City of Glass – Cassandra Clare

Cassandra Clare, City of Glass

Cassandra Clare, City of Glass

Tras algunos problemillas técnicos acabé con el tercero de los libros de la saga de Cassandra Clare The Mortal Instruments. En esta ocasión nos transportamos a la ciudad de los Cazadores de Sombras; Idris. Conocemos un poco de la geografía y las características de la Ciudad de Cristal y su único y principal asentamiento Alicante (en las versiones en inglés y Alacante en español). ¿Qué os puedo contar? Las descripciones y el recorrido por Idris resultaron ser más alucinantes de lo que tenía previsto, cada página del libro, las afueras, el espejo mortal, las torres demonio, en fin todo hace de Idris uno de mis destinos literarios favoritos.

City of Glass mantiene al lector atrapado no sólo en Alicante, sino en toda la trama. Mientras avanzamos en la lectura nos hacemos ideas erradas, confirmamos teorías, inventamos hipótesis, reímos, lloramos, imaginamos, pero también sufrimos y recibimos una herida mortal.

Sentí un alivio inmenso al confirmar que Jace y Clary no son hermanos, estaba un 99.9 por ciento seguro de que era así, pero bueno fue un respiro. Por otro lado, las aclaraciones y narraciones sobre las acciones y conductas de Valentine te dejan la carne de gallina reviviendo los horrores humanos que se cometieron por ideas absurdas como la purgación o la limpieza de sangre.

Ithuriel

Ithuriel

Nuevos personajes entran a colación en este libro como Amatis, Sebastian y Malachi. También en este libro conocemos de primera instancia a dos ángeles, Ithuriel y Raziel. El suicidio de Ithuriel, no deja de traerme a la mente las escenas de muchos mártires del catolicismo, que tras un dolor inefable y ante la imposibilidad de algún cambio toman la decisión de acabar con la condena poniendo fin a su vida. Los ángeles son atendidos de manera rigurosa y detallada por Cassandra Clare, al igual que los demonios.

 

Raziel

Raziel

Idris presenta la postura de muchas naciones que se creen impenetrables y seguras. Países que no escuchan los consejos, ni crean un plan de emergencia pues en sus modelos naciocentristas creen que son el pueblo elegido por dios y el cual nunca será destruido, atacado o penetrado.

Más cosas que ya esperaba sucedieron, Jocelyn Fray finalmente despertó gracias a los riesgos de Clarissa y a la audacia de Magnus Bane. Valentine finalmente recibió la justicia retributiva o como mejor sonaría a vuestros ojos la justicia divina. De primera instancia al acabar el libro me dio una sensación de que Cassandra Clare originalmente pensó en hacer una trilogía y que este era el libro final, obviamente conocemos que eso no fue así, pero eso pensé.

Max Lightwood

Max Lightwood

Sin embargo, no todo fue alegría y celebración. La muerte de Maxwell Lightwood es un revés que cargo y del cual no me olvidaré en buen tiempo. La muerte es un proceso social, pero había sentido altos grados de identificación con el pequeño Max, su muerte fue una herida que se quedó abierta no sólo en los corazones de la familia Lightwood, también en el mío.

La unión hace la fuerza es un buen lema para este libro, es en la alianza y unión entre Cazadores de Sombras y Subterráneos que se logró enfrentar la verdadera tempestad. De otro lado Cassandra Clare nos presenta una realidad humana, el odio y la envidia a lo que no entendemos. Por siglos los hijos de la noche y los hijos de la luna han sido rivales por odios absurdos. También por décadas los Cazadores de Sombras han despreciado a los subterráneos por envidia de sus cualidades y facultades, la sociedad literaria de la autora no es ajena a nuestra realidad histórica y social.

Nuevas interrogantes surgen al acabar el libro, ahora me pregunto si el sentimiento que une a Clary y Jace es auténtico o simplemente es la fuerza de atracción por la sangre de Ithuriel que comparten. Técnicamente Clary y Jace son hermanos en lenguaje angelical. La reaparición de la reina seelie me dejó con un grado de miedo y especulación. Alec ha aceptado sus sentimientos hacia Magnus y ahora nos encontramos con una pareja homosexual distinta a los clichés sociales y estereotipos.

La evolución de la historia ha sido excelente, los cabos, eventos y personajes han caído en tiempo y espacio de formas diferentes, pero atrayentes y casi reales. Quizás el agridulce sabor de la muerte de Max me afectó más de lo que esperaba, pero aún en esa acción Cassandra Clare nos trae una lección. Me han recomendado leer la serie previa The Infernal Devices, para tener una mejor comprensión de los siguientes tres libros. Veremos que decido.

Califico este libro con un 5/5

completed

¿Qué es la Ilustración?

La Ilustración

La Ilustración

Durante la modernidad nacieron nuevas actitudes que culminaron en una serie de proyectos que cambiaron todo lo conocido como humano. La sociedad se dirigió hacia un nuevo camino y comenzó a fascinarse por el conocimiento. Algunos breves ejemplos fueron:

  • Edmund Halley, un astrónomo inglés que calculó la órbita del cometa que lleva su nombre. Llegó a la conclusión de que ese cometa es el mismo que se vio hacía 75 – 76 años y que lo volveríamos a ver en tal fecha en los siguientes años.
  • Isaac Newton, físico, filósofo y teólogo que formuló las leyes de gravedad, demostrando la nueva actitud de confianza en la naturaleza.
  • Antoine Lavoisier, biólogo, químico y economista; padre de la química y quien escribió “Elementos de Química” donde trabajó con los elementos y los enlaces.

