Destinos perdidos: Atlántida

atlantida

Atlántida // Atlantis

Detail of Pillars of Hercules from Tabula Peutingeriana, 1-4th century CE.

Detail of Pillars of Hercules from Tabula Peutingeriana, 1-4th century CE.

La Atlántida, originalmente Isla de Atlas, es una isla mítica mencionado en algunos textos del filósofo griego Platón. Según estos escritos es más grande que las antiguas Libia y Asia unidas, y su localización estaba más allá de las Columnas de Hércules. Se indicó que fue una potencia marítima de al menos 9,000 años y que conquistó casi toda la Europa occidental y el norte de África, siendo detenida por la Atenas prehelénica.

Lo último que se contó de la isla fue que desapareció víctima de un violeto terremoto y un gran diluvio. El hecho de que los diálogos de Platón; Timeo y Critias contaron historias reales, llevó a muchas personas, particularmente al movimiento del Romanticismo, a proponer teorías sobre la ubicación real de la Atlántida y su existencia. Sin embargo, algunos anacronismos le cortan veracidad a los relatos de Platón. Aún así el mito, como muchos otros, pudo tener un fondo de realidad histórica.

Athanasius Kircher,Atlantis. 1669.

Athanasius Kircher,Atlantis. 1669.

La isla en general poseía una geografía llana y una cadena de montañas que llegaba al mar. Bajo la isla, a una distancia de 20 estadios bajo el nivel del mar, estaba la cueva del primer habitante de la Atlántida; Evenor.

El dios Poseidón se enamoró de Clito, la única hija de Evenor. Este para intentar protegerla, la mantuvo cautiva y creó como defensa tres anillos de agua que circundaban la isla. A pesar de las precauciones tomadas por Evenor, Clito tuvo diez hijos con Poseidón, por tal razón la isla se dividió en diez reinos.

atlantida3_small

Posible modelo de la Atlántida

El hijo primogénito tenía la autoridad mayor sobre los demás y fue llamado Atlas. En su honor la isla se llamó Atlántida y el mar que la rodeaba Atlántico. Las abundantes riquezas y la protección de Poseidón, lograron la prosperidad de Atlántida, motivo que despertó los sentimientos de conquista y expansión en los atlantes.

Monsù Desiderio, La caída de la Atlántida. s. XVII

Monsù Desiderio, La caída de la Atlántida. s. XVII.

La Atlántida estaba regida por leyes escritas en una columna de oricalco, mineral abundante en la Atántida y que se entiendo surgió del cruce del oro con el cobre, en  el templo de Poseidón. Las normas escritas en su mayoría iban dirigidas a la diplomacia y las relaciones entre los reyes. Una de las leyes indicaba que cada seis años tendría lugar un consejo en el cual los reyes que incumplieran los mandatos serían juzgados.

Las ansias de expansión los llevó a invadir Egipto y Atenas, provocando la ira de la diosa Atenea y el final del expansionismo atlante y la Atlántida. El diálogo de Platón es interrumpido cuando el concilio de los dioses se reúne para determinar el castigo que recibirán los atlantes. Aunque no quedó confirmado, se entiende que un terremoto y un diluvio sepultaron a la isla en el Atlántico, como sanciones de los dioses.

En la antigüedad muchos escritores mencionan y hablan de la Atlántida como un territorio y una civilización real que existió en el océano Atlántico. Durante la Edad Media el mito de la Atlántida no llamó mucho la atención. Sin embargo, con el surgimiento del Renacimiento los humanistas retomaron la historia y volvieron a estudiar a los clásicos. Muchos se adentraron en una geografía olvidada, mientras que otros tomaron la Atlántida como un sinónimo de Utopía. Por muchos años se creyó que islas como las Azores, las Canarias y las Antillas eran los restos de la Atlántida.

