La Escuela de la Bauhaus

Escuela de la Bauhaus, Dessau.

Escuela de la Bauhaus, Dessau.

La escuela de la Bauhaus fue una institución de enseñaza artística fundada por Walter Gropius en 1910 en Weimar y que se mantuvo vigente hasta 1933 en Dessau.

Vivió el tiempo de entre guerras, fungiendo como escuela de artesanía, diseño, arte y arquitectura. Su filosofía educativa giró en torno a preparar estudiantes en todas las áreas académicas para así ayudar al progreso social de acuerdo a las necesidades del siglo XX.

A pesar de colaborar e integrar diferentes disciplinas, la Bauhaus tenía el objetivo de lograr la arquitectura total, mezclando en los diseños todas las facetas del arte. La escuela de la Bauhaus trajo una manera innovadora de currículos y novedosas formas de dar las clases, mejorando los estándares y objetivos educativos.

Bauhaus_Stiftung_LogoEl manifiesto Bauhaus, dio la base al currículo de la escuela. El objetivo de la misma era entrenar a los artistas; artesanos, pintores, escultores y arquitectos, unidos en un ambiente de cooperación y retroalimentación. De esa forma todas las artes integradas, se vinculan a la industria y como resultado se tienen obras de arte totales que aborda todos los elementos de elaboración.

atelier-bauhausSe organizaron las aulas de la forma en que los artistas tenían sus talleres y todos los funcionarios y alumnos vivían en la escuela. La relación profesor-estudiante fue desapareciendo y se enfocó más la relación maestro-aprendiz.

A diferencia de las vanguardias tradicionales del siglo XX, Gropius propuso que el arte y la arquitectura regresaran a sus raíces artesanales, teniendo como inspiración la creación y no el diseño. Una visión que alude a los gremios medievales y al arte medievalista de conjunto, sociedad y sobre todo comunidad.

Artistas como Kandinsky fueron reclutados por la Bauhaus y se empleó la reproducción masiva que podía aportar mucho más a la sociedad. Dentro de todo destacó una visión socialista y muchos proyectos que quedaron inacabados, pero que muestran sus raíces de corte utópica. Fue el enfoque y el ansia de integrar el arte con la industria lo que llevó a la Bauhaus a explorar nuevas filosofías educativas y abrazar el concepto interdisciplinario como parte de su currículo.

bauhaus-hotelEn los estudios que he realizado, y en la mayoría de libros que he leído, la Bauhaus es muy poco estudiada. Algunos historiadores del arte no la miran como mucho ánimo dado que no encuentran un detonante radical como pasó con el Futurismo o una representación pictórica chocante como fue el Cubismo.

Considero que esta escuela guío a muchas otras que con el paso de los siglo fueron perdiendo el concepto de “universalidad” y se convirtieron en escuelas para las masas y el gusto popular. Tampoco debemos olvidar que al cerrar la escuela muchos profesores se trasladaron a Estados Unidos, específicamente a ciudades como Chicago y Nueva York donde un nuevo estilo Bauhaus continuó.

Un Puente Hacia Nuevas Dimensiones

Ernst Ludwig Kirchner, The Soldier Bath.

Ernst Ludwig Kirchner, The Soldier Bath.

El Expresionismo alemán, del que hable anteriormente, llevó a los artistas de la Europa del Norte a una lucha por un nuevo mundo. Querían pasar del universo existente a su utopía con bases artísticas. Estos artistas si contaron con una agenda política y social, a diferencia de las Fieras Salvajes en Francia. Ellos mismos se dieron el nombre de Die Brücke, El Puente, pues eran el vehículo y guía para la nueva sociedad pensada.

Los miembros del grupo, reunidos en la ciudad de Dresde, eran artistas jóvenes, que pretendían llevar un nuevo tipo de arte y estilo de vida. En general abarcaron la visión de un mundo pesimista; entendiendo que la juventud era la única alternativa que tenía Alemania para lograr un cambio social.

Todos los pintores eran expresionistas y abandonaron y rechazaron la educación formal del arte, pensando despectivamente del Fauvismo, que lo veían como muy idealista y superficial. Para algunos historiadores del arte el Die Brücke es la evolución del Expresionismo, para otros es una categoría o etapa del mismo.

Ernst Ludwig Kirchner, Cinco Mujeres en la Calle.

Ernst Ludwig Kirchner, Cinco Mujeres en la Calle.

