Yo te perdí una tarde de abril

Bahía Donostiarra

Bahía Donostiarra

Yo te perdí una tarde de abril
y desde entonces soy un lagarto.
Quiero vivir en otra ciudad,
porque tu risa ya no está con mi risa.
Vete a saber si cuando quieres volver
lo haces de corazón o porque pesa el dolor.
Ven a bailar y si te quieres quedar
te llevaré hasta el cielo en mi coche.

                                                         -Family

Mockingjay – Suzanne Collins

Mockingjay, Suzanne Collins

Mockingjay, Suzanne Collins

En la madrugada de ayer culminé el tercer y último libro de la serie The Hunger Games, Los Juegos del Hambre, de la estadounidense Suzanne Collins. Mockingjay, Sinsajo en castellano, me dejó con un agridulce sabor de labios y horas de reflexión y análisis, que todavía continúan. Al igual y como de costumbre, no he leído reseñas críticas para no afectar mi juicio en el análisis, pero si me fijé en las calificaciones, dominando como media tres estrellas, incluso dos, cosa que me sorprendió, para mí ha sido el mejor libro de los tres.

Me topé también con que colegas etiquetaron de “basura” y “molesto” al libro, cuestionándome ellos, mi criterio comprensivo. Entre opiniones chocantes, algunas lágrimas que dejé entre las páginas de Mockingjay y unas cuantas tasas de té, culminé este recorrido.

La trilogía de los Juegos del Hambre se sitúa en un planeta tierra futurista y distópico, específicamente en el territorio llamado Panem, correspondiente a lo que años anteriores fuera la América del Norte. Nunca se da una fecha exacta sobre los acontecimientos, sólo se sabe que han pasado bastantes años y que nos encontramos en territorio americano al encontrar referencias a lo que antes eran los Apalaches, las Rocosas, los bosques de pino del noroeste entre otras descripciones.

Panem

Panem

En los libros anteriores conocimos una sociedad que aunque habita en el futuro y conoce tecnología y medicina tan avanzada como para regenerar la piel, hacer implantes de órganos y partes del cuerpo, incluso crear escenarios y alteraciones genéticas, pese a todo esto, no es una sociedad que sacó lo mejor del futuro.

El territorio de Panem, dividido en trece distritos, enfrentó una gran guerra conocida como los Días Oscuros, el resultado de esta guerra significó la perpetuación del poder en el Capitolio, un poder que no es democrático, socialista ni parlamentarista, sino que es una plutocracia encargada de acentuar las diferencias sociales y crear el nuevo modelo de gobierno. Un sistema en el que los demás distritos son explotados, salvo algunos que gozan de cierta simpatía, son zonas de miseria, pobreza y explotación, todo lo opuesto a la gran vida del Capitolio, que como nos señala el libro viven Panem et circenses.

Quizás estos asuntos no nos parezcan bárbaros, en teoría es un diagrama perfecto y realista de nuestro presente. Muchos estados actuales son el Capitolio de Collins, explotando a diestra y siniestra a otros países soberanos que hacen el papel de los Distritos de Panem en nuestro siglo XXI.

Lo que sí alarma un poco, y el tema central de la historia, son los Juegos del Hambre, mecanismo empleado por los vencedores de la guerra para perpetuar el terror en la sociedad y mostrar quien manda y tiene al toro agarrado por los cuernos. Como se conoció en los libros anteriores la síntesis de los juegos son dos jóvenes, llamados tributos, de cada distrito, excepto del capitolio, que son llevados a una arena en la que se tienen que matar hasta que sólo uno salga con vida. No abordaré las reglas y composición de los juegos, pues es tema de los libros previos.  La génesis de la historia según su autora está en el mito de los tributos atenienses enviados anualmente para alimentar al Minotauro.

Mockingjay inicia luego del rescate de algunos tributos de la arena y con el comienzo de la revolución de los Distritos contra el Capitolio. Katniss Everdeen, el sinsajo y símbolo de la rebelión, es la única capaz de unir a los distritos contra el despótico y criminal gobierno. El libro no sólo presenta la lucha del pueblo, presenta el enfrentamiento interno propio de cada soldado, los dilemas sociales y psicológicos que impiden y dificultan muchas de sus actividades diarias.

La crítica que esta obra literaria ofrece, a mi interpretación, es magna. Presenta las verdades tras las guerras, los conflictos entre bandos, los malos y buenos y como los malos pueden ser buenos y los que decían ser buenos son los verdaderos villanos. La línea entre el bien y el mal es muy fina y sobre todo subjetiva. En Mockingjay se presenta como ninguna de las partes es completamente honesta y sincera con la sociedad. Es una crítica a los gobiernos maquiavélicos que por los resultados justifican los medios.

Hay una crítica a la derecha y a la izquierda, ambas en constante lucha y ninguna capaz de ver el efecto social y devastador de su conflicto. Los líderes de los dos grupos sólo ansían el poder y en su codicia no dudan en usar a los civiles como peones o carnadas de guerra, para una vez estar en el poder convertirse en eso que tanto señalaban y mal hablaban en el pasado.

La tecnología juega un papel dual en todos los Juegos del Hambre. El hombre pudo desarrollarla tantos avances científicos usados cosméticamente por los ricos y para suprimir a los pobres que aún están en la época primitiva curándose con hierbas que es lo único a lo que tienen acceso. El desfase en la tecnología corresponde claramente al desequilibrio social que arropa todo Panem. Los avances científicos resultan ser una navaja de doble filo que ayuda y condena, así como la espada de la Dama de la justicia.

Los señalamientos hacia los desastres de la guerra son muy bien manejados por Collins, un historiador como yo ve alusiones que van desde la Guerra Civil estadounidense, las Guerras Mundiales, hasta conflictos tan recientes como el de Iraq-Afganistán y los Estados Unidos. Las verdaderas víctimas son los civiles y el patrimonio cultural, dos cosas a las que los líderes de guerra en su naturaleza perversa, poco les importa sacrificar y eliminar.

Uno de los ejemplos que más llamó mi atención fueron las luchas con mutos, alteraciones genéticas que hizo el Capitolio en las que incluso cruzó hombres con animales. Estos mutos sumado al mecanismo de tortura que enfrentaron Peeta y Johanna, en mi apreciación, son una clara crítica y alusión a las torturas médicas y experimentación humana que hicieron muchos médicos de la Alemania Nazi y que pocos de ellos recibieron el castigo y la condena que se merecían.

