Babel y Laberinto

I’m a binary code that you cracked long ago…

Bœuf – Vendémiaire -2013

 

Amado mío:

 

Te expliqué la razón de mi soledad. Aquel día cumplí un siglo más de varios vagando señero. Muchos, por más que lo intentaron, no lo lograron. No es fácil desprenderme del todo de mi pasado. Soy él, el enamorado, una de esas personas que quiere y espera una vida entera.

Mis leyes y mis dioses, son todos antiguos y fuertes, pero sobre todo, y más que nada, leales. Mis costumbres son irrompibles, jamás las podré traicionar, más allá de ser tradiciones caprichosas, son parte de mi ser.

Nuevamente, traes el tema a mí, como el asesino la escena. Te conté las razones para evitarte y evadirte, siempre quise serte indiferente. Tú, a quien hablo de él, el voluntarioso, aceptaste mis ritos para poder quererme. Ese fue el primer error de muchos que llegaron. El amor es un vínculo entre dos, un sello de permanencia que no tiene cabida para terceros.

Lo hablamos y lo meditamos e incluso discutimos de manera no tan agradable en muchas ocasiones. Al final tú (el voluntarioso) juraste lealtad a esos dioses antiguos y a mí (el enamorado). En todo momento estuvimos conscientes de nuestros actos.

Que fugaz fue tu querencia, que iluso fui como enamorado. Rompiste un vínculo sagrado y los efectos funestos llegaron al incumplir tu palabra. Ahora tu castigo es recordar tus pecados y piensas que no hay calamidad peor, pero olvidas que el coste final es de sangre y ese golpe, querido, sólo me corresponde a mí darlo. 

 

Besos,

-Aurélien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s