¿Qué pasó en Europa en 1815?

Wiener Kongress 1814/15 / IsabeyUn historiador, curioso o aficionado respondería inmediatamente a la pregunta con el Congrego de Viena. No obstante, aunque cierta y muy concreta, la respuesta se queda corta en términos de comprensión y explicación. Entender bien un suceso como lo fue este convenio nos adentra y ayuda a analizar el mundo del nacionalismo, la monarquía, el estado y el revoltillo del mapa europeo.

Desde comienzos de 1814 políticos y diplomáticos como Klemens von Metternich de Austria, el británico Robert Stewart Castlereagh, el zar Alejandro I de Rusia y el francés Charles Maurice de Talleyrand, iniciaron reuniones y tratados para concretar el futuro del continente europeo. Se recuerda que en el otoño de 1814 Napoleón se rindió, abandonando el poder y partiendo a la isla de Elba.

Los representantes de las cuatro grandes potencias de aquel entonces: Reino Unido, Prusia, Rusia y Austria, estaban en la mesa de negociación y se reunieron en Viena para intentar restaurar territorial y políticamente la Europa postnapoleónica.

Monarquías 1815

Monarquías 1815

El resultado inmediato, tras la paz de Francia, fue restaurar la monarquía borbónica con Luis XVIII como rey, pero no volver al antiguo régimen porque se le prohibió, teóricamente, ser absolutista. Se intentó restaurar de un modo satisfactorio para todos los sectores, pero a la misma vez manteniendo el equilibrio de poder, para que ningún país fuera tan fuerte como para por sí mismo conquistarlo todo.

Lo viejo y lo nuevo se unieron, pero lo viejo dominó lo nuevo. El ministro de asuntos exteriores de Austria, Klemens von Metternich, fue el más influyente en los acuerdos de Viena, seguido del británico Castlereagh, quien dado al dominio comercial e industrial del Reino Unido le convenía la paz. Desde 1815 hasta 1914 económica y comercialmente el mundo vivió la llamada Pax Británica.

El aspecto religioso no quedó inmiscuido del todo, el zar Alejandro I de Rusia, hombre místico y ultraconservador, abogó y se proclamó defensor del absolutismo y la monarquía por derecho divino.

Charles Maurice de Talleyrand representó a Francia en el Congreso de Viena de la mejor manera posible, buscó una rápida reconciliación sacando el máximo provecho para Francia. Fue un hombre astuto y hábil que logró las fronteras de 1792 para su país y que Francia no tuviera que pagar un centavo en indemnizaciones. Sin embargo, en el momento de firmar el tratado, llegó Napoleón y proclamó al ejército. Todo el proyecto de Talleyrand se lanzó por la borda. Los 100 días del regreso de Napoleón, le costaron a Francia la restauración de nuevas y severas fronteras junto al pago de 700 millones de francos en indemnizaciones.

Congreso de Viena

Congreso de Viena

Cada potencia buscó expandir sus fronteras, exigiendo pagos en metálico y territoriales. Es así como el mapa europeos se convirtió en un pastel del cual cada potencia reclamó su tajada, igual a como pasó con la India y posteriormente con África.

A Gran Bretaña se le adjudicó la isla de Helgoland, cerca de Dinamarca, la isla de Malta, las islas Jónicas, la colonia de El Cabo, hoy Sudáfrica, la isla de Mauricio, Ceylán, hoy Sri Lanka, Santa Lucía y Tobago. Un conjunto de territorios estratégicos que le funcionaban para asegurar las rutas a la India.

Austria se adjudicó Lombardía, Venecia, territorios polacos, Rabo Dalmata, hoy Dalmacia. Prusia anexó a su corona la Renania y Sajonia. A Rusia se le dio Finlandia, el dueño era Suecia, en compensación Noruega se la quitaron a Dinamarca y se la entregaron a Suecia. Varsovia y Besarabia, hoy Moldavia, también quedaron en el botín ruso.