Señalo estos pequeños ejemplos, pero aclaro que son muchas más la críticas bélicas y sociales que Suzanne Collins lanza en Mockingjay. El aspecto social es tratado con un tono irónico y cínico. Una sociedad que como presentó el libro En Llamas, se provoca el vómito para continuar comiendo, mientras más de la mitad de la población se está muriendo de hambre.

La misma sociedad que por mera diversión televisa y sintoniza como 24 jóvenes se tienen que matar brutalmente para poder sobrevivir. Una sociedad que como ya he mencionado no es tan ajena a la contemporánea. En suma, el hecho de usar el nombre de Capitolio para uno de los gobiernos más macabros y llamar agentes de la paz a los carniceros del ejército, contribuyen a la picardía cínica de la autora.

Peeta Mellark

Peeta Mellark

Brevemente, comento lo cautivador del personaje de Peeta Mellark, un verdadero héroe y hombre enamorado. Peeta es el amor que cualquiera de nosotros desearíamos tener en la vida. Decidido, tenaz, rechazado, luchador, pero más que nada vencedor. Felicito la estupenda labor de Collins en la elaboración y evolución de los personajes, en mi opinión ninguno de ellos careció de cualidades y cada uno presentó una realidad y un mensaje particular de la sociedad.

Cada persona que lea los libros puede sentirse completamente identificada con algún personaje, todos son reales, con virtudes, defectos, luchas y un mar de sentimientos. Personalmente me identifiqué con Peeta a parte que compartimos el mismo color favorito; el naranja.

Creo que hay demasiados mensajes, críticas políticas y más que nada sociales, en los Juegos del Hambre. Sin embargo, de tener que escoger uno como principal diría que es la guerra y más que los efectos, haría hincapié en las consecuencias. Todo comenzó al Katniss Everdeen presentarse como voluntaria a los juegos y salvar a su hermana, Kat comenzó una lucha y desafortunadamente el motivo por el cual la inició no se cumplió, pues Prim sufrió las consecuencias de la codicia y soberbia de los líderes de la guerra.

El precio de la guerra quedó presente en las muertes de muchos y en una de las que más me afectó; la de Finnick Odair. En este sentido nos acompañaron por el recorrido personajes reales, mártires y sobre todo vencedores, aun cuando los mismos no acabaran con vida, ni sus finales hayan sido de cuentos de hadas.

Suzanne Collins se ganó mis respetos no sólo como escritora, también como analista, creadora y artista. Por medio de sus letras lleva más de mil mensajes a los que no tiene que acompañar de escenas eróticas y sexuales para apelar al público femenino-juvenil ni para ser un éxito de la prensa rosa y los malos best sellers.

Concluyo mi análisis diciendo que considero el libro como uno para el público adulto y no joven-adulto como es clasificado. El hecho de clasificarlo y compararlo con series como DivergentePercy Jackson y los Instrumentos Mortales, es lo que hace que se pierda gran parte del mensaje, convirtiéndose en un fénomeno de fans y no en una actividad de lectura crítica.

Califico este libro con un 5/5.

1914

“Obedezco pero no cumplo”

Es un error frecuente hablar de España como un reino unificado antes de los Borbones, generalmente se enseña en las escuelas hispanoamericanas que fue la Reconquista y el matrimonio de Fernando e Isabel, los reyes católicos, lo que unificó al reino. Aclaro que luego de tan especulativo e interesante evento, continuaron existiendo reinos independientes, cada uno con autonomía propia. Castilla fue el reino más extenso y poderoso. La unión en matrimonio de Fernando, heredero del reino de Aragón, e Isabel heredera del trono de Castilla, lo que realmente significó fue una unión dinástica y sobre todo religiosa.

Continuó vigente el consejo de Castilla y el de Aragón, uno independiente al otro, ninguno gobernaba más allá de su territorio y cada cual legislaba en la lengua de su reino. De igual forma al ser la corona castellana la auspiciadora de la empresa colombina, quedó Castilla como la encargada de gobernar los nuevos territorios recién encontrados más allá del Atlántico.

No fue hasta la muerte de Isabel que Fernando gobernó directamente todos los territorios. Dentro de la política exterior de Fernando, de acuerdo al historiador alemán Richard Konetzke, perseguía el objetivo de incluir a los territorios italianos en la monarquía española, contrarrestar el peligro turco e instaurar el predominio hispánico en el Mediterráneo.Un intento por parte de la corona española de expansión territorial y a su vez de gobernarse a sí misma. Anexando la inmensa mayoría de la península itálica, teniendo a la corona francesa como aliada y eliminando el peligro turco, los reinos de Fernando podrían tener un sólido gobierno sin necesidad de intervenciones o dificultades externas.

Imperio Español en America

Imperio Español en América

El imperio español experimentó una expansión territorial nunca antes imaginada, con esto dio inició el problema de mucha tierra en las manos de un solo monarca. La corona creó y estableció una serie de Instituciones y mecanismos para mantener el orden y la eficacia de su gobierno.

En 1503 creó la Casa de la Contratación con la responsabilidad de los transportes entre España y América, velar por los ingresos, regalías, emigrantes, reglamento comercial y la vigilancia del intercambio comercial entre las Indias y España. También creó en 1524 el Consejo Real y Supremo de Indias, es desde ahí de donde van a administrar todo lo relacionado a sus posesiones americanas.

Finalmente, las cortes ya habían dividido en dos grandes virreinatos el territorio americano, ahora entonces se hacen unas nuevas divisiones virreinales. El virreinato de la Nueva España encargado de la parte de control español en la América del Norte, las Antillas y toda la América central hasta llegar a la parte norte de lo que hoy es Panamá. Creó el virreinato de la Nueva Granada, correspondiente a los actuales estados del sur de Panamá, Ecuador, Colombia y Venezuela. Estableció el virreinato del Río de la Plata teniendo  a su cargo lo que hoy conocemos como Bolivia, Uruguay, Paraguay y Argentina y el antiguo virreinato del Perú quedó limitado a las zonas de los actuales Perú y Chile y un fragmento de Bolivia, el Alto Perú. Los extensos virreinatos contaban a su vez con un modelo de Capitanías Generales que subdividían el territorio como la Capitanía de Chile, Venezuela, Cuba y Guatemala.

Pero una legislación tan extensa no siempre fue rigurosa y obedecida, según el historiador estadounidense C. H. Haring, las instrucciones que el Consejo de Indias daba a un virrey u otro funcionario de inferior categoría, podían no ser del todo aceptadas. Esto podía suceder por falta de información correcta sobre las circunstancias locales en la metrópoli o porque simplemente las circunstancias ya habían cambiado en lo que llegaba la información a la Península Ibérica.

