las diferentes áreas de América Latina. No sólo ha llegado a medidas unilaterales como la conquista militar, la hegemonía estadounidense ha logrado el consentimiento multilateral usando proyectos y protocolos que involucran los aspectos humanitarios.

6latinoLos líderes de Estados Unidos justifican sus acciones con un falso discurso en el que hablan y ven a los países latinoamericanos como una región atrasada que tiene la necesidad de un tutor. Hoy día nos espantamos cuando estudiamos la Segunda Guerra Mundial, la figura de Adolf Hitler y su ideología de hegemonía racial. No deberíamos impresionarnos tanto dado que con la visión de “misión civilizadora” Estados Unidos está propagando su supremacía blanca uniéndola a la teoría de modernización.

Casi el ochenta por ciento de  los proyectos que Estados Unidos desarrolló para el progreso de América Latina, en realidad han subordinado a Latinoamérica en sus asuntos exteriores. En general, se emplean diseños para otras áreas y no se toman en cuenta los problemas y necesidades de cada nación. Estamos hablando, por ejemplo, de proyectos de infraestructura en los cuales se crean casas con chimeneas y sistemas de calefacción sumado a autopistas con un espacio para la recopilación de nieve en islas tropicales donde ni en la próxima era de hielo caerá un copo de nieve.

imperialism_cartoon.pngLa política exterior de Estados Unidos ha cambiado desde el siglo XIX al XX e incluso en el XXI. En un inicio todo comenzó con el comercio con sus vecinos del sur, en un ambiente donde vigilaron la piratería en la zona del Caribe a la vez que cazaba nuevos mercados y vigilaba las intromisiones europeas en la que autodeterminó “su zona”.

access-mayo-latinoamerica-usbLa llegada de la Revolución Industrial cambió un poco la estética de América Latina ante los ojos yanquis, ahora veían toda el área desde México hasta la Patagonia como una fuente de materia prima y productos. Fue entonces cuando el territorio fue tierra fértil para las intervenciones con el propósito de mantener la paz y el orden. Estados Unidos asumió un rol de policía similar al de los caudillos.

La política exterior y las relaciones de Estados Unidos con América Latina nunca han sido estáticas. A mediados de siglo XIX el foco de atención se desvió hacia América del Sur cambiando los métodos de intervención militar por unos más sutiles y sofisticados como los préstamos y las sanciones económicas.  Guatemala, Cuba y República Dominicana, han sido algunos ejemplos de países donde la subversión utilizó la fuerza abierta. Principalmente sobresalen tres posturas diferentes que fueron características de un presidente estadounidense determinado. Así pues Roosevelt con su política de “civilizar,” Wilson con la de “democratizar”, y Kennedy con la de “reformar”.

Como efecto América Latina se sumergió en la pobreza y la miseria donde el poder político y económico está en las manos de las corporaciones multinacionales. En este proceso muchos estados latinos venden sus recursos naturales a manos extranjeras y también su soberanía.

AmericaLatina_550_2Algunos historiadores ven el panorama como un “lago americano” en el que imperan la política del garrote y la diplomacia del dólar. De 1898 a 1932 se dieron alrededor de 34 intervenciones militares en nueve naciones caribeñas: República Dominicana, Cuba, Nicaragua, Haití, Panamá, Honduras, México, Guatemala y Costa Rica.

La justificación para sus acciones está en el  Corolario Roosevelt (1903) y en la Doctrina Monroe donde Estados Unidos es una nación civilizadora que tiene el derecho de poner fin a cualquier mal y por lo tanto puede intervenir en el Caribe para mantener el orden.

Sin embargo, ante la necesidad de una cosmética agradable para sus aliados también Estados Unidos a tomado posturas como la Política del Buen Vecino en la que renuncia a intervenir en los asuntos de América Latina, directamente claro está.