Localizaciones en el Atlántico

Posibles restos de la Atlántida

En 1626 Francis Bacon publicó La Nueva Atlántida, en esta obra literaria la Atlántida era una utopía en favor de la razón y los avances científicos. A partir de ese momento se fue abandonando la creencia en una Atlántida real y pasó a ser un ideal como la Utopía de Tomás Moro. En la península Ibérica se relacionó a los atlantes con los tartesios, en mi opinión es una analogía vaga surgida por los elementos fantasiosos y misteriosos de estas civilizaciones. Considero que la Atlántida y Tartessos fueron dos territorios absolutamente diferentes. Durante estos años se especuló sobre posibles destinos Mediterráneos donde pudo haber estado la Atlántida, islas como Cerdeña y Chipre entraron en las listas de los destinos hipotéticos.

Location_hypothesis_of_Atlantis_in_Med

Hypothesis of Atlantis Location

El siglo XIX y el Romanticismo se encargaron de traer la fascinación por la Atlántida que prevalece en nuestros días. En Veinte mil leguas de viaje submarino de Jules Verne, el capitán Nemo visitó los restos de la ciudad de Atlántida. Tiempo después, el congresista estadounidense Ignatius Donnelly explotó el aura misteriosa y romántica de la Atlántida en su libro Atlántida: El Mundo Antediluviano. Donnelly basado en antecedentes y observaciones, que muchas fueron manejadas a su capricho, ubicó la Atlántida muy cerca a las islas Azores. Concluyó que en la Tierra existió una región desaparecida cuna de todas las civilizaciones humanas, siendo esta la atlante. El éxito del libro fue de tal magnitud que los británicos organizaron una expedición a las islas Azores para encontrar indicios de la Atlántida.

Imperio de Atlántida según  Ignatius Donnelly

Imperio de Atlántida según Ignatius Donnelly

Las ideas de Donnelly, sobre la Atlántida como un continente perdido, fueron desestimadas con la comprobación del fenómeno de la deriva continental. Sin embargo, la fascinación por la historia de la Atlántida acaparó el mundo del esoterismo que postuló a una Atlántida compuesta por una civilización superior científica y espiritualmente. Otros científicos consideraron que con la aceptación de la deriva continental, de haber existido la Atlántida correspondería al actual territorio de Groenlandia.

Atlántida similar a Groenlandia

Atlántida similar a la isla de Groenlandia

En el 2005 se celebró en la isla griega de Milo el Primer congreso de las hipótesis sobre la Atlántida. La mayoría de los profesionales universitarios coincidieron en la existencia de una base histórico-geográfica para el relato de Platón. Un segundo encuentro se llevó acabo en el 2008 en Atenas y un tercer congreso en el 2010 en la isla de Santorini. Como conclusión del encuentro en Milo se obtuvo una lista de 24 criterios que un área geográfica debe satisfacer para poder calificarse como posible ubicación de la Atlántida, estos criterios son:

  1. El reino principal de la Atlántida; Metrópolis debe estar localizado en una isla donde aún pueden existir restos.
  2. La Metrópolis debió tener una geomorfología integrada por anillos concéntricos de tierra y agua alternados.
  3. La Atlántida debe estar situada fuera de las Columnas de Hércules, en el océano Atlántico.
  4. La isla de la Atlántida debe ser mayor que los territorios de Libia, Anatolia y Sinaí combinados.
  5. La población de la Atlántida sabía leer y escribir, también contaba con habilidades metalúrgicas y de navegación.
  6. La Atlántida debió ser accesible desde Atenas por el mar.
  7. La Atlántida debió estar en guerra con Atenas.
  8. La isla debió sufrir una destrucción física devastadora.
  9. La Atlántida debió hundirse enteramente o en parte debajo del agua.
  10. La Atlántida fue destruida previo al siglo VI antes de Cristo.
  11. Una parte de la Atlántida estaba a 50 estadios de la ciudad.
  12.  La Atlántida tenía alta densidad demográfica, lo suficiente para un ejército de 10.000 carros, 1.200 naves, y 1.200.000 hoplitas.
  13. En la Atlántida se practicó el sacrificio de toros.
  14. La destrucción de la Atlántida fue acompañada por un terremoto.
  15. Después de la destrucción de la Atlántida, el paso de naves fue bloqueado.
  16. Los elefantes estaban presentes en la Atlántida.
  17. No hay proceso físico o geológico imposible en la destrucción de la Atlántida.
  18. La Atlántida poseyó fuentes calientes y frías con depósitos de minerales.
  19. La Atlántida se extendió en un llano costero de 2.000 por 3.000 estadios, rodeado por montañas que llegaron hasta el mar.
  20. La Atlántida controló a otros estados de la antigüedad.
  21. Los vientos en la Atlántida provenían del norte.
  22. Las rocas en la Atlántida eran de varios colores entre negro, blanco y rojo.
  23. Había canales para la irrigación en la Atlántida.
  24. Cada quinto y sexto año, sacrificaban toros.