Es por esto que muchos virreyes y funcionarios aceptaban las órdenes con la famosa fórmula “Obedezco pero no cumplo”. La ley estaba, la ley existía, pero una cosa era lo que se escribía y otra lo que se hacía. La corona no tenía los suficientes funcionarios a lo largo del imperio para hacer cumplir la ley, por otro lado algunos funcionarios se acogían a esta fórmula y luego recurrían a España en busca de esclarecimiento y de modificaciones.

La política de España cambió con la entrada de los Borbones al poder y la llegada al trono de Felipe V. Inició cambiando todo el sistema conciliar a un sistema ministrar. Esta nueva dinastía trajo nuevas reformas tanto para América como para España. Se trasladó la Casa de la Contratación de Sevilla a Cádiz, comenzó la creación de compañías mercantiles monopolizadoras para estimular el comercio español con las colonias del Nuevo Mundo y finalmente se deshizo del viejo monopolio andaluz, permitiendo el comercio y la concurrencia del capital por toda España.

En conclusión, con la entrada de los Borbones podemos comenzar a hablar de la corona española como un ente único, estos trajeron consigo una serie de reformas tanto para la metrópoli como para América. En su mayoría iban dirigidas a propulsar el aumento poblacional, la producción y el comercio. El cambio fue drástico, la mala administración de reyes anteriores había provocado un abandono y descenso en la política colonial y sus funcionarios que de ahora en adelante obedecerían y cumplirían so pena de juicios, destierro e incluso muerte.

El magisterio de Grecia ha terminado

Lección: IX

La muerte de los griegos

La muerte de los griegos

Los clásiaicos

Los clásicos clasicaicos

Lección filosófica breve y concisa. Comencemos entonces con René Descartes, en sus palabras nos dice:

“Los griegos no son clásicos; son arcaicos, pero eso sí, siempre maravillosos”.

El planteamiento de Descartes lleva a una serie de conjeturas y planteamientos sobre la epistemología, tomando la barca de las verdades y las creencias para llegar al conocimiento. Sin embargo, es quizás una cuestión más etimológica la que se debe atender, pues si no son clásicos como es que tenemos un Periodo Clásico, un Clasicismo y si fuera poco un Neoclasicismo. Es un hito que no sólo afecta a la filosofía, también a las artes, humanidades, la historia, incluso a las ciencias.

Mejor, antes de abordar con Caronte, dejemos el acervo de que los antiguos filósofos son nuestros pedagogos y vamos a convertirlos en nuestros amigos. Así que como son nuestros colegas vamos a conversar con ellos y a contradecirlos en lo más esencial.

Caballo marrón, marrón caballo

Caballo marrón, marrón caballo

El camino de la vida se inicia de la mano de la subjetividad; percepciones, argumentos y todo el conocimiento aprendido y reproducido sobre la base de los propios puntos de vista. Ahora bien, hay una sencilla pregunta en el tablero que merece la pena atender: ¿Qué idea del ser de las cosas nos haríamos antes de descubrir la subjetividad? Analizando la imagen de la derecha. Sucede “algo” que denota incongruencia en el devenir de las cosas. ¿Qué ocurre en la comutatividad que hace correcto la oración el caballo es marrón, pero incorrecto Marrón es caballo?

El Caballo

El Caballo

Hay que adentrarse en el mundo de las ideas, que tantas horas sirvió de debates a los nuevos camaradas. Es una cuestión de idea contra esencia. En el camino de la vida y muy atados a la subjetividad, de forma innata se adquieren conocimientos que son reproducidos y reproducidos y reproducidos, pero no pensados.

La respuesta a la pregunta anterior, es que marrón es una característica mientras que caballo es una idea. Esa aclaración, y como presenta la imagen de la izquierda, marca una acentuada diferencia entre [es] y [ser]. Caballo es una idea del ser que se tiene en la psiquis y aunque existen una infinidad de modelos se reconoce la idea. En contra parte marrón es una cualidad o adjetivo que no es aplicable a todas las ideas de caballo.

El ser griego

El ser griego

Antes de continuar el viaje llega la pregunta; ¿qué es el ser? Aquí los filósofos debaten y no todos culminan conciliados. La lista de compañeros es extensa y no pretendo cubrirlos a todos sino a los más “arcaicos,” en ese sentido la primera definición que presento es la del ser como algo substancial, inmóvil e invariable, definición aceptada por muchos incluso hasta nuestros días. Sin embargo, en la tercera generación de nuestros queridos amigos, Aritóteles añadió el concepto de Dios al ser, siendo algo que mueve, pero que no se mueve. En el diagrama de la derecha doy mi interpretación visual sobre estas definiciones, continuando con el ejemplo del caballo.

Ahora, antes de entrar a discutir otro ejemplo, analicemos la famosa frase de René Descartes:

“Yo pienso, luego existo”

La nueva cuestión que dejo latente es ¿podemos existir y luego pensar?

René Descartes

René Descartes

El último planteamiento que exploro en esta entrada es el idealismo. La corriente idealista suspende las creencias en la realidad exterior a la mente. El mundo exterior no existe aparte de mi darme cuenta. Concluye entonces que el mundo exterior no existe en el mundo, sino en mi darme cuenta.  El dilema del idealismo es ¿dónde colocar el darme cuenta? Se presentan tres posibilidades, dentro de:

  • el pensamiento
  • mi mente
Teatro

Teatro

Todo este retruécano lo vamos a analizar con un ejemplo; el teatro. Buscando una definición al azar sobre teatro encontramos que: teatro sólo es una habitación con cortinas azules con una altura por un ancho.

Dentro o fuera de mí

Dentro o fuera de mí

La pregunta ahora es ¿dónde está el teatro? El idealismo solo presenta dos posibilidades; dentro o fuera de mí. Para poder contestar a esta pregunta tenemos que hacer un análisis. El teatro es el contenido de la conciencia mental, si forma parte de mí podemos decir que mi yo y mi pensamiento tiene metros de alto por ancho, son extensos y tienen un pedazo azul.

Por otro lado nuevos colegas corrigen la expresión, ahora teatro-contenido de la conciencia mental, es sólo el contenido de mi pensamiento o mi pensar sobre la imagen o el imaginar el teatro. Seguimos teniendo un problema, pues yo soy yo y mi imaginar.

El teatro y yo

El teatro y yo

Entonces volvemos a la pregunta: ¿Dónde está el teatro? Amigos contemporáneos como José Ortega y Gasset nos indican que el teatro está junto a nosotros, ni dentro ni fuera. Yo soy quien ahora ve el teatro y él es lo que ahora yo veo. Volvamos a la raíz; sin objetos no hay sujetos. El error del idealismo fue convertirse en subjetividad; los objetos están si yo los pienso, pero pensar depende también de los objetos.

