Jupiter Ascending (2015)

Jupiter-AscendingRecién acabo de ver Jupiter Ascending, Así que brevemente reseño un poco mi experiencia con El Destino de Júpiter. Al principio decía ¡oh no por Dios! ¿qué están haciendo? ¡quieren usurpar los planetas, galaxias, razas y tramas de Star Wars!

No obstante, mi pánico y miedo a la innovación fueron desapareciendo a la vez que veía a la asombrosa Mila Kunis en el papel de Júpiter, a Maria Doyle Kennedy, Catalina de Aragón en The Tudors, Sean Bean (Boromir y Ned) y Eddie Redmayne, un reparto muy bueno.

jupiter asc

Me encantó la manera en que lo predecible y lo aburrido fueron tratados en esta película y como una combinación de elementos se barajaron tenazmente para no acabar ante una historia más de una Cinderella y unos villanos que quieren destruir la Tierra.

Debo decir que los efectos especiales y las representaciones de los planetas y la vida extraterrestre fueron trabajada extraordinariamente, teniendo como resultado unos paisajes idílicos y de ensueño que me ponían un poco la piel de gallina recordando Naboo, Coruscant y Mustafar. Eso sí, las naves y vehículos espaciales, muy modernos y todo lo que quieran, pero no tienen comparación con una Nave Real de Naboo o un acorazado espacial de la Guerra de las Galaxias.

JUPITER ASCENDINGLa historia y el hilo conductor de este film son, a mi criterio, llamativos y atrayentes. La forma en que son tratados los temas de la reencarnación y la vida en otros planetas, me pareció buena e incluso innovadora. Aunque nos encontramos ante una película de ciencia-ficción los líos burocráticos y el vicio de la cotidianidad se plasman perfectamente tanto en la Tierra, como en Júpiter o en cualquier otra galaxia.

Balem-167.dng

La película que gira en torno al gran destino genético que tiene Júpiter, moldea temas científicos, tanto astronómicos como genéticos, de una forma interesante y cautivadora. La explicación genética para la licantropía y el origen del mito de los vampiros en las razas como las casas reales, le dan un giro cosmético y bueno a los vampiros y hombres lobos, clichés de nuestra cultura popular, y que últimamente han sido destruidos gracias a los fenómenos del best seller.

En general recomiendo la película para pasar un rato ameno y disfrutar de los efectos especiales y las maravillas de la ciencia-ficción. Lo que quizás señalo como un poco negativo es que me he quedado con unas ganas inexplicables de saber más de esta cosmografía, conocer más sobre la Casa Abraxas, la cosecha de planetas, las razas, las armas, en fin algo así como una wikia, pero desafortunadamente este film no está basado en ningún libro y no tengo dónde ir a buscar respuestas.

Hermanos Abraxas

Hermanos Abraxas

Califico esta película con un 8/10.

10,000 b. C.

10 000 b. C. póster

10 000 b. C. póster

En una acción que todavía me cuestiono, hoy llegué a casa luego de algunas gestiones y me fui al ordenador. Volví a ver la película del año 2007, titulada 10.000 b. C. En español 10,000 años antes de Cristo.

Empiezo por decir que es un error, casi horror, catalogar y etiquetar esta película como una histórica. Sí bien nos cuenta eventos y se desarrolla en un periodo prehistórico, el absurdo y la evidencia crean una conexión que hace que historia y ciencia se den la mano y califiquen peyorativamente este film de Roland Emmerich.

Nos encontramos 10,000 años antes de Jesucristo, época en la que se forjaron muchas creencias y donde factores como el clima y la alimentación jugaron un rol definitivo en la evolución del hombre.

La película introduce a la tribu de los Yagar, habitantes de las heladas montañas de los Urales, y nos deleita con criaturas prehistóricas impresionantes como los mamuts y los dientes de sable. Ahora bien, aquí empieza el primer problema, una trama ambientada en Siberia, parece más bien una adaptación de los nativos norteamericanos en la prehistoria.

