La reina de América

Isabel Trastámara

Isabel Trastámara

El 22 de abril de 1451 nació Isabel Trastámara. Convirtiéndose en 1474 en la reina Isabel I de Castilla. Su matrimonio con Fernando de Aragón la convirtió en reina consorte de Sicilia y Aragón. Mayormente en la literatura y en la historia es conocida como Isabel la Católica, título entregado por el papa Alejandro VI a ella y su esposo.

En 1469, luego de obtener una bula papal, se casó con el príncipe Fernando de Argón. La bula papal fue necesaria debido a que Isabel y Fernando eran primos segundos, ambos eran hijos de la dinastía Trastámara. La unión entre los reyes católicos, a diferencia de lo que se dice frecuentemente, no representó la unificación española. Castilla conservó sus leyes, su corte y su idioma. Pasó igual con Aragón, los condados catalanes y los territorios en el Mediterráneo e Italia. La unión de Fernando e Isabel fue más bien dinástica y religiosa.

De Toledo a Isabel Trastámara

De Toledo a Isabel Trastámara

Isabel por parte de su padre Juan II de Castilla tenía sangre de la casa Láncaster y por su madre Isabel sangre portuguesa. Aunque históricamente no se debe hablar de una España como territorio único hasta la llegada de la dinastía Borbón, es meritorio aclarar que la incorporación de territorios que permitieron una futura unificación, fue iniciada en la figura de los reyes católicos y la Reconquista del reino nazarí de Granada.

Los reyes católicos enfrentaron una guerra de sucesión castellana en la que se enfrentaron Isabel y Juana de Castilla apodada La Beltraneja. Algunos historiadores se refieren a esta guerra como la Guerra Civil Castellana. Fue un conflicto que salió del escenario castellano, involucrando a los reinos de Portugal y Francia en favor de Juana. El conflicto acabó con el Tratado de Alcáçovas, que reconoció a Fernando e Isabel como monarcas de Castilla y le entregó a Portugal la hegemonía del océano Atlántico, con excepción de las Islas Canarias.

A Isabel Tratámara en su V Centenario

A Isabel Tratámara en su V Centenario

Fue Isabel, y no Fernando, quien reorganizó el sistema gubernamental castellano, centralizando los asuntos que antes ostentaban los nobles. También reformó el sistema de seguridad ciudadana, mejorando muchos de los caminos reales de Castilla y León. Una de sus grandes contribuciones fue la reforma económica que redujo la deuda que el reino había heredado de Enrique IV.

Escudo de Isabel Reina de Castilla y León y Princesa de Asturias

Escudo de Isabel Reina de Castilla y León y Princesa de Asturias

 

 

 

Junto a Fernando tuvo cinco hijos: la primogénita Isabel, futura reina de Portugal. Juan; que murió de tuberculosis poco después de casarse. Juana; la que heredaría los títulos de su madre. María; casada con el viudo de su hermana Isabel y Catalina; viuda de Eduardo de Gales y futura esposa de Enrique VIII y madre de María Tudor (Bloody Mary). En conjunto con Fernando realizaron una red de alianzas matrimoniales que hicieron que su nieto Carlos (hijo de Juana) heredase las coronas de Castilla, Aragón y los territorios germánicos y americanos, siendo el futuro Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Hay demasiados datos biográficos que puedo continuar mencionando sobre Isabel, mas eso no es lo que pretendo. La figura de la reina Isabel desde los manuscritos hasta la actualidad, ha estado inmersa en misterios, fascinación, fantasía e incluso ocultismo. Sin lugar a dudas, Isabel vivió en tiempos de leyendas de los cuales se especula mucho y se sabe poco. Más allá de lo que pudo haber sido, los debates religiosos, el cliché de mujer aterradora fanática de la religión, considero que es muy destacable el hecho de que en pleno siglo XV, una mujer haya trastocado no sólo la corte castellana, sino también aspectos de seguridad y economía. Isabel una reina capaz de imponer su voz y de no doblegarla ni siquiera ante su esposo, pues tanto monta.

Daenerys Targaryen

Daenerys Targaryen

Muchas reinas aprendieron de Isabel y vieron en su figura el arquetipo de la auténtica reina. Hoy día en la literatura fantástica muchas de las reinas que nos cautivan y atrapan tienen su génesis en Isabel Trástamara. Menciono un ejemplo que actualmente está muy de moda, la madre de dragones del estadounidense Georege R. R. Martin; Daenerys Targaryen.

Desde la edad en que se hizo reina, las vicisitudes que le enfrentan un mundo de hombres, elementos físicos y el título, debatible, de Precursora de los Derechos Humanos, dejan entreabierto la raíz isabelina que arropa y abraza a la extraordinaria khaleesi.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s