Como conclusiones, es ridículo decir que yo soy azul porque veo objetos azules y decir que el objeto azul es parte de mi yo porque yo lo veo. Se necesita corregir el punto de partida de la filosofía. No es si existe el pensamiento y yo pensante existo, es que existe él uno junto al otro sin posible separación.Yo soy el que ve al mundo y el mundo es lo visto por mí. Yo soy para el mundo y el mundo es para mí. Si no hay cosas que ver, pensar e imaginar , yo no existiría.

Lo esencial, se logra con nueva posturas, depurando la vieja tesis idealista, pero sin olvidar que toda superación es conservación. La verdad es que existo yo, con mi mundo y en mi mundo. La realidad primordial, lo que nos es dado es la vida.

La filosofía es antes filosofar y filosofar es indiscutiblemente vivir. Vivir es lo que nadie puede hacer por mí, es algo intransferible. Por primera vez la filosofía parte de algo que no es abstracción. La filosofía detrás de sí misma se ve como forma de vida (meditación de nuestra vida).

“…todo lo que durante esta lección de hoy les habrá parecido difícil de entender , es un juego de palabras, que han pensando innumerables veces…es tan claro que al oírlo van a tocar el secreto de la vida de cada cual. Se va a revelar un secreto, la vida es un secreto.”

-José Ortega y Gasset

Mare de Déu de Montserrat

Mare de Déu de Montserrat

Mare de Déu de Montserrat

Hoy es 27 de abril, el día de la defensora de la tierra de mi padre y la del padre de su padre. La Virgen de Montserrat, patrona de Catalunya y conocida coloquialmente como La Moreneta. La imagen de la derecha, es venerada en el Monasterio de Santa María de Montserrat, símbolo religioso y nacional para los catalanes, lugar de peregrinaje para los creyentes y destino compulsorio para los turistas.

La tradición y las leyendas catalanas, en su gran mayoría, indican que la imagen fue encontrada por unos niños aproximadamente en el año 880. Los niños fueron guiados por una luz que los llevó a una cueva en la que estaba la imagen de la Virgen. El obispo de Manresa intentó trasladarla a la ciudad, pero el peso de la estatua lo hizo imposible, esto fue interpretado como el deseo ferviente de la Virgen de permanecer en su lugar de origen, construyendo entonces la ermita de Santa María, origen del actual monasterio.

La Virgen de Montserrat

La Virgen de Montserrat

La imagen de la Virgen está tallada en madera de álamo y se identificó como románica del siglo XII. Muestra a la Virgen madre, sosteniendo al niño Jesús y una esfera que simboliza al universo. A su vez el niño Jesús tiene la mano derecha levantada en señal de bendición y con la izquierda sostiene una piña, símbolo de abundancia y prosperidad.

Debido a que el rostro no está uniformemente pintado de negro, se  tiene la hipótesis de que el humo emanado de velas, inciensos y demás,  fue oscureciendo la talla y dándole el color moreno. Los rasgos faciales de la Virgen evocan completamente una imagen gótica-románica. En relación a la imagen del niño Jesús hay que tomar en consideración que fue añadido siglos posteriores y restaurado, dándole un toque más naturalista alejado completamente de lo gótico.

Como dato curioso la Virgen de Montserrat fue la primera imagen mariana en el territorio ibérico en recibir la Coronación Canónica, seguido por otra virgen catalana; la Virgen de la Merced de Barcelona y cerrando la lista de cinco con la también catalana Virgen de la Misericordia de Reus.

La libertad guiando al pueblo

Eugène Delacroix

Eugène Delacroix

El 26 de abril de 1798 nació en Francia Ferdinand-Victor-Eugène Delacroix, futuro pintor famoso perteneciente al Romanticismo. Se barajan varias hipótesis sobre el nacimiento y los padres biológicos de Delacroix, pero lo oficial es, que está registrado como hijo del político Charles Delacroix y su esposa Victorie Oeben. En su juventud vivió en diferentes territorios galos y fue impregnándose de amor y éxtasis por la cultura medieval.

Eugène Delacroix, El Mar cerca de Dieppe. 1852.

Eugène Delacroix, El Mar cerca de Dieppe. 1852.

En 1815 con la recomendación de un tío entró a estudiar y trabajar en un taller Neoclásico. Eugène Delacroix visitó y estudió en el Louvre, admiraba a Peter Paul Rubens, Diego Velázquez, Rembrandt y Paolo Veronese. Los debates primarios de Delacroix era seguir la tradición del Clasicismo y hallar la verdad detrás de las apariencias. Eugène no se quedó estático en un estilo, a la vez que producía extraordinarias obras clásicas, también se intereso por Goya, la litografía y el grabado. Aprendió la pintura de paisaje de Richard Parkes Bonington y su primer encargo; La Virgen de las Mieses fue descrito por la crítica como un claro homenaje a la pintura de Rafael.

Eugène Delacroix, Dante y Virgilio en el los infiernos. 1822.

Eugène Delacroix, Dante y Virgilio en el los infiernos. 1822.

Eugène Delacroix frecuentó los círculos y salones literarios de la época en los que conoció a personajes destacados como Victor Hugo y Charles Baudelaire. En palabras de Delacroix, prefería la compañía y amistad de músicos, escritores y poetas a la de pintores. En 1822 expuso Dante y Virgilio en los infiernos, una obra calificada correctamente como ambiciosa. La luz juega con cada uno de los personajes y rebasa incluso el plano principal. Los colores hacen tono con los efectos visuales, son tonalidades de color bien trabajadas y elaboradas. Una ciudad en llamas en el segundo plano no pasa desapercibida a los ojos del espectador. El humo y el viento se fusionan en una atmósfera que abraza lo funesto con lo macabro y juntos de la mano caminan por el erotismo y la magia.

Eugène Delacroix, Le Massacre de Scio.

Eugène Delacroix, Le Massacre de Scio.

En sólo dos años (1824) Delacroix creó La matanza de Quíos.  Esta obra presenta un episodio de la guerra griega por la independencia del Imperio Otomano; la matanza de 20,000 habitantes de las islas griegas y el rapto de mujeres y niños para ser esclavizados. En la exposición original Delacroix llegó a la conclusión de que el cuadro era triste y no tenía luz. Decidió modificarlo con el uso de pinceladas fuertes y pequeñas, pero muy unidas. El resultado fue un cuadro más brillante pero que acentuaba la tristeza del mismo. Es una obra muy cruda en la que el horror y la desesperación son la orden del día. Tanto esta obra, como la de Dante y Virgilio presentan el debate interno de Eugène entre el Romanticismo y el Clasicismo.

