El Romanticismo Oscuro

Albert_Bierstadt_-_Mount_Corcoran-1Durante principios y mediados del siglo XIX el Romanticismo se bifurca en Norteamérica siendo notable dos ramas o corrientes dentro de este movimiento artístico, literario y político.

De un lado, y encabezado, por Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau, encontramos el trascendentalismo, donde el idealismo puro prevalece y se centra en la creencia y los valores del alma y la luz interior.

No se debe pasar por alto que el trascendentalismo tiene su cuna en un movimiento de reforma dentro de la Iglesia Unitaria y que tiene como norte extender el pensamiento sobre el Dios interior y la intuición de cada individuo. En esa dirección que para los trascendentalistas, tanto el hombre como la naturaleza gozan de una bondad innata albergada en un interior brillante.

577f2ff46e31791303c338d3699c2a958a4f3ff1Por otro lado hallamos el romanticismo oscuro con visiones menos optimistas del ser humano y la naturaleza. Aunque son estudiadas como dos vertientes del Romanticismo, el romanticismo oscuro es una reacción contra el idealismo trascendentalista y es representado por autores como Edgar Allan Poe, Nathaniel Hawthorne y Herman Melville.

Dark+Romanticism+Fascinated+with+evil,+madness,+murder,+and+deathEn este lado oscuro se explora al ser humano como un ente propenso al pecado y la autodestrucción. Es una médula puramente romántica que evoca incluso muchos de los postulados de la génesis romántica; el sturm und drang.

El punto de encuentro de ambas corrientes estribó en el reconocimiento de una espiritualidad en la naturaleza y el hombre, pero mientras los trascendentalistas lo veían como un punto mediador entre Dios y el hombre, los oscuros negaban cualquier noción de perfectibilidad humana. La naturaleza era concebida como una manifestación de verdades oscuras que el hombre tenía que enfrentar y que no daba lugar a ningún tipo de reforma social.

IMG_1195

cd5e3d047fbe6a222057b31a9b88911eLas obras de los oscuros eran retratos de individuos que fracasaban en sus intentos de reformas positivas. Las atmósferas estaban cargadas de elementos de horror, temas sobrenaturales y macabros, en suma a sufrimientos y tragedias. Todos estos ingredientes hacían al hombre propenso al mal y tenían consecuencias psicológicas funestas donde priman el pecado, la culpa, la venganza y la locura.

oehme_procession-webEn ese escenario que menciono, y sumando los grandes dotes de la literatura gótica clásica, se crearon los cimientos para la literatura de terror moderna. Los románticos oscuros pretendieron revelar verdades primitivas e irracionales usando el simbolismo para soslayar la pura razón.

Los motivos terroríficos emergen como la espuma y personas enterradas vivas, mansiones decadentes y encantadas y los tormentos psicológicos se encuentran entre las pesadillas recurrentes que plasman la vergüenza y el pecado oculto de los autores y la sociedad.

El romanticismo oscuro es a mi juicio la variación más pura del Romanticismo fuera de las fronteras europeas y la rama que sobrevive hasta el día de hoy. Si miramos un poco a los éxitos de series y películas de las últimas décadas podemos encontrar esta esencia oscura de la que hablo. Incluso si hacemos la investigación más exhaustiva y psicológica todos estos preceptos sobreviven en el día a día de las relaciones sociales y nos acompaña muchas veces desde el alba hasta el ocaso.

75243f7a223607ebacbd4842949856432deb1d2f

 

Ideas para ratones de biblioteca

Como todo buen Ravenclaw una de mis actividades principales es la lectura. Soy del tipo de persona que siempre que ve una librería entra y compra uno o dos o tres libros, aun cuando tengo en los estantes de mi habitación y los archivos de la tablet, muchos libros que todavía no he leído. Y es que ya sea por títulos, portadas o recomendaciones, cada día tengo al menos un nuevo libro que quiero leer.

Sin liarme más a lo que voy. En este proceso que os cuento me enfrento muchas veces a un fenómeno particular: muchos libros por leer, pero no saber cuál escoger. Es una dicotomía horrible y en esa lucha por seleccionar “el libro siguiente” a veces pasan días, semanas, incluso meses, en los que no leo por no saber cuál leer.

En suma a esto, trato cada día que pasa en convertirme en una persona minimalista, pero por ahí voy en la vida comprando muchas cosas innecesarias y dándole valor emotivo a objetos que me cuesta mucho desechar. En estos dos senderos caóticos de mi vida, encontré una unión en una fotos que estaba viendo el otro día así que dije: manos a la obra.

Hace varios años que practico la aromaterapia y comprar velas de aceites esenciales se convirtió en parte de mi estilo de vida. Más allá del factor económico, lo que me afecta muchas veces es que quedo cautivado con los tarros y se acaba la vela y no lo quiero tirar a la basura. Es aquí donde el internet me hace la serendipia en una foto y encuentro una forma divertida y pragmática de reciclar este envase y por aquí os la muestro.

A9162D48-A84C-40E1-B2EA-DDC9D39C3BE0Lo primero es seleccionar el tarro. Luego hacer una lista de todos los libros físicos y electrónicos que tengan y no han alcanzado a leer, una vez hecha se recortan los títulos. Sin son como yo, recomiendo dejar algunos trozos de papel en blanco para seguir añadiendo títulos a medida que pasen los días.

También señalo que por cuestión de orden y sentido, las sagas de libros sólo escriban el título del siguiente que les corresponde cronológicamente. Todos los recortes se doblan para no ver el título y se depositan en el tarro que finalmente se cierra, se agita un poco y luego que el azar nos diga cual es el siguiente libro que empezaremos a leer.

IMG_0769Aquí comparto con vosotros mi siguiente lectura y espero seguir con los ánimos para reseñarlo por aquí una vez termine el libro.

 

Saludos a todos.