Lo que no sabemos sobre Victoria Ciudadana

“La victoria tiene un centenar de padres, pero la derrota es huérfana”.

John Fitzgerald Kennedy

La victoria es el hecho de vencer en una lucha o competencia. A su vez la ciudadanía es la condición que otorga a una persona varios derechos políticos y sociales que le permiten intervenir en la política de un país determinado y si la llevamos a la atmósfera macro nos referimos al conjunto formado por los ciudadanos de una nación o de un pueblo. Dos términos con una trayectoria histórica extensa y que si los combinamos y creamos un binomio podríamos atraer y mover a las masas.

El día 11 de marzo de este año se hizo oficial la fundación de un nuevo partido político en Puerto Rico llamado Movimiento Victoria Ciudadana con sus siglas MVC. Este nuevo partido político engloba y agrupa a los principales líderes de los sectores disidentes de la política del país y los militantes y creadores de pequeños partidos políticos de las anteriores elecciones como el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Movimiento Unión Soberanista (MUS), candidatos independientes y claro está puertorriqueños disconformes con los principales partidos políticos de la isla.

MVC-1-e1552580848817

Victoria Ciudadana se presenta como la gran y aclamada alternativa al bipartidismo puro puertorriqueño del que cual son protagonistas el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD). Victoria Ciudadana hace un llamamiento a todos los puertorriqueños; estadistas, populares y de cualquier renglón ideológico, aunque tiene un especial cuidado con los independentistas, para hacer un cambio radical en la política puertorriqueña, atendiendo tres “deberes urgentes“:

  1. El rescate de las instituciones públicas.
  2. La reconstrucción social, económica, ambiental y fiscal.
  3. La descolonización.

Aquí es donde llega mi primera crítica y desde donde me propongo analizar rigurosamente este partido político que al momento se encuentra en su fase de recolección de endosos y que posiblemente se convierte en el mainstream bien comience a llegar el 2020.

El último reglón o el tercero de los deberes urgentes debería ser el primero. Me explico mejor, la descolonización de Puerto Rico es necesaria para que Puerto Rico sea un País (con P mayúscula como lo utilizan en su agenda) y miembro de facto de la Sociedad Internacional. Es la única forma de tener soberanía y competencia y poder lograr la reconstrucción social, económica y fiscal que el partido promueve, pero este punto lo abarcaré más adelante.

Si bien el partido tiene una diversidad de líderes y representantes quien más suele destacar y toma todo el foco de atención es Alexandra Lúgaro, antigua aspirante a la gobernación por candidatura independiente y quien logró hacer historia movilizando al sector joven de la isla a las urnas y convirtiéndose en la candidata en recolectar más votos como tercera opción a los partidos tradicionales de Puerto Rico. Lo que a mi juicio le da unos cimientos firmes a este partido político, aunque dependiendo la lente con que se mire bien podríamos hablar también de este partido como uno de minorías privilegiadas.

La agenda de Victoria Ciudadana incluye:

Revertir las contrarreformas laborales. Incentivar la organización sindical. Rechazar todo tipo de discrimen. Rechazar la privatización de los bienes y servicios. Fondos para la educación pública. Autonomía a la Universidad de Puerto Rico. Defensa del ambiente. Auditoría de la “ilegítima”deuda puertorriqueña. Rechazo a la Junta de Control Fiscal. Reforma electoral. Compromiso con la descolonización y creación de una asamblea de estatus.

Prima facie podríamos entonces colocar a este nuevo partido en la izquierda, aunque al analizar bien las entre letras y explicaciones de su llamada agenda urgente diría que ubico a Victoria Ciudadana en la centroizquierda.

Aunque se nos habla de poner fin a las reformas laborales de la administración Rosselló, no se mencionan nuevos beneficios para los trabajadores. Es cierto que volviendo a lo previo se garantizarían beneficios de enfermedad, vacaciones y probatorias, pero no sabemos si ese volver atrás incluiría la ley de cierre de los domingos dado que en teoría esta ley tiene una médula religiosa y ya sabemos que a estos líderes no les agrada mucho ese pequeño paréntesis. Sumado a todo la derogación de días festivos a contribuido al consumismo puertorriqueño desmedido y ese factor si es importante en nuestra extraña economía.

En el mismo renglón de lo anterior se habla de un derecho al trabajo digno con un salario base mayor mínimo en industrias cuya capacidad económica lo permita. Aquí nos hayamos ante un arma de doble filo “cuya capacidad económica lo permita” se presta para tangentes en las que empresas pueden eludir el salario mínimo federal y terminal pagando salarios por debajo de $7.25 que es el mínimo actual.

Lo más radical que encuentro en la agenda urgente son los “referendos revocatorios” a oficiales electorales después de dos años. Personalmente me agrada mucho esta medida. Aunque no se menciona el gasto público que conllevan los mismos y ya sabemos que unas elecciones son costosas.

La eliminación de trabas entre la rama judicial y los municipios es un tema que me gustaría abarcar. Más allá del área metropolitana de la isla muchos de los municipios puertorriqueños fungen como pintorescos feudos medievales, demasiada autonomía municipal puede dar vías libres a nuevos esquemas que perpetúan el poder político, social y económico de muchos alcaldes y sus allegados.

La reforma gubernamental de Victoria Ciudadana habla de una participación laboral y ciudadana para alcanzar mejores servicios y eficiencias, pero no abarca la otorgación de contratos y el empleo de “asesores”, un paradigama del que se han “lugrado” muchos de los exponentes del nuevo partido.