Eugène Delacroix, La muerte de Sardanápalo. 1844.

Eugène Delacroix, La muerte de Sardanápalo. 1844.

Una estadía de Eugène Delacroix en Inglaterra y el estudió de los pintores ingleses lo llevó a usar colores de acuerdo al análisis psíquico que los mismos provocaban. Gracias a esta técnica logró una gran controversia e impacto al presentar el cuadro La muerte de Sardanápalo. La obra presenta el mito de la muerte del legendario rey asirio Sardanápalo, según las leyendas en el momento que su hermano Assurbanipal sitió la ciudad para darle muerte, él tomo la decisión de suicidarse junto a sus mujeres y caballos, evitando así que el enemigo se apropiara de sus bienes. En palabras de Eugène:

…ninguno de los objetos que le habían servido de placer debían sobrevivir.

El tema de Sardanápalo ya había sido rescatado por el romántico Lord Byron y recalcó el culto que todos los románticos le rendían al suicidio como acto máxime de rebeldía. Esta obra es la que mayor representa lo romántico de Eugène Delacroix. La exaltación del héroe romántico y la combinación del erotismo y la muerte, enfatizan el camino que eligió Delacroix. El cuadro no fue bien acogido por la crítica del momento que señaló la falta de perspectiva, lo libre de las pinceladas y las distorsiones en los cuerpos, como técnicas negativas y antiartísticas.

Una larga estadía por el norte de África y el Magreb árabe marcó profundamente la psicología y por consiguiente las representaciones artísticas de Eugène Delacroix. En su opinión en estas tierras se encontraban los paisajes y la cultura de las antiguas civilizaciones. La ciudad de Tánger al norte de Marruecos fue una de las que más impactó la vida del artista.

Eugène Delacroix, La liberté guidant le peuple. 1830.

Eugène Delacroix, La liberté guidant le peuple. 1830.

Quizás es La libertad guiando al pueblo, la obra más famosa y reconocida de Delacroix. El cuadro da vida al día 28 de julio de 1830 en el cual el pueblo se levantó en contra del monarca Carlos X, luego de que suprimiera el parlamento e intentara acabar con la libertad de prensa.

No hubo un solo líder de este movimiento revolucionario, es esto una de las razones por las que Delacroix escoge a la libertad para encaminar al pueblo francés, pero no cualquier representación, sino que escoge a la Marianne, mujer alegórica, real y muy sensual. Marianne también tiene toques que recuerdan a la Venus de Milo y a la Victoria alada de Samotracia.

Una obra completamente romántica que se ha convertido en un ícono de las luchas por la libertad, sin duda ha sido la que más aportó en el proceso de inmortalización de Eugène Delacroix. Los años posteriores a 1859 son críticos en la salud del artista, aunque aun así no dejó de producir magnas obras. Uno de sus diarios recoge en la fecha cercana a su muerte la siguiente frase:

El mérito de una pintura es producir una fiesta para la vista. Lo mismo que se dice tener oído para la música, los ojos han de tener capacidad para gozar la belleza de una pintura. Muchos tienen el mirar falso o inerte; ven los objetos, pero no su excelencia”.

Aunque los grabados de Eugène no alcanzaron la misma gloria que sus pinturas, no deben ser ignorados. Destacan muchos sobre ciudades europeas y otros de temáticas ocultistas como la novela Fausto de Goethe o Macbeth de William Shakespeare, recordando mucho a la serie de los Caprichos de Goya.

Eugène Delacroix, a mi criterio, fue el pintor que más absorbió y representó el Romanticismo en el territorio francés. Delacroix conservó la médula del romanticismo alemán, pero lo adaptó y moldeó a la realidad histórica y pictórica de la Francia del siglo XIX. Es una figura protagónica no sólo en el Romanticismo, pintores como Vincent van Gogh y movimientos de las futuras vanguardias del siglo XX, lo señalan como inspiración e influencia.

Personalmente disfruto de manera sobrehumana una colección de cuatro pinturas de Eugène Delacroix. Un año con Delacroix, como informalmente le llamo, es una serie en la que cada pintura plasma una de las estaciones del año y en las que los protagonistas son una pareja de la mitología grecorromana.

Eugène Delacroix, Orfeo y Eurídice, Primavera. 1862.

Eugène Delacroix, Orfeo y Eurídice, Primavera. 1862.

Eugène Delacroix, Diana y Acteón, Verano. 1862.

Eugène Delacroix, Diana y Acteón, Verano. 1862.

Eugène Delacroix, Baco y Ariadna, Otoño. 1862.

Eugène Delacroix, Baco y Ariadna, Otoño. 1862.

Eugène Delacroix, Juno y Eolo, Invierno. 1862.

Eugène Delacroix, Juno y Eolo, Invierno. 1862.

Esta serie no es ajena al Romanticismo. Más allá de observar las pinceladas, colores y paisajes que son muy de Delacroix, las parejas protagónicas son los personajes de historias de amores imposibles y que culminan en actos funestos. Aquí esta el tuétano Romantisch, sentir es vivir y vivir es sufrir; el sufrimiento es estar vivo. Un viaje elegante entre la la maldita primaverala travesía del verano, los días grises del otoño y el amor eterno del invierno. ¡Qué grande fue ese Eugène de Delacroix!

Para cerrar la entrada coloco otras obras que quizás no son tan estudiadas, pero son igual de cautivadoras.

Eugène Delacroix, Crucifixión. 1846.

Eugène Delacroix, Crucifixión. 1846.

Eugène Delacroix, Hamlet und Horatio auf dem Friedhof. 1835.

Eugène Delacroix, Hamlet und Horatio auf dem Friedhof. 1835.

Eugène Delacroix, La muerte de Ofelia. 1838.

Eugène Delacroix, La muerte de Ofelia. 1838.

Eugène Delacroix, San Sebastián. 1836.

Eugène Delacroix, San Sebastián. 1836.

Eugène Delacroix, Tam o´Shanter es perseguido por las brujas. 1825.

Eugène Delacroix, Tam o´Shanter es perseguido por las brujas. 1825.

Leraikha

Leraikha

Leraikha

Fui víctima del verde arquero del Hades.

Llamado por unos Leraje,

conocido por otros como Leraye.

En Helheim es nombrado Loray

y en Niflheim simplemente Oray.

 

Leraikha

Leraikha

Para mí fue el Marqués Leraikha.

Hice caso omiso a todos,

me burlé de los rumores.

Creí saber más que todos y tener el control.

Y aquí estoy, con mi último vaho…

 

martyr

martyr

Me dio una muerte digna de un grande.

