Cuando quiero llorar no lloro

Cuando quiero llorar no lloroEsta novela del venezolano Miguel Otero Silva, se publicó en 1970. Es un buen ejemplo del desarrollo de la literatura venezolana y sus influencias. Es palpable como al igual que con las artes plásticas se creó un prototipo de lo que debía ser y como poco a poco se rompió y desprendió  de la vieja escuela. Noto también a simple vista congruencias con la novela picaresca; sus personajes no necesariamente son los famosos protagonistas y arquetipos principales de la literatura del momento, en adición la novela carece de un héroe.

El estilo de la novela deja entrevisto la amplia formación de Otero Silva y su gran trabajo con los géneros literarios novela policial y novela negra. El autor hace una meticulosa investigación y narración como la de un fiscal o un detective en un caso. Una de las grandezas de Otero Silva en esta novela, mencionada en el prefacio, es que al igual y como en un momento hizo Julio Cortázar al poner a los franceses a pensar como argentinos, Otero Silva lleva al lector a pensar como venezolanos. Algo aún más maravilloso es que si eres latino sientes que la realidad venezolana es muy similar y congruente a la de tu país.

La obra cuenta la historia de tres jóvenes que llevan el mismo nombre; Victorino, nacen el mismo día;  8 de noviembre de 1948, e incluso mueren el mismo día; 8 de noviembre de 1966. Sin embargo, más allá de todas estas similitudes los personajes son tres mundos opuestos. Cada uno está localizado en una de las clases sociales tradicionales; alta, media y baja. Aquí apreciamos una realidad latinoamericana común a la mayoría de sus países; la clase social en la que naces es, sin lugar a dudas, un factor vital en el desarrollo de tu vida y tu futuro.

El prólogo de la novela se desarrolla en el Imperio Romano, Otero Silva usó una técnica de mezclar tiempos y espacios, usada mucho por escritores como Julio Cortázar y Horacio Quiroga. Conjunto a la mencionada técnica en la novela conviven múltiples voces narrativas, esto va de la mano de un lenguaje a veces regional y con frecuentes frases en diferentes lenguas como latín, francés e italiano, lo que dificulta un poco la lectura y requiere una concentración absoluta en ella.

El humor es un elemento, a mi interpretación, clave en la historia. Tal como ocurre con el Realismo Mágico, el día a día y las situaciones en Lationoamérica si son contadas de forma realista no son creídas o no alcanzan un meollo social. Muchos de los escritores tienen que recurrir a diversas técnicas y elementos en los que está la fantasía, para que pueda llegar el mensaje de la realidad latina. Otero Silva presenta desde el prólogo la paranoia de los gobiernos desde la antigüedad y se burla del historicismo empleando sarcasmo y cinismo.

En el ámbito social la novela no sólo queda en la crítica a las clases sociales, muestra también mitos, que al día de hoy siguen vigentes no solo en América, sino a nivel mundial, como la superioridad de la raza británica y la visión de los sirios y descendientes árabes como tacaños y estafadores. Otero Silva es contundente en aspectos sociales que no sólo afectan a Venezuela, por ejemplo lanza críticas directas a Estados Unidos comparándolos con la institución de la Santa Inquisición. Ridiculiza el tema de los linajes y los apellidos, que es común a toda la América hispana donde ponerle la preposición de previo al apellido indica superioridad, así pues un Luis de Rivera vale más que un simple Luis Rivera.

Es brillante apreciar la sabiduría y el conocimiento de Miguel Otero Silva en esta obra literaria. Es mencionado el mito de Fausto y Mefistófeles, grandes aspectos de la historia romana e incluso movimientos artísticos como el Neoplasticismo. Sin embargo las ya mencionadas múltiples voces narrativas, el lenguaje en ocasiones engorroso y temas como la figura femenina y la misoginia, aunque se tiene la conciencia de que el autor está satirizando y criticando el sistema, como dice el refrán “lo poco divierte, lo mucho enfada.” Es una novela corta por lo que quizás yo me enfadé un poco antes de tiempo. Aun así no dejo de considerarla una excelente novela y a Miguel Otero Silva uno de los mejores escritores americanos del siglo XX. Los animo a leerla. 2014

Califico este libro con un 4/5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s