Las hipótesis sobre la localización de la Atlántida son divididas en los siguientes grupos:

Hipótesis modernas sin intervención sobrenatural ni extraterrestre:

  • La Atlántica fue una civilización minoica o cretense en una isla en el Egeo que quedó sepultada tras una erupción volcánica y un tsunami.
Atlántida en el Egeo

Atlántida en el Egeo

  • La Atlántida estuvo en la península ibérica en un triángulo formado por Sevilla, Huelva y Cádiz, correspondiendo, como ya mencioné, a la civilización de Tartessos. Esta teoría es defendida por José Pellicer de Ossau i Trovar, Francisco Fernández y González y Juan Fernández Amador y de los Ríos.
800px-Tartessos

Ubicación de Tartessos

  • Jorge María Ribero Meneses ubica la Atlántida al norte de España, quedando una amplia probabilidad de destinos que van desde Euskadi, Navarra, Asturias, Irlanda e Islandia.
Localización Noratlántica

Localización Noratlántica

  • El historiador chileno Jaime Manuschevich indicó que la Atlántida es la antigua Canaán, correspondiente a Israel y Sinaí. En la Antigüedad y hasta el año 5,600 a. C. el territorio estuvo rodeado de agua, siendo pues Canaán la isla de la Atlántida.
La región del Sinaí

La región del Sinaí

  • Peter James ubica la Atlántida en alguna ciudad de Anatolia. Incluso existen congruencias con la mítica Temiscira.
Río Yeşilırmak

Congruencia con Temiscira

  • J. M. Allen en Atlántida: la solución andina, localiza la Atlántida en el altiplano boliviano circundante al lago Poopó, región rica en los minerales abundantes en la Atlántida.
Altiplano Andino

Altiplano Andino

  • El novelista Robert Graves ubica en su obra la Atlántida en el actual Túnez.
Tunisia

Tunisia // Túnez

  • Arisio Núñez indicó que debe estar en el Océano Índico en algún lugar como Indonesia, esta teoría apunta más a Lemuria que a la Atlántida. En lo personal la desestimo.
Océano Índico

Océano Índico

  • El teólogo Jürgen Spanuth apuntó que la Atlántida fue un territorio nórdico, muy posiblemente Dinamarca.
Reino de Dinamarca

Reino de Dinamarca

  • El atlantólogo y escritor Georgeos Díaz-Montexano señaló que la Atlántida estaría junto al estrecho de Gibraltar siendo un imperio Íbero-Mauretano o Íbero-Marroquí.
Más allá de las Columnas de Hércules

Más allá de las Columnas de Hércules

Hipótesis modernas con intervención sobrenatural y extraterrestre:

  • Según la ocultista Helena Blavatsky los atlantes eran una raza superior civil y tecnológicamente.
  • El psíquico estadounidense Edgar Cayce coincide con Madame Blavatsky y añade que la sociedad atlante conoció los aviones y se alimentó por un misterioso cristal energético. Predijo que la isla volvería a la superficie para 1968 y aunque este evento no ocurrió, un camino de piedras en la isla Bimini, Bahamas, llevó a seguidores y especuladores a creer en su profecía que esperan se cumplirá en algún momento.
  • El parapsicólogo Brian Weiss, especialista en terapias de vidas pasadas, relató la experiencia con una paciente que en su regresión mostró una vida en la Atlántida, asegurando que no es un mito la existencia de la isla Atlántida
  • De acuerdo a Michael Tsarion, la Atlántida fue la base desde la que una raza extraterrestre dirigió la hibridación terrestre-alienígena de la que desciende la humanidad.
  • El misterio del triángulo de Bermudas; un triángulo equilátero formado por Bermudas, Florida y Puerto Rico, en el cual según leyendas e historias desaparecen barcos y aviones sin dejar rastro, llevó a muchos esotéricos y ocultistas a señalar que el enigma desatado en este espacio, revela la verdadera ubicación de la Atlántida. Aunque no se hizo tan popular, una nueva teoría surgió en el Caribe. El misterioso cristal energético del que se alimentaban los atlantes según Edgar Cayce, se mantiene activo y es el responsable de las desapariciones. Por otro lado, el hecho de que Puerto Rico sea uno de los vértices del triángulo, específicamente el municipio norte de Arecibo, donde se encuentra el radio telescopio más grande del mundo, abrió paso para hipótesis y relaciones extraterrestres entre el Triángulo de Bermudas y la Atlántida.
Triángulo de las Bermudas

Triángulo de las Bermudas

Hipótesis modernas con sustrato étnico y político.

  • Para algunos nacionalistas británicos la Atlántida estuvo localizada en una de las islas británicas, muchos coinciden en que en la actual Irlanda formó parte de la Atlántida.
  • Los primeros grupos socialistas señalaron que la Atlántida fue el primer estado socialista, tomándola como símbolo del socialismo. Este dato es completamente irreal y contradictorio, Platón mencionó claramente reinos, una autoridad superior, conquista y esclavización, postulados que son opuestos al socialismo.
  • El comandante nazi Heinrich Luitpold Himmler organizó un expedición en 1938 al Tíbet con el propósito de encontrar descendientes blancos de la Atlántida.
  • Alfred Rosenberg, uno de los cabecillas de la teoría racial indicó que existió una raza maestra atlante-nórdico que evolucionó a la aria-nórdica.

Especulación, charlatanería, fe y sobre todo magia son los pilares que conviven en la historia de la Atlántida. Como vástagos del Romanticismo, somos una sociedad fascinada por el ocultismo y el simbolismo. Soy partidario de que todo mito tiene una raíz pseudohistórica. Considero que la Atlántida existió al igual y como existió Troya y Temiscira. Los juicios sobre como fue la civilización atlante me los reservo, pero confieso que no comparto del todo las teorías paranormales y esotéricas, aun cuando soy creyente de las mancias y el mundo místico.

P. D. Esta entrada originalmente la publiqué en el 2014 cuando estaba a la espera de asistir como invitado a un cuarto Congreso de las hipótesis sobre la Atlántida, pero por infortunios nunca ocurrió. Ahora mismo me encuentro en un proceso de edición para una publicación y toco un poco una ucronía sobre un descendiente de la Atlántida y me dije porque no revivir esta información que tanto me fascina.

Mientras tanto cada vez que visito una playa del norte, me subo a un avión o embarco en un crucero por estos lares, no dejo de contemplar el inmenso Atlántico y recordar que en algún lugar bajo todas esas toneladas saldas están los restos de una ciudad alucinante.

Temiscira: la isla que se repite

Themyscira1111Themyscira, en español Temiscira, fue una antigua ciudad griega de la cual no se han encontrado ruinas, pero la mayoría de las teorías indican que fue una ciudad suroriental al Mar Negro en el territorio de Anatolia, correspondiente a la actual ciudad turca de Ünye, en la provincia de Ordu.