Usó su arma predilecta y certera.

Me martirizó con flechas tal mi amado Sebastián.

Detallista, atento y complaciente hasta el final,

que no se le acuse de lo contrario.

 

Relaciones Internacionales – Esther Barbé

Esther Barbé, Relaciones InternacionalesHace algunos meses comencé a adentrarme en el libro Relaciones Internacionales de la doctora en ciencias políticas Esther Barbé. Inicié la lectura con mucho entusiasmo y ganas de exprimirle hasta la última gota de conocimiento al mismo. Expectativas, apetito voraz y un fin entre ceja y ceja me lanzaron en picada al fabuloso, pero mal entendido mundo de la Diplomacia y las Relaciones Internacionales.

Esther Barbé aclara de antemano lo complicado y difícil de las Relaciones Internacionales en los últimos tiempos. La historia contemporánea está inmersa en muchos procesos, cambios, unificaciones y desapariciones. El mapa mundial nunca ha sido estático, tampoco lo es en la actualidad.

Quizás un poco de lo que abruma el panorama de las Relaciones Internacionales es que no hay una definición precisa y mucho menos clara de qué son y lo que representa un sistema internacional. Contamos con proyectos arquitectos de la disciplina como la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea, pero a pesar de ello, muchos pilares como el hambre y la pobreza mantienen de pie a la sociedad.

La primera parte del libro está dedicada a la teoría y los conceptos. El concepto de Relaciones Internacionales tiene una naturaleza de carácter dual, por un lado también involucran relaciones humanas, haciéndolas más complejas. Sin lugar a dudas, las Relaciones Internacionales cubren un contenido amplio y extenso.

Esther Barbé presenta como una de las más acertadas definiciones la expuesta por Antonio Truyol; aquellas relaciones entre individuos y colectividades humanas que en su génesis y su eficacia no se agotan. Esta definición a su vez implica actores o protagonistas, pero anula el postulado de que las Relaciones Internacionales son propiedad del diplomático y el militar. También en este reglón se aclara que internacional NO es lo mismo que transnacional. Finalmente concluye que las Relaciones Internacionales son una actividad humana a través de la cual personas pertenecientes a más de una nación, de modo individual o colectivo, entran en relación.

Así se deja entrevisto que actores y localización son factores fundamentales para las Relaciones Internacionales. Sin embargo, un tercer criterio entra en el tablero; las interacciones, que se introduce como un factor político y económico que trasciende el ámbito de las sociedades nacionales.

En el camino aparecen términos similares como estudios internacionales, limitando al carácter pedagógico la disciplina, política internacional; muestrando la falta de consenso para dominar la disciplina, y política mundial. En este sentido, de manera excelente se aclara que internacional es relativo a entre gobiernos, mientras que mundial es nocivo a lo global.

Muchos de los estados tratan las Relaciones Internacionales desde sus departamentos de política exterior. Lo cierto es que no hay una línea divisora que separe de forma concreta la política nacional de la internacional. Surgen pues las Relaciones Internacionales como un concepto transdiciplinario. Para cerrar la introducción la autora cita a Quincy Wright que dijo: “las Relaciones Internacionales son aun mismo tiempo una historia, una ciencia, una filosofía y un arte.

Generalmente, la génesis de las Relaciones Internacionales es hallada en la guerra, problema social que la mayoría de los estudiosos señalan como creador del concepto, apuntando el 1919, final de la Primera Guerra Mundial, como origen. Esther Barbé presenta el nacimiento de las Relaciones Internacionales como disciplina en la Universidad de Gales, muy asociado al final de la Segunda Guerra Mundial. Las Relaciones Internacionales como concepto o como disciplina, surgen entonces como resultado de una miseria que no está vinculada a la naturaleza sino a la actividad del hombre; la guerra.

El nacimiento de las Relaciones Internacionales a pesar de tener como padres al derecho internacional y la historia diplomática, a su modo, surgió en contra de ellos. En el mundo de las ciencias y artes sociales, nacen las Relaciones Internacionales como una asignatura autónoma de las demás disciplinas. El siglo XX fue un tiempo de crisis, guerras y paradigmas, en ese escenario, específicamente en el periodo de entreguerras, el mundo fue un laboratorio de ideas que se barajó entre las grandes tradiciones de pensamiento: Realismo, Racionalismo y Revolucionismo.

Los pensadores realistas se alinearon a las posturas de Thomas Hobbes y Nicolás Maquiavelo, en síntesis veían el mundo como un estado de guerra de todos contra todos, la paz era solo un periodo de recuperación. Las relaciones que imperan en los realistas son la prudencia y el cálculo antes de actuar. Algunos de los revolucionistas siguieron la tradición de Immanuel Kant, completamente opuesta a los postulados de Hobbes. Aquí las Relaciones Internacionales se definen a partir de los lazos sociales, teniendo como punto de partida la premisa de que los intereses de todos los humanos son los mismos. El conflicto, para ellos, pasaba las fronteras y dividía la sociedad en bloques. El mundo tenía que estar basado en una coexistencia en la que son palpables las posturas de Kant entre elegidos y condenados. Los racionalistas, por su parte, amparados en Hugo Grocio intentaron colocarse en un punto medio, definiendo las Relaciones Internacionales como una sociedad de estado en la cual el juego entre ellos era productivo. Creyendo fervientemente en las reglas y las instituciones.

El mundo continúo, cada estado eligió la filosofía que mejor le pareció y las Relaciones Internacionales se efectuarían según sus criterios. Lo cierto es, que no todas las reglas se cumplen o encajan en los escenarios establecidos. Imponer orden y coherencia en el universo es una tarea difícil. Vivimos en un mundo en el que las naciones soberanas compiten entre ellas por el poder, convirtiendo a las Relaciones Internacionales en un campo de supervivencia.

Esther Barbé hizo para este libro una obra efervescente en las Relaciones Internacionales en España, tema al cual dedicó una sección amplia y abarcadora del libro. Seguido a este capítulo se presenta la dualidad, mayormente rivalidad, entre los conceptos sociedad y comunidad. Aquí se hace un paralelo con los verbos ser y estar, paralelo apreciable para los hispanohablantes ya que lenguas como el inglés y el francés <<to be>> y <<être> no diferencian el ser del estar. Barbé nos señala como la comunidad es una manera de ser, mientras que la sociedad es una manera de estar. Mientras en la comunidad converges, en la sociedad diverges.