Es saludable y bueno para Puerto Rico que la agenda de Victoria Ciudadana haga hincapié en la educación pública, aun cuando los hijos de casi todos sus líderes van a escuelas privadas, la teoría de incentivar las artes, los deportes, el desarrollo cultural y la autonomía para la Universidad de Puerto Rico es una inversión que Puerto Rico necesita.

Moviéndome al tema de la salud pública y las pensiones, son asuntos críticos que enfrentamos y tenemos que resolver con rapidez. Sin embargo, el derecho adquirido a la pensión y el seguro universal de salud son temas que si no se explican detalladamente y con una métrica real y no especulativa pueden disparar todavía más la deuda estatal puertorriqueña y volveríamos a los tiempos en que el sector público se convirtió en el gran salvavidas económico y social de la isla.

Es meritorio notar que Victoria Ciudadana NO defiende una opción de status, “abraza a todos” y deja este tema como uno de segunda mano o de menor importancia. En esa misma línea en la agenda para el desarrollo económico habla de exigirle al Congreso la reconstrucción económica y en este asunto vuelvo a señalar que Puerto Rico NO tiene competencias para tal acción.

En el desarrollo económico se menciona la soberanía alimentaria, un gran mito. Sabemos que nuestra dieta base es exportada, no tenemos grandes terrenos dedicados a la agricultura como para alimentar a toda la isla. Peor aún no controlamos la exportaciones y mucho menos las importaciones. No, no se puede hablar de una soberanía alimentaria si no estamos preparados para tal cosa.

En el plano ambiental Victoria Ciudadana se compromete con el medio ambiente y la búsqueda de energías renovables, sin perder de vista la necesidad de protección del medio ambiente y adopta el principio de reciclaje que algo muy bueno.

Un gran fallo del agenda de Victoria Ciudadana es el planteamiento de moratoria, cancelación y renegociación de la deuda puertorriqueña, donde se promete detener los desembolsos a la Junta de Contro Fiscal pero se les olvida que el gobierno puertoriqueño sea del partido que sea NO tiene competencia en esos asuntos.

El lenguaje de la agenda urgente es bastante vago. Se habla de restaurar derechos eliminados, de retribución justa, trabajo digno, salario adecuado y otros conceptos muy cosméticos al oído promedio boricua. Nos hallamos ante un discurso engolado, lleno de palabras baúles, donde buscamos la apelación emotiva y efervescente acercándonos a los discursos de Lenin, Stalin, Perón, e incluso Clinton, pero sin plantear soluciones viables para una futura implementación.

Los principios éticos de Victoria Ciudadana se mencionan en un decálogo que si bien es una buena baza históricosocial en el segundo punto nos habla de “Declarar la guerra” siendo una expresión algo fuerte y en el sexto punto llama a reconocer y respetar las diferencias, siendo Lúgaro la primera en arremeter contra todos los que no votaron por ella llamándolos “cobardes”, “miedosos” y “culpables”.

Sobre quienes serían los candidatos que se presentarían en la papeleta electoral, el nuevo partido habla de una asamblea en la cual la ciudadanía escoge a quienes ellos quieran, pero todos sabemos que la candidatura a la gobernación la ganaría Alexandra Lúgaro y si el oráculo de Delfos no me falla, Manuel Natal la acompañaría como Comisionado Residente en Washington. ¡Genial tendríamos a nuestros propios Francis y Claire Underwood y quizá hasta Netflix se interese en grabarnos una serie original!

Ahora bien, como historiador y analista y entendiendo que si bien Puerto Rico está dando visos de cambio en su mentalidad, es posible que puestos políticos de tan alta envergadura, sigan en figuras de los partidos tradicionales. Si me aventuro a hacer una proyección sobre el futuro entiendo que Lúgaro tiene claro este mensaje y aspirará a un escaño en el senado, continuando su compañero en la cámara baja, donde seguramente entren de manera cómoda el 2020 y puedan trabajar por el bien de Puerto Rico, pero sin quedarse fuera de las tajadas del pastel.

Big Little Lies (2017)

323102Continúo en el proceso de autobúsqueda, pero considero que es tiempo de retomar el ritmo y los hábitos que disfruto, así que espero volver a la carga por estos lares.

Recién he finalizado la actual entrega de los Emmy y los galardones que recibió la mini serie Big Little Lies me hicieron sacar de los borradores la entrada que esbocé una vez finalicé la serie hace unos meses.

Esta serie está basada en el libro homónimo de la escritora australiana Liane Moriarty y catalogada como una comedia dramática oscura. Fueron unas expresiones en el libro, en las cual se le compara con un relato de Stephen King, las que me guiaron a la obra literaria y posteriormente a la serie.

El libro lo finalicé en menos de una semana, las intrigas, conflictos sociales y los escenarios, crean una especie de atmósfera oscura y siniestra, pero paradisíaca e idílica haciendo que cada página del libro se disfrute y goce con un deleite casi sagrado.

