Historia de Hispanoamérica: El Neocolonialismo

Hispanoamérica 1870 – 1914

Imperialismo

Imperialismo

El Neocolonialismo también conocido como capitalismo periférico es la práctica geopolítica  que utiliza un país, generalmente capitalista, para influir en otro país donde sobreviven modelos económicos arcaicos y existen instituciones y sistemas como el feudalismo, la oligarquía y la clientela.

Los neocolonizados, aun cuando gozan de su propia cultura, idioma y ciudadanía, quedan inmersos de la ley y el orden. El país neocolonizador establece una élite para dirigir las poblaciones y apropiarse de las tierras y recursos que poseen, atentando no sólo contra la soberanía del territorio, sino también contra los derechos humanos de toda la población civil. El Neocolonialismo es a mi juicio la nueva estética del Imperialismo, una forma elegante y cosmética para contar con el apoyo de las Naciones Unidas.

colonialismo-eua-europaEn algunos países el neocolonialismo se dio después de 1870 y en otros se extendió mucho más allá de 1914. Muchos historiadores han considerado el neocolonialismo como un colonialismo extendido y lo atan a causas y razones íntimamente vinculadas al surgimiento de la Revolución Industrial en Europa, que marcó la necesidad de materia prima y el encuentro de América Latina y África como su fuente de prosperidad.

La necesidad de exportaciones requirió mantener la estabilidad política que se logró por medio de las inversiones extranjeras que garantizaron un desarrollo económico en América Latina. Todo está atado a una dependencia económica que en el siglo XIX será al Reino Unido y en el siglo XX a Estados Unidos.

 

Las principales características del Neocolonialismo son:

  1. monocultivo

    monocultivo

    Estructura de monocultivo

  2. Crecimiento y arraigo del sistema de hacienda
    1. Acaparamiento y expropiación
      • Comunidades indígenas
      • Iglesia
    2. Control de la mano de obra trabajadora y fuerza laboral
      • Peonaje por endeudamiento
      • Servidumbre o cautiverio
      • Esclavitud
    3. Control extranjero sobre recursos humanos y naturales
    4. Economía que exige una nueva política = “Orden y Progreso”
    5. Surgimiento de la clase media urbana desconectada de los demás
    6. Surgen otros grupos como los anarquistas y los socialistas
Ayuda Humanitaria

Ayuda Humanitaria

El origen del neocolonialismo está en el modelo económico de la exportación. Un modelo nefasto que obliga al país exportador a enviar todo e importar productos manufacturados. Nunca se logró que los propios latinoamericanos pudieran posponer a los extranjeros. En suma España nunca promovió la manufactura en sus colonias. Fue una atmósfera perfecta para Estados Unidos y el Reino Unido.

La estructura del monocultivo o mono-producción, acentuó los problemas en las fluctuaciones de oferta y demanda en el mercado extranjero. A la par con todo el crecimiento y arraigo al sistema de haciendas culminó con el acaparamiento de tierras. Todos los gobiernos diseñaron políticas dirigidas a la expropiación de tierras, quitándoselas a los indígenas y a la iglesia.

La ironía y los pies de barro de este nuevo sistema fue que  las tierras no producían para la subsistencia, todo lo que iban a comer lo iban a importar. Un ejemplo chocante es como México bajo el mandato de Porfirio Díaz tuvo que importar maíz, producto principal de la dieta mexicana. Todos los acaparamientos se dieron con bases legales y fueron los propios liberales quienes propulsaron la expropiación de tierras, vendiendo las propiedades en pública subasta a corporaciones extranjeras.

Tienda de Raya

Tienda de Raya

La mano de obra era la forma de controlar la fuerza trabajadora. Lo más común en estos tiempos era el peonaje por endeudamiento, una relación de dependencia con el patrono en la que se empleó la tienda de raya para perpetuar las pésimas condiciones de trabajo y vida. Generalmente, se les pagaba a los trabajadores con vales, no con  dinero. Se le proveían materiales a los trabajadores a cambio de una promesa de pago. Mientras las personas estuvieran endeudadas no podían irse, se mantenían atados a las tierras a través de las deudas.

Otros casos como la servidumbre por cautiverio se dio en México con Porfirio Díaz, que le dio trabajo a los deportados políticos. En Perú conocemos a los coolies, que eran trabajadores chinos de las plantaciones de guano y que también fueron utilizados para la construcción de ferrocariles. En Guatemala, el sistema de mandamientos a los indígenas los obligó a trabajar en las haciendas.

La deuda es la esclavitud modernaPodemos decir, sin temor a equivocarnos, que la esclavitud sobrevivió en muchos lugares con el Neocolonialismo. Hablo de una esclavitud colectiva y en múltiples facetas, no sólo se hizo esclavo a un grupo de personas, se esclavizaron países, poblaciones, economías, soberanías, valores y más que nada recursos.

Contrario a muchos historiadores y conservadores americanistas que ponen el 1914 como fecha final del Neocolonialismo, soy partidario de que el mismo está más vivo que nunca hoy día. Quizás bajo nuevos disfraces y máscaras, pero ojo que es usada desde Barack Obama, pasa por Evo Morales y llega a la Reina Isabel II.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s