Ünye, Turquía

Provincia de Ordu, Turquía

Temiscira es mencionada desde la antigüedad por autores como Heródoto. Según Claudio Ptolomeo, que estuvo de acuerdo con Heródoto, la ciudad de Temiscira estuvo ubicada entre el río Iris (actual río Yeşilırmak) un poco más al este de Ünye.

Río Yeşilırmak

Río Yeşilırmak

Otros historiadores coinciden con arqueólogos e indican que a dos días del río Kizil Irmak, en los límites fronterizos de la antigua Galacia, en o cerca de la ciudad de Terme, en la desembocadura del río Termodonte fue el asentamiento de la antigua Temiscira.

mapa-de-turquia

río Kizil Irmak

Temiscira comenzó a aparecer en la mitología griega como un paraíso místico,en ocasiones como un refugio u oasis para los dioses, hasta que el historiador griego Diodoro Sículo, indicó que la ciudad-estado de Temiscira fue construida por las  fundadoras del reino de las Amazonas; las hermanas Hipólita y Antíope. Temiscira fue el hogar, y la capital, de esta tribu de mujeres guerreras dotas de fuerza física, belleza y sabiduría.

Lucy Lawless as Xena

Lucy Lawless as Xena

Ares, el dios de la guerra, a pesar de ser considerado el padre de las amazonas por algunos griegos, paulatinamente pasó a ser el oponente principal de las guerreras y por medio de artimañas logró que Heracles y Teseo unieran fuerzas para atacar a Temiscira. Heracles por vía de seducción conquistó a Hipólita haciendo que sus fuerzas entraran a Temiscira y esclavizó a las amazonas.

Sin embargo, las cautivas, que fueron agraciadas con fuerza y sabiduría, por medio de sus dones lograron liberarse y en poco tiempo acabaron con la mayoría de los intrusos, aunque Temiscira se convirtió en una ciudad en ruinas.

Tras la liberación de las guerreras, Antíope lideró una facción de amazonas en busca de venganza contra Heracles y Teseo. Mientras que las diosas: Artemisa, Atenea, Deméter, Hestia y Afrodita, ordenaron a Hipólita llevar a las demás amazonas a una remota isla, donde cumplirían su penitencia por fallar como mentoras de la paz. Las amazonas se convirtieron, desde ese momento, en las guardianas de la Puerta del Destino; entrada al Tártaro, a cambio de este servicio las mujeres contarían con juventud y vida eterna.

Otros mitos narran que Teseo acompañó a Heracles en uno de sus doce trabajos; obtener el cinturón de la reina Hipólita. En esta versión el enfrentamiento entre Heracles e Hipólita culminó con la muerte de la reina y la victoria de Heracles, lo que llevó a una Hera encolerizada a provocar los deseos de Teseo sobre Antíope, raptándola y comenzando la guerra que llevó a las amazonas a marchar contra Atenas.

Themyscira, exterior

Themyscira, exterior

La isla paraíso a la que pasaron a vivir las amazonas fue nombrada nuevamente como Temiscira. Así transcurrieron algunos siglos en un estado de perfecta armonía y una vida pacífica.

La sociedad matriarcal de Temiscira no pensaban en términos de género por lo que en su estado la homosexualidad era aceptada. Muchas amazonas preferían mantenerse castas como halago a sus diosas, mientras otras salían de la isla sólo para reproducirse. Varios mitos apuntan que los vástagos de las guerreras eran sacrificados si nacían varones, mientras que a las niñas se les criaba y enseñaba el arte de la guerra.

La aceptación de la homosexualidad en Temiscira, llevó a historiadores modernos a cargar nociones contemporáneos e idealizadas del lesbianismo y por lo tanto considerar que la isla de Lesbos fue el asentamiento de las amazonas y por consiguiente un sinónimo de Temiscira. Más allá de la connotación actual que menciono, la proximidad de la isla de Lesbos a la península de Anatolia, le da un por ciento de probabilidad de acierto a estas interpretaciones.