MontereyEn el caso de la serie, dirigida por Jean-Marc Vallée, todo queda calcado exactamente igual, pero trasladando los hechos a la costa californiana de Monterey. Si bien es cierto que la decisión de HBO de llevar esta historia a escena con este lugar de desarrollo, se guió por cuestiones de universalidad y propaganda. No es menos verídico que la oda a la ciudad de Monterey, así como las escenas, la banda sonora de la serie y cada uno de los detalles escénicos, contribuyeron al éxito de esta serie.

episode-01-1920La historia narra principalmente las vidas de tres madres; Celeste (Nicole Kidman), Madeline (Reese Witherspoon) y Jane (Shailene Woodley) que de formas extrañas, sus vidas quedas entrelazadas y conjunto a Renata (Laura Dern) y Bonnie (Zoë Kravitz) crean lazos de amistad que esconden intrigas y solidaridades en una sociedad que nada es como aparenta.

Los animo con vehemencia a ver esta pequeña serie (consta de 7 episodios), por lo que no adelantaré nada de la trama, ni escribiré sobre el desarrollo y la culminación de la misma. Lo que si menciono es que hacía tiempo que no me topaba con una producción “bien hecha”. Aquí nuevamente la cadena HBO sobrepasa a muchas industria antiguas y nuevas como Netflix y Hulu, dejando claro su superioridad, buen gusto y buena elección.

El éxito de Big Little Lies  es a mi criterio un conjunto de buenas decisiones y elecciones. La historia es bastante fresca, a pesar de que las protagonistas pueden ser mujeres cliché de la sociedad contemporánea, quedan muy lejos de ser las Desperate Housewives con las que la crítica las suele comparar. El suspenso y la intriga complementan a un elenco de primera que hace un juego casi divino con el ambiente y los escenarios.

wenn_emmys_2017_winners_reesewitherspoon_nicolekidman_091817_1800x1200La dirección y el elenco son de primera. Los Emmy pueden dar fe de ello. Personajes como Celeste, Madeline, Renata, Jane y Bonnie, nos enfrentan a deseos, pasiones, emociones reprimidas y una inmensa variedad sentimientos que nos visitan en nuestro día a día. Resultándonos tan fácil identificarnos con ellas.

Aquí, debo hacer hincapié en el galardón y la magnífica actuación de Nicole Kidman, merecen mucho más que un premio de la academia estadounidense de la televisión. Nicole Kidman a sus 50 años demuestra la talla de actriz que es y con clase y elegancia calla a todos los que hablaban de su descenso y el ocaso de su carrera.

la-et-emmys-2017-69th-emmy-awards-live-emmy-winning-big-little-lies-on-those-1505708882Sin ánimos de alargar más la entrada, los vuelo a exhortar a ver la serie y a leer el libro. Basado en el éxito rotundo hay mucha especulación en las redes sobre una segunda temporada. HBO se niega a confirmar nada, pero algunas fotos en los perfiles de las protagonistas podrían confirmar o sugerir una segunda entrega. Aquí digo que me encantaría volver a ver en escena a este equipo, pero a la vez me aterra que una serie tan bien hecha, que roza la divinidad, no debería ser dañada con secuelas que muchas veces matan la esencia de la genialidad.

Califico el libro con un 5/5.

Califico la serie con un 9/10.

Las “Odas al suicidio contemporáneo”

Se suponía que esta entrada sería sobre mis vacaciones y las mejores fotos. Al final se extendió el descanso más de lo deseado y tengo el trabajo editorial en los hombros pues como comenté anteriormente el 7/ (7) /2017 por fin será el lanzamiento de Letras del Cielo y del Infierno: Pandemónium. Pero no, hoy no toca escribir de nada de esto, debido a que en la última semana me ha tocado vivir de cerca el misterioso mundo del suicidio.

Antes que nada debo mencionar que, como ya muchos también saben, me considero un vástago del Romanticismo puro y duro, por lo tanto el suicida siempre lo he visto como un héroes incomprendido y rebelde que en su último desafío se lleva consigo el vaho enigmático e indescifrable de la vida, tal como pasó con Virginia Woolf, Alfonsina Storni, mi amado amigo y muchos tantos seres que admiro y persigo.

Pero claro una cosa es lo que creemos y lo que pensamos gracias a la literatura y otra muy distinta es vivirlo de cerca, casi en primera persona. Como sucedió en esta ocasión, el suicida no suele anunciar su acto, haciendo honor al refrán popular que dice quien mucho se despide, pocas ganas tiene de irse. Quedando ahora las miles de preguntas en el aire y abriendo la puerta a la especulación de las respuestas.

No obstante, también en estos días me he topado con la moda del suicidio. Ahora hay un macro de blogs suicidas, entradas incoherentes, supuesta filosofía negra y existencialista y una horda de particularidades que mejor no sigo repitiendo. Es aquí donde llega la sal a mi herida, pues te pienso y te pienso, tratando de dar con alguna respuesta y no creo que sea nada de lo que estos imbéciles escriben en las redes y los nuevos libros de best seller.

Nuestra cultura popular, nunca ha enterrado al Romantacismo, si tengo algún realista o naturalista entre mis lectores me refutará mi argumento, mas no entrare en disputas tribales. Esa médula romantisch sigue latente desde nuestro nacimiento y nos acompaña por el resto de nuestra existencia. El punto al que quiero llegar es, que desde hace algunos años, se ha comenzado a estudiar mal y a popularizar cualquier idiotez que venda y acapare la mentes autómatas del presente.

En este barco, temas como el bully y el suicidio entran en el top 10 list y tenemos esas éxitos que van desde casos de la vida real, reality shows, películas y como no la exitosa 13 reason why. Apelando a lo que no se entiende, y buscando llegar al llanto y la emoción, se mercadea un éxito social que moldea la visión de mundo de masas y el modo de percibir el devenir.

