Algunas cuestiones para reflexionar mi 2017

Seré honesto desde la primera línea, ¿para qué venderme simulacros? Llevo más de cien días sin servicio de energía eléctrica, señales de comunicación desastrosas y enfrentándome a una filosofía dual entre mandar todo al infierno o acogerme al hastío y la ansiedad. Pero no todo fue así en este año que está por concluir, así que entre disculpas por no poder leeros y con regularidad y con unas ganas inmensas de liberar todo empiezo con esto.

Me siento orgulloso de haber visitado diferentes países, algunos nuevos, otros destinos repetidos, pero igualmente placenteros y que sacian ese deseo desmesurado que me consume y no me deja permanecer estático por mucho tiempo en un mismo lugar.

Recordaré por el resto de mi vida al huracán María. No es un recuerdo lindo, pero quedará impregnado en mi mente. El rugir del viento, la furia con la cual la naturaleza azotó a tantas personas es una memoria imborrable y queda acentuada con los desastres que viví en primera persona y que todavía hoy me ponen la piel de gallina.

El reto mayor de mi 2017 son las duchas de agua fría. Intentó preparar mi mente, leyendo los beneficios de “ducharse con agua fría” o pensando que ya mañana me acostumbraré pero nada mejora la cuestión mencionada en este encasillado.

Es probable que mis mejoras este año sean en el ámbito laboral, algo completamente contradictorio. Si bien me siento en desarrollo de liderazgo y refuerzo unos lazos de camaradería con mis compañeros, continúo en una empresa donde mi valor importa poco, me alejo de lo que me apasiona y recibo órdenes, cuestionables, de jefes con la menor preparación académica y pragmática.

De tener la oportunidad de cambiar alguna cuestión es probable que sea mi carácter extremista dónde los sucesos me importan una mierda o me afectan demasiado.

Las tres cosas más importantes de este año las resumo en:

  • Did I build this ship to wreck?
  • La utopía de la liberosis
  • I’m slowly drifting away

img_2515Para ayudar a otros continué con mi tarea de dejar “libros perdidos” en lugares públicos, me uní a grupos comunitarios para ayudar a las víctimas del huracán María e hice mi aportación para ayudar a la madre de un antiguo conocido que da su lucha contra la leucemia.

Mis amigos en México y Lleida me acogieron como parte de su familia por periodos de vacaciones, haciéndome sentir pleno y satisfecho. Mi espíritu aventurero se llenó y ese rincón de mí que esta falto de afecto y calor humano recobró su color. Ha sido algo hermoso que hicieron por mí este año.

En enero 2017 los rechazos eran difíciles. No los quiero engañar, lo siguen siendo, pero ahora, en este diciembre son más llevaderos.

Sobre los libros leídos he de decir que El guardián entre el centeno fue mi favorito. Fue inevitable no sentirme identificado con Holden. Al igual que él, no puedo rezar cuando quiero y cargo en mis hombros su carga. Soy un hombre al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que las personas caigan a él.

La persona que hizo mayor impacto en mi vida en el 2017 fue un niño que me devolvió la humanidad. Un día en el trabajo me llamaron para limpiar un vómito de un niño. Yo cargado de irritación y molestia fui al lugar del accidente y allí aguardaba un niño paciente de cáncer. En su semblante se veía el miedo y las ganas de pedir perdón por lo ocurrido, pero también era apreciable que muy probablemente hubiera finalizado una sección de quimioterapia y la sopa que apenas pudo comer la devolvió. Él sólo miraba con miedo y yo por dentro me maldecía y me consumía lentamente. Ni siquiera sé su nombre o si algún día lo sabrá, pero él regresó a mi ser la empatía que había dado por muerta en mí.

Aceptarme y aprender a decir que no sin sentirme culpable pudieron haber sido las mejores cosas que debí hacer en el 2017. Pero aquí sigo siendo duro conmigo mismo y autoflagelándome a diario.

Flâneur, resiliente y traumático, son con alta probabilidad los tres adjetivos que mejor describen mi 2017.

Sabiendo lo que sé, si pudiera regresar al día primero de enero de este año, me aconsejaría abrazar la hipofrenia como pan de cada día y no descartar la lobotomia como remedio único e infalible.

Hablando en términos de por cientos, las aventuras en Nueva York, Michigan, México, Minnesota y España hacen peso en la balanza, pero no lo suficiente para sobrepasar la experiencia traumática del Huracán María. Sí me voy por una tangente de escala del 1 al 10 con certeza digo que un 5 sería la calificación de este año. Sin embargo al hablar de porcentaje sobre lo aprendido en el 2017 es probable que sea un 89 %.

Las victorias nunca han sido la orden del día. No obstante, el cuestionario me pide que escoja con quién me gustaría celebrarlas. La respuesta son mis amigos cercanos, quiénes de una forma u otra me alientan a salir del lodo y de no hacerlo se ensucian conmigo.

Llegando al final toca hablar de mis metas futuras. Un mejor trabajo, que disfrute y sea ameno debe ser la primera. Continuar con mi espíritu aventurero conociendo y visitando más países y regiones es un mandato. Adentrarme más en mis proyectos personales y terminar mis obras inconclusas cerrarían la lista.

La mejor forma de poder lograr las metas es organizándome y entrando en tiempo. Tengo que tratarme con afecto, no culparme tanto y empezar a desconectarme de muchas distracciones.

Por lo pronto espero retomar el ritmo de publicación y lectura. Salir de esta espiral viciosa que me deja en la depresión y la ansiedad permanente y unirme a todos vosotros nuevamente. Desde la distancia me toca deciros ¡feliz año nuevo! enviaros un abrazo fuerte y seguir viéndonos entre líneas.

protocolo-del-brindis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s