Una reina para la historia

«Because only Spartan women
give birth to real men!»


El coraje es para vivir la libertad.
Una mano sola no aplaude.
No puedes evitar la muerte,
pero puedes evitar el deshonor.
Si el león es fuerte también lo es la leona.


Son escasos los libros que tratan la Historia Antigua y hablan sobre las reinas de la antigüedad. La gran mayoría de los escritos y textos históricos, solo mencionan a las reinas al lado del nombre de su esposo o como la madre de un gran rey o guerrero. Leyendo y consultando otras fuentes extraoficiales, encontramos otra realidad en muchas mujeres, como las espartanas, que destacaron por su carisma y personalidad. Contrario a otras polis helénicas, las reinas espartanas significaron mucho más que una mera alianza nobiliaria y fungían como algo más que un preciado trofeo.

Queen Gorgo

Queen Gorgo

En esa atmósfera nos encontramos con reinas como Gorgo de Esparta. Gorgo fue la esposa y viuda del famoso rey Leónidas. Un dato que no suele contarse ni tratarse con rigor, es que Leónidas era tío carnal de Gorgo y la doblaba en edad. Escritores griegos como Heródoto y Plutarco tratan a la reina Gorgo en sus obras con mucha pasión, admiración y sobre todo respeto.

El nombre Gorgo, castellanizado en ocasiones a Gorga o Gorge, significa “protectora de la mala suerte.” Gorgo creció en un ambiente político lleno de intrigas y ocultismos como los falsos manejos de los oráculos, las conspiraciones en el gobierno interno espartano y las relaciones exteriores con otras ciudades. A medida que conocemos la historia de Gorgo se aprecia como le hizo honor a su nombre en varias ocasiones.

Según los escritos de Heródoto la sabiduría de Gorgo se apreció desde temprana edad. A los nueve años advirtió a su padre para que Esparta no aceptara una alianza con Aristágoras de Mileto, quien en realidad intentaba sobornar al rey Cleómenes, padre de Gorgo.

Genealogía (Gorgo-Leónidas)

Genealogía (Gorgo-Leónidas)

Una joven y florecida Gorgo se casó con su tío paterno Leónidas. La cerrada endogamia en Esparta no era secreto ni motivo de asombro. Las mujeres por su condición de mujer no podían heredar las tierras ni ninguna posesión familiar, sin embargo, sus hijos sí serían los que obtendrían y administrarían las herencias. Era ese el motivo por el cual se buscaba a un pariente soltero o viudo para desposar a las mujeres y así mantener los bienes dentro de la familia. El caso de Leónidas es más interesante aún, pues según Heródoto, Leónidas logró ser rey por ser hermano de Cleómenes y haberse casado con Gorgo, estamos hablando entonces de que la mujer trasmitió su realeza al esposo. El diagrama de arriba presenta la genealogía de Leónidas y Gorgo.

Otro de los sucesos más conocidos y que engrandece la sabiduría de Gorgo fue que la reina logró descifrar un mensaje oculto en una tabla de madera que estaba cubierta con cera. La tabla había sido enviada por Demarato para poner en sobre aviso a Lacedemonia sobre los futuros planes del rey persa Jerjes.

Es notable como Gorgo salvó a Esparta en dos ocasiones: impidiendo el soborno de Aristágoras de Mileto y descubriendo el mensaje escondido del rey Damarato. Analizando la grandilocuencia de estos eventos se puede concluir que gracias a la sabiduría y sagacidad de la reina Gorgo no sólo Esparta estuvo a salvo, sino toda la península helénica. Irónicamente también fue su sapiencia y sus manos las que labraron su tragedia personal: la muerte de su esposo Leónidas en la guerra.

La muerte de Leónidas le entregó la Regencia del trono espartano a Gorgo, mientras que el hijo  de ambos, Plistarco, alcanzaba la mayoría de edad. Gorgo brilló con luz propia destacando y sobreviviendo a un mundo de hombres e intrigas. Se dice que la misma Gorgo colaboró y entregó escritos a Heródoto en persona, documentos que trataban sobre el gobierno y las guerras de Esparta.

En todos los textos de Heródoto se presenta a Gorgo como una mujer de gran personalidad, sabia, orgullosa, animosa y con gran sentido del humor, que lo empleó con el uso de frases ingeniosas y contundentes. Una de las más célebres fue cuando una mujer del Ática le preguntó

“¿Por qué, vosotras, espartanas, sois las únicas que gobernáis a vuestros hombres?”

Gorgo le respondió:

“Porque somos las únicas que alumbramos verdaderos hombres.”

El aforismo “regresa a casa con tu escudo o sobre él” es también atribuido a Gorgo por muchos estudiosos.

Lena Headey as Queen Gorgo

Lena Headey as Queen Gorgo

La profunda admiración y respeto que gozó Gorgo en su ciudad deja mucho que decir y razonar. La estima no solo fue del vulgo, su propio esposo la tenía en alta consideración y no dudaba en compartir con ella sus tareas como rey y planes futuros. Gorgo fue la única mujer helénica en ser hija de un rey, esposa de un rey y madre de un rey.

En el año 464 a. C. un fuerte terremoto sacudió Esparta y ocasionó alrededor de veinte mil muertes y la destrucción casi total de la ciudad. ¿Sobrevivió o falleció la reina Gorgo? No hay una respuesta a esa pregunta. Cada lector que aprecie este pequeño recorrido por la vida de la reina, puede poner el final que considere más oportuno.

Mi final es que una mente tan esplendorosa como la de la misma Atenea, una belleza que podría alcanzar a la misma Afrodita y una lealtad tan inquebrantable como la de la misma Hera, no pudieron simplemente desaparecer así sin más. Quizás Gorgo fue la elegida para guiar a lo que quedó de su pueblo al mismísimo Elíseo. No lo sé y nadie lo sabe, pero como os dije ya; os invito a todos a crear un final digno de una reina para la historia.

2 pensamientos en “Una reina para la historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s