“Obedezco pero no cumplo”

Es un error frecuente hablar de España como un reino unificado antes de los Borbones, generalmente se enseña en las escuelas hispanoamericanas que fue la Reconquista y el matrimonio de Fernando e Isabel, los reyes católicos, lo que unificó al reino. Aclaro que luego de tan especulativo e interesante evento, continuaron existiendo reinos independientes, cada uno con autonomía propia. Castilla fue el reino más extenso y poderoso. La unión en matrimonio de Fernando, heredero del reino de Aragón, e Isabel heredera del trono de Castilla, lo que realmente significó fue una unión dinástica y sobre todo religiosa.

Continuó vigente el consejo de Castilla y el de Aragón, uno independiente al otro, ninguno gobernaba más allá de su territorio y cada cual legislaba en la lengua de su reino. De igual forma al ser la corona castellana la auspiciadora de la empresa colombina, quedó Castilla como la encargada de gobernar los nuevos territorios recién encontrados más allá del Atlántico.

No fue hasta la muerte de Isabel que Fernando gobernó directamente todos los territorios. Dentro de la política exterior de Fernando, de acuerdo al historiador alemán Richard Konetzke, perseguía el objetivo de incluir a los territorios italianos en la monarquía española, contrarrestar el peligro turco e instaurar el predominio hispánico en el Mediterráneo.Un intento por parte de la corona española de expansión territorial y a su vez de gobernarse a sí misma. Anexando la inmensa mayoría de la península itálica, teniendo a la corona francesa como aliada y eliminando el peligro turco, los reinos de Fernando podrían tener un sólido gobierno sin necesidad de intervenciones o dificultades externas.

Imperio Español en America

Imperio Español en América

El imperio español experimentó una expansión territorial nunca antes imaginada, con esto dio inició el problema de mucha tierra en las manos de un solo monarca. La corona creó y estableció una serie de Instituciones y mecanismos para mantener el orden y la eficacia de su gobierno.

En 1503 creó la Casa de la Contratación con la responsabilidad de los transportes entre España y América, velar por los ingresos, regalías, emigrantes, reglamento comercial y la vigilancia del intercambio comercial entre las Indias y España. También creó en 1524 el Consejo Real y Supremo de Indias, es desde ahí de donde van a administrar todo lo relacionado a sus posesiones americanas.

Finalmente, las cortes ya habían dividido en dos grandes virreinatos el territorio americano, ahora entonces se hacen unas nuevas divisiones virreinales. El virreinato de la Nueva España encargado de la parte de control español en la América del Norte, las Antillas y toda la América central hasta llegar a la parte norte de lo que hoy es Panamá. Creó el virreinato de la Nueva Granada, correspondiente a los actuales estados del sur de Panamá, Ecuador, Colombia y Venezuela. Estableció el virreinato del Río de la Plata teniendo  a su cargo lo que hoy conocemos como Bolivia, Uruguay, Paraguay y Argentina y el antiguo virreinato del Perú quedó limitado a las zonas de los actuales Perú y Chile y un fragmento de Bolivia, el Alto Perú. Los extensos virreinatos contaban a su vez con un modelo de Capitanías Generales que subdividían el territorio como la Capitanía de Chile, Venezuela, Cuba y Guatemala.

Pero una legislación tan extensa no siempre fue rigurosa y obedecida, según el historiador estadounidense C. H. Haring, las instrucciones que el Consejo de Indias daba a un virrey u otro funcionario de inferior categoría, podían no ser del todo aceptadas. Esto podía suceder por falta de información correcta sobre las circunstancias locales en la metrópoli o porque simplemente las circunstancias ya habían cambiado en lo que llegaba la información a la Península Ibérica.

Es por esto que muchos virreyes y funcionarios aceptaban las órdenes con la famosa fórmula “Obedezco pero no cumplo”. La ley estaba, la ley existía, pero una cosa era lo que se escribía y otra lo que se hacía. La corona no tenía los suficientes funcionarios a lo largo del imperio para hacer cumplir la ley, por otro lado algunos funcionarios se acogían a esta fórmula y luego recurrían a España en busca de esclarecimiento y de modificaciones.

La política de España cambió con la entrada de los Borbones al poder y la llegada al trono de Felipe V. Inició cambiando todo el sistema conciliar a un sistema ministrar. Esta nueva dinastía trajo nuevas reformas tanto para América como para España. Se trasladó la Casa de la Contratación de Sevilla a Cádiz, comenzó la creación de compañías mercantiles monopolizadoras para estimular el comercio español con las colonias del Nuevo Mundo y finalmente se deshizo del viejo monopolio andaluz, permitiendo el comercio y la concurrencia del capital por toda España.

En conclusión, con la entrada de los Borbones podemos comenzar a hablar de la corona española como un ente único, estos trajeron consigo una serie de reformas tanto para la metrópoli como para América. En su mayoría iban dirigidas a propulsar el aumento poblacional, la producción y el comercio. El cambio fue drástico, la mala administración de reyes anteriores había provocado un abandono y descenso en la política colonial y sus funcionarios que de ahora en adelante obedecerían y cumplirían so pena de juicios, destierro e incluso muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s