Luego de la Segunda Guerra Mundial y las nuevas tensiones que trajo consigo la Guerra Fría, Estados Unidos entró en un juego de inyectar capitalismo como medida preventiva para evitar una futura expansión comunista. La Rivalidad con la Unión Soviética fue la que dictó las políticas tomadas en Chile, Guatemala, Nicaragua y sobre todo en Cuba.

US-control-of-CubaEl temor de tener otra Cuba en América llevó a Estados Unidos a tomar decisiones canallas y antihumanas como hizo en Chile con Salvador Allende, como cuando apoyo y vendió armas a la Contra en la Revolución Sandinista de Nicaragua y muchas otras atrocidades.

La desaparición de la Unión Soviética no puso fin a las políticas corrompidas estadounidenses, una necesidad de supremacía y potencia corren por todas las venas de la llamada nación libertadora y a medida que pasan los años encuentran una nueva lucha o forma de legitimar sus guerras, es lo que sucedió luego de un once de septiembre y la nueva lucha contra el terrorismo.

Estados Unidos a destruido ciudades, patrimonio de la humanidad y decenas de vidas inocentes luchando por erradicar injusticias, olvidando que ha apoyado a dictadores, que ha producido las armas que muchos de los ejércitos y terroristas utilizan. En su afán de ser redentor, salvador y libertador, se le ha olvidado que es más diablo, tentador y eclavizador y lo peor es que todos le vemos la costura al lobo disfrazado de oveja y no hacemos nada.

Historia de Hispanoamérica: El Neocolonialismo

Hispanoamérica 1870 – 1914

Imperialismo

Imperialismo

El Neocolonialismo también conocido como capitalismo periférico es la práctica geopolítica  que utiliza un país, generalmente capitalista, para influir en otro país donde sobreviven modelos económicos arcaicos y existen instituciones y sistemas como el feudalismo, la oligarquía y la clientela.

Los neocolonizados, aun cuando gozan de su propia cultura, idioma y ciudadanía, quedan inmersos de la ley y el orden. El país neocolonizador establece una élite para dirigir las poblaciones y apropiarse de las tierras y recursos que poseen, atentando no sólo contra la soberanía del territorio, sino también contra los derechos humanos de toda la población civil. El Neocolonialismo es a mi juicio la nueva estética del Imperialismo, una forma elegante y cosmética para contar con el apoyo de las Naciones Unidas.

colonialismo-eua-europaEn algunos países el neocolonialismo se dio después de 1870 y en otros se extendió mucho más allá de 1914. Muchos historiadores han considerado el neocolonialismo como un colonialismo extendido y lo atan a causas y razones íntimamente vinculadas al surgimiento de la Revolución Industrial en Europa, que marcó la necesidad de materia prima y el encuentro de América Latina y África como su fuente de prosperidad.

La necesidad de exportaciones requirió mantener la estabilidad política que se logró por medio de las inversiones extranjeras que garantizaron un desarrollo económico en América Latina. Todo está atado a una dependencia económica que en el siglo XIX será al Reino Unido y en el siglo XX a Estados Unidos.

 

Las principales características del Neocolonialismo son:

  1. monocultivo

    monocultivo

    Estructura de monocultivo

  2. Crecimiento y arraigo del sistema de hacienda
    1. Acaparamiento y expropiación
      • Comunidades indígenas
      • Iglesia
    2. Control de la mano de obra trabajadora y fuerza laboral
      • Peonaje por endeudamiento
      • Servidumbre o cautiverio
      • Esclavitud
    3. Control extranjero sobre recursos humanos y naturales
    4. Economía que exige una nueva política = “Orden y Progreso”
    5. Surgimiento de la clase media urbana desconectada de los demás
    6. Surgen otros grupos como los anarquistas y los socialistas
Ayuda Humanitaria

Ayuda Humanitaria

El origen del neocolonialismo está en el modelo económico de la exportación. Un modelo nefasto que obliga al país exportador a enviar todo e importar productos manufacturados. Nunca se logró que los propios latinoamericanos pudieran posponer a los extranjeros. En suma España nunca promovió la manufactura en sus colonias. Fue una atmósfera perfecta para Estados Unidos y el Reino Unido.