No quiero decir con esto que el suicidio deba ser un tema taboo, pero tampoco creo que vendiéndolo y haciendo mercadeo masivo lleguemos a entenderlo o explicarlo. Ahora están de moda los diarios suicidas, poniendo fechas, horas, comparaciones, analogías baratas o siendo tan clichés como escribo estas letras tomando mi café o fumando un cigarro, 3:23 a. m. no puedo dormir todo retumba… etc. etc. etc…

Casos como el de Michigan State University en el que el joven documentó todo su suicidio e incluso hizo como una especie de juego a lo películas de Saw, si bien pueden ser inquietantes y alarmantes, reflejan un sinnúmero de trastornos. Pasa igual con estas series y películas del boom momentáneo, que nos hacen llorar, erizar la piel e incluso identificarnos.

No creo que nada de esto haya sido el caso de mi amado amigo, a quien certeramente extrañaré hasta el día de mi partida. Pero una cosa si creo, con tanta oda al suicidio, tantas mentes perturbadas y tantos jóvenes con acceso a estos medios, bien podríamos estar entrando en una nueva era suicida. Sólo que ahora supongo que se podrán hacer eventos en Facebook, trasmitir en vivo el suicidio e incluso tener stories del día S en todas las redes sociales. Y ya dejaré de escribir porque sólo me apetece dormir.

 

En memoria de LA.

La Cabeza – Pedro Cabiya

La Cabeza

En alguna ocasión, en las cavilaciones de Lemriel, comenté que no suelo reseñar o hacer críticas literarias de escritores contemporáneos puertorriqueños. Esto por varias razones, la primordial es que en mi crecimiento y preparación, como estudiante de literatura, tuve la oportunidad de asistir y conocer a algunos gurús del ámbito, estando presente en la evolución hipster de la literatura puertorriqueña.

De otro lado, trabajé por un tiempo en una editorial y puedo dar fe que los puertorriqueños, si bien somos personas encantadoras, somos las personas que peor tomamos una crítica o señalamiento. Mi desarrollo cultural y social lo viví en Puerto Rico, donde actualmente me encuentro, pero antes hice mis estudios graduados en Europa y finalmente pasé varias temporadas en los Estados Unidos. Hay quien me dirá que no soy la persona idónea para esta empresa.

Sin liarme más al grano, siempre, como sucede con el francés, hay excepciones y la novela La Cabeza de Pedro Cabiya merece la pena una perrogativa. Este autor puertorriqueño se coloca en el tope de la narración original dentro del reglón de los escritores puertorriqueños.

Las obras de Cabiya rompen con la percepción del lector y dan un giro al lenguaje, alejándole de la narrativa tradicional del siglo XX puertorriqueño. Es cierto que sus letras pueden navegar entre un surrealimo desmesurado con toques del tan codiciado realismo mágico. Sin embargo, Cabiya logra pasar en línea paralela entre ambos estilos sin mojarse completamente en uno de ellos.

En La Cabeza se nos cuenta sucesos irreales desde el punto de vista humano y científico, pero tratados con la armonía de la cotidianidad social y cultural puertorriqueña. No es menos cierto que conservar la mitad del cuerpo de su esposa tras un accidente, convirtiéndola en un híbrido mujer/máquina, es absurdo y tremendista. No obstante, la tranquilidad y normalidad con que se cuentan los hechos nos hacen vivir el momento y no dudar de la ficción del mismo.

El día a día que se narra en la novela es un retrato pintoresco, grotesco y sobre todo real de la sociedad contemporánea de Puerto Rico. La mezcla de valores, la relatividad del lenguaje el uso coloquial de palabras y modismos boricuas, nos sumergen de lleno en un ambiente con pinceladas del sci-fi, splatter y gore.

La Cabeza entrelaza la violencia, la anormalidad, la sensualidad y la infidelidad como estéticas del arte, haciéndonos sentir asco, repulsión, excitación y éxtasis, en cada línea leída. La historia de Gloria y Daniel nos adentra en una cotidianidad caótica pero hermosa. Cada nombre en la novela tiene su dualidad esotérica y contraparte en las tradiciones judeo-cristianas, algo que como supondrán me ató y enamoró desde el principio.

Otro aspecto a señalar es que La Cabeza goza de una estética morbosa y sexual que puede extrañar, pero deja mucho que pensar y analizar. Daniel es infiel, pero en sus prácticas sexuales libera todo el amor y frustración que siente por Gloria que es utilizada por su enfermera Raquel como un objeto sexual. Las gráficas descripciones en estas escenas nos pueden colocar ante juicios duales y erecciones incómodas.

Cierro señalando que la forma en que son destruidas las barreras entre lo real y lo inverosímil son, a mi juicio, los pilares de esta magna novela. El dominio de lo abyecto le da un título destacado a Pedro Cabiya dentro de la Literatura Puertorriqueña.

Califico esta novela con un 5/5.

badge-home-2d9db8a46455f8f5ba6fb30fbe7c637f.png

Emerald City

Emerald_City_Poster-1024x576

Emerald City, promoción en la web de NBC

Tras diversos éxitos con clásicos universales y ese gusto común por la magia y la ficción, la NBC apostó por una versión más contemporánea y “dark” de “El maravilloso mago de Oz” teniendo como resultado la teleserie Emerald City. El proyecto originalmente estaba pensado para el año 2016, pero luego de una pausa, al final vio la luz. Aunque la base de la serie se halla en los libros de Oz de L. Frank Baum, muchos datos como la edad de Dorothy, el origen del hombre de hojalata, el león y el espantapájaros, dan giros inesperados e interesantes en esta serie.