Llevar el hilo conductor a lo largo de todo el desarrollo es difícil y enredado. Las heladas montañas desaparecen y en segundos entramos en las calurosas selvas amazónicas con las conocidas aves del terror para acabar en el desierto del Sahara y terminar en el Delta del Nilo y las Pirámides de Egipto. Un viaje directo y con escalas por las atracciones prehistóricas, en menos de un mes y no olvidando que el mismo fue realizado a pie.

Otro factor negativo en la película es el éxtasis visual, nos meten escenarios impresionantes por todos los orificios y acabamos ignorando lo vago y maltrechos que son el guion y la trama de la película.

Mammoth-10-000-bc-27487858-1024-768Una persona que no se interese mucho por la historia ve esta película y acaba pensando que gracias a los mamuts se construyeron las pirámides de Egipto y que la prehistoria fue un periodo de tiempo paralelo al presente salvo que sin los servicios de energía eléctrica y agua potable.

Históricamente reconocemos el año 8,000 a. C. como el momento en el cual el hombre cultiva la tierra, la película ya muestra cultivos y sistemas agrícolas, incluso semillas de maíz son percibidas, pero sabemos que el maíz es un producto de América que no se exportó al Viejo Mundo hasta antes de ayer.

Se entiende, arqueológicamente hablando, que la Pirámide de Zoser fue la más antigua y se construyó en el año 2,650 a. C. Vemos hombres montando a caballo, que son llamados demonios de cuatro patas, olvidando que el hombre domesticó a los caballos en el año 2,000 a. C. Finalmente también apreciamos a los hombres utilizando el hierro cuando históricamente no fue hasta el 1,500 a. C. que el hombre trabajó ese metal.

Desde el punto de vista de la historia la película es un desastre, desde una perspectiva de ficción es interesante. Quizá no es apreciado a simple vista, pero trabaja la creencia de que existieron civilizaciones avanzadas de las cuales descendieron los egipcios y también se hace referencia a la Atlántida:

“Algunos dicen que vienen desde las estrellas; otros, que sobrevolaron el gran lago cuando su tierra se hundió en el mar…”

No es una película que volvería a ver, pero tampoco es la peor película del mundo. En los puntos positivos destaco como se muestra la tendencia del hombre a no pensar y atribuir todo efecto que no entiende su causa a los factores sobrenaturales y divinos. En curioso y encantador como la sociedad prehistórica presentada en el film es muy congruente y similar a la contemporánea.

Califico esta película con un 4/10.

Historia de Hispanoamérica: Las Relaciones con Estados Unidos

USA LatinamericaEstados Unidos, desde hace muchos años, ha tratado de proteger y expandir sus intereses económicos y estratégicos en la zona de América Latina. Desde que se empleó la Doctrina Monroe se vio todo el territorio de América como un apéndice económico de los Estados Unidos.

Estados Unidos ha tenido una amplia flexibilidad para ajustarse a los cambios en las diferentes áreas de América Latina. No sólo ha llegado a medidas unilaterales como la conquista militar, la hegemonía estadounidense ha logrado el consentimiento multilateral usando proyectos y protocolos que involucran los aspectos humanitarios.

6latinoLos líderes de Estados Unidos justifican sus acciones con un falso discurso en el que hablan y ven a los países latinoamericanos como una región atrasada que tiene la necesidad de un tutor. Hoy día nos espantamos cuando estudiamos la Segunda Guerra Mundial, la figura de Adolf Hitler y su ideología de hegemonía racial. No deberíamos impresionarnos tanto dado que con la visión de “misión civilizadora” Estados Unidos está propagando su supremacía blanca uniéndola a la teoría de modernización.