Los artistas del Die Brücke plasmaron lo peor del mundo en que vivían. Mientras Matisse quería trasmitir tranquilidad y placer desinteresado, los expresionistas alemanes querían excitar e incitar al público; donde el primero evitaba los problemas de la vida moderna, los últimos se sumergían en ellos. Los expresionistas sentían empatía por lo impuro, lo miserable y lo oprimido de la Tierra.

Aunque se suele ver al Die Brücke como un movimiento dentro del expresionismo alemán, se debe tener presente su base filosófica existencialista basada en Frederich Nietzsche como inspiración y una visión contraria al pensamiento cristiano. Para ellos el ser humano no tenía prueba de una vida lejana, el hombre tenía que vivir para hoy sin esperar el consuelo de una futura vida mejor. De acuerdo a ellos, el hombre para superarse no necesitaba depender de un dios sino de sí mismo, para lograrlo debía trascender de su condición actual creando al “superhombre”. El resultado final sería una sociedad armónica sin dependencia de nadie.

El Die Brücke entendía que ellos podían construir “el puente” para pasar del hombre al superhombre. Su enfoque se centró en la juventud, pues la revolución debía nacer desde la base de la sociedad. Los artistas de El Puente formaron una comuna en la que vivieron bajo sus propias leyes y al margen de las normas sociales de la época. El Die Brücke no era un nombre o un simple movimiento, era un estilo de vida en todo el sentido amplio de la palabra.

Aunque criticaron al Fauvismo y a Henri Matisse, esto no quiere decir que no se dio una retroalimentación entre las dos vanguardias. Ambos movimientos creían en la separación del color de su función descriptiva y tenían a  Nietzsche como instructor filosófico.

Ernst Ludwig Kirchner, La Torre Roja de Halle.

Ernst Ludwig Kirchner, La Torre Roja de Halle.

El expresionismo empleó imágenes religiosas grotescas con Emil Nolde, el Die Brücke continuó con esta línea representativa y añadió a los marginados como protagonistas de su práctica. El impasto era la técnica grotesca por excelencia y la ciudad volvió a sus bases renacentistas en las que se convirtió en el centro de intercambio cultural.

A pesar de reconocer la importancia de la ciudad, para el Die Brücke las ciudades eran la herencia de generaciones anteriores, desgastadas y miserables. En su gran mayoría, los miembros eran hijos de la burguesía y como tales adoptaron la tradición de vivir en las afueras de la ciudad.

Paula Modersohn-Becker, Selbstporträt.

Paula Modersohn-Becker, Selbstporträt.

El arte del Die Brücke fue uno impulsivo y contó con la participación activa de mujeres. Un ejemplo fue Paula Modersohn, quien se concentró más en temas personales como la mujer y la fertilidad y no se inclinó tanto por la mirada social y política. Muchas otras mujeres fueron acogidas en las comunas como musas.

Uno de mis artistas favoritos, fue uno de los miembros más destacados del Die Brücke; Egon Schiele. Egon mostró una visión más explicita y cruda, una crítica al arte tradicional y a la representación de la mujer a través de la historia del arte. (Mi análisis de Egon Schiele aquí.)

Egon Schiele, Autorretrato, 1910

Egon Schiele, Autorretrato, 1910

Los pintores del Die Brücke querían denunciar las atrocidades del ser humano para cambiarlas. Más que una nueva estética del arte se centraron en crear una nueva ética. En mi opinión, más allá de la innovación y experimentación, fue el carácter de crítica y protesta lo que destacó del Die Brücke como movimiento artístico y vanguardia del siglo XX. En mis palabras diría que más que Der Blaue Raiter, fue el Die Brücke el movimiento que marcó y dio fin a la conocida Belle Époque del arte.

Egon Schiele Autorretrato, 1911 naranjaSi hablamos de Die Brücke como estilo artístico cabe señalar que dentro de sus características principales destacaron las siguientes tres:

  • Los colores estridentes
  • Las líneas caóticas
  • Los múltiples ángulos

Los temas preferidos por estos artistas eran los cargados de ansiedad y deformaciones. A la vez que nos presentaron sus propias inquietudes psicológicas también retrataron la sociedad decadente de principios del siglo XX. La presencia del simbolismo de Munch y el uso de colores y técnicas como las de Vincent van Gogh y Paul Gauguin son apreciables claramente. Algunos discuten lo innovador del Die Brücke plásticamente hablando, como ya mencioné me concentro y enfoco más en lo que el movimiento significó como estilo de vida y arte de protesta.