Emerald-City-poster-2_0

The Wizard and the Witches

Dorothy Gale deja atrás su tediosa Kansas y es arrastrada a una tierra mística que involucra choques de reyes, enfrentamientos de reinos y guerras, y que a la par entrelaza distintas dicotomías que van más allá de la clásica entre el bien y el mal, involucrando incluso ciencia-magia, hombre-mujer. La Ciudad Esmeralda y la atmósfera de la tierra de Oz están cargadas de misterios y bellezas que estupendamente quedan plasmados en los escenarios de Barcelona, Sevilla, Croacia y Hungría.

El fraude detrás del Mago de Oz se une a unas brujas magníficas y radiantes que rompen los esquemas y cánones de las brujas literarias y televisivas. Por mencionar un ejemplo, las brujas en la serie American Horror Story: Coven estaban dotadas de glamour y  gusto popular, pero carecían de la esencia de una verdadera y tradicional bruja.

ae38662abf4f117706aca23f1374d00b

Las brujas cardinales

Esto no nos sucede en Emerald City, donde hallamos a unas brujas cardinales que entrelazan razas y culturas, mientras no pierden el glamour y el toque aterrante y atrayente. Es cierto que según la lente con que se mire, Glinda puede ser la bruja malvada y West realmente la buena, haciendo los guionistas un canje entre las brujas principales de Oz, pero recalco, todo depende de la perspectiva.

En el mundo de las series televisivas, considero que nos enfrentamos a un antes y después de “Game of Thrones”, el furor ha sido tal, que toda serie existente, o por existir, necesita una dosis de la médula de juego de tronos, entiéndase desnudos, sexo, conspiraciones y muerte, pero hablamos de la NBC que aunque bien es más PG-13 que la ABC, todavía no puede enfrentar a sus público a diálogos y escenas tipo “softporn”. Un fallo porque le darían muchos puntos extras a la serie.

Emerald City - Season 1

Emerald City, reparto

Personalmente, la trama me atrapó, el toque oscuro y siniestro la hace una serie para adultos y nos coloca ante tonalidades grises que no nos dejan claro cuestiones como bandos, protagonistas y antagonistas.

De forma abierta puedo decir que odié al Mago de Oz desde su primera aparición, ansiaba y soñaba con su muerte en cada episodio. Sin embargo, una Glinda que da miedo de sólo pensarla y una malvada bruja del Oeste que enfrenta conflictos arduos y humanos, se suman a personajes como Jack, el hombre de hojalata, Roan, el espantapájaros, y Ozma, la heredera de los Pastoria, y me dejaron con ganas de más.

Es probable que unos de los mejores aspectos de la serie sea su reparto. El elenco, si bien es de primera y nos brinda unos personajes frescos y reales, nos enfrenta a caras nuevas no tan recurrentes y recicladas en las series y películas. A pesar del final abierto que nos dejó esta primera temporada, todavía la NBC no ha decidido si renovará para una segunda entrega, con todas mis fuerzas espero que sí y los invito a ver Emerald City.

Califico la serie con un 8/10.

Adiós Penny Dreadful

tumblr_o94z0sqh3S1tm3g4vo1_500En lo personal me afectó más el final de la serie Penny Dreadful que el “Brexit”. Hacía bastante tiempo ya, que no llegaba a nosotros una serie ambientada en una época pasada y que tan bien retratara el cosmos y la atmósfera de los años desarrollados. Es cierto que en algunos de los capítulos la intensidad, con la que arrancó la serie, bajó. También la capacidad de enhebrar las historias y el sincretismo histórico mermó.

No obstante, pese a esto que menciono, la estética romántica prevaleció y cumplió con todos los renglones de la cosmética del Romanticismo, tanto literaria como plástica. La oscuridad, la soledad, el héroe incomprendido, el amor, la muerte, el vanitas, la poesía, el Londres victoriano, la vida en el puerto, los gustos del momento, los diálogos entre personajes, la maldad, el sadismo, el anarquismo, la inmortalidad, la rebeldía, los prejuicios, entre tantas otras cosas, fueron recogidos y calcados como si en efecto estuviéramos leyendo Frankenstein o el Castillo de Otranto.

pennydreadful3040117rjpg-6da8ca_765wLas constantes alusiones a Tennyson, Shelley, Clare, entre muchos más, no solamente rescatan los clásicos románticos, nos hacen sentir su grandeza y en mi caso incluso el mismo rubor en la piel.  Me quedo con un sabor agrio en los labios, esta última temporada desarrolló personajes extravagantes y extraordinarios como la doctora Seward, la pequeña Justine y la tanatóloga Catriona Hartdegen. Arquetipos románticos que bien hubieran podido explotar otra temporada de ocho episodios.

Considero meritorio recalcar la escena de la batalla final en la cual los protagonistas van a salvar a Vanessa Ives, es un culto, una oda al Romanticismo puro y duro, cargado con dosis de gore y la médula de los penny dreadful históricos. En conclusión, y por enésima vez citando a Baltasar Gracián lo bueno si breve dos veces bueno. Señalo finalmente el excelente reparto escogido y la magnífica actuación de Eva Green como los pilares de esta grandiosa serie.