Santa Alianza

Santa Alianza

Austria cedió Bélgica a Holanda y así creó un frente a Francia por el norte. Rusia propuso reconquistar Hispanoamérica y devolvérselo a España, pero el Reino Unido no lo permitió. La Santa Alianza entre Rusia, Prusia y Austria se fundó en los principios del cristianismo como principal baluarte de la cristiandad y el absolutismo siendo un resultado del Congreso de Viena.

También una Cuádruple Alianza quedó formada por Gran Bretaña, Rusia, Prusia, Austria, y a partir de 1818 se sumó Francia, con un fin completamente distinto. Ahora se haría todo lo necesario para evitar que Francia u otro territorio fuera una amenaza. Era un plan de combatir cualquier movimiento revolucionario en el que los miembros hacían labor de policía de acuerdo a las proximidades geográficas, celebrando reuniones cada cierto tiempo para mantener el orden.

Para finalizar señalo la figura de Edmund Burke, el más prestigioso de los ideólogos del conservadurismo británico, para él las reformas radicales de los revolucionarios amenazaban las victorias históricas obtenidas de la civilización. Todo debía tener un orden orgánico y estableció la conexión de Progreso-Orden, Monarquía-aristocracia con la Iglesia como triunfo de la civilización. Este lema se convirtió en la piedra angular del positivismo.

Las decepciones de la Revolución Francesa, el descontento de muchos con la figura de Napoleón y los grandes imperios al asecho, hicieron que la libertad se fuera convirtiendo en una autonomía individual. Es aquí donde comienzan a romperse los lazos de fraternidad e igualdad y son remplazados por nacionalismos y superioridades. En mi opinión, cada pedazo de tierra que se divinizó y humanizó fue sembrado con un germen retorcido de igualdad, progreso y libertad que acabó llamándose nacionalismo y más adelante les hablaré de él.

HIST 3155: ¿Qué es Europa?

Eurasia

Eurasia

Cuando asistimos a un curso sobre historia europea, verdaderamente hablamos de la extensión territorial conocida como Eurasia. Europa en términos y conceptos generales sería una gran península del planeta Tierra.

En realidad, existen muchos problemas con las etiquetas y los términos utilizados, estos fueron creados por los mismos europeos y ellos en su grandilocuencia no podían sentirse menos que África y Asia.

Aunque apuesto por la teoría del gran error llamado “Europa” desde la invención y hasta hoy día se continúa llamando Europa a un territorio, muy probablemente erróneo, dada la importancia histórica. En resumen más que nada “Europa” es una idea, un concepto que a pesar de las objeciones de algunos, NO es tan antiguo.

Mapa Teocéntrico

Mapa Teocéntrico

Para los clásicos, griegos y romanos, solo había un único mundo que giraba alrededor del Mar Mediterráneo. El concepto de Europa fue tomando en la Edad Media, siendo Carlomagno y su imperio de gran aportación al mismo.

Algunos historiadores concilian y hablan de una Europa medular o nuclear compuesta por: Francia, Alemania e Italia y que surgió por la amenaza musulmana, quedando consolidada por el cristianismo.

Imperio de Carlomagno o Europa Medular

Imperio de Carlomagno o Europa Medular

Las nuevas ideas sobre Europa no hubieran existido sin los musulmanes. Europa adoptó una imagen de un mundo católico, romano-germano y romano-latino. Hoy día se continúa cambiando el mapa y contamos con nuevas formas y definiciones sobre Europa.

Europa no es una idea estable, es un sustantivo en pleno proceso de transformación y regeneración, pero también de restricciones. La disolución de la Unión Soviética, la creación de la Unión Europea así como la integración y consideración de los países del norte de África van abarcando y cercando el mapa europeo.

