Yo nací en un año bisiesto…

…el 1988 para ser más exacto. Mira si esta isla es chica y si es perspicaz el destino, que el día preciso de mi alumbramiento Marte, Tierra y Luna se alinearon, fenómeno que sucede en luna nueva sólo la primera semana bisiesta de los diciembres. La astrología dice que yo soy especial, y mi madre le sigue la corriente, si a todo esto le sumo que nací en una isla, como Napoleón, me gusta pensar que algún trascendental futuro se había tejido para mí.

1…pero no fue así, Marte es el dios romano de la guerra y me visita cada cuatro años. No importa en la latitud que me encuentre, él siempre se asoma por mi ventana y me recuerda mi lucha eterna. Me regala su fuego guerrero en sueños de cruzadas y venganza, dejándome un sabor vacuo y salado.

…empero a los monstruos que habitan y corren salvajes en mi interior, caigo en un estado de inmersión más oscuro y profundo. He aprendido a vivir con las sombras que calzan mi corazón de fuego. Hoy es 29 de febrero y me aferro a él aunque sea lunes, esto pasa cada cuatro años, pero sucede de verdad. Creo que gente como yo no debería haber nacido.