¿Qué pasó en Europa en 1815?

Wiener Kongress 1814/15 / IsabeyUn historiador, curioso o aficionado respondería inmediatamente a la pregunta con el Congrego de Viena. No obstante, aunque cierta y muy concreta, la respuesta se queda corta en términos de comprensión y explicación. Entender bien un suceso como lo fue este convenio nos adentra y ayuda a analizar el mundo del nacionalismo, la monarquía, el estado y el revoltillo del mapa europeo.

Desde comienzos de 1814 políticos y diplomáticos como Klemens von Metternich de Austria, el británico Robert Stewart Castlereagh, el zar Alejandro I de Rusia y el francés Charles Maurice de Talleyrand, iniciaron reuniones y tratados para concretar el futuro del continente europeo. Se recuerda que en el otoño de 1814 Napoleón se rindió, abandonando el poder y partiendo a la isla de Elba.

Los representantes de las cuatro grandes potencias de aquel entonces: Reino Unido, Prusia, Rusia y Austria, estaban en la mesa de negociación y se reunieron en Viena para intentar restaurar territorial y políticamente la Europa postnapoleónica.

Monarquías 1815

Monarquías 1815

El resultado inmediato, tras la paz de Francia, fue restaurar la monarquía borbónica con Luis XVIII como rey, pero no volver al antiguo régimen porque se le prohibió, teóricamente, ser absolutista. Se intentó restaurar de un modo satisfactorio para todos los sectores, pero a la misma vez manteniendo el equilibrio de poder, para que ningún país fuera tan fuerte como para por sí mismo conquistarlo todo.

Lo viejo y lo nuevo se unieron, pero lo viejo dominó lo nuevo. El ministro de asuntos exteriores de Austria, Klemens von Metternich, fue el más influyente en los acuerdos de Viena, seguido del británico Castlereagh, quien dado al dominio comercial e industrial del Reino Unido le convenía la paz. Desde 1815 hasta 1914 económica y comercialmente el mundo vivió la llamada Pax Británica.

El aspecto religioso no quedó inmiscuido del todo, el zar Alejandro I de Rusia, hombre místico y ultraconservador, abogó y se proclamó defensor del absolutismo y la monarquía por derecho divino.

Charles Maurice de Talleyrand representó a Francia en el Congreso de Viena de la mejor manera posible, buscó una rápida reconciliación sacando el máximo provecho para Francia. Fue un hombre astuto y hábil que logró las fronteras de 1792 para su país y que Francia no tuviera que pagar un centavo en indemnizaciones. Sin embargo, en el momento de firmar el tratado, llegó Napoleón y proclamó al ejército. Todo el proyecto de Talleyrand se lanzó por la borda. Los 100 días del regreso de Napoleón, le costaron a Francia la restauración de nuevas y severas fronteras junto al pago de 700 millones de francos en indemnizaciones.

Congreso de Viena

Congreso de Viena

Cada potencia buscó expandir sus fronteras, exigiendo pagos en metálico y territoriales. Es así como el mapa europeos se convirtió en un pastel del cual cada potencia reclamó su tajada, igual a como pasó con la India y posteriormente con África.

A Gran Bretaña se le adjudicó la isla de Helgoland, cerca de Dinamarca, la isla de Malta, las islas Jónicas, la colonia de El Cabo, hoy Sudáfrica, la isla de Mauricio, Ceylán, hoy Sri Lanka, Santa Lucía y Tobago. Un conjunto de territorios estratégicos que le funcionaban para asegurar las rutas a la India.

Austria se adjudicó Lombardía, Venecia, territorios polacos, Rabo Dalmata, hoy Dalmacia. Prusia anexó a su corona la Renania y Sajonia. A Rusia se le dio Finlandia, el dueño era Suecia, en compensación Noruega se la quitaron a Dinamarca y se la entregaron a Suecia. Varsovia y Besarabia, hoy Moldavia, también quedaron en el botín ruso.

Santa Alianza

Santa Alianza

Austria cedió Bélgica a Holanda y así creó un frente a Francia por el norte. Rusia propuso reconquistar Hispanoamérica y devolvérselo a España, pero el Reino Unido no lo permitió. La Santa Alianza entre Rusia, Prusia y Austria se fundó en los principios del cristianismo como principal baluarte de la cristiandad y el absolutismo siendo un resultado del Congreso de Viena.

También una Cuádruple Alianza quedó formada por Gran Bretaña, Rusia, Prusia, Austria, y a partir de 1818 se sumó Francia, con un fin completamente distinto. Ahora se haría todo lo necesario para evitar que Francia u otro territorio fuera una amenaza. Era un plan de combatir cualquier movimiento revolucionario en el que los miembros hacían labor de policía de acuerdo a las proximidades geográficas, celebrando reuniones cada cierto tiempo para mantener el orden.

Para finalizar señalo la figura de Edmund Burke, el más prestigioso de los ideólogos del conservadurismo británico, para él las reformas radicales de los revolucionarios amenazaban las victorias históricas obtenidas de la civilización. Todo debía tener un orden orgánico y estableció la conexión de Progreso-Orden, Monarquía-aristocracia con la Iglesia como triunfo de la civilización. Este lema se convirtió en la piedra angular del positivismo.

Las decepciones de la Revolución Francesa, el descontento de muchos con la figura de Napoleón y los grandes imperios al asecho, hicieron que la libertad se fuera convirtiendo en una autonomía individual. Es aquí donde comienzan a romperse los lazos de fraternidad e igualdad y son remplazados por nacionalismos y superioridades. En mi opinión, cada pedazo de tierra que se divinizó y humanizó fue sembrado con un germen retorcido de igualdad, progreso y libertad que acabó llamándose nacionalismo y más adelante les hablaré de él.

2 pensamientos en “¿Qué pasó en Europa en 1815?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s