Casi el ochenta por ciento de los proyectos que Estados Unidos desarrolló para el progreso de América Latina, en realidad han subordinado a Latinoamérica en sus asuntos exteriores. En general, se emplean diseños para otras áreas y no se toman en cuenta los problemas y necesidades de cada nación. Estamos hablando, por ejemplo, de proyectos de infraestructura en los cuales se crean casas con chimeneas y sistemas de calefacción sumado a autopistas con un espacio para la recopilación de nieve en islas tropicales donde ni en la próxima era de hielo caerá un copo de nieve.

imperialism_cartoon.pngLa política exterior de Estados Unidos ha cambiado desde el siglo XIX al XX e incluso en el XXI. En un inicio todo comenzó con el comercio con sus vecinos del sur, en un ambiente donde vigilaron la piratería en la zona del Caribe a la vez que cazaba nuevos mercados y vigilaba las intromisiones europeas en la que autodeterminó “su zona”.

access-mayo-latinoamerica-usbLa llegada de la Revolución Industrial cambió un poco la estética de América Latina ante los ojos yanquis, ahora veían toda el área desde México hasta la Patagonia como una fuente de materia prima y productos. Fue entonces cuando el territorio fue tierra fértil para las intervenciones con el propósito de mantener la paz y el orden. Estados Unidos asumió un rol de policía similar al de los caudillos.

La política exterior y las relaciones de Estados Unidos con América Latina nunca han sido estáticas. A mediados de siglo XIX el foco de atención se desvió hacia América del Sur cambiando los métodos de intervención militar por unos más sutiles y sofisticados como los préstamos y las sanciones económicas.

Guatemala, Cuba y República Dominicana, han sido algunos ejemplos de países donde la subversión utilizó la fuerza abierta. Principalmente sobresalen tres posturas diferentes que fueron características de un presidente estadounidense determinado. Así pues Roosevelt con su política de “civilizar,” Wilson con la de “democratizar”, y Kennedy con la de “reformar”.

Como efecto, América Latina se sumergió en la pobreza y la miseria donde el poder político y económico está en las manos de las corporaciones multinacionales. En este proceso muchos estados latinos venden sus recursos naturales a manos extranjeras y también su soberanía.

AmericaLatina_550_2Algunos historiadores ven el panorama como un “lago americano” en el que imperan la política del garrote y la diplomacia del dólar. De 1898 a 1932 se dieron alrededor de 34 intervenciones militares en nueve naciones caribeñas: República Dominicana, Cuba, Nicaragua, Haití, Panamá, Honduras, México, Guatemala y Costa Rica.

La justificación para sus acciones está en el  Corolario Roosevelt (1903) y en la Doctrina Monroe donde Estados Unidos es una nación civilizadora que tiene el derecho de poner fin a cualquier mal y por lo tanto puede intervenir en el Caribe para mantener el orden.

Sin embargo, ante la necesidad de una cosmética agradable para sus aliados también Estados Unidos a tomado posturas como la Política del Buen Vecino en la que renuncia a intervenir en los asuntos de América Latina, directamente claro está.

Luego de la Segunda Guerra Mundial y las nuevas tensiones que trajo consigo la Guerra Fría, Estados Unidos entró en un juego de inyectar capitalismo como medida preventiva para evitar una futura expansión comunista. La Rivalidad con la Unión Soviética fue la que dictó las políticas tomadas en Chile, Guatemala, Nicaragua y sobre todo en Cuba.

US-control-of-CubaEl temor de tener otra Cuba en América llevó a Estados Unidos a tomar decisiones canallas y antihumanas como hizo en Chile con Salvador Allende, como cuando apoyo y vendió armas a la Contra en la Revolución Sandinista de Nicaragua y muchas otras atrocidades.

La desaparición de la Unión Soviética no puso fin a las políticas corrompidas estadounidenses, una necesidad de supremacía y potencia corren por todas las venas de la llamada nación libertadora y a medida que pasan los años encuentran una nueva lucha o forma de legitimar sus guerras, es lo que sucedió luego de un once de septiembre y la nueva lucha contra el terrorismo.

Estados Unidos ha destruido ciudades, patrimonio de la humanidad y decenas de vidas inocentes luchando por erradicar injusticias, olvidando que ha apoyado a dictadores, que ha producido las armas que muchos de los ejércitos y terroristas utilizan. En su afán de ser redentor, salvador y libertador, se le ha olvidado que es más diablo, tentador y eclavizador.