La estructura del monocultivo o mono-producción, acentuó los problemas en las fluctuaciones de oferta y demanda en el mercado extranjero. A la par con todo el crecimiento y arraigo al sistema de haciendas culminó con el acaparamiento de tierras. Todos los gobiernos diseñaron políticas dirigidas a la expropiación de tierras, quitándoselas a los indígenas y a la iglesia.

La ironía y los pies de barro de este nuevo sistema fue que  las tierras no producían para la subsistencia, todo lo que iban a comer lo iban a importar. Un ejemplo chocante es como México bajo el mandato de Porfirio Díaz tuvo que importar maíz, producto principal de la dieta mexicana. Todos los acaparamientos se dieron con bases legales y fueron los propios liberales quienes propulsaron la expropiación de tierras, vendiendo las propiedades en pública subasta a corporaciones extranjeras.

Tienda de Raya

Tienda de Raya

La mano de obra era la forma de controlar la fuerza trabajadora. Lo más común en estos tiempos era el peonaje por endeudamiento, una relación de dependencia con el patrono en la que se empleó la tienda de raya para perpetuar las pésimas condiciones de trabajo y vida. Generalmente, se les pagaba a los trabajadores con vales, no con  dinero. Se le proveían materiales a los trabajadores a cambio de una promesa de pago. Mientras las personas estuvieran endeudadas no podían irse, se mantenían atados a las tierras a través de las deudas.

Otros casos como la servidumbre por cautiverio se dio en México con Porfirio Díaz, que le dio trabajo a los deportados políticos. En Perú conocemos a los coolies, que eran trabajadores chinos de las plantaciones de guano y que también fueron utilizados para la construcción de ferrocariles. En Guatemala, el sistema de mandamientos a los indígenas los obligó a trabajar en las haciendas.

La deuda es la esclavitud modernaPodemos decir, sin temor a equivocarnos, que la esclavitud sobrevivió en muchos lugares con el Neocolonialismo. Hablo de una esclavitud colectiva y en múltiples facetas, no sólo se hizo esclavo a un grupo de personas, se esclavizaron países, poblaciones, economías, soberanías, valores y más que nada recursos.

Contrario a muchos historiadores y conservadores americanistas que ponen el 1914 como fecha final del Neocolonialismo, soy partidario de que el mismo está más vivo que nunca hoy día. Quizás bajo nuevos disfraces y máscaras, pero ojo que es usada desde Barack Obama, pasa por Evo Morales y llega a la Reina Isabel II.

Las Venas Abiertas de Amérca Latina

“…dime señor pa’ donde sopla el viento pa’ yo llevar mi bandera…”

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Galeano, Eduardo. Las venas abiertas de América Latina -23ª edición. Buenos Aires, Argentina. Catálogos, 2005.

Quizás resulta contradictorio conocer la variedad de recursos naturales que existen en América Latina y saber que la mayoría de los estados que la componen tienen gran parte de su población, en ocasiones más del cincuenta por ciento, viviendo bajo niveles de pobreza y padeciendo una hambruna que a nuestros ojos resultaría increíble.

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Desde la llegada de los europeos al continente americano se habló de América como el Paraíso perdido, para otros Eldorado. Las nuevas tierras, recién encontradas por los europeos occidentales, poco a poco se fueron divinizando y mitificando, muchas de las mitificaciones no correspondían al cien por cien con lo que era Vespuccia.

Ahora bien, Eduardo Galeano, un periodista uruguayo que incursiona y escribe sobre el análisis histórico y económico de América Latina, con el propósito de divulgar hechos que la historia oficial esconde, escribió Las venas abiertas de América Latina en 1984. Según el autor los latinoamericanos han guardado un silencio bastante parecido a la estupidez.