La segunda parte del libro está dirigida al análisis de la sociedad internacional. En la misma se desmenuza el sistema internacional, conocemos los actores de la sociedad exhaustivamente clasificados y vemos los diferentes tipos de organizaciones y los renglones que ocupan, así como sus motivaciones, compromisos y realidades. Se presentan Actores Gubernamentales Interestatales como la Organización de Estados Americanos y Actores No Gubernamentales como Amnistía Internacional.

El principio de soberanía por el cual se manejan las Relaciones Internacionales, es trabajado por la autora desde su génesis en el Tratado de Westfalia (1648), donde el monarca impondría la religión en su territorio y a su vez sería soberano. La soberanía es la piedra angular de las Relaciones Internacionales, es lo que diferencia a los estados, pero a su vez los iguala entre ellos. Apreciando aquí nuevamente la dualidad de la disciplina abrazada un poco a la antítesis.

Algo que considero destacado es la clasificación y definición de los múltiples tipos de potencias. Barbé nos cuenta que una potencia es un estado que cuenta con un amplio territorio, población, riqueza y ejército, pero eso no es todo. Tenemos las superpotencias, nacidas luego de la Segunda Guerra Mundial; Estados Unidos y la Unión Soviética. Están las potencias hegemónicas, capaces de marcar las reglas del juego en el terreno económico y militar; Estados Unidos. Rondan también las grandes potencias, países con intereses mundiales como Francia, Reino Unido, Alemania y Japón y finalmente están las potencias medias, con gran tamaño, prestigio y diplomacia activa como España.

En el recorrido por todo el libro se van planteando muchas interrogantes que surgen en el abarcador mundo de las Relaciones Internacionales, en su mayoría son respondidas tenazmente, otras lamentablemente quedan a la incógnita de lo que nos deparará este conflictivo mundo. El mapa mundial sigue cambiando, con la descolonización de África y Asia entraron muchos nuevos actores al escenario mundial. Aun así y conociendo que la Guerra Fría es un conflicto acabado hace años, muchas de las Relaciones Internacionales que imperan nuestros días fueron definidas en ese conflicto.

Como bien señala Esther Barbé, el colonialismo nunca desapareció, nuevas técnicas fueron utilizadas por los antiguos imperios que ahora tienen a los nuevos estados sumergidos en un Neocolonialismo. El hambre, la pobreza y los conflictos como el de Israel continúan latentes y hacen de la sociedad internacional un mito más inaccesible que la Atlántida. En suma, el nacionalismo se presenta como amenaza para las Relaciones Internacionales, trae consigo luchas étnicas, religiosas, sociales, culturales y lingüísticas que perpetúan regímenes represivos y conflictos sanguinarios.

No es fácil la labor de un gobernador, tampoco la de un presidente y mucho menos la de un diplomático. Al igual que un portero de fútbol pueden ser galardonados y alabados en las buenas, pero en el mínimo error se convierten en alguien despreciable y digno de las peores suertes, estando entre ellas la exclusión y la obligación a abandonar su carrera. Puedo decir que este fue un libro de mi total agrado y que aportó mucho a mi visión de mundo, expandiendo mi sabiduría. Lo recomiendo a cualquier persona, no sólo a los historiadores o científicos sociales, sino también a artistas, biólogos y doctores en medicina. No tengo conocimiento si existe una edición más actualizada a la que yo leí, es lo único que señalo como un poco negativo. Han transcurrido eventos vitales e importantes en el mundo de las Relaciones Internacionales desde 1995 hasta el día de hoy.

Desde los tiempos de los reyes medievales hay constancia de la presencia de embajadores y representantes de los demás reinos en sus cortes. Incluso si vemos las antiguas civilizaciones conocemos de títulos y cargos para personas destacadas encargadas de lo que fueran las relaciones con otros territorios. Pactos, alianzas, promesas matrimoniales, tácticas y estrategias todas involucran la Diplomacia y las Relaciones Internacionales. En mi opinión es una disciplina elocuente con una génesis más antigua de lo que se cree. En eventos históricos y en la actualidad queda comprobado que un buen diplomático es una arma tan efectiva como una nuclear. Incluso me atrevo a decir que vale más un buen embajador, cónsul o diplomático que un presidente.

Califico este libro con un 5/5.

1914

La reina de América

Isabel Trastámara

Isabel Trastámara

El 22 de abril de 1451 nació Isabel Trastámara. Convirtiéndose en 1474 en la reina Isabel I de Castilla. Su matrimonio con Fernando de Aragón la convirtió en reina consorte de Sicilia y Aragón. Mayormente en la literatura y en la historia es conocida como Isabel la Católica, título entregado por el papa Alejandro VI a ella y su esposo.

En 1469, luego de obtener una bula papal, se casó con el príncipe Fernando de Argón. La bula papal fue necesaria debido a que Isabel y Fernando eran primos segundos, ambos eran hijos de la dinastía Trastámara. La unión entre los reyes católicos, a diferencia de lo que se dice frecuentemente, no representó la unificación española. Castilla conservó sus leyes, su corte y su idioma. Pasó igual con Aragón, los condados catalanes y los territorios en el Mediterráneo e Italia. La unión de Fernando e Isabel fue más bien dinástica y religiosa.

De Toledo a Isabel Trastámara

De Toledo a Isabel Trastámara

Isabel por parte de su padre Juan II de Castilla tenía sangre de la casa Láncaster y por su madre Isabel sangre portuguesa. Aunque históricamente no se debe hablar de una España como territorio único hasta la llegada de la dinastía Borbón, es meritorio aclarar que la incorporación de territorios que permitieron una futura unificación, fue iniciada en la figura de los reyes católicos y la Reconquista del reino nazarí de Granada.

Los reyes católicos enfrentaron una guerra de sucesión castellana en la que se enfrentaron Isabel y Juana de Castilla apodada La Beltraneja. Algunos historiadores se refieren a esta guerra como la Guerra Civil Castellana. Fue un conflicto que salió del escenario castellano, involucrando a los reinos de Portugal y Francia en favor de Juana. El conflicto acabó con el Tratado de Alcáçovas, que reconoció a Fernando e Isabel como monarcas de Castilla y le entregó a Portugal la hegemonía del océano Atlántico, con excepción de las Islas Canarias.

A Isabel Tratámara en su V Centenario

A Isabel Tratámara en su V Centenario

Fue Isabel, y no Fernando, quien reorganizó el sistema gubernamental castellano, centralizando los asuntos que antes ostentaban los nobles. También reformó el sistema de seguridad ciudadana, mejorando muchos de los caminos reales de Castilla y León. Una de sus grandes contribuciones fue la reforma económica que redujo la deuda que el reino había heredado de Enrique IV.

