Azares y nacimientos

«El sueño de la razón produce monstruos, pero cuando siento una necesidad de religión salgo de noche y pinto las estrellas.»

Vicente López, Retrato del pintor Francisco de Goya. 1826.

Vicente López, Retrato del pintor Francisco de Goya. 1826.

Francisco de Goya, pintor y grabador español, nació el 30 de marzo de 1746. Este genio que apreciamos y admiramos merece indagación en su formación y evolución artística. Goya no nació con una habilidad innata para la pintura, a diferencia de artistas como Diego Velázquez, sino que todo lo contrario tardó gran parte de su crecimiento en aprender las técnicas del arte Barroco, Rococó y finalmente del Neoclasicismo. Al ver una pintura de Goya nos resulta casi imposible imaginar que no nació siendo artista sino que se formó como tal.

Goya participó en eventos para conseguir becas y no obtuvo resultados satisfactorios, sin más que hacer por su propia cuenta partió a las ciudades italianas para estudiar a los grandes maestros de la pintura. Aunque no estuvo por demasiado tiempo fuera de España, en su regreso Goya destacó en murales y pinturas a diversas instituciones religiosas, lo que lo convirtió en el pintor más valorado de Aragón. En 1775 gracias al cuñado de Goya, recibió una oferta para trabajar como pintor de cartones en la corte de Madrid, mudándose a la capital española.

Francisco de Goya, Aníbal Vencedor. 1770.

Francisco de Goya, Aníbal Vencedor. 1770.

En sus años como pintor de cartones Goya realizó cuatro distintas series. Es también en estos años que la enfermedad que le ocasionó sordera comenzó a manifestarse. Poco a poco Goya fue dejando los cartones y se concentró como retratista. Algunas amistades influyentes y nobles encantados con la pintura retratista de Goya le fueron dando ascenso artístico y social.

Francisco de Goya, Cristo Cricificado. 1780.

Francisco de Goya, Cristo Cricificado. 1780.

Para 1792 Goya presentó un discurso en el que habló sobre la creación artística y la libertad del pintor. De acuerdo a Goya la obligación de estudiar y seguir el legado de los grandes maestros de la pintura era un obstáculo para los jóvenes artistas. Un argumento completamente prerromántico. En estos años Goya enfrentó problemas de salud que lo acercaron a la muerte y lo dejaron con una sordera permanente.

En ese contexto Goya comenzó una etapa en la que se alejó de la pintura de encargos y empezó a crear pequeñas obras completamente libres y sobre temas de los Sublime Terrible. Así pues desarrolló obras en las que los protagonistas eran las grandes víctimas sociales y se enfatizó en los “demás,” los demás se alejaban completamente de la aristocracia y los nobles que le encargaban pinturas.

Francisco de Goya, Familia de Carlos IV. 1800.

Francisco de Goya, Familia de Carlos IV. 1800.

Sin embargo, en 1794 retomó su labor de retratista de la nobleza como el Primer Pintor de la Cámara. En esta etapa las obras de Goya muestran su mayor madurez y técnica. Su lenguaje pictórico evolucionó al nivel que los rasgos psicológicos de las personas que pintaba están presentes en los personajes de la obra.

Francisco de Goya, Serie Los Caprichos

Francisco de Goya, Serie Los Caprichos

Para finales del siglo XVIII Goya comenzó a trabajar en Los Caprichos, serie de 80 grabados que muestra una sátira de la sociedad, específicamente de la nobleza y el clero. Es muy evidente la influencia de la Ilustración en los caprichos. La elaboración de los mismos fue llevada acabó mediante la mezcla de las técnicas del aguafuerte y el aguatinta permitiéndole a Goya una más amplia variedad de sombras y contrastes. Sumado a esas técnicas Goya deformó la fisionomía de los personajes y enfatizo los vicios y torpezas humanas, creando así una atmósfera de miseria y decadencia.

Francisco de Goya, El Aquelarre, 1797-1798.

Francisco de Goya, El Aquelarre, 1797-1798.

Personalmente considero las pinturas de Goya que tocan los temas de fantasía, brujería, locura y crueldad como los más fascinantes. Los cuadros en su mayoría presentan violaciones, asesinatos a sangre fría e incluso escenas de canibalismo. En adición a esto, la invasión francesa a España y las atrocidades que Goya vio y vivió, lo llevaron al periodo de los Desastres de la Guerra 1808 – 1814. Destacan en esta serie las masacres del 2 y 3 de mayo. En general son pinturas que acentúan los horrores y lo macabro de la guerra y las acciones humanas.

Francisco de Goya, Saturno devorando a su hijo. 1819-1823.

Francisco de Goya, Saturno devorando a su hijo. 1819-1823.