La base de este libro de Galeano, a mi interpretación, es difundir la paradoja sobre el cómo las riquezas latinoamericanas han sido las causantes de su pobreza. Este planteamiento lo refuerzo con la incapacidad que hemos tenido los latinoamericanos de gobernar nuestras tierras, entregando la soberanía y los recursos naturales a países que son potencias desarrolladas como los Estados Unidos y Reino Unido.

El título del libro; Las venas abiertas de América Latina, junto al arte de las portadas, de casi todas las ediciones, osamentas con pamelas que nos indican el carácter femenino de la misma y nos dan a entender que es la representación de América Latina. Acompañado al título, a lo largo de todo el libro Galeano utiliza una serie de conceptos y expresiones atroces que van causando compasión, ira y apelan a la piedad del lector. Algunos ejemplos son:el vómito de sangre de los latinoamericanos,” los europeos hunden los dientes en la garganta de América Latina,” “estamos condenados a una vida de bestia de carga,” “el holocausto antillano” y la visión del hombre como combustible y ganado humano”. Estos ejemplos antes citados, y otros tantos, son una muestra de la utilización del lenguaje para favorecer y trasmitir el mensaje que Galeano quiere llevar para despertar a la sociedad de un sueño autoprovocado.

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Teniendo en consideración que Eduardo Galeano es un escritor que incursiona en la historia, y no un historiador, se puede señalar una actitud que muchos literatos realizan al principio de sus obras y que se conoce como la captatio benevolentiæ, ese llamado a la compasión del lector y que en ocasiones corresponde a una falsa modestia. Galeano en la introducción al libro nos habla de ciento veinte millones de niños en el centro de la tormenta. Aquí el autor apela directo y sin escalas a los sentimientos del lector, muchas veces los niños y las mujeres son presentados como los verdaderos débiles y mártires de la sociedad. Galeano nos dice que a cada minuto muere un niño por hambre o enfermedad en Latinoamérica.

El contenido del libro va correspondiendo de manera abarcadora con el título del mismo, se nos presenta a América Latina como una región de venas abiertas y que hasta cerrar el libro no hay una proyección a que estas sean sanadas o dejen de sangrar. Siguiendo el lenguaje de Galeano diríamos que América Latina tiene una hemorragia sin cura. Una hemorragia que padece desde los tiempos coloniales y que se va agravando con el pasar de los años. Para el autor desde la conquista, los territorios hispanoamericanos estaban condenados, ya que como él dice “España tenía la vaca, pero otros tomaban la leche”, estos otros obviamente no eran las colonias españolas sino los acreedores de la corona. Una de las grandes teorías de Eduardo Galeano es que un imperio rico con una metrópoli pobre marca o define el futuro de sus colonias.

Nancy Scheper-Hughes, Death Without Weeping

Nancy Scheper-Hughes, Death Without Weeping

Las venas abiertas de América Latina podría compararse un poco con el libro La muerte sin llanto de la socióloga Nancy Scheper-Hughes, ambos libros no solo tienen títulos apelativos a la parte emocional del lector sino que también navegan entre los sectores populares de Latinoamérica, denunciando la pobreza y mostrándola en un marco gráfico y crudo que rebasa las estadísticas.

Hablando de los recursos naturales y minerales de Latinoamérica, Galeano ofrece estadísticas sobre las riquezas del suelo y nos muestra que posee un amplió conocimiento de los elementos y componentes químicos, esto quizás presente la interdisciplinariedad del autor, pero a su vez complica un poco la lectura al enfrentarnos a términos que son sin duda alguna conceptos de un curso de química avanzada.

