Allegiant – Veronica Roth

Allegiant - Veronica Roth

Allegiant – Veronica Roth

Cerrando el ciclo-Divergente llegó el turno del último libro de la trilogía; Allegiant, en castellano se tradujo como Leal. Luego de la gran subida que había dado Verónica Roth de Divergente a Insurgente, me acogí al libro lleno de expectativas, entusiasmo y algarabía, vaya error el mío.

Comienzo por señalar la nueva aventura de la autora donde ahora, al igual que en una pequeña serie de capítulos independientes a los libros, comenzó a narrar y hablar desde la perspectiva de Tobías Eaton; Cuatro.

Personalmente y sin remordimiento o temor a equivocarme, considero que Verónica Roth hizo un pequeño desastre con esto. Es su historia, son sus libros, eso queda claro. Sin embargo, no todos los escritores son de la talla de George R. R. Martin, quien es a mi juicio, el maestro de la técnica de las múltiples narraciones y puntos de vista. En Allegiant, tristemente se destrozó grandemente la figura de Four, ese personaje atractivo y encantador de los primeros libros, en sólo minutos quedó destruido y convertido en una extensión del personaje de Tris Prior.

Aunque algo desanimado por el motivo anterior, continué mi lucha por saber si de verdad soy de Erudición/Sabiduría con tendencias de Concordia/Cordialidad, pero el camino se me hizo un revoltijo y no de huevos con salchichas. Señalo que en un abrir y cerrar de ojos, la fabulosa historia que me había cautivado y llevado a madrugadas de lecturas y sueños, todo se tornó en un drama científico y enredado.

Los cinco escalones subidos en la insurgencia, al menos tres fueron retrocedidos con la lealtad. Comienzan a abrumar las descripciones engoladas y los conflictos científicos llegan a agobiar. Soy honesto, algunas líneas la quise saltar y sólo leer los diálogos, pues ya tenía un dolor severo rondando mi cabeza. Todo el misterio y encanto por conocer qué pasaba fuera de la frontera y qué había más allá de la distópica Chicago, acabó en un laberinto de ciencia, sueros y conspiraciones que fueron matando y rematando la buena historia que se venía cuajando. Quizás una explicación de alienígenas o los tan agotados temas de una enfermedad contagiosa, hombres lobos y vampiro, hubieran sido más cautivadores.

Los sacrificios y la muerte del personaje principal no son novedad, e incluso las entiendo. Al leer la muerte de Tris Prior me acongojé un poco, pero simplemente me dije: “esto ya lo esperaba”, a continuar. En contra parte muertes como la del personaje de Tori, las encontré un poco innecesarias.

Pero no todo lo vi negativo, el tema de la homosexualidad en personajes como Amar y Georgie, es tratado de manera concreta y acorde con la sociedad actual. También la relación de Tris y Tobias es una bastante real, peleas frecuentes motivadas por problemas cotidianos como los celos y la desconfianza, aportan un tono atractivo que incluso puede llegar a identificar al lector. Pero también señalo que a diferencia de escritoras como Suzanne Collins, Verónica Roth si utiliza escenas y temática que apela la captatio benevolentiae, sobre todo de las lectoras jóvenes y amantes de la prensa rosa.

El título del libro deja mucho que pensar, pues conocimos a los Leales, pero no quedó clara la causa de su lealtad. En un inició la fidelidad iba dirigida a devolver la sociedad de Facciones, luego navegaron entre sueros y científicos, perdiendo el norte los Leales. Es incluso cuestionable la lealtad de Tris y Tobias hacia ellos mismos, la familia siempre acabó por encima de las Facciones. Esperaba algo más para el título como Resurgente y tras la decepción que cargo, no hubiera descartado la broma de la propia autora; Detergente.

Quizás fue el final lo que salvó el libro, se trasmite un mensaje que aunque no es nuevo es verdadero; a pesar de quedar destruidos al enfrentar la muerte y la pérdida del amor, en los demás encontramos sanación. Es un mensaje cosmético para la generación aww. Lo otro que contribuyó a subirle un piso más en el Purgatorio, es el hecho de que la madre de Tobías escogiera a su hijo por encima del poder. Es algo también aww. Sin embargo, consideremos que la crítica social se fue esfumando hasta desaparecer.

Personajes como Johanna Reyes, Marcus, Peter y Caleb, debieron ser mejor tratados o al menos dedicarles un capítulo final y reducir las atormentadas secciones de sueros, mentiras, complot y paranoia. En suma, la contribución sanadora que hizo Cristina en la vida de Tobias, deja mucho que interpretar. No perdamos de perspectiva que este libro es uno completamente dirigido al público joven-adulto.