El Siglo XIX europeo es fundamental para entender y conocer los territorios y las naciones del continente llamado Europa. El siglo XIX en materia de Historia puede tener tres versiones:

  1. 1800 – 1899: Periodo cronológico tradicional
  2. 1815 – 1914: Desde el Congreso de Viena hasta la Primera Guerra Mundial
  3. 1789 – 1914: Desde la Revolución Francesa hasta la Primera Guerra Mundial
Antiguo Régimen

Antiguo Régimen

La mejor manera de definir este siglo es como el periodo de tiempo en que se hundieron los lazos políticos y los fundamentos económicos y sociales del antiguo régimen como el absolutismo monárquico, la unión de iglesia-estado, el feudalismo y el mercantilismo.

El antiguo régimen colapsó debido a que la burguesía comenzó a obtener la capacidad económica y por consiguiente el ascenso al poder político. En un inicio el propósito de la burguesía era cogobernar con los nobles, pero poco a poco don Poder fue corrompiendo cualquier antiguo acuerdo.

El siglo XIX fue fundamental para la consolidación de la Modernidad, la Democracia, la Libertad y la Igualdad. El mundo en el que vivimos hoy, para bien y para mal, es resultado de lo que pasó en el siglo XIX.

Como ya mencioné, la idea de Europa no se fijó nunca, mas bien se ha ido expandiendo con los años. El siglo XIX fue uno de cambios y rupturas, inicialmente en Europa, pero poco a poco se fueron expandiendo a marcos más globales e internacionales.

La Aristocracia y la Burguesía

La Aristocracia y la Burguesía

La burguesía es a mi juicio la protagonista de la destrucción del antiguo régimen. Su ansia de poder político fue el igualador nobiliario. En teoría tenían más dinero que la mayoría de los nobles, pero no poseían un título que les diera estatus social.

Los pequeños profesionales que formaron la clase media, también jugaron un papel importante en esta centuria al aliarse al lado de la burguesía y dar de codo a la clase obrera. No dejo pasar por alto otra variante que fueron los matrimonios entre aristócratas y burgueses para intercambiar dinero por linajes, prestigios y títulos.


La Revolución Francesa

La Revolución Francesa

Utilizando la tercera versión de las que les hablé, comienzo por discutir la Revolución Francesa, muchos llaman a esta revuelta el  “Pecado Original” de la Historia Moderna. En la praxis se dieron cambios que transformaron la naturaleza social y económica de Europa y posteriormente del mundo.

La Revolución Francesa  definió el final del absolutismo monárquico. Los modelos democráticos se fueron llevando a planos más igualitarios. Francia se convirtió en el modelo a seguir por muchos países. Al pensar en Francia se veía a una promotora de la cultura y la igualdad.

No se le puede dar todo el mérito de los cambios a la Revolución Francesa, si bien fue un factor fundamental, no debemos olvidar algunos eventos previos que colaboraron en el cambio de mentalidad y visión de mundo de la sociedad. Algunos de estos sucesos significativos fueron:

  • La Ilustración

    La Ilustración

    La Revolución Científica: surgió e impuso nuevos modelos.

  • La Ilustración: guía de conocimiento por la razón y la experiencia.
  • La Revolución Norteamericana.
  • La Revolución Gloriosa.

La institución de la Iglesia que tan importante había sido en los siglos anteriores enfrentó un decaimiento. Las personas comenzaron la búsqueda de pretextos para ser felices, pensaron en la felicidad momentánea y no en la recompensa de la vida del más allá que profesa la iglesia.

Mercantilismo

Mercantilismo

El modelo económico que dominaba era el Mercantilismo, donde el estado tenía el control absoluto de la economía. La Revolución Norteamericana planteó e introdujo el “contrato social,” un orden entre un mundo desigual. El absolutismo se comenzó a ver como un abuso al contrato social. Sí los gobiernos abusan de lo que se les dio, entonces el pueblo tiene derecho a revelarse. A manera de conclusión podemos decir que la Revolución Francesa tuvo impulsores teóricos: Revolución Científica e Ilustración, e impulsores prácticos: la Independencia de las trece colonia y la Revolución Gloriosa.

