El matrimonio Arnolfini (para relajarse)

Como muchos ya saben y comenté y reseñé en una entrada anterior, El Matrimonio Arnolfini, del flamenco Jan van Eyck es mi pintura favorita.

Jan van Eyck, El matrimonio Arnolfini 1434.

Jan van Eyck, El matrimonio Arnolfini 1434.

La simbología, la técnica, las pinceladas, la originalidad y más que nada los vivos colores de la recién inventada paleta del óleo, son los ingredientes que convergen para deleitarnos con una joya tan exquisita como lo es esta pintura.

Una de las actividades que más disfruto del arte son las respuestas y renovaciones, o algunos llamarán copias e impresiones, que otros artistas hacen sobre una obra ya existente, ícono de la Historia del Arte. Así que aquí les presento algunas versiones jocosas y divertidas del Retrato de boda de Giovanni Arnolfini y su esposa.

Fernando Botero, El matrimonio Arnolfini. 1978.

Fernando Botero, El matrimonio Arnolfini. 1978.

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, Benjamín Domínguez

El Matrimonio Arnolfini, José Guadalupe

El Matrimonio Arnolfini, José Guadalupe

Arnolfini1

Hawaii (2013)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pc3b3ster-de-hawaii.jpg

Mudando algunas de las entradas de mi viejo blog traigo esta. Despedí el 2013 en aquel foro contando mis impresiones sobre la última película del cineasta argentino Marco Berger; Hawaii. Este director que ya nos ha deleitado con algunos cortometrajes y otras películas, a mi interpretación, apostó por algo más sencillo y cotidiano.

El cine de Berger, para los que ya lo conocen, es uno de carácter silente, con escasez de lenguaje hablado, pero con abundancia de lenguaje corporal. Hawaii muestra la máxima evolución de la técnica de Berger. La trama es sencilla y tradicional, el amor de hombres y los clásicos “te quiero, pero no me atrevo a decirlo”, “soy gay, pero no sé si lo eres”, “me gustas mucho, pero tengo miedo”.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hawai9999999999999999999999.jpg

La película se desarrolla en un pueblo pequeño, dejando las grandes ciudades y el ambiente urbano y cliché gay de un lado. La elaboración es sencilla y permite apreciar de forma clara el contenido muy a la par con los escenarios, la localización y el desarrollo temático. Todo concuerda y crea una armonía atmosférica agradable al ojo y al oído del espectador.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hawaii.jpg

No cantaré más para invitarlos a verla. Concluyo diciendo que fue de mi total agrado. Berger nuevamente repite actores o musas, algo muy característico de Almodóvar y otros cineastas. El final de la película es uno completamente paralelo al de su antigua película Ausente, siendo esto lo único que tal vez no me encantó. Por todo lo demás los invitó a ver Hawaii.

Califico la película con un 8/10.