737_w

Themyscira

Themyscira

Las amazonas fueron religiosas devotas siendo Afrodita, Artemisa y Atenea sus diosas principales. Cada año tenía lugar la Fiesta de las cinco, en conmemoración a las cinco diosas que les dieron vida: Artemisa, Atenea, Deméter, Hestia y Afrodita. Aunque también hacían sacrificios y plegarias a las diosas madres Gea y Rea.

Las amazonas también se relacionaban con ninfas como las Nereidas, pactando con ellas que las niñas que salvaran de morir en las aguas fueran entregadas para su guardia y enseñanza. La hechicera Circe era otra de las aliadas de las amazonas, siendo esta quien confeccionaba sus uniformes y vestimentas.

Isla paraíso, posterior Themyscira

Isla paraíso, posterior Themyscira

Otros mitos reseñan que el regreso a Temiscira de Antíope y sus guerreras, le dio a Circe una forma de conspirar contra las amazonas, enfrenando a los dos bandos en una guerra civil que no dio tregua por varios años. Sin embargo, las amazonas fueron capaces de dejar sus diferencias y volver a ser la tribu unida que una vez fueron.

En el mundo contemporáneo Temiscira entró a la atmósfera imaginaria en 1941, luego de que DC Comics la empleara como el hogar de la princesa Diana; la Mujer Maravilla.

Themyscira, DC Nation

Themyscira, DC Nation

DC Nation presentó un reino gobernado por Hipólita y llamado por primera vez Isla Paraíso y posteriormente Temiscira. La génesis de los cómics no está alejada de la realidad mitológica pues Diana es una amazona y el personaje de Hipólita, como ya mencioné, es famoso en la mitología griega.

El universo de DC Comics narra una segunda guerra civil en la cual Temiscira es elevada a la atmósfera de la Tierra, como último bastión de defensa. Al final de la batalla Temiscira fue destruida y la muerte de Hipólita trajo la unión de todas las amazonas.

Themyscira flotanteLas cinco diosas de las amazonas reconstruyeron la isla llamándola la Nueva y Unida Temiscira, volviendo a su origen y siendo ahora un lugar de paz en el que podían vivir hombres, mujeres y otras especies. Incluso había un espacio para que villanos intentaran reformarse. Pero ese no fue el final rosa de Temiscira.

Una de las aventuras de Zeus con una amazona, culminó en un arranque de celos de Hera y como resultado la isla fue destruida casi en su totalidad. La decisión final de los dioses fue la apoteosis de las amazonas, encontrando su paz en el mundo divino y reconstruyendo una nueva Temiscira olímpica.

Themyscira Olímpica

Themyscira Olímpica

Pero ni siquiera en  el Olimpo acabó la morada pacífica de Temiscira. Nuevamente, Circe por medio de magia y colaboraciones de otros dioses regresó la isla de Temiscira a la Tierra.

En esta ocasión las amazonas son hechizadas y obligadas a luchar y asesinar inocentes. Por esos crímenes son despojadas de sus gracias y condenadas a errar por la Tierra sin recuerdos de su pasado. La reina Hipólita, resucitada por Circe, fue condenada a estar sola en Temiscira.

Dc Comics narra entonces que tras la amenaza de la sociedad de villanos, Diana regresó a Temiscira y rescató a Hipólita. Dándose a conocer a cuatro malvadas amazonas que custodiaban a su madre y fueron encerradas en el centro de Temiscira.

Zeus y otros dioses descendieron a la Tierra y regresaron a las amazonas de la facción de Hipólita a Temiscira. En esta ocasión Zeus les concedió la mortalidad a las guerreras y creó una nueva isla; Talarion. La paz duró poco dado que Zeus designó a Aquiles como el nuevo rey de Temiscira.

Themyscira recobrada

Themyscira recobrada

Aprisionadas, Hipólita y Diana, las amazonas de la facción de Antíope vuelven a la isla dirigidas por la diosa Artemisa. Aquiles en consciencia de su error liberó a Diana y los Talarianos se unieron a la guerra logrando la restitución de Hipólita como reina de Temiscira.