Cronológicamente al Die Brücke le siguen movimientos artísticos que ya he comentado anteriormente en este blog como lo son Der Blaue Raiter y el Orfismo.

Sensación y éxtasis

Emil Nolde, Mar y sol.

Emil Nolde, Mar y sol.

Mientras las Fieras Salvajes asolaban los salones y el otoño francés, en el norte de Alemania el Expresionismo nació en contra del arte académico guillermino por excelencia. Este nuevo movimiento de vanguardia surgió como una lírica pictórica de paisajes. Los expresionistas reaccionaron a la agitación y al entorno cada vez más inhumano de las ciudades industriales. La industrialización y el urbanismo desolaron los campos de Alemania y crearon ciudades grosso modo antihumanas.

Emil Nolde, Crucifixión.

Emil Nolde, Crucifixión.

Emil Nolde fue el representante más destacado del nuevo arte expresivo del norte alemán. En Nolde se aprecia un periodo donde abunda la religiosidad estática; emociones cuyo fervor se remonta a la influencia de Mathias Grünewald y cuya penetración psicológica deriva de la admiración de Nolde, presentando lo sublime y lo grotesco, lo sagrado y lo profano, la desesperación y la transfiguración conviviendo en estas obras como en los cuadros primitivos medievales. Los conceptos opuestos no son innovación de Emil Nolde, más si su forma de presentarlos.

Emil Nolde, Pentecostés. 1909.

Emil Nolde, Pentecostés. 1909.

Emil Nolde para alcanzar sus objetivos plásticos desarrolló y empleó una nueva técnica pictórica; el impasto, logrado con la acumulación excesiva de pintura en el lienzo. El impasto desde el punto de vista estético y filosófico del arte, es una manera de acabar con la forma de hacer el arte.

Alguno quizás le sorprenda la brevedad de esta entrada, el Expresionismo no fue el resultado de decisiones individuales arbitrarias, sino que representó un movimiento que abarcó toda Europa. En el caso de la madre patria del Expresionismo, el movimiento fue la cuna o por así decirlo el entrenamiento de artistas que rápidamente evolucionaron a nuevos ismos y vanguardias que más adelante abarcaré.

El Canciller y la Dama de hierro

Otto von Bismarck

Otto von Bismarck

El 1 de abril de 1815 nació Otto von Bismarck en Prusia. Bismarck fue un político, burócrata y militar, considerado como el creador del estado alemán moderno. Su mano dura en la política le dio el apodo del Canciller de Hierro. Las medidas que implantó llevaron al Reich alemán a obtener la supremacía europea. Estudió leyes y desde temprana edad se relacionó al mundo político con el único propósito de unificar los estados alemanes.

La reforma militar de Bismarck tuvo como resultado un sólido ejército alemán que le arrebató a Dinamarca, Austria y Francia, ducados y territorios de habla alemana en sus jurisdicciones, formando así la Confederación de Alemania del Norte.

Bismarck entró en el poder político como canciller y primer ministro. Inició con una total política conservadora llena de ataques al catolicismo y la socialdemocracia. En 1871 proclamó el Segundo Imperio Alemán y organizó en 1882 la Triple Alianza con Austria-Hungría e Italia para mantener a Francia aislada y débil ante la posibilidad de un futuro ataque.

La política interior de Bismarck fue cambiante y se adaptó a lo que consideró oportuno. Así pues la lucha contra el catolicismo, llamada como Kulturkampf, tenía como propósito favorecer a los terratenientes con medidas librecambistas, pero en 1879 rompió relaciones con los liberales, hizo alianza con los católicos y adoptó una política proteccionista. También en estos años frenó los movimientos obreros con la aprobación de leyes antisocialistas a la vez que les vendió a los trabajadores las legislaciones sociales más avanzadas del momento.

En la política exterior se puede decir que en Bismarck, el fin justificó los medios. En general cumplió los objetivos que se propuso; unificó a Alemania y aisló a Francia ante una posible revancha. Sin embargo, querer mantener a Alemania alejada de la carrera colonial europea le ocasionó fricciones con el emperador Guillermo II. Sin el apoyo del emperador, Bismarck presentó su dimisión y se marchó lejos de la ciudad y la política hasta su muerte a los 83 años edad.