A pesar de que historias, como la de Mina, Drácula y Dorian Gray, no alcanzaron el clímax añorado, califico esta serie con un 9/10.

tumblr_o9agtzZ6hK1sb25xto1_1280

 

American Horror Story: Freak Show, ni horror, ni historia

AHSSucede con Star Wars una obra tan magna y tan bien realizada, que los fanáticos de verdad estamos aterrados sobre lo que Disney hará con nuestra religión. Sucedió con El Padrino que luego de un gran éxito y alcanzar que muchos la llamen la mejor película de todos los tiempos, las secuelas no fueron tan buenas. Comienzo mencionando estos ejemplos para dirigirme al tema central de esta entrada American Horror Story.

En 2011 Ryan Murphy nos deleitó a todos los fanáticos del horror con una serie, que si bien no cuenta innovaciones del terror, si recoge pequeños clásicos de la cultura y folclor terrorífico estadounidense, como las casas embrujadas y los centros mentales, de manera cautivadora y muy bien trabajada con un elenco de primera. Sólo mencionaré a los cuatro fantásticos: Jessica Lange, Evan Peters, Sarah Paulson y Lily Rabe.

En la web nos describen American Horror Story, como una serie antológica dado que cada temporada es independiente a la anterior y el reparto interpreta diversos personajes. No obstante la cuarta y la segunda temporada guardan relación de tiempo, espacio y personajes.

American-Horror-Story-poster-AsylumLo que considero cierto, y creo que pocos me discutirían, es que la primera temporada Murder House y la segunda Asylum, fueron joyas de inicio a fin. Historias intrigantes, drama, horror, terror y un suspenso que nos atrapó hasta el último episodio. Confieso incluso que con Asylum tuve noches de pesadillas y de dormir con la televisión encendida. Estas dos temporadas fueron excelentes, sumado a las actuaciones de Zachary Quinto, que siempre me desarma, y un drama exquisito. El resultado de todo esto es que los fans nos quedamos a la espera de algo cada vez mejor, cada vez más aterrador, cada vez más crudo.

American-Horror-Story-Coven-Season-3-Promo-Poster-18La tercera temporada, Coven introducía un tema fascinante; el Aquelarre y las brujas. Se incorporaban nuevos talentos a la empresa: Emma Roberts, Kathy Bates, Angela Bassett, y la publicidad nos dio unos afiches espeluznantes. En fin, al principio pensaba que era el exceso de estrógeno, para mi gusto, pero al acabar la serie me di cuenta que el traer las brujitas a la modernidad terminó por hacer de la bruja un papel tonto, incluso ridículo, como sucede actualmente con los vampiros y los hombres lobos.

American-Horror-Story-Freak-Show-Title-Card-850x560Si bien no digo que Coven fue mala del todo, si se empezó a alejar de lo que alguna vez fue American Horror Story. Pero bueno, entre intrigas y qué decimos y qué no decimos, se reveló que la cuarta temporada sería Freak Show combinando un poco los rumores que habían sobre que la cuarta temporada sería Circus acabamos con un grupo de fenómenos de Circo. Nuevamente las ilusiones revivieron.

Hoy acabé la temporada. Empecé mal, los primeros capítulos me tenían más colgado al móvil que al ordenador. Freak Show apela al lado morboso y curioso de las personas y a ese sentimiento de temor a lo que no conocemos ni entendemos. Aún así los personajes y sus historias se perdieron a lo largo de la temporada.

Comienzo señalando que American Horror Story desde Coven se va alejando de los espacios cerrados y oscuros, un elemento que a mi juicio es vital. En el caso de la cuarta temporada me sentía por ratos como si estuviera viendo de esos programas locales como Judge Judy, Casos de la vida real, Caso Cerrado o incluso Hermano mayor. El terror y el horror fueron substituidos por dramas familiares y escenas que deberían ser macabras, pero en realidad eran graciosas.

latestRetomando el tema de los personajes, quedó muy bien el hecho de que cada uno está inspirado en una persona real que existió o existe, pero se sobrevaloró la historia de Elsa Mars. El cosmos de Freak Show si bien es un enredo del que tampoco nos apetece mucho saber, se mezcla con toques eróticos muy flojos y un argumento que no es que sea irreal, es que es tan imaginario que no da pie a ser pensado con horror. El miedo que tal vez nos podía perseguir con la historia del payaso, fue borrado en el quinto episodio.

Creo que señalaría como bueno que esta temporada hace un retrato de la crudeza y la crueldad del ser humano, factores que nos siguen hasta nuestros días. Es un excelente marco para el análisis y la reflexión de lo que son los fenómenos y sobre quiénes son los verdaderos monstruos en el mundo, pero como señalé ya, ese no es el punto de American Horror Story, para eso dejamos a los reality shows, las telenovelas y los libros de Paulo Coelho.

Finalmente se reveló hace un tiempo que la quinta temporada será Hotel y que contará con Lady Gaga como actriz principal. No sé que decir, no sé si reír o llorar. A mi me da bastante igual la mencionada artista, no conozco su faceta de actriz, tampoco la considero una innovación en el mundo artístico y cultural, pero bueno es lo que vende en el momento y es lo que metemos en la serie. Al final nunca sabemos que esperar de un burro, si una caricia o una patada. Ya el tiempo nos dirá.

Califico esta temporada con un 5/10.