La atmósfera francesa también estaba inmersa en otras circunstancias que fueron cuajando la Revolución Francesa. La burguesía francesa cada vez ascendía y tenía más poder político y capacidad económica, mientras que la monarquía enfrentó una crisis financiera como consecuencia de la Guerra de los Siete Años y la Independencia de Estados Unidos.

Se propuso que la nobleza y el clero pagaran impuestos, pero medidas como el voto en bloque impidieron las buenas resoluciones y las democratización de las acciones. En suma a las legislaciones hostiles, Francia contó con monarcas nefastos como Luis XIV, muy absolutista, y Luis XV, muy ocupado en el amor. Cuando Luis XVI asumió la corona enfrentó el desfase económico y social y las controversias generales.

Fraternité

Fraternité

El sistema de voto en bloque otorgaba un voto al monarca, un voto al clero y un voto al pueblo. La burguesía quiso cambiar el sistema, de bloques a cabezas. La figura del rey no era fuerte y la mayoría de sus ministros eran burgueses. Ante las constantes negativas del rey, el pueblo indignado creó la Asamblea Nacional, un término radical, ilustrado y sobre todo burgués.

La Nación es una idea creada por realidades sentimentales e imaginarias, donde se apeló a los sentimientos de las personas y no a su intelecto. Los ilustrados llegaron a la conclusión de humanizar un pedazo de tierra, bajo orígenes comunes y con filosofías de pueblos elegidos. La idea de lo “nacional” se impulsó para conquistar al pueblo, fue una carnada emocional. En su momento fue la mejor alternativa entre el Rey y Dios, encarnada bajo una figura femenina y con la función de Madre Patria para todos sus hijos.

Marianne

Marianne

La burguesía comenzó a hablar en nombre del pueblo bajo el lema “somos la nación”, se arropó con el manto de libertad, igualdad y fraternidad. Ante las presiones el gobierno de Luis XVI no tuvo otra opción que reconocer la Asamblea Nacional como una válida. Poco a poco la burguesía tomó la ley en sus manos y llegó a la cárcel de Bastilla liberando a los prisioneros políticos.

Revolución Françesa

Revolución Françesa

Muchos campesinos armados de valor comenzaron el saqueo de los palacios e inició lo que históricamente conocemos como “los días de gran miedo“. La Asamblea Nacional decidió abolir todos los derechos del clero y la nobleza, estableciendo la meritocracia, un gobierno en el que los cargos eran ocupados según los méritos de las personas.

Se estableció la igualdad fiscal ante la ley y la redacción de la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano conjunto a la Constitución. Lo más importante fue establecer que todos los hombres “eran iguales”. Fue así como en 1791 Francia se convirtió en una monarquía constitucional aboliendo la monarquía absoluta y el derecho divino.

El caos abarrotó las calles francesas, los nobles optaron por emigrar a España, Prusia y Austria. El nuevo régimen en Francia era inseguro y el rey se veía como un peligro. En un intento de escape del rey es arrestado en la frontera y enjuiciado por traición, perdiendo los pocos poderes que le quedaban a la figura real.

En Francia los revolucionarios se dividieron en dos grupos: Girondinos y Jacobinos. Aunque ambos querían la república francesa, los girondinos abogaban por la calma y creían en una república federal. Los jacobinos eran más radicales y extremistas, dominaron la clase media y en su mayoría eran abogados y periodistas que querían la república al momento. Veían que mientras hubiera un rey aunque sea ex-rey la república nunca tendría fuerza. Es en ellos que nace la izquierda (Jacobinos) y la derecha (Girondinos).

Luis XVI guillotinado

Luis XVI guillotinado

La Revolución Francesa dejó de entrevisto que la guerra es un factor que une al pueblo. El 22 de septiembre de 1792 Francia se convirtió oficialmente en una república y el siguiente año es guillotinado el rey, acto que provoca la declaración de guerra por parte de España y el Reino, neutrales hasta el momento.

