La Divina Comedia – Dante Alighieri (Parte III)

PARAÍSO:

El Paraíso

El Paraíso

En una muy breve síntesis de la visión de mundo de la escolástica medieval, la Tierra era concebida como el centro inmóvil del universo. Dante le añade sus estudios y percepciones y nos presenta nueve cielos concéntricos, corpóreos y móviles. Luego está el Empíreo o cielo de la luz purísima, inmóvil y cuyos límites son el amor y la luz. Según se nos explica la Tierra por temor al cielo creó al mar. Es una postura tradicional medieval donde la Tierra es el centro y los astros giran a su alrededor.

Al igual que el Infierno y el Purgatorio, el Paraíso también es un lugar jerárquico. Aquí según se asciende aumenta la luz, la cercanía a Dios y la felicidad. Cada cielo acoge un tipo de bienaventurados. Durante la ascensión Beatrice instruye a Dante y al lector en un “curso de teología.” Beatrice explica los conceptos relevantes de la escolástica: el libre albedrío, la redención, la inmortalidad del alma, la creación del universo, entro otros temas y conceptos. La belleza de Beatrice aumenta según ascienden.

Los cielos móviles siguen la teoría de Ptolomeo y giran alrededor de la Tierra en órbitas circulares. A medida que Dante comienza a subirlos se le van apareciendo diversos espíritus que le manifiestan los diferentes grados de beatitud. Todos los cielos guardan semejanza con alguna ciencia. Bajo el cielo de la Luna están los cuatro elementos según el orden señalado por los antiguos: fuego, aire, agua y tierra.

Los primeros cielos corresponden a las siete artes liberales, a su vez subdivididas en el Trivium:

  • Cielo de la Luna: Gramática
  • Cielo de Mercurio: Dialéctica
  • Cielo de Venus: Retórica

Cuadrivium:

  • Cielo del Sol: Aritmética
  • Cielo de Marte: Música
  • Cielo de Júpiter: Geometría
  • Cielo de Saturno: Astrología.

Finalmente los últimos tres cielos corresponden a la filosofía:

  • Cielo Estrellado: Ciencias Naturales
  • Cielo Cristalino: Ciencias Morales
  • Cielo Empíreo: Ciencias Divinas (Teología)

Dante guiado por Beatrice; símbolo de la teología, ha podido llegar al cielo desde el paraíso terrenal. Subir fatiga más que bajar. Todas las cosas guardan un orden entre sí y ese orden es la forma que hace al universo semejante a Dios.

El primer Cielo es el de la Luna, allí Beatrice explica a Dante la causa de las muchas lunas. El poeta encuentra en la Luna las almas de los que no cumplieron enteramente los votos hechos a Dios; por lo cual gozan de menor grado de gloria que los demás bienaventurados. Entre aquellas almas está Piccarda Donati.

El cielo de la Luna

El cielo de la Luna.

Beatrice le revela dos verdades a Dante: la primera; dónde está la mansión de los bienaventurados y la segunda; referente a la diferencia entre la voluntad mixta y la voluntad absoluta. Muchas veces por huir de un peligro se hace con repugnancia aquello que no debería hacerse, con respecto a esto si la fuerza y la voluntad obran de acuerdo, resulta que no pueden excusarse las faltas.

El segundo Cielo, es del planeta Mercurio. Un gran número de almas bienaventuradas se dirigen hacia Dante y una de ellas le promete responder a todas sus preguntas.

“No creáis que toda el agua puede lavaros, no todas las promesas son gratas a Dios.”

El espíritu que responde a las preguntas de Dante es el emperador Justiniano y narra todas las glorias del Águila romana. El antiguo emperador indica que quienes fueron nobles en la Tierra sus méritos le recompensan, siendo los diversos grados de Gloria necesarios para crear armonía.

El cielo de Mercurio, Dante y Justiniano.

El cielo de Mercurio, Dante y Justiniano.

Dante y Beatrice suben al cielo de Venus, donde se encuentran las almas de los que fueron inclinados al amor. Carlo Martel, rey de Hungría, manifiesta a Dante como puede nacer de un padre virtuoso un hijo vicioso.

“Vosotros destináis para el templo el que nació para ceñir la espada y hacéis rey al que debía ser predicador, vuestros pasos se separan siempre del camino recto.”