Aunque todo indicaba un respiro para la caótica isla de Temiscira entre los jardines cinco Amazonas dieron a luz hijos del dios Ares y un futuro incierto se queda abierto y a la espera del futuro.

Tanto en el mundo mitológico, como en el universo fantástico del cómic, está tierra sagrada a menudo es referida como un nirvana. La glorificación y exaltación de Temiscira poco a poco fue evolucionando hasta que gracias a DC Nation y estudios de género que consolidan la Isla de Lesbos como la cuna de las amazonas, se gestó la idea de la idea de Temiscira como un paraíso.

En ambos universos hallamos estados matriarcales y espacios completamente femeninos en los cuales la presencia del hombre estuvo prohibida. Tanto la ciudad mitológica como la isla paraíso contaron con leyes severas que vetaban la presencia masculina, siendo su localización un completo secreto e incluso un misterio. El romper las normas tenía consecuencias terribles como le sucedió a la princesa Diana, que por bondad introdujo a sus amigos a Temiscira para evitar la destrucción de la misma, pero ese hecho le costó el destierro.

Es impresionante destacar que muchos factores del paraíso judío-cristiano convergen con las ideas de lo que fuera Temiscira. Es bastante probable que el mito de esta isla estuviera presente en la mente de las civilizaciones posteriores. En esa misma dirección, y algunos siglos después, considero que los postulados que llevaron el 14 de junio de 2004 a establecer el Reino de las Islas del Mar del Coral tienen su raíz en la atrayente Temiscira, una isla errante que como demostré en esta entrada se repitió en más de cinco ocasiones.

Themyscira

Themyscira, templo

La umbría Eva

¿Quién fue la primera mujer
La que se hartó de vivir para Adán
Y se marchó del Eden?
¿Quién fue la mujer que pasó
Del paraíso del bien y del mal
Y sin pensarlo se fue?
Ni heroina, ni princesa
Ni voluble, ni perversa
Crece libre y no se deja
Someter…

Lilith, periodo de Isin

Lilith, periodo de Isin

El folclore judío dio a la historia una de las figuras más sombrías y lóbregas; Lilith. Sin embargo, el origen de Lilith indica estar en la mitología mesopotámica en los demonios femeninos Lilitu y Ardat Lili, llevando consigo estas creencias e incorporándolas al mundo judío los exiliados de Babilonia.

El mito de Lilith se comenzó a construir basado en el versículo 27 del primer capítulo del Génesis: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó». Posteriores interpretaciones de rabinos consideran que junto con Adán se creó del polvo a la primera mujer; Lilith.

Todos los mitos coinciden en que Lilith se convirtió en  la primera esposa de Adán, pero pocos concuerdan en que sucedió después. La mayoría de las historias y cuentos populares dicen que Lilith abandonó a Adán tras no doblegarse y sentirse igual a él y no inferior,  marchándose del Edén voluntariamente y trasladándose a los confines del Mar Rojo, lugar que  convirtió en su morada hasta el día de hoy. A medida que la sociedad avanzó, también lo hicieron las historias, poco a poco se gestaron diversas leyendas sobre la vida y el paradero de Lilith.

Samael en DeviantART

Samael en DeviantART

Entre los judíos una de las historias más aceptadas es que una vez en el Mar Rojo, Lilith se convirtió en amante de uno de los siete ángeles guardianes del cielo; Samael. El paso de los años trajo consigo una demonización de la figura de Lilith, se comenzó a apreciar como un demonio femenino que robaba niños en las noches y se unía sexualmente a los hombres mediante sus sueños como un súcubo, engendrando hijos (los lilims) con el semen que los varones derramaban involuntariamente durante las noches.

Otros mitos la hacen concubina del demonio Asmodeo. Cabe señalar que Samael en otras culturas no es un ángel, sino un demonio, siendo también otro de los nombres que recibe Lucifer.

