Double-noir

DualY era que algunas de mis noches eran oscuras y las otras menos claras, pero todas en tonalidades diferentes de ese sentir “blue” anglosajón. En las primeras me deprimí, en las siguientes me acobardé. El miedo volvió y con el su reinado de angustia y ansiedad.

Maldito dolor, execrable futuro, condenada vida y perversos pecados que me atormentan y me vetan el camino.

Alado Gabriel, ¿por qué no me acompañas estás noches? ¿por qué me abandonaste cuando más te necesité y nunca regresaste? Creo que gente como yo no dería nacer.