Jules Gabriel Verne

Jules Gabriel Verne 1892

Jules Gabriel Verne 1892

Hoy es el natalicio de uno de mis escritores favoritos; Jules Gabriel Verne, conocido en Hispanoamérica como Julio Verne. Este también poeta y dramaturgo francés nació el 8 de febrero de 1828. Famoso por sus novelas de aventuras es considerado uno de los padres del género ciencia ficción y una figura clave en el desarrollo de la literatura de vanguardias y el surrealismo.

Verne, al igual Napoleón y yo, nació en una isla. Es el creador de uno de mis personajes favoritos; el Capitán Nemo. Verne predijo grandes creaciones científicas como el helicóptero, el submarino y algunas armas de destrucción masiva. Las crisis y problemas familiares lo llevaron a redactar novelas sombrías, para algunos frías, en las que se muestra un desencanto por sus ideales científicos iniciales.

Criticó en muchas de sus obras al imperialismo y como el hombre quedó atrapado por el capitalismo y la ciencia. A continuación le rindo tributo con algunas citas que son de mi preferencia:

“Con el submarino ya no habrá más batallas navales, y como se seguirán inventando instrumentos de guerra cada vez más perfeccionados y terroríficos, la guerra misma será imposible.”

“Una fuerza superior puede demoler el mejor de los argumentos.”

“Todo lo que uno puede imaginar, otros podrán hacerlo realidad.”

“Qué gran libro se podría escribir con lo que se sabe. ¡Otro mucho mayor se escribiría con lo que no se sabe!”

“Los poetas son como los proverbios: siempre se encuentra uno que está en contradicción con el otro.”

“No necesitamos continentes nuevos, sino personas nuevas.”

“Cual si la Tierra fuera un cráter, vomitó del fondo de sus entrañas un ingente chorro de fuego. El suelo se elevó y fueron muy contados los espectadores que pudieron entrever, por un instante, el gigantesco proyectil, hendiendo victorioso los aires, en medio de una aureola de flamígeros vapores.”

“En un primer momento, la gruta me pareció profundamente oscura. Los rayos solares parecían apagarse en ella por degradaciones sucesivas. Su vaga transparencia no era ya más que luz ahogada. El capitán Nemo entró en ella y nosotros le seguimos. Mis ojos se acostumbraron pronto a esas tinieblas relativas…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s