Margaret Thatcher

Margaret Thatcher

Un siglo después el Hierro dio otro hijo a la sociedad europea, Margaret Thatcher, la primera y única mujer que ha sido Primera Ministra del Reino Unido. La firme posición de Margaret Thatcher hacia la Unión Soviética le dio el apodo de la Dama de Hierro. Thatcher subió como la espuma en el Partido Conservador británico, del cual se convirtió en líder y luego triunfó en las elecciones generales de 1979.

La política interior de Thatcher consistió en la privatización de las empresas públicas y la reducción del poder de los sindicatos, medidas que le fueron restando popularidad. Sin embargo, la victoria en la guerra de las Malvinas y una leve mejora económica la favorecieron al público y fue reelecta en las elecciones de 1983. En su segundo mandato se caracterizó por oponerse tenazmente a la creación de la Unión Europea y en convertir al Reino Unido en una sombra de la política exterior estadounidense.

Aunque Margaret Thatcher fue reelegida para un tercer mandato, los impuestos a la comunidad y las discrepancias con otros miembros del gabinete sobre el asunto de la Unión Europea, la llevaron a dimitir del cargo y del liderato del Partido Conservador en 1990. Recibió entonces el título nobiliario de Baronesa de Kesteven, el mismo le otorgó derecho vitalicio a ser miembro de la Cámara de Lores.

En el mundo de la diplomacia y las relaciones internacionales el estudio de estas dos figuras es indispensable. Sin entrar en juicios sobre el bien, el mal, lo malo y lo bueno de sus acciones, no es de sorprendernos que grandes estrategas, secretarios de estado, ministros de defensa y diplomáticos los hayan tenido como mentores y ejemplos a seguir. No hay dudas de que el germánico dios del Hierro dio a la Tierra dos hijos tenaces y maleables, aunque más allá de su ductilidad, que en el caso de ambos pasó de los 80 años de vida, al final quedó demostrado que el hierro más tarde que temprano se oxida.

Blaue Valentín

Der Blaue Reiter, en español El jinete azul, fue un movimiento artístico-pictórico que surgió en Múnich, Baviera. El movimiento nació como una facción dentro del Expresionismo. Sus fundadores fueron Wassily Kandinsky y Franz Marc. Culminó siendo un movimiento relativamente corto que sólo duró de 1911 – 1913. Su brevedad se debió a posteriores evoluciones que culminaron en el famoso Expresionismo Alemán.

Autorretrato, W. Kandinsky

Autorretrato, W. Kandinsky

Autorretrato, F. Marc

Autorretrato, F. Marc

Kandinsky, Der Blaue Reiter. 1944.

Kandinsky, Der Blaue Reiter. 1944.

La base y el postulado principal que siguió este movimiento fue la igualdad de derechos en las diferentes manifestaciones artísticas. Cada artista era visto como un cúmulo de experiencias internas y externas que se daban la mano gracias a la vía del arte.

El nombre del movimiento tiene su génesis en un cuadro de Kandinsky que llevó ese título. Los artistas que pertenecieron al Blaue Reiter crearon y desarrollaron una conexión con el arte primitivo, el Gótico, África, el gran Oriente, pero sobre todo con el arte infantil.

El color tuvo plena libertad en las obras del Jinete azul, eliminaron todo tipo de reglas, ningún color era exclusivo a nada. Según su noción no se tenían que respetar los tradicionalismos de que el césped es verde, el sol amarillo y el mar azul, cada artista podía ser como un niño y dar libertad a sus deseos y sobre todo a su imaginación.

Las pinceladas de la mayoría fueron sueltas y frágiles, dando una sensación de inacabado e inconcluso.  Der Blaue Reiter fue, sin lugar a dudas, un movimiento artístico importante en las vanguardias del siglo XX. Algunos de los postulados del arte contemporáneo y los nuevos movimientos pictóricos tienen como inspiración y motor al Jinete azul.

Franz Marc, Caballos rojo y azul. 1911.

Franz Marc, Caballos rojo y azul. 1911.

Franz Marc, La vaca amarilla. 1911.

Franz Marc, La vaca amarilla. 1911.

Franz Marc, Der Traum. 1912.

Franz Marc, Der Traum. 1912.

Franz Marc, Blaues pferd. 1911.

Franz Marc, Blaues pferd. 1911.

Franz Marc, Caballos azules. 1911.

Franz Marc, Caballos azules. 1911.

Franz Marc, La torre de caballos azules. 1913.

Franz Marc, La torre de caballos azules. 1913.