Santa Teresa de Jesús

“Vivir sin vivir en mí, y tan alta vida espero que muero porque no muero.”

Peter Paul Rubens,Teresa de Ávila. 1615.

Peter Paul Rubens,Teresa de Ávila. 1615.

Teresa de Cepeda y Ahumada fue una religiosa sobresaliente de la iglesia católica española del siglo XVI. Destacó principalmente como escritora y fue de los pocos teólogos acéticos que alcanzó la mística. Santa Teresa nació un 28 de marzo en Ávila, España y posteriormente fundó la orden de las carmelitas descalzas.

De acuerdo a su confesor, el interés por la literatura comenzó cuando tenía seis años de edad y leía los romanceros de su padre. Teresa siempre mostró una imaginación vehemente y un espíritu inquietante. Cuando aún era una niña decidió enfrentar el martirio y partió junto con un hermano a las tierras de infieles, dónde pediría limosna hasta que le cortaran la cabeza. Su tío logró traer de regreso a sus sobrinos que en ese momento acordaron ser ermitaños.

Teresa determinó entrar en un convento aun cuando su padre se negó. Abandonó el lecho del hogar y pasó al Convento de la Encarnación donde padeció un sinfín de vicisitudes, por ejemplo, estuvo paralítica por unos aproximados dos años. Al tiempo la salud de Teresa mejoró y también sus pasiones carnales. Hay que recordar que el claustro en las monjas no se estableció hasta 1563.

Gian Lorenzo Bernini, Éxtasis de Santa Teresa. 1647.

Gian Lorenzo Bernini, Éxtasis de Santa Teresa. 1647.

A lo largo de su vida tuvo la dicha de vivir varios favores espirituales. En su proceso de disfrute carnal y alejada de los caminos religiosos, Jesucristo airado reprendiéndola se le apareció. En el 1558 enfrentó un rapto en el que fue llevada al infierno. Dedicó entonces su vida a la escritura y la fundación de conventos por toda España, creando así 12 nuevos conventos de carmelitas descalzas.

La biografía de Santa Teresa, así como sus constantes fundaciones de conventos, despertaron sentimientos de rivalidad y envidia en otros religiosos que acusaron a Teresa ante la Inquisición. Demasiadas calumnias se levantaron contra Teresa, se especuló sobre enviarla a un convento en América, pero al final regresó al convento de la Encarnación en Ávila donde las monjas la seleccionaron como priora. Los principales líderes que se oponían a las reformas de Teresa y los descalzos la llamaban una fémina inquieta y andariega. Finalmente con su salud en descenso y las nuevas de que un total de 18 conventos de descalzos fueron fundados en la Península Ibérica, Teresa falleció.

Santa Teresa junto con Santa Catalina de Siena, fueron las primeras mujeres elevadas por la iglesia católica en condición de doctoras de la iglesia. Santa Teresa de Jesús es también la patrona de los escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s