El cielo de Venus, Charles Martel addresses Dante and Beatrice.

El cielo de Venus, Charles Martel addresses Dante and Beatrice.

En el cuarto Cielo o Cielo del Sol, Dante reconoce de entre una muchedumbre de almas que forman una corona a Santo Tomás de Aquino. El Cuarto cielo está formado por los bienaventurados doctores de la iglesia. Santo Tomás de Aquino desvanece algunas dudas que ha observado en el espíritu de Dante. Luego refiere la vida seráfica de San Francisco de Asís. Alrededor de la primera corona de los doce espíritus resplandecientes se forma otra de igual número. San Buenaventura, refiere a Dante la vida de Santo Domingo y le cita las almas que habitan el Sol. Todo este canto está consagrado a la glorificación de la vida religiosa. Se aclara que Dios es el único que hace las cosas perfectas, la naturaleza tiene algunas imperfecciones.

The sparkling circles of the heavenly host.

The sparkling circles of the heavenly host.

Dante asciende con Beatrice al quinto Cielo, el de Marte. En él se encuentran las almas de quienes combatieron por la fe. En el quinto Cielo resplandecen los bienaventurados en forma de cruz, como símbolo de martirio y de victoria. Del brazo derecho se desprende el espíritu de Cacciaguida, tatarabuelo de Dante que le habla de la genealogía de los Alighieri, de las antiguas costumbres de Florencia y refiere su muerte combatiendo contra los turcos, en defensa de Jesucristo.

El cielo de Marte.

El cielo de Marte.

El cielo de Júpiter es donde se encuentran los que han administrado rectamente la justicia. En opinión de los antiguos el planeta Júpiter infundía la justicia sobre la Tierra. Dante interroga a las almas que forman el Águila celestial y les pregunta si es posible salvarse sin haber conocido y practicado la fe cristiana. Se establece que el juicio eterno es incomprensible a los mortales. Dante ve en el Águila celestial las almas de diferentes reyes que practicaron la justicia y la virtud. Admirándose Dante de encontrar en el cielo dos personajes que no habían vivido en la fe cristiana. Se nos explica que una ferviente oración puede conseguir que allá abajo suceda mañana lo que debería suceder hoy. Los dos personajes son Rifeo; de la Guerra de Troya y Trajano; emperador romano.

El cielo de Júpiter.

El cielo de Júpiter.

El Cielo de Saturno es una inmensa escalera formada por los que se dedicaron a la vida contemplativa. San Pedro Damiano responde a las preguntas de Dante. Se presenta una sátira contra la molicie y el lujo del clero de su siglo. San Benito le designa algunos de sus compañeros y luego se lamenta de la corrupción de los monjes de aquel tiempo. Dante sube al Cielo Estrellado, desde donde dirige la vista a los planetas y a la Tierra.

The souls of the just circling to form letters.

The souls of the just circling to form letters.

Jesucristo y la virgen María descienden de lo alto, rodeados de innumerables Ángeles y santos. Dante fortalecido por la vista de la Corte Celestial, puede ya contemplar la sonrisa de Beatrice. El Arcángel Gabriel desciende en forma de llama y corona a María, la cual después de Jesucristo, vuelve a subir al Empíreo. San Pedro hace algunas preguntas a Dante con respecto a la fe y habiendo este respondido sinceramente, el apóstol aprueba su creencia. El apóstol Santiago examina a Dante sobre la esperanza y le propone tres cuestiones, una de las cuales es resuelta por Beatrice. San Juan Evangelista le manifiesta que sus restos mortales quedaron en la Tierra. San Juan examina a Dante acerca de la Caridad, mientras él permanece deslumbrado y a sus respuestas aplaude toda la Corte celestial gritando tres veces “Santo.” Dante recobra la vista y ve al padre Adán, que satisface sus preguntas y le dice que la lengua que él habló se extinguió rápidamente.

St. John examines Dante on love.

St. John examines Dante on love.

A Dante se le permite ver la Esencia Divina. Ve un punto resplandeciente de viva luz, en torno al cual giran nueve círculos, Beatrice le explica que los nueve círculos del mundo espiritual corresponden a las nueve esferas del mundo sensible, después le habla de la jerarquía de los ángeles, son nueve círculos repartidos en tres jerarquías y cada jerarquía en tres órdenes de espíritus.