Igual de fascinantes son las Pinturas Negras de Goya, estas datan de 1820 – 1824. En total son catorce obras murales en las que se continúan con las deformaciones físicas de los personajes y en las que Goya empleó la paleta de colores sucia. Quizás la que más destaca es la famosa Saturno devorando a un hijo. Las pinturas negras se acercan incluso a la abstracción como Perro semihundido. Son pues estas pinturas precursoras del futuro expresionismo pictórico y las vanguardias del siglo XX.

Francisco de Goya, Canibalismo. 1803.

Francisco de Goya, Canibalismo. 1803.

Goya creó un estilo propio y una pintura a la que podemos adjetivar como goyesca. En España fue quien inició el Romanticismo y la Pintura Contemporánea. Será también el precursor e inspiración de muchos artistas europeos.


Vincent van Gogh, Autorretrato con sombrero de paja, 1887.

Vincent van Gogh, Autorretrato con sombrero de paja, 1887.

Por otro lado el 30 de marzo de 1853 nació en Zundert Vincent van Gogh, pintor neerlandés y figura principal del Postimpresionismo. Van Gogh nació con talento para la pintura, pero no se dedicó de lleno a ella. Incluso fue pastor protestante y no fue hasta que se marchó de misionero a Bélgica, que comenzó a dibujar y pintar.

Vincent van Gogh, Los comedores de patatas. 1885.

Vincent van Gogh, Los comedores de patatas. 1885.

Las primeras obras de van Gogh, como Los comedores de patatas, muestran la paleta oscura y tenebrosa que refleja lo grotesco y melancólico del Romanticismo. En los inicios y durante su juventud es descrito como un fanático religioso, obsesionado con leer la biblia e imitar a Cristo.

Vincent van Gogh, Cráneo fumando un cigarrillo.1885.

Vincent van Gogh, Cráneo fumando un cigarrillo.1885.

En 1880 se inscribió en Bruselas en una escuela de artes donde aprendió perspectiva y dibujo. A medida que se trasladó por Europa también estudió acuarela y pintura. Su estancia en París y la relación con su hermano menor fue lo que lo llevó a conocer el arte y los artistas impresionistas. Momento desde el cual van Gogh comenzó a utilizar paletas con colores más luminosos.

Mediante el uso de colores complementarios y lecciones sobre el uso de la luz fue aumentado la vividez de sus colores. Van Gogh aprendió entonces a contraponer los colores primarios y mezclar combinaciones que se entrelazan y neutralizan entre ellas. El arte japonés fue una influencia importante en la pintura de van Gogh.

Vincent van Gogh, The sower. 1888.

Vincent van Gogh, The sower. 1888.

La estadía de van Gogh en el sur de Francia lo acercó más a la naturaleza y la representación de la misma. Los campos y paisajes a su vez le dieron más libertad y expresión colorida, particularmente entre verdes y amarillos. Van Gogh, comenzó en Arlés el uso de las pinceladas onduladas que tanto lo caracterizarán. En el sur de Francia convivió algún tiempo con Paul Gauguin y fue el escenario donde se desarrolló el tan especulativo evento del corte de su oreja.

El final de la vida de van Gogh estuvo inmerso en frecuentes depresiones y alucinaciones que requirieron constantes hospitalizaciones. El ritmo productivo del artista no fue el mismo ya que había meses que ni siquiera podía pintar. En adición a esto las pinturas y el lenguaje propio de van Gogh no vendía en el mercado de aquel entonces, la sociedad en forma general rechazó su arte. En un lapso depresivo a la edad de 37 años van Gogh se disparó y murió al poco tiempo. Así pues tenemos una de las grandes ironías, Vincent van Gogh murió en una considerable pobreza y nunca perteneció a una clase social acomodada, sin embargo hoy día sus cuadros son de los más cotizados en el mercado del arte.

Vincent van Gogh, Starry Night. 1889.

Vincent van Gogh, Starry Night. 1889.

En mi opinión el universo conspiró para que Francisco de Goya y Vincent van Gogh nacieran el mismo día. Estos dos genios son congruentes en muchos aspectos que van más allá de sus orígenes humildes y las vicisitudes que enfrentaron. Por ejemplo ambos desarrollaron un estilo personal y un lenguaje propio en su plástica. Goya inició y encabezó el Romanticismo, van Gogh fue una de las cabezas del Postimpresionismo. La psiquis de ambos es considerada por muchos críticos del arte como un mundo de aventuras, fantasía, imaginación y realidad alterna. Los dos artistas son piezas claves y recurrentes para las vanguardias del siglo XX. Incluso una tangencia apreciamos en el hecho de que Goya enfrentó problemas auditivos hasta quedarse sordo y que van Gogh se cortó una oreja.

Curiosidades o efemérides, considero que a los astros en ocasiones les gusta hacer algunas jugadas maestras.

2 pensamientos en “Azares y nacimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s