Toda Europa se tornó contra Francia, la nación que antes veían como modelo a seguir. El aumento en los conflictos y las dobles intenciones de los jacobinos culminaron en el odio y la condena de los girondinos, tras un golpe de estado. En Francia se habló de una República de virtud, un concepto completamente maquiavélico.

Las acciones inmediatas que tomó la República Francesa fueron:

  • Abolición de la esclavitud en las colonias francesas
  • Prohibición del encarcelamiento por deudas
  • Congelación del precio del pan
  • Abolición del mayorazgo
  • Establecimiento del sistema métrico
  • Intento de abolir el catolicismo e impulsar el deísmo
  • Eliminación del calendario gregoriano y establecimiento del Calendario Revolucionario

Sin embargo, trataron de establecer una reforma agraria, que era el proyecto más importante, pero no se logró.

La Revolución Francesa fue uno de los hechos históricos que más influyó en el desarrollo de la idea sobre qué es Europa, pero también en la realidad práctica de los territorios y estados europeos. Diferentes crisis y enfrentamientos como los de los Balcanes, la unificación alemana e italiana e incluso modelos y protocolos del reino español, unos más que otros, pero todos fueron salpicados con gotas de la Revolución Francesa. En el caso de la monarquía brit;anica, Francia le sirvió de ejemplo para reivindicarse y reformarse, motivo por el cual se mantiene vigente hasta hoy día.

maniqueismo¿Fue positiva o negativa la Revolución Francesa? Es una pregunta subjetiva en la que ningún historiador o estudioso podrá ser objetivo al contestarla. Sin temor a equivocarme afirmó que fue un suceso que definió y continúa definiendo el mapa europeo. No soy partidario del maniqueísmo histórico, en mi opinión si le debemos mucho a esta  rebelión, no obstante todas las atrocidades que hasta el sol de hoy se continúan cometiendo en nombre del nacionalismo, me deja un agridulce sabor de labios.

 

Movimiento, Futuro y la Vanguardia en Italia

» …un automóvil rugiente, que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia.«

futurismoEn la Italia de 1909, y previo a la Primera Guerra Mundial, surgió un manifiesto con premisas políticas radicales al que se comenzó a llamar Futurismo. Como ya he escrito en entradas previas, siempre que existen conflictos políticos, está demostrado que hay una mayor creación artística en todos los medios y estilos de vida.

Poema Futurista

Poema Futurista

El Futurismo fue una crítica social radical que tuvo a la guerra como motor y surgió como un movimiento literario con Filipo Tommaso Marinetti, poeta y dramaturgo. Los futuristas se acogieron al lenguaje radical, glorificando la guerra a la que no apreciaban como un mal elemento, sino todo lo contrario.

La guerra para los futuristas era algo positivo y necesario para el cambio social. El Futurismo ensalzó las revueltas, la tecnología y todo lo relacionado con las máquinas y el movimiento.

En los futuristas encontramos un germen muy similar al que años posteriores elaborarán y propagarán los partidos fascistas. Tenían la visión de una limpieza en la sociedad, ya que ninguno de los sistemas y modelos anteriores habían funcionando.

Italia desde el siglo XVIII no había producido artistas de gran nombre. No olvidemos que aunque en el siglo XX la capital del arte se consideraba París, y luego emigró a Nueva York, desde antaño se considera a Italia y sus ciudades como la cuna y meca del arte.

Carlo Carrà, Manifestación Intervencionista.

Carlo Carrà, Manifestación Intervencionista.

La actitud y visión de mundo de los futuristas estaba guiada por el “chauvinismo” o patrioterismo, una creencia narcisista en la que se considera a lo propio del país como lo mejor del mundo. De manera radical se le une una alusión y énfasis excesivo en el nacionalismo, rechazando lo extranjero y abriendo paso a la ideología de superioridad racial.