El conocimiento, poco a poco, se fue cociendo y pasó a sustituir la ignorancia y la superstición. Previo a Lavoisier lo que existía era la alquimia con el fin de encontrar oro. Anterior a Halley la única ciencia que trataba los astros científicamente era la astrología. Llegó con la modernidad el paso de la alquimia a la química y la división de la astrología y la astronomía.

La sociedad presentó ejemplos de cómo el ser humano llegó al conocimiento guiado y confiado por la razón humana. Todo el siglo XVIII estuvo guiado por el movimiento cultural llamado La Ilustración. Desde la antigüedad la razón se representaba metafóricamente con la luz, es ese el origen del nombre ilustración para este nuevo periodo histórico-social.

La Ilustración fue un amplio movimiento internacional que, a diferencia de lo que se cree, tiene vínculos y raíces de corte socialista, pues se gestó gracias a que los pensadores se sentían parte de una comunidad. La Ilustración incluyó todas las disciplinas del saber, teniendo la educación interdisciplinaria como fórmula y trazando paralelos con los modelos renacentistas y humanistas.

Los ilustrados querían educar a las personas para así tener una sociedad justa e igualitaria, se plantearon cambiar al individuo. Poco a poco la semilla del deseo de una sociedad perfecta fue naciendo y germinando en la tierra moderna. Previo a todos estos planteamientos, mayormente las personas aceptaban la desigualdad sin cuestionarse o intentar hacer un cambio. Salvo los burgueses, todos los otros componentes sociales, algunos más y otros menos, continuaban aceptando leyes teológicas y explicaciones divinas para manejar el tema de la desigualdad.

Kant Portrait

Kant Portrait

Immanuel Kant, fue un filósofo alemán que publicó en un periódico un artículo titulado ¿Qué es la Ilustración? Kant definió “La Ilustración” en un plano más personal que llegó al público más general. Según Kant, la Ilustración es cuando la persona sale de su minoría de edad, estableciendo diferencias con la legalidad de la mayoría de edad, pues ese no es el contexto con el que Kant lo utilizó.

La mayoría de edad es cuando el hombre sapere aude! Es pensar por si mismo, atreverse a pensar, esa es la verdadera mayoría de edad. Muchos no llegan a la mayoría de edad porqué prefieren que otro piense por ellos, son perezosos y cobardes. En palabras de Kant, y con las que concuerdo del todo, a las personas les resulta más cómodo que otros piensen por ellos.

Pero llegar a la mayoría de edad no es sólo atreverse a pensar, es indispensable poder ejercer la libertad. El hombre muchas veces se encuentra en prisión, es más fácil repetir lo que nos dicen los tutores, pues no nos atrevemos a no creerles. Los tutores a los que Kant se refiere son los sacerdotes, clérigos, doctores, libros y las escuelas. Lo que nos exhortan a hacer los ilustrados es a cuestionar y analizar a los tutores.

Sapere Aude

Sapere Aude

Leyendo el discurso de Kant no encuentro que haya dicho nada nuevo, a excepción del  piensa por ti mismo, aunque si parafraseamos a Descartes algunas congruencias y semejanzas encontraremos en sus palabras. La triste realidad, incluso hoy día, es que hay muchos países que se han quedado en la minoría de edad siendo el temor un goleador importante hacia sus porterías.

La Ilustración fue mal interpretada tanto por la derecha como por la izquierda. Kant estableció una relación de libertad-razón, que erróneamente se confundió con la anarquía olvidando que existen unos deberes como individuos y para con la sociedad. La Ilustración tampoco exhortó al ateísmo, invitó a pensar y contradecir, mas no a propagar doctrinas y dogmas.

De Kant aprendí que cuando se expresen las ideas, las mismas deben ser una opinión docta en la que usted sabe lo que esta hablando. Me enseñó que todo el que habla debe tener una responsabilidad de informar de lo que habla y no ser un mero repetidor y especulador. La magna lección magistral de la ilustración es que la divisa de vida no puede ser no pensar, tampoco el dicho “mejor es no saber”. No se puede vivir en una burbuja. Es necesario pensar, es compulsorio cuestionar y objetar, pero hay que recatar unas leyes, tampoco se puede hacer lo que se quiera.

Al finalizar su artículo Kant reconoció que no estaba en una época ilustrada en 1784. En 1984 Michelle Foucaux, 200 años después, escribió un libro con el mismo título y se hace la misma pregunta y responde que no, no vive en una ilustración y a su juicio estamos en un proceso que nos dirige a la sociedad de las luces. Yo hoy en el 2014 me hago la misma pregunta y soy un poco más radical que Foucaux, pues mi respuesta es que no estoy seguro de que sea un proceso y no veo que nos estemos encaminados hacia una ilustración. El colectivo no llega a su mayoría de edad. No visualizo en un futuro próximo el momento de desprenderse de la barbarie y la ignorancia.

La ilustración nos presentó la utopía de la modernidad. “Razón contra natura” fue un lema ilustrado, con este término se representó todo lo irracional del ser humano {sentiment i emotiò}, ambas partes forman al ser humano, sí usamos la razón podemos controlar todo lo irracional o al menos ese era el planteamiento ilustrado, era la receta para que una persona logrará tener una vida feliz.