Penny Dreadful (Segunda Temporada)

Penny-Dreadful-Season-2-Official-picture-penny-dreadful-38386847-3900-29304Hoy reseñaré un poco la segunda temporada de Penny Dreadful. Empiezo por decir que desde Sons of Anarchy no volvía a sentir ese hormigueo y ese no sé qué que no tiene traducción en ningún idioma o dialecto, es una sensación que te eriza la piel y te deja con una ilusión interna parecida a las mariposas o dinosaurios que sentimos con el primer amor.

Penny DreadfulLa primera temporada de Penny Dreadful estuvo fenomenal, lo único que señalo es que fue un poco corta (ocho episodios), pero bueno no olvidemos que lo bueno si breve, dos veces bueno. No mencionaré muchos detalles, pues no pretendo hacer spoilers de la serie, sino animarlos a que la veáis. Nos encontramos en el Londres victoriano y Sam Mendes combina las historias del doctor Frankenstein, Dorian Gray, Mina Murray, y con ella algo de Drácula y Van Helsing, y un paralelo con las historias del exorcista en el personaje de Vanessa Ives y otros clásicos del terror y el horror.

vi-3En principio lo que más me llevó a ver esta serie, como ya lo he comentado en otras ocasiones, fue mi obsesión enfermiza por Eva Green, sumado a las tramas de terror, ficción y ocultismo que tanto me fascinan. No obstante, a pesar de los cambios significativos que sufren las historias de los mencionados personajes literarios, las nuevas historias se enhebran de manera amena y carismática haciendo del producto final una verdadera joya para la audiencia. La serie cuenta con un reparto de primera que hacen de la vida de cada personaje un microcosmos real, terrorífico, encantador y repulsivo.

penny-dreadful-s2-fbLos horrores de penique hacen fiel alusión a su título y entre escenas grotescas, sangrientas, eróticas y oscuras nos hallamos ante una atmósfera romántica por excelencia, que es resaltada con la alusión a personajes literarios, las calles, las costumbres y  el día a día victoriano. Las transiciones de escena y los paisajes ambientan perfectamente la trama y el argumento principal de la serie.

DreadfulPoster31La nueva temporada introduce nuevos personajes y elementos impresionantes con mucha promesa. Sólo adelanto el excelente trabajo que se hizo con el Verbis Diablo, la lengua hablada por Adán, Lucifer y los primer caídos, fue un lujazo. Tras la primera temporada me identificaba mucho con Dorian Gray, finalizada la segunda considero que mis demonios se alinean más con los de Vanessa Ives. En fin es una serie que recomiendo con mucha vehemencia y ya estoy esperando con mucha ansiedad la tercera entrega.

 Califico esta serie con un 10/10.

House of Cards (Tercera Temporada)

House-of-Cards-Season-3Un poco tarde, pero con el máster concluido ahora puedo escribir un poco más. En esta ocasión aprovecho para hacer mi reseña y crítica a la tercera temporada de una de las series del mainstream; House of Cards. En nuestro momento, entiéndase la década de 2010, nos hayamos ante un fenómeno apasionante y encantador por la series de drama político. Es un poco curioso como la naturaleza humana responde ante tantos casos de corrupción, infracción a la ley y violación de los Derechos Humanos, sólo por mencionar algunos ejemplos, con una afición por la política que raya en el parangón de lo enfermizo y se obsesionan con historias y personajes como la de Francis Underwood.

Las anteriores temporadas, en general, las califiqué como muy buenas y casi excelentes. Esta serie lleva a la pantalla muchas realidades de la política exterior e interior estadounidense, pero igual como sucede con el realismo mágico, nos cuesta creer que sean la realidad del día a día. Elementos como el juego entre partidos políticos, chantajes emocionales, amenazas y sanciones, acoso periodístico, bisexualidad y el tan usado elemento religioso son, o más bien debo decir eran, bien retratados por House of Cards.

House-Of-Cards-Quotes-Wallpaper-29No me extenderé mucho en la crítica, en lo personal me llevo a los labios un sabor más agrio que dulce. En primer lugar señalo que el pícaro o el antihéroe se convierte en un personaje querido por su audacia, intelecto y valga la redundancia; picardía. En un principio señalé que la estupidez humana no permitía ver la verdadera crítica que trae la trama y los personajes, y se daba el caso de que todos querían ser un Underwood e  incluso ven con buenos ojos el engaño, el asesinato, la corrupción y el despotismo.

El éxito comercial y cosmético del personaje Mr. Underwood hizo que para esta temporada se sobrecargara de elementos antagónicos al mismo y nos encontramos con escenas recicladas e innecesarias como cuando orina la tumba de su padre o escupe al cristo y se rompe en la iglesia. ¿En qué momento nos olvidamos del papel de Dios en la política estadounidense y nos adentramos en un drama iconoclasta y paranormal? Pregunta seria.

ClaireComo puntos positivos señalo que se nos presenta un poco de Naciones Unidas, el funcionamiento, la preparación y los verdaderos motivos de los líderes de mencionada organización. Claire Underwood comienza a ser un personaje independiente que sale del complejo de Ismene y prueba tener un camino propio. Aquí nos encontramos ante la duda de si Claire nos responde más a una Michelle Obama y su imagen pública para con su esposo, escenas como la del cambio de color cabello o cuando los ciudadanos de Iowa la estiman más que al propio presidente, o su labor en Naciones Unidas que sirven de paralelo con la agitada agenda “global” de la actual primera dama Obama. Pero también podemos pensar que sería una futura Hillary Clinton. Ya las próximas temporadas nos dirán.