Al comenzar el libro se  indica que el mismo no hubiera sido posible sin la colaboración de un grupo de personas entre las que destaca a André Gunder Frank; quien fuera historiador de la economía y sociólogo. Gunder Frank creó la teoría de la dependencia y promovió los sistemas mundiales. El principal libro citado por Galeano de Gunder Frank es El capitalismo y subdesarrollo en América Latina. La influencia de la corriente del dependentismo es más que evidente en Galeano que también se sumerge en el modelo del sistema mundo capitalista de Immanuel Wallerstein y nos dice: “en nuestros tiempos la existencia de los centros ricos del capitalismo no puede explicarse sin la existencia de las periferias pobres y sometidas”.

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Sumado a esto, Galeano también cita El capital de Karl Marx y algunos discursos de Lenin. Poco a poco va advirtiéndonos sobre el gran horror que es el capitalismo. En este sentido Galeano deja claro su influencia e interés por el socialismo, comunismo, marxismo y corrientes que identificamos con la izquierda

Antonio Gramsci, también navega en el barco de Galeano que en toda la segunda parte de su libro hace constante mención al concepto de hegemonía, particularmente para referirse al control y protagonismo que tienen los Estados Unidos en el territorio latinoamericano y en la política de la mayoría de los estados.

A pesar de estar de acuerdo con posturas y planteamientos del autor, en ocasiones es demasiado radical en su estudio, cayendo en el maniqueísmo y presentándonos la historia entre malos y buenos o quizás sería más conveniente decir entre malos y mártires, es América Latina esa región explotada, que tiene que “hipotecar su soberanía” porque no le queda otro camino y son las potencias europeas y los Estados Unidos los grandes opresores que no permiten el desarrollo latinoamericano. No intento excusar a las grandes potencias, mucho menos desmentir que América Latina no sea una víctima, pero tomar posturas tan radicales no ayuda a entender la historia de manera objetiva.

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Galeano recurre al cinismo en muchas partes de su libro para denunciar algunos hechos y crear un impacto en el lector. Por ejemplo nos habla de unos “puercos hambrientos que ansían el oro”, este concepto degrada al hombre, pero nos hace reflexionar como siendo animales, al final terminamos actuando como tales.

Otras grandes dosis de cinismo a lo largo de todo el libro son: “en nuestros días se producen alimentos altos en proteínas para el ganado latinoamericano y sin embargo, las proteínas brillan por su ausencia en la dieta de muchos latinoamericanos.” El último ejemplo que cito es la expresión de Galeano: “Gracias al guano, el hambre se alejo de Europa”, resulta irónico como el excremento de los animales latinoamericanos alejó el hambre de Europa.

Galeano también recurre a conceptos bíblicos, quizás para alarmar o impactar aún más a los lectores, así pues nos habla de las regiones de América Latina como el Monte Gólgota (calvario) y nos dice que son en nuestras tierras la oligarquía, los usureros y el comercio la Santísima Trinidad del atraso. Para Galeano la culpa del subdesarrollo latinoamericano la tiene su propia burguesía que le vendió el alma al diablo a un precio que hubiera avergonzado a Fausto.

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América Latina

El libro va mostrando con ejemplos la teoría de Galeano que el desarrollo de unos pocos es el subdesarrollo de otros. También refleja como a los países desarrollados les conviene el subdesarrollo de los otros y se aseguran de perpetuarlo enviando maquinaria de segunda mano como si fuera de primera clase y no preparando los territorios para el desarrollo por lo que eventualmente acabarán en el fracaso.

Más allá de que Galeano presta mucha importancia a las teorías de conspiraciones presentándonos un marco del mundo en el que a su juicio un gran cartel controla y decide sobre el planeta y recurriendo a un lenguaje metafórico e hiperbólico Las venas abiertas de América Latina revela muchos hechos y situaciones que son ignorados en el estudio de la historia tradicional.