Me llevo demasiados sinsabores y una resignación absoluta de este libro. Espero que la autora retome la madurez que había alcanzado con Insurgent y que sus futuras obras pasen las rejas del best seller, no quedándose en ello, sino siendo uno de ellos y sobre todo uno bueno.

Califico el libro con un 2/5. (Y he sido bondadoso).

1914

Mis reacciones de los libros anteriores:

Divergent

Insurgent

Divergent – Veronica Roth

Veronica Roth, Divergent, 2011

Veronica Roth, Divergent, 2011

En el mundo de la literatura contemporánea encontramos el fenómeno del Best Seller, generalmente son libros que aunque no se acercan a magnas obras como: La Ilíada, La Divina Comedia, El Decamerón, entre otras, alcanzan el tope en la lista de ventas y son leídos en su mayoría por el público joven-adulto. En el mundo del Best Seller nos encontramos con Divergent de la autora Veronica Roth.

Al igual y como ha sido un clásico desde tiempos lejanos, Divergent es parte de una trilogía homónima. La historia transcurre en una futurista y distópica ciudad de Chicago. Luego de una terrible guerra que dejó a la sociedad inmersa en el caos, los sobrevivientes en el proceso de echar culpas crean cinco grandes facciones para salir adelante y no volver a enfrentar una guerra.

Divergent, Faccioned

Divergent, Faccioned

Los que culparon a la agresividad crearon Cordialidad/Concordia. Quienes culparon a la ignorancia crearon Erudición/Sabiduría. Otros culparon al engaño y nació Verdad/Sinceridad. Quienes culparon al egoísmo crearon Abnegación y finalmente los que culparon la cobardía crearon Osadía/Intrepidez.

Divergent, Factions

Divergent, Factions

Para mantener los estándares de esta nueva sociedad todos los hijos al cumplir 16 años deciden si continuar en la facción de sus padres o elegir una nueva. No es una simple decisión, cada joven se somete a pruebas de aptitudes, controladas por líderes, para saber adonde debe pertenecer. En caso de cambiar de Facción  necesitará cumplir una iniciación para demostrar que es digno de ese nuevo hogar. De no aprobar el ritual de inicio se convierte en un Sin Facción; un paria.

El argumento de la obra en lo personal me resulta atrayente y algo encantador. No es novedad puesto que en todas las guerras surgen bandos que podríamos llamar Facciones, lo innovador estriba en que la paz no trajo la unión, sino una sociedad secesionista y en gran medida intolerante.

Los eventos son contados desde el punto de vista de Tris Prior una abnegada que decidió moverse a Osadía, pero que en sus pruebas dio resultados de Abnegación, Sabiduría y Osadía, siendo así una de las pocas personas que logran la Divergencia, asunto que resulta grave en la sociedad de este universo. Desde el punto de vista del orden establecido, se crearon personas que aceptan su Facción y contribuyen a ella por un fin común para así mantener el ritmo de vida.

En el desarrollo de los eventos se conoce que es Abnegación quien controla el gobierno por su espíritu desinteresado. Erudición controla las pruebas de aptitudes y la tecnología, mientras que Osadía son los encargados de la seguridad y protección. Un Divergente es inmune a las pruebas de aptitudes y por consiguiente inmune al miedo y control psicológico, pero lo más importante; es un ser pensante que puede tomar decisiones por sí mismo y no permite que su mente sea controlada por la tecnología, es ahí donde radica la gran amenaza de la Divergencia.

En general, este primer libro me pareció interesante y cautivador, en definitiva terminaré la trilogía y veré las adaptaciones fílmicas. Sin embargo, considero que la autora, dado que es una escritora  joven, aún no ha desarrollado la técnica de la descripción, por lo que en ocasiones abundan descripciones confusas  y engoladas. Otro aspecto no tan bueno es que como ocurre en obras como Harry Potter y The Hunger Games, se enfocan dos bandos: Gryffindor-Slytherin, Distrito 12-Capitolio, Osadía-Erudición. Las historias se concentran en luchas entre bandos en las que sólo se nos detalla la facción protagónica y la antagónica, perdiéndonos de otros universos maravillosos.

Veronica Roth comentó que la historia llegó a su mente cuando comenzó la universidad. La forma en que la historia presenta a Erudición/Sabiduría como los malos del cuento, siendo la cuna de personas ambiciosas, engreídas y pedantes, me hace llegar a la hipótesis de que posiblemente la autora fue rechazada por los círculos destacados de la universidad o fue víctima de alguna mala pasada gracias a algún sabiduría. En fin, considero que el saber y la razón son instrumentos para el progreso y no para la decadencia.

Califico este libro con un 4/5.

2014