La obra Manifestación Intervencionista de Carlo Carrà es un ejemplo en el que diferentes tipografías e imágenes alusivas a Italia, dan un sentimiento patriótico acompañado de una composición circular que sugiere dinamismo y movimiento. La técnica del collage y la fragmentación nos da aires e impresiones cubistas en la obra.

Lo que muchos historiadores pasan por alto es que sumado al chauvinismo; fue el Futurismo quien coció y desarrolló un arte nacional que fue de la mano con las nuevas políticas y que pasó a Alemania bajo el nacional socialismo.

El nacional socialismo pone a una raza inferior a otra y por ende justifica cualquier acción. Los futuristas vieron el lado positivo de la guerra, y según sus palabras, la misma servía como herramienta purificadora. Es una línea de pensamiento muy similar al discurso que años más tarde dio Adolf Hitler.

Los futuristas entendían que existía la crueldad y la maldad, pero no había formas ni maneras de erradicarlas por vías pacíficas. Se apoyan en un discurso que enfatiza a los fuertes, sólo ellos pueden sobrevivir, rechazando totalmente al pasado y enfocándose en un futuro prometedor y nuevo.

En el ámbito artístico los temas principales fueron la tecnología, la velocidad, el movimiento, la rapidez y el dinamismo. Los futuristas tenían conciencia del Cubismo pero lo consideran estático, no por ello no recibieron una retroalimentación del mismo y en algunos momentos hacen referencia a él como el que ya mencioné en la obra de Carlo Carrà.

Giacomo Balla, Dinamismo de un perro con correa.

Giacomo Balla, Dinamismo de un perro con correa.

La obra que juzgo como ícono del Futurismo por excelencia, y una de mis pinturas favoritas, es Dinamismo de un perro sujeto con correa de Giacomo Balla. En el cuadro no importa nada, sólo el movimiento. Giacomo Balla logró pintar en una imagen estática el dinamismo y el movimiento. No hay narrativa presente, no hay historia y tampoco hay simbolismos, lo único y verdaderamente importante es el efecto del paso del tiempo.

Marinetti propuso en su manifiesto futurista quemar las bibliotecas, destruir todos los libros, universidades y quemar todos los museos. En otras palabras destruir todas las instituciones tradicionales europeas. Siendo, a mi juicio, la vanguardia más radical del siglo XX. La masiva destrucción evitaría la reflexión, las personas tendrían solamente una visión de mundo y se impediría el desarrollo de un pensamiento crítico y reflexivo, que tantas desgracias había traído.

Umberto Boccioni, Las formas únicas de la continuidad en el espacio.

Umberto Boccioni, Las formas únicas de la continuidad en el espacio.

El Futurismo fue un movimiento de corta duración. Los eventos a los que debió su florecimiento tuvieron fecha de culminación temprana. Sin embargo, las ideas que promovió desarrollarán y jugarán un papel importante en los fundamentos políticos, ideológicos y sociales en el fascismo.

El Futurismo como la mayoría de las vanguardias, buscó romper con los cánones del pasado y los convencionalismos en la Historia del Arte. Los postulados principales radicaron en la acentuación sensual, el apego y propagación a lo nacional (banderas, guerras, soldados), una predilección impresionante por las máquinas y un interés peculiar por retratar el movimiento de las cosas. En esculturas como la de Boccioni se plasma el alto por ancho por profundidad por velocidad por tiempo. Teniendo como resultado final de la ecuación una obra que ante los ojos sentimos que se desplaza a través de tiempo y espacio.

A manera de conclusión soy partidario de que el Futurismo nació directamente del Cubismo. El paralelismo entre estas dos vanguardias es evidente. Observando muchas de las obras futuristas es imposible no pensar en Picasso, Braque y Gris. Aun así la obsesión por hacer visible la velocidad y el movimiento acabaron dándole características visuales únicas al Futurismo, siendo una de las vanguardias más radicales, originales y significativas.