Las conclusiones de Galeano en general han sido bien recibidas por el colectivo latinoamericano y los países donde la izquierda y sectores socialistas tienen una gran representación. De otra parte países más conservadores e incluso algunos sectores de la propia América Latina como estudiantes de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, llegan a la conclusión de que las relaciones causales de Galeano son incorrectas. De esta forma Las venas abiertas de América Latina levanta una polémica entre diversos sectores que rebasa más allá del mero marco latinoamericano.

Finalmente el libro cierra siendo un elogio a Cuba, al Paraguay de la autarquía y a las ideas de izquierdas, no es menos cierto que muchas de las naciones latinoamericanas por mecanismos de préstamos monetarios acaban perdiendo su soberanía y capacidad para decidir sobre sus propios asuntos, de esta forma el libro puede ser una buena fuente para el estudio de las relaciones internacionales, economía, política, diplomacia entre muchas otras disciplinas.

Cuando quiero llorar no lloro

Cuando quiero llorar no lloroEsta novela del venezolano Miguel Otero Silva, se publicó en 1970. Es un buen ejemplo del desarrollo de la literatura venezolana y sus influencias. Es palpable como al igual que con las artes plásticas se creó un prototipo de lo que debía ser y como poco a poco se rompió y desprendió  de la vieja escuela. Noto también a simple vista congruencias con la novela picaresca; sus personajes no necesariamente son los famosos protagonistas y arquetipos principales de la literatura del momento, en adición la novela carece de un héroe.

El estilo de la novela deja entrevisto la amplia formación de Otero Silva y su gran trabajo con los géneros literarios novela policial y novela negra. El autor hace una meticulosa investigación y narración como la de un fiscal o un detective en un caso. Una de las grandezas de Otero Silva en esta novela, mencionada en el prefacio, es que al igual y como en un momento hizo Julio Cortázar al poner a los franceses a pensar como argentinos, Otero Silva lleva al lector a pensar como venezolanos. Algo aún más maravilloso es que si eres latino sientes que la realidad venezolana es muy similar y congruente a la de tu país.

La obra cuenta la historia de tres jóvenes que llevan el mismo nombre; Victorino, nacen el mismo día;  8 de noviembre de 1948, e incluso mueren el mismo día; 8 de noviembre de 1966. Sin embargo, más allá de todas estas similitudes los personajes son tres mundos opuestos. Cada uno está localizado en una de las clases sociales tradicionales; alta, media y baja. Aquí apreciamos una realidad latinoamericana común a la mayoría de sus países; la clase social en la que naces es, sin lugar a dudas, un factor vital en el desarrollo de tu vida y tu futuro.

El prólogo de la novela se desarrolla en el Imperio Romano, Otero Silva usó una técnica de mezclar tiempos y espacios, usada mucho por escritores como Julio Cortázar y Horacio Quiroga. Conjunto a la mencionada técnica en la novela conviven múltiples voces narrativas, esto va de la mano de un lenguaje a veces regional y con frecuentes frases en diferentes lenguas como latín, francés e italiano, lo que dificulta un poco la lectura y requiere una concentración absoluta en ella.

El humor es un elemento, a mi interpretación, clave en la historia. Tal como ocurre con el Realismo Mágico, el día a día y las situaciones en Lationoamérica si son contadas de forma realista no son creídas o no alcanzan un meollo social. Muchos de los escritores tienen que recurrir a diversas técnicas y elementos en los que está la fantasía, para que pueda llegar el mensaje de la realidad latina. Otero Silva presenta desde el prólogo la paranoia de los gobiernos desde la antigüedad y se burla del historicismo empleando sarcasmo y cinismo.

En el ámbito social la novela no sólo queda en la crítica a las clases sociales, muestra también mitos, que al día de hoy siguen vigentes no solo en América, sino a nivel mundial, como la superioridad de la raza británica y la visión de los sirios y descendientes árabes como tacaños y estafadores. Otero Silva es contundente en aspectos sociales que no sólo afectan a Venezuela, por ejemplo lanza críticas directas a Estados Unidos comparándolos con la institución de la Santa Inquisición. Ridiculiza el tema de los linajes y los apellidos, que es común a toda la América hispana donde ponerle la preposición de previo al apellido indica superioridad, así pues un Luis de Rivera vale más que un simple Luis Rivera.