Lars MikkelsenLas tensiones en las relaciones con Rusia y ese afán por derrocar la imagen de Putin, trajeron una trama cargada de política exterior y un personaje como Viktor Petrov, excelentemente caracterizado por Lars Mikkelsen, pero que cargó a la serie de eventos surreales e imposibles que hicieron de la temporada una de ficción muy mal hecha.

¿La situación del Valle del Jordán o las visitas oficiales de los presidentes a sus respectivos países? ¿Cual rompe más los protocolos diplomáticos y puede ser catalogada de irreal o hiperbólica? Situaciones que si bien no son ni tan divertidas, ni tan intrigantes, como historiador me queda decir que también rompen la realidad histórica del momento y cabe recordar que no nos encontramos ante una serie de ficción, sí un drama ficticio, pero en tiempo real.

Para concluir considero que el éxito y la opinión pública fueron un revés para esta temporada de House of Cards. El libreto y los personajes salieron de sintonía y esperemos que llegue algo de armonía en la siguiente temporada. En algún blog leí sobre los rumores de 12 temporadas para esta serie, ¡oh por los dioses no, no nos castiguen haciendo leñas lo que en un momento fue una muy buena serie!

Califico esta temporada con un 6/10.

Gone Girl (2014)

Fincher-Gone-Girl-posterAquí vamos, hoy decidí que los estudios pueden esperar y con los premios Óscar a la vuelta de la esquina me puse a ver Gone Girl, que estaba en mi lista de pendientes, para dar mi opinión sobre si Rosamund Pike merece el codiciado galardón. Más allá de algunos comentarios de una colega, no leí mucho, ni siquiera sinopsis, para no ir condicionado a la hora de ver la película. Como dato general comento que esperaba un film de suspenso tipo thriller en el cual me cubriría los ojos con las manos evitando ver escenas de contenido explícito y fuerte.

De primeras ver que la película dura dos horas y poco más quita un poco los ánimos, pues para mí dos o tres horas son un rito único para El Señor de los Anillos. No obstante, la trama fluye de manera amena y la noción del tiempo no es un factor a tener en cuenta mientras ves la película. El comienzo es pintoresco, de un lado vemos una historia de amor color de rosa sumada a toques contemporáneos con sátiras y un poco de humor negro hacia la cultura hipster y engolada. Por otra parte, algunas de las pistas para resolver el supuesto crimen son presentadas en escena desde los primeros minutos.

girlUna vez comienza la acción, entiéndase la supuesta desaparición, la película a mi criterio hace una crítica a nuestra sociedad contemporánea y morbosa. Los adelantos tecnológicos, los avances en los medios de comunicación y redes sociales han sido de vital ayuda en nuestro desarrollo y crecimiento, eso no lo discuto. Sin embargo, se nos muestra como la morbosidad se ha apoderado de nosotros en casos como crímenes, desapariciones, enfermedades y demás. La familia de Amy hizo un evento público por la desaparición de su hija, incluyendo página web, número telefónico, pines y camisetas, es un retrato puro y duro de las redes sociales de hoy día donde se publican suicidios, se da like al dolor ajeno y se comparten fotos de niños con tumores, personas sin extremidades y otras imágenes que ni hacen donaciones a la causa ni sensibilizan a las personas.

gone-girlSin hacer la entrada muy larga, comparto las opiniones que dicen que una vez sabemos la verdad tras los sucesos la película pierde un poco de intensidad. Aun así no comparto los juicios que debaten la irrealidad de los sucesos. Aquí veo y señalo la doble moral que indirectamente cobija a esta sociedad patriarcal y machista. Estamos acostumbrados a películas de asesinos en serie, psicópatas y criminales que son irreales en argumento y desarrollo, pero al ser hombres los aplaudimos y hasta nos identificamos con ellos, con una mujer cuesta reconocer que puede ser mejor calculadora y más perversa que un hombre. Es un caso similar al de los superhéroes.

Finalmente, y siguiendo la línea argumentativa de la irrealidad y la figura femenina, veo una crítica directa que hace la película y es imperante mencionar. Los sucesos, aunque en una magnitud menor, sí pueden ocurrir, pero lograr y mantener el fin de los mismos, es algo que no depende de la mente o el sexo del sujeto, sino más bien del estatus social y el nivel de riqueza que tenga el gestor. Una ama de casa de clase media seguramente no podría lograrlo, ese no es el caso de Amy. En esa misma trayectoria, les recuerdo que la película es estadounidense, país en el cual casi condenan a muerte a un hombre afroamericano, sólo porque una mujer rica y rubia lo acusó de robarle el coche con sus tres hijos dentro. Una semana antes de la condena la mujer confesó que en un ataque de locura aventó el coche con sus tres hijos a un lago.

Situaciones como las de la película, a mi criterio, si pueden existir. Grandes mentes pueden inventar un teléfono inteligente, crear aparatos y también planificar un crimen. En general veo muy bien las críticas sociales de la película, esos amores enfermizos y obsesivos nos controlan a todos en algún momento y bueno en un microsegundo del final apreciamos los pechos de Rosamund Pike y la polla de Ben Affleck, eso en definitiva es un plus. La actuación de Rosamund, así como el personaje de Amy, sí me parecen dignos de un Óscar.

Califico esta película con un 9/10.