  • Primer ternario: Serafines, Querubines y Tronos. Miran al Padre.
  • Segundo ternario: Dominaciones, Virtudes y Potestades. Miran al Hijo.
  • Tercer ternario: Principados, Arcángeles y Ángeles, que son los mensajeros de Dios y miran al Espíritu Santo.
Rings of Glowing Souls.

Rings of Glowing Souls.

Dante asciende con Beatrice al décimo Cielo, el Empíreo; es el cielo más elevado y el hogar de la Rosa Cristalina donde se encuentran los principales bienaventurados. Aquí Dante ubica a Beatrice, en un trono al lado de la Virgen María. Después de una visión sobrenatural se le concede a Dante la clara visión del triunfo de los Ángeles y de las almas bienaventuradas. Su guía le da a conocer el nombre de los elegidos y le hace contemplar la magnitud de la ciudad de Dios. Mientras Dante contempla la forma general del Paraíso, Beatrice sube a ocupar el asiento que le corresponde. San Bernardo, el último guía del Poeta, le invita a considerar por partes la rosa celestial y le muestra la gloria de la Virgen María. San Bernardo da a conocer la disposición de la rosa celestial y el orden en que están colocados los santos del antiguo y nuevo testamento. El orden bajo María es seguido por Eva, Raquel, Beatrice, Sara, Rebeca, Judith y Ruth. De la séptima grada hacia abajo están las hebreas.

Rosa Celestial.

Rosa Celestial.

Se explica que San Juan estuvo en el Limbo casi dos años, siendo santo desde el vientre de su madre, porque murió dos años antes que Jesucristo. Luego están: Francisco, Benito y Agustín. Continúan sentados los niños que no adquieren la gracia por su propio mérito sino por Jesucristo. Casi junto a María están Adán, cabeza del Antiguo Testamento, y San Pedro, cabeza del Nuevo Testamento. Al lado de San Pedro está el autor del Apocalipsis; San Juan Evangelista. Próximo a Adán está Moisés.

Finalmente San Bernardo ruega a la Virgen María que obtenga para Dante la gracia de elevarse hasta contemplar la Esencia Divina. Después de esto Dante habiendo rogado a Dios la facultad de poder describir y demostrar alguna parte de su gloria, manifiesta como vio unida la Humanidad a la Divinidad. Dios es presentado por Dante como un derroche de luz, algo que excede todo el lenguaje humano para poder explicarlo. Una luz suprema que a diferencia de los cuerpos materiales tiene la facultad de fortalecer a quien la mira. Dante ve a Dios de diferentes formas no porque en él hubiera variedad de aspectos sino por la modificación de su vista. En la profundidad de la substancia de Dios se le aparecieron tres círculos de tres colores y de una sola dimensión; la Santísima Trinidad. El uno-Hijo-parecía reflejado por el otro -el padre- como Iris por Iris y el tercero -Espíritu Santo- parecía un fuego procedente de ambos por igual. Hemos concluido pues se ha cumplido el propósito del viaje.

La Divina Comedia fue la summa medieval por excelencia en su máximo esfuerzo por unir fe y razón. A su vez es un compendio de la visión de mundo y la teología medieval, aunque también presenta un gusto por el saber clásico y humanístico. Por un lado resume la mentalidad medieval y por otro asoma los indicios de una nueva cosmovisión. Es una Obra simbólica que quiere mostrar el camino de la salvación, uno que es difícil y solo se recorrerá apoyado en la fe y la razón, y sin descartar la ayuda divina. El gran mensaje es que tenemos que trabajar para la salvación.

Magna obra es La Divina Comedia, no debemos olvidar que fue escrita en versos de rima. Tampoco se puede echar de menos la grandilocuencia de la mente de Dante. Las repercusiones de la mente de Dante crearon incluso en el lenguaje el adjetivo dantesco, tanto para llamar a creaciones, demonios y ocultismos, como para nombrar proyectos y tesis de cosmogonías y teogonías. Muchas veces lo complicado del lenguaje y los personajes locales del folclore florentino hacen que el lector malinterprete la obra y la califique despectivamente. En mi opinión La Divina Comedia es una joya no solo de los clásicos universales sino de toda la literatura terrestre.

Califico este libro con un 5/5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s