El escritor de origen judío Primo Levi en la siguiente cita presenta un poco de la percepción judía sobre Lilith.

“A ella le gusta mucho el semen del hombre, y anda siempre al acecho de ver adónde ha podido caer (generalmente en las sábanas). Todo el semen que no acaba en el único lugar consentido, es decir, dentro de la matriz de la esposa, es suyo: todo el semen que ha desperdiciado el hombre a lo largo de su vida, ya sea en sueños, o por vicio o adulterio. Te harás una idea de lo mucho que recibe: por eso está siempre preñada y no hace más que parir”.

Cuando Adán comenzó a echar de menos a Lilith, Yahveh envió a tres ángeles en su búsqueda: Snvi, Snsvi y Smnglof. Ante la negativa de Lilith de regresar al Edén como castigó 100 de sus hijos morirían. Otras versiones dicen que quedó estéril. Muchas tradiciones judías medievales dicen que la primera mujer entro en cólera y tomó venganza matando a los niños menores de ocho días, incircuncisos.

Aquí es palpable como el mito y la figura de Lilith fue utilizada por muchos judíos para perpetuar la circuncisión de sus hombres y de otra parte fue usada como propaganda en contra de la masturbación masculina.

John Collier, Lilith. 1892.

John Collier, Lilith. 1892.

Las representaciones de Lilith son las de una mujer sumamente atractiva, enigmática, siniestra, fatídica, perversa, indómita e impetuosa. Siempre a la vanguardia por su independencia. Nifómana con ardientes deseos y un voraz apetito sexual. Generalmente, se muestra desnuda con una larga cabellera rojiza, en ocasiones rubia, en la que lleva enredados los corazones de los hombres que sucumbieron en sus hechizos y acompañada de una serpiente, símbolo alusivo a Samael o Lucifer.

Otros estudios concluyen que el nombre de Lilith tiene su raíz en el hebreo Lil, traducido a las lenguas modernas como noche, en este sentido la cultura contemporánea define a Lilith como la nocturna o la oscura. La ausencia de luz pasa a convertirla en un demonio nocturno asociado a animales como la lechuza y el murciélago, siendo aquí la génesis de Lilith como la primera mujer vampiro. A esto se le añade que la única mención de Lilith en la biblia cristiana, fue cambiado en las traducciones por Lamia; vampiresa de los mitos grecorromanos.

Herbert James Draper, Lamia. 1909.

Herbert James Draper, Lamia. 1909.

Según pasaron los años Lilith ha tenido un sinfín de interpretaciones. En el siglo XVI y años posteriores una talla de un súcubo o una alusión a Lilith en una posada eran sinónimos de que ese lugar también fungía como burdel. Otras versiones medievales narran que en realidad fue Lilith la serpiente que se presentó y tentó a Eva.

La rebelión de ella, hacia Adán y la figura de un dios masculino, llevó a grupos feministas a tomar a Lilith como símbolo de liberación sexual y lucha contra el patriarcado. Incluso páginas web de organizaciones promujeres llevan su nombre en la actualidad.

La figura de Lilith es una tan umbría como encantadora y son muchos los escritores que fascinados por su historia la hacen un personaje recurrente en sus escritos. La cultura popular usa el personaje y el nombre de Lilith en constantes películas, series televisivas e himnos musicales.

Más allá de todo esto y la norma de presentar a Lilith como un ser maligno y perverso, sus diferentes mitos y leyendas, nos llevan a reflexionar sobre una etapa matriarcal que pudo haber existido y muy probablemente quedo renegada y fue reescrita por hombres que no estaban dispuestos a asumir una humillación histórica en sus sagradas escrituras.

Hoy día tendríamos una historia muy diferente si Lilith no hubiera evolucionado a un personaje maléfico, incluso atesoraríamos teologías completamente renovadas y carentes de misoginia.

Cornelis van Haarlem. The fall of man. 1592.

Cornelis van Haarlem. The fall of man. 1592.