Es brillante apreciar la sabiduría y el conocimiento de Miguel Otero Silva en esta obra literaria. Es mencionado el mito de Fausto y Mefistófeles, grandes aspectos de la historia romana e incluso movimientos artísticos como el Neoplasticismo. Sin embargo las ya mencionadas múltiples voces narrativas, el lenguaje en ocasiones engorroso y temas como la figura femenina y la misoginia, aunque se tiene la conciencia de que el autor está satirizando y criticando el sistema, como dice el refrán “lo poco divierte, lo mucho enfada.” Es una novela corta por lo que quizás yo me enfadé un poco antes de tiempo. Aun así no dejo de considerarla una excelente novela y a Miguel Otero Silva uno de los mejores escritores americanos del siglo XX. Los animo a leerla. 2014

Califico este libro con un 4/5.

Latinoamérica bajo el yugo yanqui

Latinoamérica

Latinoamérica

Latinoamérica está compuesta por 20 naciones-estado y dos vástago del colonialismo en su más pura expresión. En la actualidad son muchos los que contemplan vanagloriados la solidez y el progreso de la Unión Europea; aunque algunas crisis en el euro, las fronteras están abiertas y goza de prestigio y honores a nivel mundial.

Ahora bien, América Latina parece seguir siendo un mendigo que camina sobre una montaña de riquezas, aun cuando su tamaño geográfico duplica al continente europeo y tiene una diversidad de recursos naturales y materia prima abundante. Incluso naciones como Brasil y Chile cuentan con la capacidad económica de estados ricos como Bélgica, sin embargo, más de la mitad de los territorios cargan con la pobreza como una de sus características principales en un nivel paralelo a naciones como la India. De aquí el acrónimo que  podemos llamar a Latinoamérica “Belindia.

Diferentes estudios muestran las posibilidades de crear  uniones suramericanas y centroamericanas capaces de tener solidez igual o mayor a la UE. Entonces, ¿qué es lo que sucede? Aquí es donde entran al juego los yanquis. ¿Por qué MERCOSUR se ha topado con tan grandes piedras? ¿Por qué se acusan a la propuestas del ALBA, de terroristas, secesionistas y fraudulentas? Un “buen vecino” que lleva años arrastrando una doctrina absurda y sin bases legales, ha llegado a niveles bajísimos de tolerancia y comprensión humana, se ha encargado de llenar el camino de obstáculos, mientras alardea mundialmente de cobijar y defender la libertad y los derechos humanos. No conviene esta unión desde los ojos de la NAFTA y la OTAN, afectarían muchos de sus intereses y capitales económicos.

A manera de conclusión, se han inventado muchos mitos y leyendas sobre lo que es Latinoamérica, desde los ojos del “buen vecino” somos los salvajes que hay que “americanizar,” los vástagos indígenas que no se saben o no se pueden gobernar y hasta hemos perdido el derecho de llamarnos americanos. Para  algunos de los“americanos del norte” somos la sociedad atrasada, vil y pobre, pero que irónicamente gracias a la explotación de nuestros recursos mantenemos su americanismo de primera clase.  Citando algunos de los barbarismos que se adoptan de la época monárquica y que son leídas a diario para referirse a América Latina, les presento este ejemplo:

“Cada pueblo en América tiene el gobierno que se merece.”

Al parecer  son muchos los que harían cualquier cosa por América Latina excepto estudiarla. Mi invitación es a no ser parte de ese grupo.  A leer más y orientarse para así ver una realidad ignorada por muchos y en nuestro caso tener cada día una razón más para sentirnos orgullos de nuestra tierra y nuestras raíces.