Escudo de Isabel Reina de Castilla y León y Princesa de Asturias

Escudo de Isabel Reina de Castilla y León y Princesa de Asturias

 

 

 

Junto a Fernando tuvo cinco hijos: la primogénita Isabel, futura reina de Portugal. Juan; que murió de tuberculosis poco después de casarse. Juana; la que heredaría los títulos de su madre. María; casada con el viudo de su hermana Isabel y Catalina; viuda de Eduardo de Gales y futura esposa de Enrique VIII y madre de María Tudor (Bloody Mary). En conjunto con Fernando realizaron una red de alianzas matrimoniales que hicieron que su nieto Carlos (hijo de Juana) heredase las coronas de Castilla, Aragón y los territorios germánicos y americanos, siendo el futuro Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Hay demasiados datos biográficos que puedo continuar mencionando sobre Isabel, mas eso no es lo que pretendo. La figura de la reina Isabel desde los manuscritos hasta la actualidad, ha estado inmersa en misterios, fascinación, fantasía e incluso ocultismo. Sin lugar a dudas, Isabel vivió en tiempos de leyendas de los cuales se especula mucho y se sabe poco. Más allá de lo que pudo haber sido, los debates religiosos, el cliché de mujer aterradora fanática de la religión, considero que es muy destacable el hecho de que en pleno siglo XV, una mujer haya trastocado no sólo la corte castellana, sino también aspectos de seguridad y economía. Isabel una reina capaz de imponer su voz y de no doblegarla ni siquiera ante su esposo, pues tanto monta.

Daenerys Targaryen

Daenerys Targaryen

Muchas reinas aprendieron de Isabel y vieron en su figura el arquetipo de la auténtica reina. Hoy día en la literatura fantástica muchas de las reinas que nos cautivan y atrapan tienen su génesis en Isabel Trástamara. Menciono un ejemplo que actualmente está muy de moda, la madre de dragones del estadounidense Georege R. R. Martin; Daenerys Targaryen.

Desde la edad en que se hizo reina, las vicisitudes que le enfrentan un mundo de hombres, elementos físicos y el título, debatible, de Precursora de los Derechos Humanos, dejan entreabierto la raíz isabelina que arropa y abraza a la extraordinaria khaleesi.

 

La distribución de la población

World Population

World Population

Existe una rama en la geografía dedicada al estudio de la población y las relaciones de los habitantes con su entorno, esta es la geodemografía. La misma tiene como base y fuentes de estudio los censos, padrones y registros de natalidad y mortandad para hacer estadísticas y dar proyecciones sobre la población en la Tierra.

Es un rol muy importante, ya que al agrupar estas series de datos se muestra la distribución poblacional a nivel mundial, haciendo evidente el desfase entre las personas y el espacio, abriendo paso a algunas alternativas para intentar solucionar el problema.

La distribución del hombre con el espacio no corresponde equitativamente. En primer lugar al ver un mapa mundial se hace evidente el primer factor explicativo; las grandes porciones de tierra habitada están en el hemisferio norte, aun cuando sabemos que muchos de los mapas mienten en cuanto a las escalas terrestres, las grandes masas de tierra del hemisferio sur, África y Australia, gozan de grandes terrenos que incluso todavía no han sido pisados por el hombre. Este factor lleva a otros; al ser las tierras del norte más accesibles, la grandes civilización por consecuencia se van a desarrollar en el hemisferio norte.

Mapa de población en Asia

Mapa de población en Asia

En el norte de nuestro planeta también se encuentran los continentes más poblados: Asia y Europa. El peso de Asia es realmente grande ya que tiene los dos países con más abundancia poblacional a nivel mundial que son India y China. La ubicación de las personas, como en el caso de Europa, es una cuestión heredada; mucha gente llegó a Europa desde el Neolítico y allí se quedó.

Ciudades del mundo con más de 1 millón de habitantes en 2006

Ciudades del mundo con más de 1 millón de habitantes en 2006

Nuestra civilización hoy día se basa en grandes ciudades como por ejemplo Chicago, Nueva York, Barcelona. Estas grandes ciudades sufren el efecto de olas migratorias que se van dando a lo largo de todos los años, en muchas ocasiones formadas por personas que buscan una mejor calidad de vida. Muchos de estos asentamientos están ubicados en las zonas litorales adyacentes a ríos, mares y océanos, para facilitar así las comunicaciones y actividades comerciales. La influencia del mar es fundamental en la distribución poblacional, más del  cincuenta por ciento de los poblados se encuentran cerca de las costas.

El clima y la topografía son otros factores influyentes en la distribución poblacional. No se puede pasar desapercibido el hecho de que grandes extensiones de tierra en Canadá, Rusia, Escandinavia, la Antártida y elevadas cadenas de montañas son prácticamente inhabilitadas para el hombre debido al clima polar, los crudos inviernos y la escasez de recursos.

Mapa tasa de natalidad para el 2000

Mapa tasa de natalidad para el 2000

La sociedad mundial también se enfrenta al problema en las tasas de natalidad y mortandad. Aunque con la Revolución Industrial se dio una lucha contra la mortalidad y se mejoró muchos aspectos de la calidad de vida, algunos países bajo los índices de pobreza no tienen los medios ni el conocimiento para prevenir o planificar embarazos. Se enfrentan entonces a una alta tasa de natalidad que es completamente opuesta a los países desarrollados donde las tasas de natalidad bajan cada día más. Un desequilibrio en las tasas de natalidad a la larga es desastroso, ya que no habrá suficientes personas para los trabajo, las actividades y el sustento del país.

Brasilia, Brasil

Brasilia, Brasil

En la actualidad se han desarrollado programas de distribución poblacional y reubicación. Estos programas pretenden fijar a las comunidades nómadas y educarlas. También se pretende limitar el desequilibrio económico y controlar el crecimiento de las capitales creando capitales artificiales como el caso de Brasil que instaló su capital; Brasilia, la que en el día de hoy está de aniversario, en el centro amazónico para hacer un balance en su población que se aglomeraba entre Río de Janeiro y São Paulo. Habitar y desarrollar algunas zonas despobladas podría ser una buena alternativa para ir distribuyendo la población más equitativamente.

Es indiscutible la importancia de la distribución poblacional en los diferentes países, ya que hay muchos terrenos vacíos que se podrían habilitar para desarrollar ciudades y despejar un poco las grandes metrópolis. Es un proyecto que no es imposible, pero que requiere de mucha colaboración y cooperación no solo de un país, sino de muchos. Algo que quizás en nuestros días es un poco complicado y difícil. Aun cuando existen más de 2,000 organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de carácter internacional, dirigidas a la colaboración y mejoras en la calidad de vida y ayudas humanitarias.